#SemáforoEconómico: Inversión en México alcanza su mejor cifra en el año, representa el 22% del PIB

La mayor parte de esta inversión fue privada, equivalente al 19.4% del PIB en el periodo, en tanto que la inversión pública ha tenido una caída desde 2012, esto se debe a la manera en que se ha destinado el gasto público durante la administración.

#SemáforoEconómico: Inversión en México alcanza su mejor cifra en el año, representa  el 22% del PIB
Pixabay

Para el segundo trimestre de 2018 la inversión en el país mejoró con relación al periodo anterior, representando el 22.5 % del valor del PIB, el mayor porcentaje registrado desde 2017.

La cifra registrada para este periodo del año es 0.5 puntos porcentuales mayor a la registrada en el primer trimestre del año, y 0.6 puntos mayor a la registrada en el 2º trimestre de 2017; además, es el mayor porcentaje registrado desde el primer trimestre de 2017, aunque queda a 1.5 puntos porcentuales de la meta establecida por México, ¿cómo vamos? de 24%, por lo que el #SemáforoEconómico de inversión está en amarillo.

El incremento se da a pesar de haber registrado una caída de 0.7% respecto al primer trimestre del año, en su comparación anual la inversión total tuvo un crecimiento de 2.0%. La inversión privada disminuyó 0.4 % respecto al trimestre anterior, pero tuvo un crecimiento de 1.3 % respecto al segundo trimestre de 2017. Por otro lado, la inversión pública decreció 4.4% respecto al trimestre inmediato anterior y creció 4.3% respecto al mismo trimestre del año pasado.

En el trimestre, la mayor parte de la inversión observada fue privada; fue equivalente a 19.4% del PIB en el periodo. En los últimos años el valor de la inversión pública como porcentaje del PIB ha caído, pasando de 5.2% en el cuarto trimestre de 2012, a principios de la presente administración, a 3.1% en el segundo trimestre de 2018. Mientras que la inversión privada ha tenido tasas de crecimiento promedio anual de 2.2% durante la administración, la inversión pública ha decrecido a tasas de 3.9% promedio anual durante el mismo periodo, aportando cada vez menos a la inversión total en el país.

Esta situación es consecuencia de la manera en que se ha destinado el gasto público durante la administración. Durante el 2013, el gasto dirigido a inversión física fue equivalente a 18% del gasto público total; sin embargo, para el 2017 esta proporción había caído a 11% del gasto total. El gasto corriente, por otra parte, recibió 59% del gasto público total durante el 2017, una proporción similar a la observada en 2013, de 58%. En los primeros siete meses del 2018, 11% del gasto público ha sido destinado a inversión física; el gasto corriente ha representado 59% del total.

El gasto corriente es, por supuesto, fundamental para el funcionamiento adecuado de una administración. Destinar recursos a la operación del gobierno y al pago de salarios de los funcionarios es algo que no debe descuidarse, pero es importante poner atención también al gasto público en inversión física, ya que cuando es llevado a cabo de manera eficiente, provee infraestructura a la población que permite llegar a mayores niveles de producción y productividad.

En cuanto a la inversión privada, es importante proporcionar las condiciones necesarias para brindar certidumbre y atraer inversión privada al país, de manera que se generen más empleos y se genere más innovación en el país. La próxima administración tendrá que proporcionar la certidumbre necesaria para generar esta inversión privada, al mismo tiempo que evalúa los proyectos de inversión pública, eligiendo aquellos que verdaderamente contribuyan a mejorar la calidad de vida de la población.

Close
Comentarios