Denuncias y juicios pendientes: Qué sigue para Duarte y por qué Guatemala es clave en el proceso
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Denuncias y juicios pendientes: Qué sigue para Duarte y por qué Guatemala es clave en el proceso

Al exgobernador de Veracruz le restan dos procesos abiertos y otros casos que podrían llegar a juicio pero bajo ciertas condiciones.
Cuartoscuro Archivo
28 de septiembre, 2018
Comparte

Con la sentencia condenatoria por lavado de dinero y asociación delictuosa, dictada el pasado miércoles en contra de Javier Duarte, concluyó la fase principal del proceso penal que la PGR promovió en su contra por el uso de empresas fantasma. Sin embargo, sobre el exgobernador de Veracruz aún pesan casos pendientes que podrían traducirse en nuevos procesos y condenas.

¿Qué sigue para Javier Duarte? A continuación se desglosa lo que está pendiente. Primero los juicios ya abiertos y en curso, luego las órdenes de aprehensión ya concedidas por jueces pero que no se han ejecutado, además de las investigaciones que involucran a su gobierno y que aún no han sido consignadas.

Toda la información que se incluye fue proporcionada por autoridades locales y federales relacionadas con los procesos, así como por la defensa del exmandatario.

Los juicios abiertos

  • El federal: última etapa

En contra del exgobernador de Veracruz se han abierto tres procesos penales hasta ahora. Uno de ellos era el promovido por la PGR por los delitos de lavado de dinero y asociación delictuosa y por el cual fue sentenciado el miércoles pasado a nueve años de prisión (4 años y medio por lavado y 4 años y medio por asociación delictuosa). También se ordenó el decomiso de 40 bienes y el pago de 58 mil pesos de multa.

Aunque la sentencia fue pactada entre las partes el caso aun no está cerrado. Tanto los abogados de Duarte como la víctima (que en este caso es la Secretaría de Hacienda) tienen un plazo de cinco días hábiles para presentar alguna apelación. Ricardo Reyes Retana, abogado de Duarte, dijo que revisarán si existe algún elemento en contra del cual presenten una inconformidad.

Si el plazo de cinco días transcurre sin novedad, se considera que la sentencia queda firme y entonces se convocará otra audiencia ante un juez denominado “de ejecución”, el cual definirá en qué centro penitenciario debe cumplir Duarte su sentencia.

Cabe señalar que la condena de cárcel impuesta al exgobernador no puede ser cambiada – de momento – por una medida alternativa. Esto ya que se rebasó el límite de cuatro años como máximo de sentencia para tener derecho a ello y porque además el lavado de dinero entra en un catálogo de ilícitos que, de acuerdo con el Código Penal, no son canjeables por ninguna otra medida que no sea la cárcel.

Sin embargo cuando Duarte cumpla la mitad de la pena que se le impuso, es decir cuatro años y medio (de los que le faltan tres años porque a lleva año y medio preso), el exgobernador podrá solicitar el beneficio de la libertad condicional, es decir, cumplir la otra parte de su pena en libertad, y con una medida alternativa como puede ser un brazalete electrónico.

El otorgamiento de dicha medida dependerá de que se cumplan todos los requisitos que establece el artículo 137 del Código Nacional de Procedimientos Penales. Si para el momento en que se presente esa solicitud Duarte está sentenciado por otro caso, esto podría cancelar la concesión del beneficio.

  • Los dos procesos locales: cerca de la mitad

Los otros dos procesos que ya están en curso en contra del exgobernador son los que promovió la Fiscalía de Veracruz ante un juez local de Ciudad de México. Uno de ellos por el uso ilegal de un helicóptero y el otro por el presunto desvío de 200 millones de pesos que estaban etiquetados para obras hidráulicas.

El pasado 20 de mayo el juez, Júpiter López, consideró que había elementos suficientes para vincular a Duarte a proceso en ambos casos y ordenó un plazo de seis meses para culminar con las investigaciones. Esto significa que a finales de noviembre próximo el Ministerio Público tendrá que presentar la acusación formal.

El fiscal de Veracruz, Jorge Winckler, adelantó a Animal Político que por ambos procesos el Ministerio Público solicitará al juez una condena de al menos 15 años de cárcel.

Al igual que en el caso federal, Duarte también tiene la posibilidad de declarase culpable para buscar sentencias reducidas y no llegar a juicio oral.

Las órdenes de aprehensión congeladas

En contra del exgobernador de Veracruz hay dos órdenes de aprehensión que hasta el día de hoy no se han podido ejecutar, por lo que tampoco han arrancado los procesos correspondientes.

Una de las órdenes es por delitos electorales y la concedió un juez federal a petición de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE). Esto luego de que se responsabilizó a su administración de haber retenido ilegalmente recursos etiquetados para el órgano electoral local, lo que puso en riesgo la realización correcta de elecciones.

La otra orden es por desaparición forzada, delito considerado como grave y de lesa humanidad. Esta orden la concedió un juez de Veracruz a petición de la fiscalía y está relacionada con la presunta desaparición sistemática de personas que llevaban a cabo policías estatales en la administración de Duarte.

El motivo por el cual no se han podido ejecutar estas órdenes es porque dichos casos no se incluyeron originalmente en la solicitud de extradición presentada a Guatemala en abril de 2017. Y los tratados de extradición, como el firmado con el país centroamericano, indican que la persona solo debe ser juzgada por los ilícitos por los cuales fue entregada.

La alternativa que tiene México es solicitar a Guatemala una excepción y si se concede, las órdenes pueden ejecutarse. En el caso de la orden por desaparición forzada, la Fiscalía de Veracruz promovió desde hace varios meses la petición ante la PGR y la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) para que oficialmente presenten el requerimiento. Hasta ahora no se conocen los resultados.

El Senado de la República emitió ayer un exhorto oficial dirigido a la PGR y a la SRE para que se agilice esta petición.

Investigaciones en curso: los 60 mil millones denunciados por la ASF

Tanto la PGR como la Fiscalía de Veracruz sostienen que tienen carpetas de investigación abiertas vinculadas con Javier Duarte, pero de las que – por reserva de las investigaciones – no se pueden dar mayores detalles.

Los casos que sí se conocen públicamente son las denuncias penales que la Auditoría Superior de la Federación ha presentado ante la PGR por la desaparición de recursos federales en la administración de Duarte. Un reporte especial publicado por los auditores en febrero pasado, señaló que eran más de medio centenar de denuncias las presentadas por el posible desvío de 61 mil millones de pesos.

La PGR informó a Animal Político que el estatus oficial de estas denuncias que dieron pie a la apertura de averiguaciones previas y carpetas de investigación es “en integración”, es decir, que las indagatorias no han concluido. Aunque las denuncias no son en contra de Duarte sino de su administración, el exgobernador podría resultar implicado si así lo arroja la indagatoria.

El obstáculo para estos casos es que aun cuando la PGR los consigne a un juez y Duarte figure entre los implicados, se tendría que solicitar a Guatemala autorización para abrir nuevos procesos al exgobernador, sin la garantía de que dicho aval se conceda.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
AFP

Coronavirus: 3 medidas que México está tomando frente a la pandemia y que aprendió de la gripe H1N1 en 2009

Hace 11 años México fue el primer país donde apareció la epidemia por el virus de influenza AH1N1. Las lecciones de esa crisis son la base de una polémica estrategia para enfrentar la expansión de Coronavirus.
AFP
13 de marzo, 2020
Comparte

Es un debate que crece: en México muchos se preguntan por qué las autoridades no han adoptado medidas drásticas para contener la pandemia de Coronavirus, como sucede en otros países.

Hasta ahora existe una revisión aleatoria de pasajeros en vuelos y cruceros internacionales, pero no se han emitido restricciones de ingreso a puertos y aeropuertos.

Las personas sospechosas de haberse contagiado son aisladas por dos semanas, como establecen los protocolos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Hay una intensa campaña de información sobre los cuidados personales para prevenir un contagio.

Pero no se han restringido eventos masivos, ni tampoco hay escuelas o empresas cerradas como sucedió en 2009 durante la epidemia de AH1N1 que surgió en este país.

Tampoco se han realizado pruebas masivas en la población para detectar posibles casos.

Estas medidas provocan críticas, aunque las autoridades aseguran que sus decisiones ante la pandemia de Coronavirus están justificadas.

Lecciones de 2009

La estrategia ante el fenómeno, dice el subsecretario de Salud Hugo López-Gatell, es parte del aprendizaje de México al enfrentar la pandemia de gripe A hace 11 años.

Hugo López-Gatell

Gobierno de México
“La pandemia de 2009 nos dejó lecciones útiles”, dice Hugo López-Gatell.

“Una de las experiencias más educativas fue la pandemia de 2009, nos dejó lecciones muy útiles” afirma el experto a BBC Mundo.

En 2009 López-Gatell era el responsable de epidemiología en la Secretaría de Salud cuando la crisis por el AH1N1 surgió en este país.

En esa posición le tocó enfrentar la aparición de la gripe porcina en el país, como en su momento se llamó a la epidemia.

Una década después el fenómeno se repite, aunque de acuerdo con el subsecretario ahora México está más preparado que en aquel momento para atender la emergencia.

En el país hay 16 casos confirmados de Coronavirus, aunque se prevé que la cantidad aumente en las próximas semanas.

De hecho la estrategia de la Secretaría de Salud contempla tres escenarios en la expansión de la pandemia: el primero es el actual, donde las personas contagiadas adquirieron el virus fuera del país.

El siguiente implica la transmisión comunitaria, es decir que los contagios son locales con cientos de casos confirmados, y el escenario 3 donde la cantidad de personas con el virus serían miles.

País en operación

El aprendizaje de 2009 se aplica ahora ante la llegada del Coronavirus a México. Un ejemplo es la decisión de mantener el funcionamiento normal del país ante la pandemia.

Coronavirus

Reuters
El gobierno de México no ha declarado emergencia sanitaria por el Coronavirus.

Hace 11 años, cuando apenas se había detectado la propagación de una variante de virus de influenza desconocido -luego se clasificó como AH1N1- el entonces presidente Felipe Calderón declaró un estado de emergencia sanitaria.

A pesar de que sólo había 7 casos confirmados ordenó la suspensión de clases en todo el país, así como la cancelación de actividades en todos los espacios públicos.

Eventos masivos como encuentros deportivos o conciertos de música fueron suspendidos.

La virtual cuarentena provocó graves consecuencias económicas. Miles de reservaciones para los destinos turísticos fueron canceladas.

En algunas ciudades cerró la mayoría de los comercios. Bancos, empresas y hasta el servicio público restringieron operaciones.

Es una de las lecciones que ahora se recuerdan, dice el subsecretario de Salud. Hasta ahora, por ejemplo, no existen elementos para declarar un estado de emergencia sanitaria en el país.

Tampoco para restringir el ingreso de pasajeros internacionales, o incrementar la revisión en los puertos fronterizos, como sucedió en 2009.

Gripe A

Getty Images
En la epidemia de influenza AH1N1 se ordenó suspender todas las actividades de México.

“La evidencia de salud pública muestra que estas intervenciones son de poca utilidad, y en algunos casos de nula utilidad” explica el funcionario.

En cambio, como sucedió hace 11 años, aplicar esta medida puede ser contraproducente, especialmente en áreas como el turismo y el tráfico aéreo.

“No tienen un fundamento científico sólido. En toda la historia de las epidemias no hay demostración científica alguna de que estas medidas extremas pudieran ayudar a disminuir el riesgo de transmisión” añade.

“Tampoco ayudan, porque tienen gravísimas consecuencias económicas y sociales”.

En 2009 la decisión de suspender casi todas las actividades del país costó el 0,7% del Producto Interno Bruto, según datos de la Secretaría de Hacienda.

Vigilancia a información

Otra de las medidas que se aprendieron en la pandemia de 2009 es una inmediata revisión epidemiológica en todo el país.

Coronavirus

Getty Images
El gobierno mexicano asegura estar preparado para atender la pandemia.

Algo que ese año se aplicó tarde dicen especialistas como Irma Aburto López de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

No es el escenario actual, asegura el subsecretario de Salud. Desde el 3 de enero, cuando se informó de los primeros 44 casos de Coronavirus en China, las autoridades sanitarias de México empezaron la preparación de un plan de contingencia ante la eventual expansión de la epidemia.

También se activó un protocolo de vigilancia a través de estaciones de monitoreo para la influenza, creadas a partir de la epidemia de gripe A.

Son hospitales, clínicas y centros de salud donde el personal fue entrenado para detectar posibles casos de Coronavirus.

La información sirve no sólo para medir el nivel de expansión del virus, sino para aislar e iniciar el tratamiento médico a los posibles infectados.

Otro de los aprendizajes fue la creación de un sistema nacional de laboratorios que en situaciones críticas como puede ser la expansión del virus en el país, son auxiliares en la vigilancia epidemiológica.

Y una tercera medida es la estrategia de comunicación, lo cual ha servido entre otros elementos para evitar compras de pánico de cubrebocas y desinfectantes.

Gripe A

AFP
En 2009 la pandemia de gripe A afectó la economía de México.

Un elemento que en 2009 provocó desabasto, pero que tiempo después se comprobó que, en el caso de los cubrebocas, no son totalmente útiles para prevenir los contagios.

A diferencia de hace 11 años ahora cada noche hay una conferencia de prensa para informar las novedades en la epidemia.

Y cada martes la reunión matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador con periodistas se dedica al tema de salud.

“Un elemento crucial, y lo digo como alguien que vivió de manera muy directa la pandemia de influenza de 2009, es la disciplina, el orden, la claridad de comunicación y transparencia”, asegura López-Gatell.

Las críticas

Sin embargo, las medidas para contener la pandemia de Coronavirus despiertan críticas.

Algunos como el especialista en enfermedades infeccionas Francisco Moreno advierten de un eventual riesgo de que la pandemia rebase a las autoridades.

“Estoy preocupado por la falta de pruebas de diagnóstico. Si México tiene casos no detectados circulando, la propagación de la enfermedad será brutal”, dijo a Bloomberg.

amlo

Reuters
México está preparado para atender la pandemia de Coronavirus, dice AMLO

También el expresidente Felipe Calderón cuestiona la cantidad de revisiones. En su cuenta de Twitter preguntó cuántas pruebas se han realizado “para saber si está bien monitoreado el virus”.

Parte de las críticas se concentran en el protocolo aplicado en los aeropuertos internacionales.

En esos lugares, insiste el especialista Moreno, “no están realizando pruebas a los viajeros de países con un gran número de casos, y no se han cancelado grandes eventos gubernamentales”.

En el escenario actual de la pandemia en México aplicar esas medidas sería contraproducente, dice el subsecretario López-Gatell.

Por ejemplo, revisar a cada uno de los pasajeros de vuelos internacionales implicaría concentrarles en una sala mientras se revisan síntomas y temperatura corporal.

Esto implicaría un retraso de entre 2 y 4 horas por vuelo pues las revisiones deben ser más que una prueba de temperatura.

Pero además, si existe la sospecha de que en el grupo hay posibles contagiados las pruebas aumentan el riesgo.

“En realidad no se está haciendo nada que ayude a aumentar la probabilidad de detectar a una persona sintomática. Pero hay un efecto adverso: conglomerar a las personas contribuye a la propagación del virus”.

“Si no se va a hacer con rigor metodológico entonces es una simulación”.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=FAfZ-GhFurA

https://www.youtube.com/watch?v=4u7TwSwo0rU

https://youtu.be/BsXdeTlTQ7c

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts