1968: Exigen mujeres a diputados amnistía para presos políticos; estudiantes hacen mítines en CU
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Archivo Heraldo de México

1968: Exigen mujeres a diputados amnistía para presos políticos; estudiantes hacen mítines en CU

Integrantes de la Unión Nacional de Mujeres Mexicanas acudieron a la Cámara de Diputados para exigir la liberación de los presos políticos en tanto que se reanudaron las clases en Ciudad Universitaria y los estudiantes se preparan para la marcha de este 2 de octubre.
Archivo Heraldo de México
Por Viétnika Batres
30 de septiembre, 2018
Comparte

Nota del editor: Desde el 23 de julio, Animal Político presenta materiales periodísticos para conocer los hechos, nombres y momentos clave del movimiento estudiantil del 68 que se vivió en México.

La cronología se publica en tiempo real, a fin de transmitir la intensidad con que se vivieron esos días y se tenga, así, una mejor comprensión de cómo surgió y fue frenado a un precio muy alto el movimiento político social más importante del siglo XX.
Queda mucho por saber y entender: 50 años después aún no sabemos por qué una riña estudiantil –como muchas que hubo previamente– detonó la brutal represión del gobierno.

Lo que es cierto es que el 68 fue, es mucho más que la masacre del 2 de octubre. Hubo un contexto que lo explica. Y eso es lo que les presentamos aquí.

Ciudad de México, 30 de septiembre de 1968.- Vestidas de luto, más de 2 mil integrantes de la Unión Nacional de Mujeres Mexicanas (UNMM) y de Mujeres de México marcharon este lunes del Monumento a la Madre a la Cámara de Diputados, donde efectuaron un mitin en el que exigieron una amnistía general para todos los presos políticos y la inmediata desocupación de los centros escolares que mantiene bajo control el Ejército.

Entre las madres de familia que llegaron al recinto legislativo ubicado en la esquina de Donceles y Allende, en el Centro Histórico y hablaron en el mitin, estaban Dolores Sotelo, de la UNMM, y la señora Ojeda viuda de Ríos, cuyo hijo, el estudiante Luis Lorenzo Ríos Ojeda, murió durante la defensa del Casco de Santo Tomás, por lo que prometió “continuar en la lucha por la que mi hijo dio su vida”.

Asimismo, anunciaron que asistirán al mitin del miércoles 2 en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco. Al término del acto de protesta, una comisión de legisladores recibió las demandas de las mujeres en las escalinatas de la sede de la Cámara de Diputados federal.

Con movilizaciones, estudiantes recuperan CU

Mientras la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) reanuda actividades después de 12 días de ocupación militar, haciendo inventarios y registrando daños y pérdidas, los estudiantes organizaron asambleas informativas e hicieron dos mítines, a mediodía y a las cinco de la tarde, en la recién recuperada Ciudad Universitaria.

En medio de la ola de terror, de persecuciones, de centenares de estudiantes detenidos, de varios muertos, y en un funcionamiento semi clandestino, el Consejo Nacional de Huelga  (CNH) regresó al campus universitario –a pocas horas de que salió el Ejército– con una estrategia de información renovada: más conferencias de prensa para aprovechar la presencia de decenas de corresponsales extranjeros que han llegado a México para cubrir los Juegos Olímpicos, a inaugurarse el próximo 12 de octubre.

En los dos mítines de este lunes, el CNH exigió “la salida de las fuerzas públicas del IPN (Instituto Politécnico Nacional)”. Las medidas políticas inmediatas, insistió, deben encaminarse a lograr el total desalojo de las fuerzas armadas de los centros de educación superior.

Por ello, reiteró el llamado a asistir al mitin de mañana, 2 de octubre, en la Plaza de las Tres Culturas y, al terminar, a la manifestación que partirá de ahí hacia el Casco de Santo Tomás.

Trascendió también que el CNH analiza la posibilidad de hacer público en ese mitin una medida política que viene preparando desde hace días: una huelga de hambre en la que participarán la mayoría de los presos políticos, que tiene por objetivo central “reanudar el proceso organizativo del movimiento con nuevas formas de lucha de carácter defensivo, y que, por la coyuntura olímpica, tengan un impacto considerable” y, al mismo tiempo, que el movimiento no se siga exponiendo a una violenta represión. La idea del CNH es luchar en un nuevo terreno e integrar nuevos actores al movimiento.

Por su lado, el secretario de Educación Pública, Agustín Yáñez, dio a conocer este lunes el enunciado general del plan para restructurar integralmente la educación en el país, en todos sus niveles. Y no dejó pasar la ocasión para reiterar a la juventud una recomendación que le hizo durante largos años en el magisterio: entre el impulso y el acto debe haber reflexión.

Suspenden mitin en el Hemiciclo a Juárez

Por otra parte, a las 20:30 de este lunes, un contingente de granaderos disolvió a golpes un “sorpresivo mitin” que habían empezado unos 500 estudiantes universitarios y politécnicos en el Hemiciclo a Juárez para denunciar, precisamente, la represión de la cual son blanco, incluso si son menores de edad.

Baste recordar que hace dos días, fueron consignadas y sujetas a cárcel preventiva 53 personas acusadas de diversos delitos cometidos en las últimas horas y relacionados con el conflicto estudiantil.  Todas fueron trasladadas a Lecumberri, donde permanecerán en tanto se resuelve su situación legal.

Entre otras cosas, piden el cese de la violencia y la desocupación de los planteles universitarios. Foto: Archivo Heraldo de México.

El mismo 28 de septiembre, 12 menores de edad fueron enviados al Tribunal para Menores bajo los mismos cargos, los más graves: daño en propiedad ajena y robo.

Este lunes, cuando comenzaba el mitin en el Hemiciclo, dos policías entraron a la Alameda Central por la calle de Luis Moya, lo que dio oportunidad a los jóvenes de suspender su mitin y dispersarse rápidamente. Aunque muchos de ellos recibieron golpes por parte de los policías, éstos no lograron detener a nadie.

Se solidarizan con estudiantes del DF dentro y fuera del país

Estos últimos días, luego de la reincorporación del rector Javier Barros Sierra a la rectoría de la UNAM, se renovaron los ánimos entre quienes apoyan al movimiento estudiantil del Distrito Federal. En el interior de la República se han producido distintas expresiones de apoyo, pero también han surgido para enarbolar demandas propias en los estados.

En Monterrey los estudiantes de cuatro facultades –Derecho, Medicina, Ciencias Biológicas y Agronomía– se sumaron a las que declararon la huelga el pasado 22 de septiembre, con lo que sólo quedaron otras cuatro escuelas sin unirse al movimiento.

En Xalapa fueron liberadas, luego de tres días de cárcel, 32 personas detenidas en la manifestación disuelta por la policía el 26 de septiembre. Entre ellas se encontraba Fernando Lescieur, director del prestigiado periódico El Imparcial.

Ayer domingo, en Poza Rica, Veracruz, la policía quiso impedir que estudiantes repartieran propaganda en favor del movimiento estudiantil. Un policía disparó tres tiros a un grupo de estudiantes y mató al joven preparatoriano Eliseo Herrera. El jefe policiaco Leonardo Muñoz se negó a revelar el nombre del policía asesino.

En Orizaba, estudiantes y maestros de secundarias, preparatorias y del Instituto Tecnológico Regional anunciaron –también este 29– una marcha en apoyo al movimiento estudiantil del DF. El Ejército y la policía hicieron decenas de detenciones  para impedir la movilización.

El mismo domingo, el pleno nacional de la Central Campesina Independiente, liderada por Ramón Danzós Palomino, reiteró su apoyo a los estudiantes y decidió “formar comités de ayuda o de defensa de las libertades democráticas y promover la ayuda económica a las víctimas de los encarcelamientos masivos y arbitrarios”.

En la ciudad de Oaxaca, el rector Agustín Márquez Uribe pidió a los estudiantes continuar la lucha de apoyo al movimiento estudiantil-popular de la capital.

En Puebla, la huelga de apoyo a los estudiantes capitalinos se ha expandido, al igual que en Yucatán, donde hubo una manifestación silenciosa el pasado día 26; en Cuernavaca, la Universidad Autónoma de Morelos decidió continuar la huelga e intensificar los actos de protesta.

En San Luis Potosí, los universitarios declararon estado de alerta por los acontecimientos de la capital. En Tijuana, la Federación Estudiantil de la Universidad Autónoma de Baja California declaró que iniciará una huelga general, como en Ciudad Victoria Tamaulipas, donde los alumnos de la Escuela Normal Rural de Amatitlán acordaron ir a la huelga.

Esta semana también se han registrado numerosas acciones de apoyo a los estudiantes mexicanos por parte de la Universidad de Columbia en Nueva York; la Asociación de Estudiantes Universitarios de Guatemala; el Consejo de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, en Perú; la Federación de Estudiantes de Panamá, y la Unión de Estudiantes Suecos, que se pronunció por “la inmediata libertad de todos Los presos políticos de México y el restablecimiento por parte del gobierno de los derechos democráticos, como la libertad de palabra y de asociación”.

En Santiago de Chile hubo un paro y una manifestación estudiantil que recorrió las principales calles de la ciudad, como muestra de solidaridad a sus compañeros en México. En París, en la Universidad de la Sorbona se hizo un mitin de solidaridad, y en Río de Janeiro se llevó a cabo una manifestación “en señal de protesta por la represión militar contra los estudiantes mexicanos”.

En Santo Domingo, estudiantes de la Universidad Autónoma apedrearon la cancillería de México, “como expresión de protesta por la ocupación de la UNAM por el Ejército”. En Helsinki, Finlandia, organizaciones de estudiantes solicitaron de su equipo olímpico no asistir a los Juegos Olímpicos, en solidaridad con el movimiento estudiantil.

 

Referencias:

Jardón, Raúl, 1968: El fuego de la esperanza, Siglo XXI Editores, México, 1998, pp. 90 y 91.

Ídem.

Martínez della Rocca, Salvador, (comp.), Otras voces y otros ecos del 68, gobierno del DF y VI Asamblea Legislativa del DF, México, 2013, p. 234.

Ídem.

Ídem.

Jardón, Raúl, op. cit.

Ídem.

Ídem.

Martínez della Rocca, Salvador, op. cit., pp. 232 y 233.

Ídem.

Ídem.

Ramírez, Ramón, El movimiento estudiantil de México, julio-diciembre 1968, Era, México, 1969, p. 351.

Martínez della Rocca, Salvador, op. cit.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Coronavirus: por qué México es el país de América Latina que menos dinero ha gastado durante la pandemia de COVID-19

Al comparar los paquetes de estímulo fiscal aplicados en la región, México aparece en el último lugar de la lista. ¿Cuáles son las razones de esta decisión?
13 de mayo, 2021
Comparte

México siguió el camino de la austeridad fiscal durante la pandemia de COVID-19. Un camino que ni siquiera el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha recomendado.

A diferencia de lo que hizo al desatarse la crisis financiera de 2008, el FMI esta vez se mostró a favor del endeudamiento de los gobiernos para hacer frente a la recesión, excepto en aquellas economías cuyas arcas fiscales están secas o no tienen ninguna capacidad de conseguir recursos en los mercados financieros.

“Para detener el declive de la actividad económica y el aumento de la pobreza, México se beneficiaría de un mayor apoyo fiscal temporal a corto plazo”, señala un informe del organismo publicado en octubre del año pasado, en el cual recomienda gastar entre 2,5% y 3,5% del Producto Interno Bruto, PIB.

“México tiene cierto espacio fiscal y disfruta de un cómodo acceso al mercado que podría utilizarse durante estos tiempos difíciles”, agrega el documento.

Y en febrero de este año, Alejandro Werner, quien era director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, dijo que un aumento del gasto fiscal “obviamente hubiese beneficiado a la población” y habría evitado que empresas medianas se fueran a la quiebra.

Sin embargo, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador decidió mantener el cinturón bastante apretado y gastó un 0.7% del Producto Interno Bruto en medidas de estímulo fiscal, la cifra más baja de todos los países latinoamericanos.

Arturo Herrera, secretario de Hacienda, defendió la política del gobierno hace unas semanas argumentando que, en comparación con otras economías de América Latina, México tendrá una posición macroeconómica y fiscal mucho más fuerte cuando termine la crisis, gracias a la decisión de no contratar deuda adicional y generar buenas expectativas ante los inversores.

Agregó que en los próximos meses, la herramienta fiscal y financiera más importante será la campaña de vacunación, la cual tendrá un efecto positivo en la economía.

Y en enero de este año argumentó que el gobierno no contrató más deuda porque el marco legal del país no se lo permite.

“Había cuestiones legales ligadas, en el caso de México, se tiene una ley muy antigua en la cual se prohíbe el uso de deuda pública para otra cosa que no sea infraestructura pública“, dijo Herrera en un foro organizado por la calificadora de riesgo crediticio Fitch Ratings.

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México.

Getty Images
El gobierno de López Obrador argumenta que no contrató más deuda porque el marco legal del país no se lo permite.

En otra ocasión, Herrera dijo que mientras los países desarrollados pagan una tasa de interés cercana a cero por la emisión de deudas, México, en cambio, tiene que pagar un 4.25% por los préstamos.

BBC Mundo contactó a la Secretaría de Hacienda, pero no recibió respuesta.

Fue un error

“El nivel de gasto fue bajísimo, fue un error”, dice Héctor Villareal, profesor del Tec de Monterrey y director del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria, CIEP.

Aunque reconoce que el gobierno creó algunos programas para combatir la pandemia, Villareal sostiene en diálogo con BBC Mundo que muchas medidas fueron financiadas con ajustes en otros rubros de las finanzas públicas.

Funcionarios del gobierno han argumentado que fue necesario tener un criterio fiscal prudencial en caso de que la crisis se prolongara por más tiempo.

Dinero mexicano

Getty Images
“En teoría tenemos un gobierno de centro izquierda, pero que en términos de deuda se comporta como un gobierno conservador”, dice Héctor Villareal.

Con una deuda pública cercana al 60% del PIB, mucho menor que la de Argentina y Brasil, la decisión fue, aparentemente, no correr riesgos.

“En teoría tenemos un gobierno de centro izquierda, pero que en términos de deuda se comporta como un gobierno conservador“, apunta Villareal.

“Combatir la pobreza y la desigualdad”

Aunque la economía cayó un 8.2% el año pasado y la pobreza se disparó a más de la mitad de la población, hay expertos que han destacado las decisiones tomadas por el gobierno.

“La política de México frente a la pandemia ha sido importante porque uno de los objetivos de este gobierno ha sido combatir la pobreza y desigualdad”, dijo en marzo Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Cepal.

“Antes de la pandemia el gobierno empezó a preocuparse por los pobres, se adelantaron y se expandieron las transferencias monetarias”, agregó.

Proteger las finanzas públicas

José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC) considera que “la respuesta fue limitada” en los apoyos fiscales.

“No hubo movimiento en las tasas impositivas o en transferencia de subsidios, o mecanismos que facilitaran el financiamiento en el sector privado”.

Hombres caminando

Getty Images
La economía de México cayó 8,2% el año pasado y la pobreza se disparó a más de la mitad de la población.

Aunque reconoce que hubo programas de transferencias directas a micronegocios, le dice a BBC Mundo que “no se aplicó un programa contracíclico en materia fiscal”.

“Si bien el gobierno tiene un profundo sentido social, en materia fiscal en realidad es un gobierno muy ortodoxo y más tendiente hacia lo liberal”, dice el investigador.

Según De la Cruz, estaba claro que, por su dimensión, la crisis iba a generar un costo importante y por eso la mayoría de los países trató de suavizar el impacto.

En el caso de México, argumenta, la decisión fue evitar que las finanzas públicas terminaran pagando el costo de la crisis.

“La mayor parte del costo social y económico terminó siendo pagado por la sociedad“, apunta.

Argumenta que un millón de empresas tuvieron que cerrar y al menos dos millones de personas no han logrado recuperar sus empleos, una situación que desde su perspectiva, podría haberse mitigado.

“El costo político”

En eso coincide Rodolfo de la Torre, director de Desarrollo Social del Centro de Estudios Espinosa Yglesias, CEEY.

De la Torre cuenta que uno de los argumentos del gobierno para evitar el aumento del nivel de deuda fue que en rescates financieros previos los beneficios fueron aprovechados por la clase empresarial y no por los más vulnerables.

Mujer cocinando

Getty Images
Pese a la gran recesión que experimentó el país en 2020, las proyecciones económicas apuntan a un rebote en el crecimiento cercano al 5% este año.

“Me parece que ese argumento es muy débil”, le dice a BBC Mundo.

Para De la Torre, aunque en el pasado pudo haber desviaciones de los recursos fiscales, “también es cierto que esos recursos apoyaron al conjunto de la economía y evitaron un colapso mayor”.

Pero, a su juicio, hay una razón más de fondo que explica por qué las ayudas fiscales fueron las más bajas de América Latina.

“Habría existido un gran costo político si el gobierno, después de endeudarse, hubiese tenido que realizar una reforma fiscal profunda para pagar las deudas”, advierte.

Como esas reformas o ajustes, suelen provocar un descontento generalizado, agrega, optó por evitar ese costo político.

El experto cree que el gobierno hizo un balance y determinó que el costo político actual, de no haber aumentado las ayudas fiscales, tiene un costo político más disperso en un gran número de personas, generalmente poco organizadas.

“Es un costo que estaría parcialmente justificado por un factor externo, que en este caso sería la pandemia y sus secuelas”.

Si el objetivo era mejorar el bienestar de la población y aumentar las posibilidades de una recuperación económica, agrega, “había que endeudarse, gastar, y después hacer una reforma fiscal, incurriendo en un costo político”.

Pese a la gran recesión que experimentó el país en 2020, las proyecciones del gobierno y de organismos internacionales señalan que este año se producirá un rebote y el crecimiento estará cercano al 5%.

Mientras la vacunación avance y no se produzca una nueva ola de contagios, los expertos creen que este año debería marcar una clara recuperación, siguiendo la tendencia global.

Lo que no se va a recuperar muy rápidamente son las secuelas sociales de la pandemia que, al igual que en el resto de los países de la región, requerirán varios años antes de regresar a los niveles de bienestar previos.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=EqG2FLNJvIQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.