Con invitados especiales y matracas, pero también con chiflidos, el último Grito de Peña en el Zócalo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Con invitados especiales y matracas, pero también con chiflidos, el último Grito de Peña en el Zócalo

En el último ‘Grito’ del actual sexenio, se repitieron las escenas de camiones repletos de ‘invitados especiales’ procedentes del Edomex para apoyar al presidente Peña Nieto.
Cuartoscuro
16 de septiembre, 2018
Comparte

Decenas de camiones de ‘turismo’ estacionados entre el Palacio de Bellas Artes, las instalaciones del SAT y calles aledañas al Zócalo capitalino, llegaron ayer a la ciudad para traer a cientos de ‘invitados especiales’ del Estado de México, que despidieron con vítores y aplausos al presidente Peña Nieto en su último Grito de Independencia.

En una escena que se convirtió habitual en cada 15 de septiembre durante el presente sexenio, los camiones, que traían visible un sello conmemorativo del Grito, llegaron procedentes de múltiples puntos del vecino Estado de México, como Ecatepec, Cuatitlán Izcalli, La Paz, Amecameca o Tultitlán.

Foto: Manu Ureste

Las personas que descendieron de los vehículos traían en sus ropas un distintivo que los identificaba como ‘invitados especiales’ al evento, además de una pulsera en la muñeca, muy similar a las que utilizan los hoteles que ofrecen a los turistas servicios de ‘todo incluido’.

Al bajar de los camiones, los ‘invitados especiales’ mexiquenses recibieron una torta, un plátano y un refresco, y desde las primeras horas de la tarde se dirigieron de manera organizada rumbo a la plancha capitalina, donde aguardaron durante horas la salida al balcón de Peña Nieto y su familia.

“Muchos venimos porque hay viaje, música y comida gratis”

Cosme, un señor de unos 60 años de edad, es uno de los ‘invitados’. Viene con familiares y amigos desde Amecameca, una localidad muy próxima al volcán Popocátepetl, ubicada a unos 60 kilómetros de la capital.

Al momento de la entrevista, ya está colocado estratégicamente, junto a muchas otras personas que portaban el mismo distintivo y las pulseras, en la primera fila del Zócalo, a escasos metros del balcón del ‘Grito’.

-No somos acarreados, venimos por voluntad propia –, se apresura a comentar Don Cosme.

-¿Pero quién los invitó a venir y qué les ofrecieron? –cuestiona el reportero a colación, mientras le hace ver a don Cosme que, a su alrededor, hay otros ‘invitados’ que portan gorras y playeras del PRI, y mochilas rojas con el emblema del gobierno del Estado de México.

-Sí, hay quienes vinieron por invitación del PRI. Pero, en mi caso, vengo porque nos hicieron la invitación en el pueblo y aquí estoy –responde sin querer entrar en más detalles.

-Entonces, ¿viene a apoyar al presidente?

Don Cosme sonríe y se lleva al reportero a unos pasos de distancia de su grupo para confesar que él no votó hace seis años por Peña Nieto.

-Venimos voluntariamente a ver el ‘Grito’. Pero mira, no te miento: muchos venimos porque el viaje es gratis, hay música, y además nos dan un refrigerio. Y todo lo que sea gratis, pues está bien, ¿no? –pregunta el mexiquense encogiendo los hombros sin perder la sonrisa.

Foto: Manu Ureste

Cuestionado sobre el número de autobuses en los que se desplazaron desde múltiples puntos del Estado de México, el hombre, que porta en la solapa de su chamarra el número 37 de su camión, dice que, más que decenas, llegaron cientos de camiones que no solo se estacionaron en las cercanías de Bellas Artes. También lo hicieron entre Insurgentes y la calle Maestro Antonio Caso, donde había otro “aparcadero” de camiones a ambos lados de la banqueta, tal y como corroboró posteriormente el reportero.

A unos pocos metros de distancia de don Cosme, cerca de otro grupo de personas con el distintivo de ‘invitados especiales’ que forman un círculo, en cuyo centro hay una caja repleta con charolas de plástico y tamales, el señor Juan escucha con los brazos cruzados el concierto de Emmanuel y Mijares, aunque por su semblante serio no parece disfrutarlo. De hecho, admite mientras se mesa el mostacho frondoso que no conoce quiénes son los cantantes que amenizan las horas previas al ‘Grito’.

A la pregunta de quién lo invitó a venir al evento, el hombre mira de reojo a otro compañero, y con una mueca parecida a una sonrisa responde que él y su grupo vienen de Los Reyes “por invitación del presidente municipal”.

-¿Les ofrecieron algún apoyo para venir? –insiste el periodista, que le comenta que, en años anteriores, otros ‘invitados especiales’ del Edomex admitieron que viajaron a la ciudad el 15 de septiembre a cambio de recibir compensaciones laborales de los jefes que los invitaron al evento, como un par de días de salario extra.

El hombre niega hosco con la cabeza y dice que no recibió nada a cambio. Solo “un refrigerio” y la “paseada” por la capital del país.

Poco después, cuando aún falta una hora para las once de la noche, momento en el que saldrá Peña Nieto al balcón del Palacio Nacional, un hombre que viste un abrigo amarrillo chirriante y una gorra de camuflaje estilo militar, levanta ambos brazos y de inmediato varios grupos de ‘invitados’ se levantan de las banquetas y salen disparados hacia él, para tomar sitio en las vallas metálicas más cercanas al Palacio.

Otros, en cambio, hacen caso omiso a la indicación del hombre, que no para de consultar dos teléfonos celulares que sostiene con dificultades ente las manos, y permanecen amodorrados en la banqueta, donde se apoyan unos con otros para dormitar después de más de siete horas de larga espera. Incluso, hay quienes tiran lonas de plástico sobre el suelo del Zócalo para dormir envueltos en mantas, a la espera de que termine el acto y marcharse de regreso a los camiones.

Foto: Manu Ureste

En los minutos previos a las once, la parte más próxima al balcón del ‘Grito’ se llena de ‘invitados especiales’, y también de ciudadanos que no portan el distintivo ni la pulsera, como Francisco Cruz, un exingeniero civil, quien explica que muchos como él vienen cada año al ‘Grito’ a festejar la independencia de México, al margen de ideologías políticas, o de quién sea el presidente en turno.

-Yo vengo siempre con mi hija a festejar que soy mexicano. El presidente y la política me dan igual –comenta.

Desde la zona próxima al balcón, los asistentes escuchan al presidente vitorear a los héroes de la nación, y luego observan durante más de diez minutos los impresionantes fuegos de artificio que inundan de colores estridentes el cielo gris encapotado de la Ciudad de México.

Al terminar la pirotécnica, Peña Nieto permanece durante unos segundos en el balcón del Palacio Nacional. Escoltado por su esposa Angélica Rivera, que luce un llamativo vestido de color rojo, se despide de los mexicanos tras seis años de gobierno tratando de trazar con los dedos un ‘corazón’, y saludando a izquierda y derecha con ambas manos.

Entre los asistentes, la reacción a la despedida es variada.

Los ‘invitados especiales’ lo apoyan con matracas y regresándole el saludo agitando las manos al aire. Otros ciudadanos lo aplauden y le dan las gracias por seis años de servicio. Y otros más, le rechiflan y lo despiden con alivio. “Adiós Peña, hasta nunca”, le gritan.

El ‘anti-grito’

Foto: Manu Ureste

A unos 10 minutos caminando por las calles del Centro Histórico, en el Hemiciclo a Juárez, se llevó a cabo la ‘ceremonia del anti-grito’. Un acto cultural y de protesta, donde padres y madres de los 43 estudiantes de Ayotzinapa exigieron, a unos días de que el próximo 26 de septiembre se cumplan cuatro años, que las autoridades del gobierno federal den respuesta “con pruebas sólidas” de qué sucedió con los jóvenes desaparecidos.

“Nos faltan 43 y miles más”, gritaban los tres raperos de Guerrilla Bang Bang, uno de los grupos de Hip Hop que participaron en el evento, donde se pudieron apreciar múltiples pancartas con los rostros de los jóvenes desaparecidos, y emblemas como “ni una masacre de estudiantes más”.

“El anti-grito es un llamado a la sociedad mexicana y al gobierno para romper la normalidad sobre las desapariciones forzadas en México”, dijo en entrevista Arcelia Guerrero, activista que participó en el evento.

“Entendemos que esta fecha para el país es una fiesta, pero nos parece importante que se recuerde que estamos por cumplir cuatro años de no conocer el paradero de 43 estudiantes, y de no tener verdad ni justicia -añadió-. Y no podemos hablar de un país verdaderamente democrático, libre e independiente, donde hay jóvenes que no llegan a sus casas”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo puedes minimizar el riesgo de contagiarte de COVID-19 durante las fiestas decembrinas

Los expertos recomiendan no reunirse este año, pero si vas a juntarte con la familia te explicamos visualmente qué medidas puedes tomar.
18 de diciembre, 2020
Comparte

Una sala llena de amigos y familiares que no se han visto en mucho tiempo, se abrazan, se besan y celebran el reencuentro alrededor de una mesa llena de manjares.

Comparten horas juntos, se ríen, gritan, se pasan platos y cubiertos los unos a los otros, y se intercambian regalos.

Antes de 2020 esta podría ser una típica postal navideña.

Ahora es un escenario ideal para la propagación del coronavirus.

Por eso mismo, los expertos advierten que la única forma de evitar la transmisión del virus es renunciar a las celebraciones en persona.

En caso de que se hagan, todos los especialistas que BBC entrevistó recalcan que es imposible eliminar los riesgos de contagio, pero que hay medidas para mitigarlos.

Antes de salir de casa

Para empezar, hacer una cuarentena de dos semanas (o al menos una) y confirmar que estás libre del virus con un examen PCR (72 horas antes de la reunión) puede ayudar mucho a minimizar los riesgos.

Además de eso, es fundamental que prestes mucha atención a cualquier síntoma.

“Mucha gente dice ‘oh, solo tengo tos o son solo mocos’. Valora si es algo inusual en ti y evita ir porque será una exposición de alto riesgo”, dice Juliana Lapa, infectóloga y profesora de la Universidad de Brasilia (UnB).

Señor saluda virtualmente su familia

Getty Images
Los expertos recomiendan que los mayores y las personas que sufren obesidad, diabetes, hipertensión y problemas pulmonares eviten reuniones presenciales.

Aunque los expertos recomiendan evitar los viajes.

Si te vas a desplazar, mejor hacerlo en auto. Así evitas las aglomeraciones en los aeropuertos, aviones, buses, estaciones de bus y en las zonas comunes de los hoteles.

‘Petit comité’

Idealmente, la celebración debería ser solo entre las personas que conviven en la misma vivienda.

Si no es así, el primer consejo es reunir la menor cantidad de gente posible y tener en cuenta el número de grupos de convivencia que se mezclan.

“Por ejemplo, una reunión entre 10 personas tiende a ser menos riesgosa si se juntan solo dos grupos que conviven (cinco viven en una casa y las otras cinco en otra) que si las 10 personas viven en casas distintas”, explica Vitor Mori, miembro del grupo Observatorio Covid-19 BR e ingeniero biomédico de la Facultad de Medicina de la Universidad de Vermont (EE.UU.).

Aeropuerto en EE.UU. en el período del Día de Acción de Gracias

Reuters
Si te vas a desplazar durante estas fechas, lo mejor es evitar aglomeraciones en aeropuertos, estaciones de bus y hoteles.

Los expertos también piden especial atención con los grupos de riesgo.

“Si es posible, los mayores y las personas que sufren obesidad, diabetes, hipertensión y problemas pulmonares deben evitar las reuniones”, le dice a BBC Brasil el presidente de la Asociación de Infectología de Minas Gerais, Estevão Urbano.

“Por supuesto, también son las que han sufrido más el aislamiento durante la pandemia y deben ser las más necesitadas en este momento, pero lo ideal es que tomen más precauciones que el resto”.

Si una reunión con una persona del grupo de riesgo es inevitable, dice Juliana Lapa, una opción es “hacer una visita corta, sin cenar, sin quitarse la mascarilla”.

La ventilación es clave

Si van a reunirse, que sea en un lugar abierto, como un jardín, un patio trasero, una azotea o un balcón.

Si la única opción es dentro de una sala o departamento, deja todas las ventanas abiertas.

Gráfico sobre ventilación en la reunión de personas en las fiestas

BBC

Para recalcar la importancia de esta medida, Mori compara las pequeñas partículas líquidas que expulsamos con el humo de un cigarrillo.

“Si estás en un espacio abierto al lado de una persona que está fumando, sentirás poco el humo porque el aire lo dispersará. Pero si estás en un interior con las puertas y ventanas cerradas, aunque mantengas más de un metro y medio de distancia, podrás oler el cigarrillo e inhalar el humo”.

Si no es posible ventilar bien el espacio, es necesario reducir el número de personas, recomiendan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

Gráfico de transmisión de covid por microgotas o aire

BBC

¿Qué se puede hacer para aumentar la circulación del aire interior?

“Pon un ventilador cerca de la ventana y de frente. De esa manera, el ventilador funciona como un extractor de aire, aspirando aire y empujándolo fuera de la habitación. Eso genera presión negativa dentro de la sala y hace que entre aire fresco desde otra ventana”, explica el ingeniero biomédico.

El experto recomienda que si tienes más de una ventana y más de un ventilador, puedes colocar este extra en la ventana opuesta y en la posición contraria, es decir, mirando hacia dentro de la habitación.

Así, un ventilador aspira el aire y otro lo expulsa, generando una circulación e intercambio de aire constantes.

Los CDC advierten que las ventanas y puertas solo deben permanecer abiertas donde no haya riesgo de caídas o si esto no causa una crisis a personas con asma.

Añaden que para evitar la contaminación, los ventiladores no deben generar flujo de aire directamente de una persona a otra.

Esta medida no excluye las precauciones básicas de mantener las distancias, desinfectarse las manos y usar mascarillas.

Encuentros cortos, con mascarilla y distancia social

Cuanto más tiempo se está expuesto, más aumenta el riesgo.

Por eso los expertos sugieren hacer las reuniones cortas. “Las veladas prolongadas son el gran villano de la transmisión”, dice Urbano.

Gráfico sobre interacción de personas en las fiestas

BBC

Siempre que sea posible las personas que no conviven en la misma vivienda deben mantener la mayor distancia posible, usar mascarilla y moderar el volumen de voz para reducir la posibilidad de contagio.

“Cuanto más alto hablas o cantas, más partículas se expulsan al aire”, dice Urbano.

Rotación o mesas separadas a la hora de comer

La cena puede ser uno de los momento más críticos.

Es cuando las personas suelen estar más cerca y necesitan quitarse la mascarilla para comer y beber.

“Si alguien no lleva mascarilla se convierte en un posible diseminador. Todos podemos serlo, ya que hay personas asintomáticas, que ni siquiera saben que están enfermas.”, dice Jaques Sztajnbok, médico supervisor de UCI del Instituto de Infectología Emílio Ribas, en Sao Paulo.

La organización de las mesas puede ayudar. Si en la casa solo hay una mesa, la recomendación es hacer una rotación a la hora de comer, priorizando a los grupos que tienen gente mayor.

Por ejemplo, imagina que hay una pareja que vive en una casa y los padres de uno de ellos, que ya son mayores, viven en otra casa.

Recomiendan que los padres coman primero, mientras el resto espera alejado y con mascarilla.

Gráficos sobre cena de fiestas de fin de año

BBC

Para los que tienen más espacio (¡y más mesas!) pueden montarlas separadas por grupos que conviven. Siguiendo el ejemplo anterior, la pareja estaría en una mesa y los padres en otra.

Además recomiendan no compartir objetos como cubiertos o vasos, así que mejor no servirse de la misma ensaladera este año.

No bajar la guardia durante la fiesta

Han sido meses muy duros para todo el mundo y hay la posibilidad que cuando las familias y amigos se rejunten aflojen las precauciones.

Ahí es donde radica el peligro, dicen los médicos.

“Es un momento en que la gente toma alcohol o se relaja y puede bajar la guardia. Eso puede traducirse en muchos casos de covid-19 y en muertes evitables. Estamos avanzando hacia la adquisición de la vacuna. Así que hay que tener cuidado de no relajarse en este punto.”, dice Estevão Urbano.

Reunión navideña virtual

Getty Images
La recomendación de la OMS es que las reuniones sean virtuales este año.

La recomendación de la OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) refuerza la idea de que no hay “riesgo cero” durante las celebraciones navideñas.

Propone que las reuniones sean virtuales este año, ya que la mayor incidencia de transmisiones se da entre personas que pasan mucho tiempo juntas, en espacios cerrados y compartiendo comidas.

“Es increíblemente difícil porque, especialmente durante las fiestas, queremos estar con la familia. Pero en algunas situaciones, la difícil decisión de no tener una reunión familiar es la apuesta más segura”, dice Maria Van Kerkhove, líder técnica de covid-19 en la OMS.

*Gráficos por el equipo de Periodismo Visual de BBC Mundo y BBC Brasil


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=3KQvURTJmgA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.