Inicio de la LXIV Legislatura: El PRI presume herencia de reformas; entregan un país en ruinas, recrimina Morena
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Inicio de la LXIV Legislatura: El PRI presume herencia de reformas; entregan un país en ruinas, recrimina Morena

La senadora priista Claudia Ruiz Massieu presumió la grandeza de su partido y las reformas estructurales, por lo que recibió chiflidos; saquearon al país, le recriminó el morenista Mario Delgado. Fue parte de lo que se vivió en el comienzo de la nueva Legislatura.
Cuartoscuro
Por Itxaro Arteta
2 de septiembre, 2018
Comparte

En el inicio de la nueva legislatura, la 64, Morena reclamó que recibía un país en ruinas, mientras el PRI le advirtió que se beneficiará de las reformas que le hereda, en medio de exigencias de toda la oposición a que la nueva mayoría guinda cumpla las promesas hechas en campaña.

Tras abrir la sesión, a las 5 de la tarde, integrantes de las mesas directivas de las Cámaras de Diputados y Senadores salieron para recibir en el Salón de Protocolo al secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, que entregó el sexto y último informe de gobierno del presidente saliente, Enrique Peña Nieto.

Un sonriente Martí Batres, presidente del Senado, sostenía de un brazo a Muñoz Ledo, de 85 años, para cruzar parte del patio de San Lázaro. Los acompañaban la también morenista Dolores Padierna, los panistas Rafael Moreno Valle y Marco Adame, y la priista Dulce María Sauri.

De regreso en el pleno, el plato fuerte de la tarde serían los posicionamientos de los partidos ante la nueva legislatura, ya que tras el cambio de protocolo de 2008, el informe de gobierno no es tema central de discusión. Un cambio que se hizo después de que la izquierda tomara la tribuna en el último informe de Vicente Fox.

A Ricardo Monreal, ahora líder de los senadores morenistas, no le borró la sonrisa el recuerdo de aquel episodio.

“No solo vamos a ocupar la tribuna; ya ocupamos el pleno”, ironizó minutos antes de iniciar la sesión, en referencia a la mayoría de su partido.

Y esa condición se  notó. Con 247 diputados, que ocupan la mitad izquierda del recinto –vistos desde la tribuna– y 59 senadores, dominaron en abucheos y aplausos a las referencias a la cuarta transformación convocada por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

Ruiz Massieu sermonea y Delgado revira: “cínicos”

La intervención que más chispas sacó fue la del PRI, en voz de su presidenta nacional y ahora senadora, Claudia Ruiz Massieu. Se presentó en papel de política experimentada que advierte lo que va a pasar, recrimina y sube la voz si es necesario hacerse oír en medio de reclamos.

En su turno, el antepenúltimo, no titubeó en defender y presumir los 90 años de historia de su partido (de los cuales gobernó 70), por los que son los de mayor experiencia legislativa.

“Los priistas no somos mercenarios de la política”, dijo, pero desató la indignación de los morenistas y una rechifla a la que siguió el conteo de 1 a 43, en recuerdo de los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en 2014, y el grito de “justicia”.

No se amedrentó, siguió adelante y echó en cara que como gobierno, el tricolor tuvo una oposición que todo rechazaba sólo por qué sí. “Nosotros no seremos eso. Esas actitudes son de partidos pequeños y el PRI es un partido grande”.

Fue más allá y pronosticó que el nuevo gobierno disfrutará de los beneficios de reformas estructurales que el PRI impulsó, y por el que ya no tendrán que asumir costos políticos.

Los gritos y chiflidos la interrumpían, pero Ruiz Massieu continuó, defendida por Muñoz Ledo, que pedía trascender la época electoral y brindarle respeto a la oradora.

“¡Respeto exige el pueblo!”, se oyó contestar desde las curules, y volvió a repetirse el coro de “es un honor estar con Obrador” que ya había inundado la Cámara el día de la toma de protesta de los nuevos diputados.

La respuesta vino pasadas las 7:30 de la noche, con el cierre de discursos por parte de Mario Delgado, diputado de Morena.

“O estamos en la noche de los cínicos o parece que aquí hay varios partidos que no entendieron el mensaje. Se necesita muy poca vergüenza para venir a decir aquí que por décadas han servido al país cuando se han servido del país y lo han saqueado. Entregan un país en ruinas”.

Con la voz exaltada y apoyado por los aplausos de su bancada, Delgado aseguró que 30 millones de mexicanos habían votado en contra de las reformas estructurales que la priista venía a decir que les regalaban.

Acusó además que “la justicia baila al ritmo de la samba de Odebrecht” y recriminó los múltiples escándalos de corrupción del gobierno que termina.

“Nos dejan la casa muy sucia, por más que la pinten de blanco”.

Gritos, pancartas y aplausos

La primera pancarta apareció apenas empezar las intervenciones de los representantes de las bancadas. Fue una cartulina que reclamaba por el caso Ayotzinapa, levantada por una morenista, mientras el nuevo diputado y dirigente del Partido Verde, Carlos Puente, hacía una alabanza del gobierno saliente.

“El Partido Verde reconoce los logros que deja el gobierno de Enrique Peña Nieto. Reconoce su liderazgo, su valentía, visión de largo plazo, su compromiso y amor por México”, dijo. La respuesta fueron chiflidos, gritos de “mentiroso” y un “fuera, fuera, fuera”.

Minutos antes, los aplausos habían llenado la sala ante el discurso de apertura de Muñoz Ledo, que aseguró que este 1 de septiembre se consumaba la transición democrática iniciada en 1988, cuando por primera vez hubo mayoría de oposición en un Congreso, y aseguró que era “la hora cero de la nueva República”.

Muñoz Ledo, que presidió la sesión, se llevó la tarde en varios momentos al despachar por igual mociones de orden –citando la clásica frase de Voltaire sobre defender hasta la muerte el derecho del otro a expresarse aunque no se esté de acuerdo con él– que rechazos tajantes a quienes lo interrumpían.

El primero en intentarlo fue Gerardo Fernández Noroña, del PT, que pidió que se exigiera al presidente presentarse ante los diputados a rendir cuentas por su sexto informe de Gobierno.

Después fue el exombudsman capitalino, que reclamó que entre los posicionamientos de los grupos parlamentarios, no habría turno para los independientes, a lo que Muñoz Ledo le reviró: “Usted no es propiamente un senador independiente, sino un senador sin partido”, y le recordó que había llegado al Congreso postulado por la alianza entre PAN, PRD y Movimiento Ciudadano.

Aunque el PT –aliado de Morena– salió en su defensa. No sólo pidió a la dirección reconsiderarlo, sino que ante la negativa, le cedió tres minutos de su propio tiempo para dar un mensaje, que fue directamente contra la administración saliente.

“Este régimen nos ha dejado una extraordinaria corrupción y una acelerada impunidad, y nos quiso convencer, además, de que este desastre, es democracia. Hay que decirlo con absoluta claridad: el legado de Enrique Peña Nieto es corrupción, violencia y miseria”, dijo, con lo que se ganó los aplausos de gran parte de la legislatura.

Exigen a Morena cumplir sus promesas

En el resto de intervenciones, hubo sobre todo exigencias a Morena para que cumpla con lo prometido en campaña.

A nombre del PRD, Ricardo Gallardo le propuso sumar esfuerzos para propuestas como subir el salario mínimo a 176 pesos diarios, despenalizar el aborto hasta las 12 semanas, garantizar constitucionalmente el matrimonio entre personas del mismo sexo y su derecho a abortar, crear comisiones de la verdad que investiguen la corrupción, y bajar el precio de las gasolinas.

También Movimiento Ciudadano, a través de su coordinador Dante Delgado, pidió bajar las gasolinas, eliminar las pensiones a expresidentes, enderezar la reforma educativa y defender la soberanía energética.

“La vigilancia también es para el presidente electo y para la nueva mayoría de Morena. Los ciudadanos van a exigirles que cumplan lo que prometieron en campaña, que cumplan con hacer realidad el cambio que ofrecieron, que cumplan con hacer de éste, otro México”, advirtió.

El líder de la fracción del PAN, que será la primera minoría, Juan Carlos Romero Hicks, señaló primero al gobierno y acusó que “ante el tamaño del desastre y de la insatisfacción, no puede haber indicadores alegres, informes de gobierno pulidos”. Mientras que a Morena le pidió no mayoritear las decisiones en el Congreso.

El llamado a cumplir no sólo se escuchó dentro de las paredes del recinto. Horas antes de que iniciara la sesión, diversos manifestantes llegaron hasta las inmediaciones de San Lázaro para manifestarse contra el gobierno de Peña Nieto y pedir que en el próximo sexenio sí se les escuche.

En el acceso de personal, maestros de la disidente Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) lograron que una comisión entrara a dialogar con legisladores de Morena para reiterar su rechazo a la reforma educativa.

Sin el mismo éxito, del lado del frontispicio de la Cámara, un grupo de 100 pensionados y derechohabientes inconformes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), proveniente de Guanajuato, reclamaba mejor atención de salud en el país.

“Todos los mexicanos estamos a la expectativa del cambio. Pero al menos yo estoy decepcionada, porque estamos desde las 6 de la mañana y ningún diputado ha venido a ver: señores, qué necesitan. Cuando menos, que escuchen”, comentó Carmen Mendiola, una de las manifestantes.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cortesía Alcaldía de Iztapalapa

Cuitláhuac, el poco recordado hermano de Moctezuma que demostró que los españoles no eran invencibles

Poco mencionado en los libros de historia, este "guerrero invicto" fue el único que logró derrotar a las huestes de Hernán Cortés.
Cortesía Alcaldía de Iztapalapa
27 de diciembre, 2020
Comparte
Cuitláhuac, según un cómic recientemente publicado para conmemorar los 500 años de su muerte.

Cortesía Alcaldía de Iztapalapa
Un cómic recién publicado narra la vida de Cuitláhuac.

La historia de la conquista de México por los españoles se ha contado muchas veces y de muchas maneras.

Los nombres del rey mexica Moctezuma o del conquistador castellano Hernán Cortés les resultan familiares a la mayoría, pero, paradójicamente, hay un personaje central del que se ha hablado y escrito mucho menos.

Se trata de Cuitláhuac, hermano menor de Moctezuma.

A la muerte de su hermano en junio de 1520, Cuitláhuac le sucedió en el trono mexica y se puso al frente de la resistencia contra los invasores europeos, a los que derrotó en la llamada Noche Triste, causándoles numerosas bajas y expulsándolos de Tenochtitlán, la Ciudad de México actual.

Para Patrick Johansson, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y autor del libro “Cuitláhuac, señor de Iztapalapa y tlatoani de Tenochtitlán”, el heredero de Moctezuma “es importantísimo para los mexicanos porque fue el único que logró derrotar a los españoles en la guerra de la Conquista”.

En 2020 se cumplen 500 años de la muerte de Cuitláhuac, que sucumbió a la epidemia de viruela que se desató entre los mexicas tras la llegada de los españoles.

Aunque otra epidemia, la del coronavirus, ha ensombrecido la efeméride, se han organizado diversas actividades culturales para recordar y reivindicar su figura, descrita en un cómic reciente como “el guerrero invicto” del México prehispánico.

Quién fue Cuitláhuac

Sobre Cuitláhuac hay tantas dudas como certezas y los historiadores no han logrado rescatar completamente su biografía de entre la bruma del pasado.

Se sabe que nació en el último cuarto del siglo XV en Iztapalapa, hijo de Axayácatl, tlatoani o rey de los mexicas.

Fue tlatoani de Iztapalapa, una de las poblaciones que hoy conforman la Ciudad de México, cuya Alcaldía promueve ahora actos en su memoria y ha declarado 2020 como el año de Cuitláhuac.

Como capitán general de los ejércitos de su hermano Moctezuma, Cuitláhuac destacó en las campañas para someter a otros pueblos del actual México, algunos de los cuales se aliarían con las fuerzas de Cortés para luchar contra el dominio Mexica.

Este dibujo muestra una vista panorámica de Tenochitlan y del llamado "Valle de México".

DeAgostini/Getty Images
Este dibujo muestra una vista panorámica de Tenochtitlan y del valle de México, sobre el lago de Texcoco.

Al contrario que su hermano, Cuitláhuac receló desde el primer momento de los contingentes españoles y se mostró en contra de que Moctezuma, tlatoani de los mexicas, los recibiera en Tenochtitlán, la capital de su imperio. Pero Moctezuma se inclinó por no seguir sus consejos y recibió con honores a aquellos forasteros barbudos y provistos de armaduras.

Cómo venció Cuitláhuac a los españoles

Según el relato tradicional, en Tenochtitlán se vivió una revuelta general después de que el español Pedro de Alvarado ordenara matar a un grupo de guerreros locales aprovechando que se encontraban celebrando una fiesta en honor de sus dioses.

El episodio, ocurrido mientras Cortés combatía a otra expedición española enviada desde Cuba para capturarlo, pasó a la historia como la Matanza del Templo Mayor y provocó la ira de los mexicas, que sitiaron a los españoles en el Palacio de Axayácatl.

Igual que otros notables mexicas, Cuitláhuac había sido hecho prisionero por Cortés, que poco después lo habría liberado para que regresara con provisiones en un momento en que los españoles ya no encontraban qué comer. Cuitláhuac rompió su promesa de regresar y se puso al frente de la resistencia mexica contra los invasores.

Pero Johansson cree en otra versión: “Aunque las fuentes no lo digan, probablemente Cuitláhuac estuvo de manera anónima detrás de la sublevación y el ataque contra los españoles desde semanas atrás”.

Las crónicas españolas señalan que Moctezuma murió como resultado de las pedradas que recibió de su pueblo cuando, siguiendo órdenes de Cortés, salió a lo alto del Palacio a intentar apaciguarlo, aunque todavía hoy los historiadores debaten sobre la veracidad de esta versión, que no coincide con la que aparece en las fuentes autóctonas.

Sea como sea, lo cierto es que Cuitláhuac rompió con la política de su hermano y se puso al frente de una feroz resistencia contra los conquistadores.

Una representación de México-Tenochtitlan

Cortesía de Tomás J. Filsinger
Ciudad de México-Tenochtitlan comenzó como una isla conectada por canales a los pueblos vecinos.

Con Cuitláhuac al mando, los mexicas se impusieron en lo que los españoles llamaron la Noche Triste y cada vez más en México empiezan a llamar la Noche Victoriosa del 30 de junio de 1520.

Los españoles y sus aliados indígenas tlaxcaltecas tuvieron que huir de la ciudad. Muchos perecieron al encontrar bloqueados los puentes que cruzaban los canales y acequias que la rodeaban.

“La estrategia de Cuitláhuac fue muy inteligente”, concluye Johansson

Cuitláhuac fue proclamado sucesor como tlatoani de Moctezuma y a las pocas semanas se celebró su subida al trono en una Tenochtitlán de la que habían desaparecido las cruces cristianas colocadas por los conquistadores y engalanada de nuevo con ofrendas a los divinidades indígenas.

Según escribió el padre Francisco Javier Clavijero en su “Historia Antigua de México”, publicada en 1780, “es de creerse que los sacrificios que se hicieron en la fecha de su coronación fueron de aquellos españoles que él mismo hizo prisioneros”.

Pero su reino estaba ya herido de muerte. Solo una semana después del triunfo en Tenochtitlán, los mexicas eran derrotados en la batalla de Otumba, un episodio que, a juicio de Johansson, revela que “los mexicas tenían una idea ritual de la guerra”, que no logró imponerse a la “guerra moderna de los españoles”.

Cuitláhuac contrajo la viruela, enfermedad llegada con los europeos que diezmó a la población y a los ejércitos mexicas, y murió el 3 de diciembre, o a finales de noviembre según otras fuentes.

De personaje a oscuro a líder que reivindicar

En el Mexico actual, instituciones como la Alcaldía de Iztapalapa intentan que este indígena rebelde alcance por fin el papel que, a su juicio, le corresponde en el relato del pasado mexicano.

No será tarea fácil. La huella de Cuitláhuac en la historia se ha visto perjudicada por la escasa información que hay sobre él en las fuentes.

Cuitlahuac, representado en los "Códices Matritenses".

Dominio público.
Apenas hay información sobre Cuitláhuac, representado en esta imagen de los “Códices Matritenses”.

Son pocos los textos contemporáneos que hablan de él y son obra de los mismos españoles a los que combatió, como Bernal Díaz del Castillo, que lo menciona en su “Historia verdadera de la conquista de la Nueva España”, o el propio Cortés, que lo cita en las célebres “Cartas de relación”.

Para Beatriz Ramírez, cronista responsable del Archivo Histórico de Iztapalapa, “los escritores desde el siglo XVI, sobre todo los más españolizados, preferían hablar de los personajes que apoyaron al Ejército español antes que de alguien que le infligió una derrota”.

Un danzante con un traje prehispánico

Getty Images
Algunas comunidades han seguido recordando año a año la memoria de Cuitláhuac.

Pero la investigadora recuerda que entre varios pueblos originarios se ha honrado su memoria con ofrendas florales y otros ritos que han llegado hasta hoy, y reivindica al guerrero mexica “como un ejemplo de la defensa de la tierra del que se puede tomar ejemplo”.

Johansson destaca que “los textos españoles describen a un hombre inteligente y valeroso”.

“Mucho antes que su hermano Moctezuma, supo ver la amenaza que suponían los invasores para toda una cultura y una forma de vida, y por eso quiso hacerles la guerra desde el principio”.

Seguramente fue esa una de las razones que lo impulsaron a enviar embajadas a otros pueblos indígenas proponiendo una confederación contra los españoles, en una tentativa en la que Johansson aprecia el “primer proyecto nacional de los pueblos indígenas”.

¿Por qué fracasó ese intento?

Responde Johansson: “Los mexicas habían sido terribles a la hora de someter a los otros pueblos del México prehispánico”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=W3yHdmZ_rF8&ab_channel=BBCNewsMundo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.