Tribunal otorga amparo a Succar Kuri para que deje el Altiplano y regrese a cárcel de Cancún

El empresario cumple con una condena de 112 años de prisión por los delitos de pornografía infantil y corrupción de menores. Desde 2011 fue trasladado al penal de máxima seguridad en Almoloya de Juárez pero un tribunal deliberó acción como inconstitucional.

Succar Kuri
El empresario Jean Succar Kuri, a su llegada a la carcel municipal de Cancun en 2010. Cuartoscuro

El empresario de origen libanés Jean Succar Kuri, quien se encuentra en proceso por el delito de “pornografía infantil y corrupción de menores” y enfrenta una pena de 112 años de prisión, regresará a la cárcel municipal de Cancún, Quintana Roo a pesar de que, desde 2011, estaba recluido en el Centro de Readaptación Número 1 Altiplano, en Almoloya, Estado de México.   

El cambio de una prisión de máxima seguridad a una cárcel municipal se da por una resolución del Tercer Tribunal Colegiado del Vigésimo Séptimo Circuito, en la que argumentan que la orden de traslado de Jean Succar Kuri en 2011 de Cancún al penal del Altiplano “fue inconstitucional al violar su garantía a una adecuada defensa legal”.

El Tribunal argumenta que “la pretensión de una autoridad administrativa de trasladar al sentenciado o procesado de un centro penitenciario a otro, afecta indirectamente su libertad, por lo que debe solicitarlo al órgano judicial correspondiente el cual procederá a resolver lo conducente”.

Además plantean que la inconstitucionalidad del traslado se basa en que fue ejecutado por una autoridad administrativa de “manera unilateral” y no por la autoridad judicial, toda vez que la acción la concretó el Comisionado del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social a petición de la Secretaría de Seguridad Pública durante la administración de Roberto Borge.

De esta forma Succar Kuri podrá dejar el Altiplano para retornar al Centro de Reinserción Social de Cancún, donde continuará con su defensa en contra de la sentencia de 112 años que se le impuso y que todavía no es “firme” al encontrarse en etapa de revisión en la última instancia legal.

A pesar de que el traslado parece inminente, hay una razón jurídica por la cual no debería proceder ya que aunado al juicio federal, Succar Kuri enfrenta otras causas penales estatales pendientes de resolución por los presuntos delitos de violación y corrupción de menores ante el Juzgado Tercero Penal de Primera Instancia y el Juzgado Mixto del Distrito Judicial de Isla Mujeres.

En su momento, el principal argumento que dio la Secretaría de Seguridad Pública para el traslado fue que “los centros de reclusión del estado no contaban con las medidas y sistemas de seguridad adecuados para el internamiento o permanencia de personas involucradas con grupos delictivos bien organizados, con elevada capacidad económica”.

Pero el Tribunal invalidó este argumento dado que “ninguno de los procesos que se sigue en contra de Succar Kuri es por el delito de delincuencia organizada, ni se encuentra justificada que requiera medidas especiales de seguridad”.

El Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social intentó revertir la decisión del Tribunal bajo el argumento de que el regreso de Succar Kuri a Cancún representaba un agravio para sus “víctimas” a quienes no se había tomado en cuenta, a pesar de ser “terceras interesadas” en este asunto, y resaltó el alto grado de vulnerabilidad de éstas ante la “peligrosidad” del detenido

El amparo promovido en contra del traslado de Succar Kuri fue conocido en primera instancia por el Juzgado Cuarto de Distrito en Quintana Roo, quien lo resolvió a favor del acusado el 18 de mayo, concediéndole la protección de la justicia federal y ordenando su reinserción al penal estatal de Cancún, decisión que después fue impugnada para su revisión en segunda instancia.

Tras esta, el pasado 20 de septiembre, el Tercer Tribunal Colegiado del Vigésimo Séptimo Circuito confirmó el sentido de la resolución del Juzgado de primera instancia.

En entrevista para el medio Luces del Siglo, Fernando Lechuga, abogado de Succar Kuri, dijo que no hay una fecha precisa para el regreso del detenido aunque confió en que el juez que lleva el caso hará lo conducente para traerlo de vuelta pronto, ya que está pendiente de resolverse su juicio en última instancia, lo cual podría ocurrir antes de que concluya este año.

“Si bien el señor Succar Kuri enfrenta una sentencia de 112 años de prisión todavía no es cosa juzgada, eso es lo que mucha gente desconoce (…) Estamos hablando de un caso que lleva más de 15 años y que todavía no tiene una sentencia firme porque se sustenta en dichos, mentiras y acusaciones sin fundamento”, comentó.

 

Con información de Agustín Ambriz / Luces del Siglo.

Close
Comentarios