Taco Bell despide a una empleada hispanohablante que se negó a atender en inglés a una clienta
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Getty Images

Taco Bell despide a una empleada hispanohablante que se negó a atender en inglés a una clienta

La clienta, Alexandria Montgomery, publicó un video de lo ocurrido con la empleada que se negó a atenderla en inglés, en Florida.
Getty Images
Por BBC Mundo
16 de septiembre, 2018
Comparte

“Nadie habla inglés. Esto es Hialeah, lo siento”.

Con esas palabras una empleada hispanohablante de Taco Bell en Florida, Estados Unidos, se negó a atender a una mujer afroestadounidense que hablaba inglés.

La clienta, Alexandria Montgomery, publicó un video del incidente, que sucedió la noche del miércoles en un punto de venta para autos en Hialeah, al norte de Miami.

Taco Bell dijo a medios estadounidenses que la mujer “ya no trabajaba para la compañía”.

El video, que tiene más de 100.000 reproducciones, muestra a Montgomery tratando de pedir su comida repetidas veces.

En un momento dado, ella pregunta por qué no puede simplemente hacer su pedido usando los números junto a las opciones del menú.

Durante la discusión, “Luisa”, como fue identificada la mujer que atendía el local en el video, respondió varias veces que nadie en ese establecimiento hablaba inglés. “Esto es Hialeah, lo siento”, agregó.

Más del 94% de los residentes de Hialeah se identifican como hispanos y más del 90% hablan español como su primera o segunda lengua, según datos del censo.

“Racista”

“Esta mujer entendía lo que le estaba decidiendo, pero no quería tomar mi pedido”, dijo Montgomery en Facebook.

En un momento del video en el que se acerca otra empleada del local, “Luisa” le dice a esta: “Sí la entiendo, no quiero”.

Un coche en un punto de venta de Taco Bell.

Justin Sullivan/Getty
La empleada de Taco Bell dijo que nadie en el local de Hialeah hablaba inglés.

Montgomery describió el incidente como “racista”.

La ya exempleada de Taco Bell también amenazó con llamar a la policía, después de que Montgomery se resistiera a abandonar el lugar el miércoles por la noche.

Cuando Montgomery preguntó por el gerente, la mujer respondió en español y con tono desdeñoso: “Está en su casa durmiendo”.

“Me puse en contacto con la gerente y después de explicarle lo que pasó, lo único que hizo fue disculparse y decir gracias, y la llamada se desconectó”, le dijo Montgomery a El Nuevo Herald.

Posteriormente la mujer escribió en Facebook que “Luisa” le había dado un nombre falso y que ella era la “gerente general de ese turno”.

Taco Bell se negó a responder preguntas sobre el incidente, pero reconoció que “no cumplió con las expectativas de nuestra clienta”.

Trabajamos rápidamente para garantizar que esto no volverá a suceder“, dijo en un comunicado.

En Estados Unidos se habían reportado incidentes contra trabajadores hispanos que hablaban español.

El pasado mes de mayo un abogado neoyorquino amenazó a los trabajadores de un restaurante en Manhattan después de que los escuchó hablar en español, en un incidente que también se volvió viral.

“Si tienen los h***** de venir aquí y vivir de mi dinero, yo pago por su bienestar, yo pago para que puedan estar aquí, lo menos que pueden hacer es hablar inglés”, les dijo en ese entonces el abogado Aaron Schlossberg a los empleados del restaurante, desatando una ola de críticas en las redes sociales.

En Estados Unidos viven 53 millones de hablantes nativos y bilingües de español, según los datos del censo. Esto representa el 16% de la población.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Morena alista impugnación a la elección en Aguascalientes; acusa “brutalidad” de policías contra sus militantes

El partido sostiene que policías municipales y estatales hicieron un operativo para favorecer a la candidata del bloque PAN-PRI-PRD, así como que hubo compra de votos.
Cuartoscuro
14 de junio, 2022
Comparte

Isaac Montoya, diputado local de Morena en el Estado de México, acudió el domingo 5 de junio a la ciudad Aguascalientes como parte de un despliegue estratégico de su partido para “cuidar” la elección en la que se renovaría la gubernatura. A mediodía, cuando él y su equipo habían identificado una casa donde presuntamente se compraba el voto, elementos de la policía municipal los detuvieron, esposaron y trasladaron a los separos, donde los incomunicaron y los retuvieron varias horas.

Los policías acusaron a los militantes de alterar el orden público y usar palabras altisonantes contra ellos, un “delito” que no existe en el catálogo de faltas administrativas del estado, de acuerdo con el relato del legislador.

Montoya afirma que en los separos —donde permaneció siete horas— encontró en calidad de detenidos a otros 20 militantes del partido que ese día estaban documentando irregularidades electorales. Por ello, considera el diputado, se trató de una operación desde el gobierno estatal y el municipal para favorecer a la candidata de la alianza Va por México, Teresa Jiménez, quien resultó virtual ganadora.

En entrevista, Montoya advierte que el equipo jurídico de Morena trabaja en una estrategia legal por dos vías: la electoral, mediante una impugnación a los resultados en la que se incluirán los elementos de presunta compra del voto a favor del bloque PAN-PRI-PRD, y la administrativa-penal, mediante una queja ante la Contraloría estatal y municipal y una denuncia ante la Fiscalía General del Estado, por el presunto ejercicio indebido de funciones por parte de policías, agentes ministeriales y un juez local.

Integrantes del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de Morena confirmaron a Animal Político que esta semana se promoverá la impugnación a la elección para renovar la gubernatura de Aguascalientes por actos de “violencia institucionalizada” y posible compra y coacción del voto.

Este medio estableció contacto con el gobierno de Aguascalientes a través de su dirección de comunicación social para solicitarle un posicionamiento respecto de los señalamientos de Morena. La administración saliente del panista Martín Orozco aseguró que ningún elemento estatal participó en las detenciones, y que sus tareas consistieron en atender denuncias ciudadanas de irregularidades en la jornada.

“La Secretaría General de Gobierno, así como la Secretaría de Seguridad Pública Estatal, estuvieron pendientes de garantizar a los ciudadanos una jornada pacífica en la que pudiera emitirse el sufragio de los votantes de manera libre y tranquila. En el operativo que se llevó a cabo para este propósito se llevaron a cabo acciones de coordinación con las autoridades electorales y la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales, quienes señalaban los lugares que era necesario vigilar, de acuerdo con los reportes ciudadanos”, informó.

También se envió una solicitud de posicionamiento a la alcaldía de Aguascalientes, encabezada por Leonardo Montañez, de la alianza PAN-PRD, dado que los principales funcionarios señalados son policías municipales. Al cierre de esta edición, no se había recibido respuesta.

Lee: Tras las elecciones, Morena se perfila a gobernar en 20 de 32 entidades del país

Relata “trato deshumanizante”

“Nosotros detectamos que había domicilios donde se estaba llevando a cabo la compra del voto: llegaba gente con el dedo marcado, pasaban y salían muy contentos con algunos paquetes, y justo ahí fue cuando nos detuvieron, estábamos registrando lo que estaba sucediendo, llegaron los policías y sin mediación se van directo contra nosotros”, relata el diputado Montoya. 

“‘¿Ustedes qué hacen aquí, por qué traen placas del Estado de México, quiénes son, quién nos asegura que ustedes no traen a otras personas?’. Nos hicieron bajar del vehículo para hacer una verificación de que no trajéramos nada y constataron que no traíamos nada, pero aun así no les bastó, de pronto nos empezaron a registrar y, cuando menos lo sentimos, con las esposas y con toda la brutalidad policiaca nos someten, nos ponen las esposas y nos suben (a la patrulla) sin importarles nada”.

El legislador mexiquense acusa que los policías ejercieron un trato discriminatorio y selectivo para afectar exclusivamente a simpatizantes de Morena, incluido el juez de control que calificó de legal la detención de los militantes; señala que en la jornada del 5 de junio detectaron a “grupos de choque” del PAN que estaban en las calles, incluso cerca de patrullas municipales, ninguno de los cuales fue detenido.

“Ya estando en los separos, ahí con el juez calificador, nos encontramos con la sorpresa de que estaba atiborrada de militantes y simpatizantes de Morena y que no había ningún panista”, relata.

“Ya cuando por fin pudimos salir, en vista de la arbitrariedad y del uso y abuso de la fuerza y de la justicia selectiva, pues ya nos dimos cuenta de la dimensión, que era una consigna el detener a toda la gente que pudiera ser vista como simpatizantes o militantes de Morena, sin importar que no estuvieran cometiendo una falta administrativa, pues de lo que se acusaba a todos los compañeros y ciudadanos era de dos supuestas faltas administrativas, que era alteración del orden público y uso de palabras altisonantes contra los elementos de la policía”.

El diputado difundió en sus redes sociales un video en el que se advierte a un grupo de hombres uniformados y encapuchados marcharse en dos vehículos ante la presencia de policías municipales.

“El camino (al separo) fue lo que sufren cientos o miles de ciudadanos que son acusados por faltas que no cometen: un trato indigno, un trato deshumanizante, te aprietan las esposas hasta estrangularte y te llevan ahí pegado un tubo, y todo el procedimiento es completamente brutal. Había muchas personas por distintas razones que estaban ahí golpeados por los elementos policiacos”, señala Montoya.

“Ya dentro de las celdas, simplemente las condiciones, como en todos los centros de detención, bastante antihigiénicas, sin la menor sanidad ahí y que no hay ningún protocolo por el tema que aún persiste del COVID”.

Montoya, que fue secretario de Jóvenes del CEN de Morena, considera que el virtual triunfo de la candidata Teresa Jiménez —quien venció con 20 puntos de diferencia a Nora Ruvalcaba, de Morena— está necesariamente relacionado con el uso indebido de instituciones públicas el día de la elección.

“Evidentemente, la hoy virtual gobernadora electa recurrió a las peores prácticas para asegurar un resultado, estuvieron dedicándose a dos cosas: utilizar a la policía, el centro de la operación política fue la policía municipal para amedrentar a los adversarios, a los disidentes, y para alimentar la movilización y asegurar la mayor votación para la candidata del PAN. Estamos en la vía por el abuso de la autoridad, el abuso de la policía y también la manera en que se condujo el juez calificador, pero por el lado también de la impugnación, por supuesto que esto se integra y se agrega a que fue la constante en la jornada del domingo”, señala.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.