295 agentes federales muertos y 18 desaparecidos, el saldo de seis años de lucha contra el crimen

La mitad de los agentes falleció por heridas de arma de fuego. Las muertes de agentes de PGR se duplicaron en los últimos dos años.

295 agentes federales muertos y 18 desaparecidos, el saldo de seis años de lucha contra el crimen
Cuartoscuro Archivo

De 2012 a la fecha, 295 elementos de la Policía Federal y de la Procuraduría General de la República (PGR) han perdido la vida al participar en operaciones contra la delincuencia y en actos de servicio. Además, hay 18 policías federales que hasta el día de hoy se encuentran desaparecidos.

Este balance oficial obtenido a través de solicitudes de transparencia dirigidas a la Secretaría de Gobernación y a la PGR muestra que, en promedio, 1 de cada 2 de estos policías murió a causa de ataques con armas de fuego. El resto habría perdido la vida por otras razones como golpes, ahogamientos, y quemaduras. Pero todos ellos en servicio.

Además, en el caso de los Policías Federales Ministeriales de la PGR, los datos arrojan que desde hace dos años se duplicaron los fallecimientos.

La información indica que, del 1 de enero de 2012 a agosto de 2018, han perdido la vida en servicio 295 elementos federales, de los cuales 251 eran de la Policía Federal y 44 de la Policía Federal Ministerial.

Los federales caídos

En el caso de la Policía Federal el año más violento fue 2012, cuando se registraron 60 efectivos muertos. Para 2013, la cifra fue de 53, y en 2014 la cifra descendió a 36 fallecidos. En 2015, hubo un repunte a 45 policías federales muertos en servicio. En 2016, la cifra cayó a 21, en 2017 el registro fue de 23 policías federales muertos.

Y en lo que va del 2018 los datos proporcionados arrojan un saldo de 13 policías federales caídos en cumplimiento de su deber.

En cuanto a las causas de muerte la información muestra que, en 117 casos, esta fue causada por heridas graves provocadas por disparos de armas de fuego, en algunos casos armas largas. Se trata del principal motivo de la muerte de policías federales en servicio, pues equivale al 46.6 por ciento de los casos.

Esta proporción es particularmente más alta en 2018, ya que de los 13 policías federales muertos en servicio, en ocho casos que equivalen al 61.5 por ciento, las razones del deceso fueron ataques con armas de fuego.

Por otro lado, la relación proporcionada muestra que hay policías federales que participaban en los despliegues operativos pero que fallecieron por otros motivos. Por ejemplo, hay seis casos ocurridos entre 2013 y 2015 donde las causas de los decesos fueron diversas, como quemaduras o incluso carbonización completa del cuerpo.

También destaca el caso de tres elementos de la Policía Federal que, en 2014, perdieron la vida ahogados luego de que el vehículo en que se dirigían a un operativo se volcó cayendo al afluente de un río.

Al caso anterior se suman otros cinco en donde los decesos ocurrieron de forma accidental. Uno de ellos fue por el percance de una aeronave, dos más por atropellamiento y dos en choques vehiculares.

PGR: Menos casos, pero en crecimiento

La PGR reportó que de 2012 a 2017 (no proporcionó datos de 2018) han perdido la vida un total de 47 elementos de la Policía Federal Ministerial, durante actos de servicio, es decir, mientras investigaban posibles hechos delictivos o intentaban consumar alguna detención o seguimiento.

El año más violento en este periodo fue 2012, con un saldo total de 14 Policías Federales ministeriales fallecidos. Para 2013, la cifra bajó a seis casos, y en 2014 y 2015 volvió a bajar a cuatro casos respectivamente.

Sin embargo, durante 2016 y 2017 se duplicaron los casos de policías ministeriales muertos en servicio, con ocho casos por año.

En el caso de los policías de PGR la proporción de fallecidos por impactos de arma de fuego es aún mayor que en la Policía Federal. En total, de los 44 casos registrados en los últimos seis años, hay 27 que fueron asesinados a balazos, lo que equivale al 61.5 por ciento de las muertes.

En los casos restantes la Procuraduría no proporcionó detalle de las lesiones graves que ocasionaron la muerte de sus policías federales ministeriales, cuando se encontraban en actos de servicio. Solamente en tres casos se precisa que las heridas se produjeron en accidentes ocurridos durante los despliegues.

La información arroja además que, en los últimos seis años, hay 57 agentes del Ministerio Público y 20 peritos que han sido dados de baja por defunción, sin embargo, en este caso no se precisó cuántos murieron en el contexto de algún operativo o en actos de servicio.

Guerrero, territorio mortífero

La Procuraduría General de la República detalló los lugares en los cuales ha ocurrido el deceso de sus agentes ministeriales.

Guerrero ha sido la entidad más mortífera con 10 agentes fallecidos, es decir, casi una carta parte de todos los elementos reportados. Le sigue Michoacán con seis policías federales ministeriales muertos en su territorio, Estado de México con cinco, Chihuahua con cuatro, y Tamaulipas y Guanajuato con tres.

La dependencia también registró la muerte de dos agentes en cada uno de los siguientes estados: Nayarit, Ciudad de México, Zacatecas y Colima. Y con un caso se encuentran los estados de Sinaloa, Durango, Coahuila, Veracruz y Sonora.

El ataque más violento perpetrado en lo que va del sexenio en contra de policías ministeriales de la PGR se registró justamente en el estado de Guerrero el pasado 19 de junio de 2017, cuando un contingente de agentes que participaban en un operativo especial fue emboscado por sujetos fuertemente armados, presuntos integrantes del grupo delictivo de “Los Tequileros” en la localidad de La Gavia de Sn Miguel Totolapan.

El saldo oficial de esta agresión fue de tres elementos de la Policía Federal Ministerial fallecidos además de siete que resultaron gravemente heridos. Aun hoy hay varios de estos elementos que padecen secuelas físicas de dichas agresiones.

Y hay 18 desaparecidos

Animal Político solicitó además a la PGR y a la Policía Federal conocer cuántos de sus agentes han desaparecido en los últimos seis años en el contexto de los operativos contra el crimen organizado. En suma ambas dependencias reportaron en total 18 casos.

En el caso de la Policía Federal se reportó la desaparición de nueve elementos, de los cuales cuatro eran policías pertenecientes a la División de Seguridad Regional; tres pertenecían a la División de Fuerzas Federales; uno a la División Científica y otro más a la División de Inteligencia.

La dependencia hizo hincapié en que pese a que no se puede declarar la defunción legal de estos agentes, sus familias reciben una compensación económica equivalente a los ingresos que tenía el agente en funciones, en los términos del denominado Acuerdo 01/2011 por el que se establece una medida complementaria de seguridad social para los integrantes de la Policía Federal cuando exista una presunción fundada de que fueron privados de su libertad.

Por su parte la PGR informó que de 2012 a la fecha tiene registro de la desaparición de nueve de sus elementos, de los cuales siete son efectivos de la Policía Federal Ministerial y dos son agentes del Ministerio Público Federal.

Close
Comentarios