¿Qué es la Cuarta Transformación que propone López Obrador para México?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP/RODRIGO ARANGUA

¿Qué es la Cuarta Transformación que propone López Obrador para México?

El mandatario electo quiere situar a su sexenio, que comenzará el próximo 1 de diciembre, al nivel de otros tres momentos clave de la historia de México. Lo que no está claro es si lo conseguirá.
AFP/RODRIGO ARANGUA
4 de octubre, 2018
Comparte

Un tema recurrente en el discurso del presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), es la llamada “Cuarta Transformación”.

El término se refiere a la visión que tiene López Obrador sobre su futuro gobierno.

El mandatario electo quiere situar a su sexenio, que comenzará el próximo 1 de diciembre, al nivel de otros tres momentos clave de la historia de México:

  • La Independencia: movimiento armado para liberarse del dominio español que había durado 300 años y que se llevó a cabo de 1810 a 1821.
  • La Reforma: la guerra entre liberales y conservadores de 1858 a 1861. Tras este conflicto surgieron las “Leyes de Reforma”, entre las que destaca la separación de la Iglesia y el Estado. Benito Juárez, el personaje que más admira López Obrador, fue el protagonista central de este momento.
  • La Revolución: conflicto armado contra la dictadura de Porfirio Díaz entre 1910 y 1917. Al final de la Revolución se promulgó la Constitución que rige actualmente en México.

Al igual que estos eventos históricos, AMLO quiere que su presidencia conlleve un cambio profundo para el país.

“Dijimos que se habían llevado a cabo en la historia de nuestro país tres transformaciones: la Independencia, la Reforma, la Revolución, y que nosotros íbamos a llevar a cabo la Cuarta Transformación de la vida pública de México“, señaló AMLO durante un mitin en la ciudad de Mexicali, en el estado norteño de Baja California, el pasado 20 de septiembre.

“Dijimos también que íbamos a lograr esta transformación sin violencia, de manera pacífica. Dijimos que iba a ser una transformación ordenada, pero profunda y radical“, aseguró el mandatario electo.

Hombre con una pancarta de AMLO para presidente.

Getty Images
Mientras muchos ven con optimismo las promesa de una transformación, otros dudan ante las promesas de AMLO.

Hacer historia

En realidad el término es parte de la relevancia histórica con la que AMLO busca marcar su presidencia y que está presente incluso en el nombre de la coalición con la cual ganó la presidencia, “Juntos Haremos Historia”, la cual incluye a su partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), el Partido del Trabajo (PT) y el partido Encuentro Social.

La idea es que el 1 de diciembre por la tarde, después de la ceremonia de toma de posesión, haya un festejo en el Zócalo de la Ciudad de México para marcar el inicio de esta nueva etapa política.

“Están todas y todos invitados a la fiesta por el inicio de la Cuarta Transformación de la vida pública del país”, dijo AMLO en recientemente en un evento público en el estado de Tlaxcala.

Independientemente de si el gobierno entrante pasa a la historia como pretende AMLO, varios analistas coinciden en que los objetivos que se plantea el próximo presidente de México son bastante ambiciosos.

“Es una apuesta sumamente elevada sobre lo que pudiera ser el ejercicio del nuevo gobierno”, señaló a BBC Mundo Abraham Nuncio, director del Centro de Estudios Parlamentarios de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

“En seis años se puede avanzar un poco, pero desde el punto de vista de los intereses internacionales que gravitan sobre México, pues esa cuarta transformación, si se atiene a lo que son las directrices internacionales, sobre todo en materia de economía, quedaría un tanto lejos a la conclusión del próximo sexenio“, apuntó el experto.

El otro lado de la moneda

Mientras muchos de los seguidores de AMLO ven la idea de una “Cuarta Transformación” con optimismo, otros tantos dudan del alcance que pueda tener esta visión.

“La idea de que López Obrador realizaría una cuarta transformación de México se convirtió en un poderoso lema de campaña y ayudó a dar al candidato ese aire mesiánico que entusiasmó a tantos de sus seguidores”, comentó el escritor y periodista mexicano Sergio Sarmiento en el diario Reforma.

“Sólo los historiadores posteriores podrán determinar si el gobierno de López Obrador será una gran transformación o una franca decepción. Que el próximo presidente lo pregone de antemano parece un gesto de arrogancia“, señaló Sarmiento.

En cualquier caso, el término acuñado por AMLO ha calado entre los partidarios y detractores de AMLO, como se puede ver en las redes sociales.

Mientras el hashtag #CuartaTransformación ha sido tendencia en Twitter, también ha cobrado popularidad su opuesto – #TransformaciónDe4a (Transformación de Cuarta) – un juego de palabras con el que algunos expresan su escepticismo ante los cambios prometidos.

¿Pretensión o Propósito?

El hecho de que AMLO se refiera a su presidencia como una transformación equiparable a tres momentos de transición históricos, es para algunos una idea pretenciosa que no toma en cuenta los retos económicos, políticos y de seguridad que enfrenta el país.

“Plantearse el objetivo de cambiar al país yo creo que es loable“, comentó a BBC Mundo Jesús Ramírez, quien será coordinador de comunicación social en el gobierno de AMLO.

No es una pretensión, es un propósito. Si se logra, será para el beneficio de los mexicanos y del país”.

“Si bien es un propósito muy elevado, poner un listón muy alto para lo que se quiere hacer, es también una manera de hacer ver a la sociedad que estamos en una oportunidad histórica que hay que aprovechar y buscar la manera de saldar los rezagos históricos”.

Independientemente de la postura que se tenga, lo cierto es que el partido Morena tiene mayoría en el Congreso mexicano desde el pasado 1 de septiembre, algo que AMLO podrá aprovechar para llevar adelante la transformación que promete.

“Habrá que ver qué tanto esa mayoría en el Congreso ejerce su independencia respecto al Ejecutivo, o en todo caso, de qué manera sabe interpretar lo que el Ejecutivo está planteando o cómo modificarlo a efecto de que las transformaciones anunciadas sean tales”, señaló Abraham Nuncio.

“Austeridad republicana”

El periodista de BBC Mundo en México, Alberto Najar, señala que no está claro cómo se llevará a cabo la cuarta transformación que anuncia el presidente electo.

En la actualidad el país registra los mayores niveles de violencia desde 1929, cuando se inició la Guerra Cristera, y según organizaciones civiles, existen también graves problemas de corrupción.

Son dos elementos que impulsaron las tres transformaciones anteriores en México, y contra ambos ha prometido luchar López Obrador una vez llegue a la presidencia.

La llamada “Austeridad republicana”, una forma de gobierno aplicada por el expresidente Benito Juárez en el siglo XIX, es también una de las propuestas centrales de López Obrador.

Con ella AMLO quiere cancelar privilegios de los funcionarios, acabar con las compras de lujo y reducir los salarios del gobierno.

Al final, solo el tiempo y los resultados dirán qué lugar ocupa la “Cuarta Transformación” de AMLO en la historia de México.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Recorte al INAH afectará Palenque, Templo Mayor, restauración y museos

A 80 años de su fundación, el Instituto Nacional de Antropología e Historia enfrenta un recorte de 75% a su presupuesto en gastos de operación que pone en peligro la conservación del patrimonio histórico del país.
10 de junio, 2020
Comparte

México es el sexto país a nivel mundial con más sitios declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Tiene 110 mil monumentos históricos, 53 mil zonas arqueológicas, 193 abiertas al público, y 162 museos, todo a cargo del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), pero a 80 años de su fundación, enfrenta un recorte de 75% a su presupuesto en gastos de operación que pone en peligro la conservación del patrimonio histórico del país, justamente su razón de ser.

Para cumplir con sus funciones, el Instituto necesita contratar personal por honorarios, insumos como gasolina, viáticos o la renta de inmuebles en todo el país, gastos incluidos en los capítulos 2000 y 3000 que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público ordenó recortar 75% en toda la administración pública.

Lee: Exfuncionarios reclaman recorte ambiental; titular de Semarnat les dice que “son de derecha”

La preservación de zonas arqueológicas debe hacerse de manera permanente e incluye la investigación, conservación y mantenimiento tan básico y necesario como combatir hongos y deshierbar alrededor de los edificios arqueológicos, pagados justamente con estos capítulos de gasto.

El mantenimiento es simplemente inaplazable. Sin las labores de preservación veríamos esos sitios convertidos en monte, como ocurre con aquellas zonas que no están abiertas al público, asegura Gustavo Ramírez, secretario general del Sindicato Nacional de Profesores de Investigación Científica y Docencia del INAH.

El director del Instituto, Diego Prieto, pidió a investigadores y directores de los centros de trabajo que de los 1,600 proyectos que el Instituto financia cada año, eligieran el más “meritorio”, para ser financiado, mientras el resto de labores estarían en modo “hibernación”, pero esto coloca a los dirigentes “en un serio dilema y pone en entredicho la razón de la institución”, afirma el antropólogo Gustavo Ramírez.

“Es imposible elegir un solo proyecto”, y menos aún, dejar de pagar el resto de gastos que son ineludibles, como las rentas de los inmuebles del INAH que resguarda acervo y el resto de proyectos de investigación que requieren continuidad. Según les dijo el director, los únicos proyectos que serán aprobados este año son aquellos que no requieren financiamiento, como la redacción de libros o guiones.

Con esta decisión “parecería que el interés del Estado en el patrimonio ha cambiado porque con ese recorte no vamos a poder cumplir con la función social que tenemos encomendada”, acusa Silvia Loza, secretaria general del Sindicato Nacional de Trabajadores Administrativos, Manuales, Técnicos y Profesionistas del INAH.

Lee: Hacienda y Conacyt acuerdan no aplicar recortes al presupuesto de centros de investigación

Las afectaciones

Además de la labor de investigación, hay otros sectores que atraviesa la labor del INAH, como el turismo, toda vez que zonas arqueológicas son el principal atractivo turístico en algunos estados. Palenque, una de las ciudades más poderosas del Clásico Maya en Chiapas, es un ejemplo de ello, pero las labores de mantenimiento será suspendido para este año porque simplemente es imposible lograrlo con sólo 25% de recursos.

En esas tareas intervienen desde albañiles de la comunidad, hasta arqueólogos, topógrafos, o arquitectos que son contratados por el capítulo 3000; y gastos tan básicos como gasolina para los automóviles o viáticos son parte de los recortes previstos. Por lo tanto, en 2020 Palenque no tendrá mantenimiento en 2020, explican especialistas del Instituto que pidieron anonimato.

El Templo Mayor, una de las zonas más emblemáticas del país ubicada en el centro de la Ciudad de México, también sufrirá afectaciones hasta en lo más básico. El recorte al gasto operativo del Museo del Templo Mayor no alcanzaría ni siquiera para pagar la limpieza, mantenimiento, conservación, seguridad o museografía. Lo que impedirá dar servicio digno al público y asegurar la preservación del edificio y los bienes que resguarda.

Lo mismo pasará con el Programa de Arqueología Urbana, el Proyecto Templo Mayor, el Proyecto Integral de Conservación de la Zona Arqueológica del Templo Mayor y proyectos específicos de investigación científica arqueológica que ahí se realizan, dicen arqueólogos que trabajan en el sitio.

Aseguran que es la primera vez que la labor del INAH se encuentra en esta posición porque los proyectos de conservación, sobre todo los de mayor importancia, han sido transexenales.

A esto se suma otra problemática que el Instituto ha arrastrado en los últimos 20 años con recortes en las plazas de trabajo aunque las labores han aumentado, por eso es que una parte de las contrataciones de personal se hacen a través del capítulo 3000.

Arqueólogos, historiadores, museógrafos, topógrafos y restauradores, entre otros profesionales, son contratados por por honorarios, sin si quiera tener seguridad social o certidumbre laboral, toda vez que sus contratos sólo son por proyecto.

Muchos de esos eventuales suman años de trabajo sin generar antigüedad, pero con la esperanza de conseguir una plaza. Sus salarios provienen de esa partida que hoy el gobierno busca reducir 75%. Esto significa que además de dejar a cientos de personas en el desempleo, los proyectos en los que colaboran estarían en vilo.

Otro de los gastos que parecen ínfimos, pero son determinantes, es atender las goteras  del Museo de Antropología, justamente cuando se acerca la época de lluvias, agrega la restauradora Isabel Domínguez, secretaria de Conservación y Patrimonio Cultural del Sindicato.

La labor d el INAH no sólo atienden al patrimonio cultural que resguarda, sino también servicio a la población a través de otras áreas como bibliotecas, acervos fotográficos, o especializados, cuyo mantenimiento también pasa por elementos como la temperatura y hasta de resguardo por parte de personal de vigilancia. Se trata de actividades que “no tienen fecha de término”.

Entérate: AMLO asegura que víctimas no se quedarán sin ayuda, pero sostiene los recortes

Otros proyectos impactados directamente sería la restauración del patrimonio cultural inmueble de carácter arqueológico o histórico afectado por los sismos de 2017 y que suman mil 800 inmuebles con 3 mil 500 bienes-muebles como esculturas, pinturas, ajuar litúrgico, entre otras, que no han podido concluir justamente por la falta de presupuesto en los últimos tres años, pero que requieren intervenciones incluso para evitar derrumbes, agrega Isabel Domínguez.

El 3 de junio, trabajadores del Instituto tuvieron una reunión con el presidente de la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados, Sergio Mayer, en la que expusieron las afectaciones en caso de continuar con el recorte previsto, pero no hubo una respuesta o compromiso concreto por parte del legislador.

“Pedimos que nos den el mismo trato que a los centros de investigación Conacyt que también nos exenten del recorte”, afirma Silvia Loza. Esto en referencia a lo logrado por la comunidad científica y la titular del Consejo, María Elena Álvarez Buylla, que impidieron el recorte que impediría la operación de los centros de investigación.

Otros trabajadores del Instituto también levantaron la voz a través de una carta que logró el respaldo de 6 mil firmas en contra del recorte presupuestal. Misma que fue entregada este lunes en la Secretaría de Hacienda, pero en Palacio Nacional ni siquiera la recibieron, según reportó el periódico El Economista. 

“En el caso de la Presidencia de la República se negaron a recibir la carta, concretamente la servidora pública Michell Alcántara argumentó que esos documentos no las recibe Oficialía de Partes sino atención ciudadana; sin embargo, esa oficina no está trabajando y no hubo manera de acceder”, declaró al diario el antropólogo Bolfy Cottom, investigador de la Dirección de Estudios Históricos del INAH, parte de la comitiva a entregar el documento.

Este medio solicitó postura al INAH respecto al impacto del recorte, pero no hubo respuesta.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.