Es entendible la crítica por boda de César Yáñez, debemos ser congruentes, dice Jesús Ramírez

Jesús Ramírez, próximo director de Comunicación Social del gabinete de Andrés Manuel López Obrador, admitió que este tema tiene proyección política y alertó que el bono de beneficio, el voto de confianza que les dio la ciudadanía “no es un cheque en blanco”.

Es entendible la crítica por boda de César Yáñez, debemos ser congruentes, dice Jesús Ramírez

La boda de César Yáñez, futuro coordinador de Política y Gobierno, fue un evento del ámbito personal, de alguien que no es funcionario y donde no se usaron recursos públicos, aseguró Jesús Ramírez, próximo director de Comunicación Social del gabinete de Andrés Manuel López Obrador.

Admitió que la gente espera un comportamiento ético de los representantes del próximo gobierno, “evidentemente surgen cuestionamientos”.

Jesús Ramírez señaló que cuando la élite política exhibe opulencia, “esto ofende a la gente”. Tenemos que hacernos cargo de esa crítica”.

“Es una situación del ámbito personal, de la decisión de alguien que decide hacer una ceremonia. Es un derecho de todos, sobre todo si no es un funcionario y además no son recursos públicos, pero en función de la posición que el movimiento ha tenido, del énfasis que se ha puesto del comportamiento ético y político de sus representantes, evidentemente hay un cuestionamiento”, sostuvo en entrevista en el programa Despierta.

La unión matrimonial entre Dulce Silva y César Yáñez, colaborador cercano de Andrés Manuel López Obrador, llegó a la portada de la revista ¡Hola! La publicación mostraba imágenes de “la elegante boda” en Puebla a la que asistieron cerca de 600 invitados.

Jesús Ramírez agregó que esto no fue bien visto y no solo tiene que ver con el derecho privado, sino con la imagen pública que deben cuidar. “Es sano considerar que esto no es bien visto”.

Admitió que este tema tiene proyección política y alertó que el bono de beneficio, el voto de confianza que les dio la ciudadanía “no es un cheque en blanco”.

Cuestionado sobre si habrá consecuencias para César Yáñez, aclaró que no se cometió ningún delito y al no ser funcionario, no hay de qué despedirlo.

Jesús Ramírez destacó que se debe entender el sentido de la crítica, que esto va más allá de la persona y del evento, pues la gente exige un comportamiento ético y “creo que hay que estar a la altura del momento”.

Al ser cuestionado sobre la boda, Andrés Manuel López Obrador defendió que se trató de un evento social, no un acto de Gobierno.

Varios senadores criticaron la aparición de Yáñez en la revista y pidieron congruencia con los mensajes de austeridad que ha dado López Obrador.

Close
Comentarios