62 candidatas fueron víctimas de violencia política por internet en la pasada elección
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

62 candidatas fueron víctimas de violencia política por internet en la pasada elección

El principal tipo de violencia política a través de tecnologías que vivieron las candidatas durante el periodo electoral pasado fue ser sujetas de expresiones discriminatorias (41%), amenazas (20%), desprestigio (16%) y suplantación o robo de identidad (7%).
Cuartoscuro
24 de octubre, 2018
Comparte

Durante el pasado periodo electoral, 62 candidatas a diferentes cargos de elección popular fueron agredidas a través de redes sociales, desde celulares, tabletas o computadoras, de acuerdo con un informe presentado por Luchadoras Mx.

El informe Violencia Política a través de las Tecnologías contra las Mujeres indica que, en total, las autoridades mexicanas registraron 85 agresiones asociadas a las tecnologías contra candidatas en 24 estados del país.

La Ciudad de México y Puebla fueron los estados en que se reportaron más agresiones contra candidatas (9), seguidos de Aguascalientes y Querétaro (5), así como Chiapas y Oaxaca (3).

Candidatas agredidas en proceso electoral 2018.

Candidatas agredidas en proceso electoral 2018.

Estos datos, “permiten asegurar que la violencia contra mujeres candidatas a través de las tecnologías tiene alcance nacional”, señala el informe.

Sin embargo, Luchadoras Mx estima que hay un amplio número de casos que no se registran, debido a que hay una “normalización y falta de sensibilización sobre la gravedad de esta forma de violencia, así como a la falta de mecanismos existentes para su atención, tanto al interior de los partidos políticos o en instituciones públicas”.

Patricia Azcagorta, excandidata a presidenta municipal en Sonora por el partido Movimiento Ciudadano, fue una de las víctimas de agresiones a través de las tecnologías.

El día que se registró como candidata, circuló en redes sociales un video en el que se observa a una mujer bailando en ropa interior la canción del “Movimiento naranja”.

El video fue distribuido con fotografías y mensajes que señalaban a Azcagorta como la protagonista. Más tarde surgió el hashtag con el que se le denominó #LadyMovimientoNaranja.

La candidata y su equipo señalaron la falsedad del video; sin embargo, este dañó la imagen de la aspirante, ya que en internet y en medios de comunicación se difundió el material y se reprodujo su imagen sexualizada.

Lee: Acoso, ofensas y amenazas de muerte: violencia digital contra mujeres aumenta en México

La mayoría de las candidatas que fueron agredidas buscaban convertirse en alcaldesas (30%), diputadas locales (29%), diputadas federales (18%), senadoras (8%) o gobernadoras (5%). El 10% de las mujeres que señalaron haber sido víctimas de violencia a través de tecnologías no informaron el cargo por el que contendieron.

Cargos que disputaban las candidatas agredidas.

Cargos que disputaban las candidatas agredidas.

El principal tipo de violencia que vivieron fue ser sujetas de expresiones discriminatorias (41%), amenazas (20%), desprestigio (16%), suplantación o robo de identidad (7%) y difusión de imágenes íntimas sin consentimiento (2%).

También fueron víctimas de acoso (2%), extorsión (2%), difusión de información personal sin consentimiento (1%), así como monitoreo y acecho (1%). En el 8% de los casos se desconoce el tipo de violencia reportada.

De acuerdo con el informe, las agresiones contra las candidatas fueron cometidas a través de WhatsApp (29%), llamadas telefónicas (30%), medios (17%), televisión (8%), mensajes de texto (8%), ruedas de prensa (4%) y fotografías (4%).

Facebook fue la red social más utilizada para agredir a candidatas (52%), seguida de Twitter (39%), YouTube (6%) e Instagram (3%).

La mayoría las agresiones realizadas en redes sociales, fueron amenazas, desprestigio, suplantación de identidad y expresiones discriminatorias.

Acerca de los agresores, el informe explica que se trató de usuarios de redes sociales (36%), integrantes de partidos políticos (15%), medios de comunicación (7%), periodistas (3%), partidos políticos (2%), supuestos miembros del crimen organizado (2%), funcionarios públicos (1%) y ciudadanos (1%). En el 33% de los casos no se pudo identificar.

Tipos de agresores contra candidatas.

Tipos de agresores contra candidatas.

Agresiones “sofisticadas”

A través del estudio de casos, Luchadoras Mx identificó que algunas de las candidatas fueron víctimas de una “cadena de agresiones”, es decir, cuatro situaciones entrelazadas que complejizan y profundizan el daño hacia las mujeres que son atacadas.

La cadena de agresión comienza con el “doxxeo”, es decir, la investigación y obtención de información personal sobre una candidata; luego, la información es manipulada con fotomontajes, videos o textos.

La información tergiversada es puesta en circulación en el espacio digital, con el fin de generar desprestigio, lo que a su vez, resulta en la recepción de insultos o agresiones contra la candidata por parte de usuarios de redes sociales.

Te puede interesar: ¿Cómo protegerse del acoso digital? Una plataforma da herramientas de seguridad a las mujeres

Una de las mujeres víctimas de esta forma “sofisticada” de agresión fue la candidata a la alcaldía de Coyoacán por la coalición Juntos Haremos Historia, María Rojo, quien recibió amenazas de muerte, ataques a su propiedad y acusaciones de “asesina” durante la campaña electoral.

María Rojo fue blanco de una campaña de movilización en Twitter bajo el hashtag #DefraudoComoRojo, que estuvo orquestada por diversas cuentas que publicaron chistes y agresiones contra la candidata.

El análisis de Luchadoras Mx revela que el 62% de las agresiones registradas tuvieron una razón de género, es decir, en la forma que fueron perpetradas estuvieron impresos patrones de “violencia machista” cometida contra una mujer por el hecho de serlo.

Agresiones contra candidatas por razón de género.

Agresiones contra candidatas por razón de género.

Los cinco patrones relevantes de agresiones por razón de género fueron el juicio de carácter sexual (29%), objetualización sexual (25%), agresiones contra la familia (18%), roles de género (16%) y apariencia (5%). En el 5% de los casos no se trató de otro tipo de violencias.

A pesar de que el proceso electoral 2017-2018 fue histórico en México en términos de igualdad de género, Luchadoras Mx señala que en internet se reprodujeron conversaciones machistas agresivas contra las candidatas, pues “este espacio fue principalmente arena de expresiones discriminatorias, campañas de desprestigio y amenazas”.

“La violencia digital contra las mujeres es una manifestación de la violencia histórica cometida a través de nuevos medios tecnológicos. Esta forma de violencia contribuyó a generar un entorno hostil para el ejercicio pleno y en igualdad de condiciones de los derechos políticos de las candidatas en contienda”, indica el estudio.

Lee también: Ciberacoso contra mujeres, una epidemia de violencia en línea que permanece impune

Para Luchadoras Mx, es imprescindible que los órganos electorales locales tengan en cuenta la gravedad de la violencia política cometida a través de tecnologías contra las mujeres, y que la consideren un ámbito de competencia.

Por ello, concluye, “es urgente que existan estructuras y recursos de apoyo al interior de los partidos políticos, además de las redes informales de solidaridad entre mujeres”.

Consulta el informe completo en el sitio web de Luchadoras Mx.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Es posible contraer COVID-19 y contagiar a otros después de vacunarse?

Después de desarrollar vacunas efectivas para combatir la pandemia, el paso siguiente es comprender con más detalle el tipo de protección que ofrecen.
16 de febrero, 2021
Comparte

El mensaje de las autoridades y los especialistas es claro: vacunarse es una manera efectiva de combatir la pandemia de covid-19.

Pero, ¿qué significa exactamente estar vacunado?, ¿qué tipo de protección tienen quienes ya recibieron su dosis completa?

En este momento en el mundo hay al menos 9 vacunas que han demostrado que son altamente eficaces a la hora prevenir la enfermedad que causa el virus SARS-CoV-2.

Eso quiere decir que si una persona vacunada se contagia del virus, tendrá menos probabilidades de desarrollar síntomas o enfermarse gravemente.

Lo que aún no está claro, sin embargo, es si la vacuna logra evitar el contagio.

En resumen: aún no se sabe si la vacuna evita que te contagies, lo que sí se sabe es que si te vacunas y luego te contagias, probablemente no te vas a enfermar.

Veamos por qué ocurre esto y por qué es importante mantener precauciones aún luego de recibir la vacuna.

¿Qué tipo de protección ofrecen las vacunas contra la covid-19?

Hay dos tipos principales de inmunidad que puede lograr con las vacunas.

Una es la llamada “inmunidad efectiva”, que puede evitar que un patógeno cause una enfermedad grave, pero no puede evitar que ingrese al cuerpo o haga más copias de sí mismo.

La otra es la “inmunidad esterilizante”, que sí puede impedir la infección e incluso prevenir casos asintomáticos.

Lo ideal es que una vacuna logre producir inmunidad esterilizante, pero rara vez se logra.

Vacunas

BBC

¿Cuál de estos dos tipos de inmunidad proporcionan las vacunas contra la covid-19?

“En pocas palabras, no lo sabemos, porque son demasiado nuevas”, dice en un artículo de BBC Future Keith Neal, profesor emérito de epidemiología en la Universidad de Nottingham, en Reino Unido.

Hasta el momento, la eficacia de las vacunas se ha medido por su capacidad de prevenir el desarrollo de síntomas, pero aún no hay datos suficientes para saber si también son capaces de evitar la infección.

Algunas investigaciones, sin embargo, ya han comenzado a medir si las vacunas pueden bloquear la infección, y los expertos esperan que en las próximas semanas y meses se obtegan resultados mas dicientes.

Estudios recientes de las vacunas de Oxford-AstraZeneca, Pfizer-BioNTech y Moderna sugieren que estas vacunas podrían tener el potencial de reducir la la transmisión del virus.

virus

Getty
Se sabe que las vacunas pueden impedir que una persona se enferme de covid-19, pero todavía no está claro si evitan la infección.

Estos estudios, sin embargo, tienen limitaciones o aún están en revisión. Es decir, sus resultados aún no son concluyentes.

“Suponemos que todas las vacunas van a tener un nivel de capacidad de bloqueo de la infección”, dijo la doctora Zulma Cucunubá, epidemióloga del Imperial College London, en el programa #TuMundoBBC, a finales de enero.

Cucunubá, sin embargo, advierte que para tener esa certeza faltan más ensayos de largo plazo y diseñados específicamente para medir esa capacidad de bloqueo de la infección.

¿Vacunarte evitará que contagies a otras personas?

“La respuesta es: no sabemos“, según lo indica el portal dedicado al coronavirus de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, refiriéndose a que faltan más datos para dar una respuesta definitiva.

Como lo indica este portal, es posible que una persona vacunada pueda tener el virus replicándose en su nariz y garganta, incluso si está protegida contra la enfermedad.

Ahora, también es posible que la respuesta inmune que genera la vacuna y que impide que la persona se enferme, también reduzca la cantidad de virus en la nariz y la garganta, al punto de que sea poco probable que pueda contagiar a otros.

Pero, una vez más, “necesitamos más investigaciones para estar seguros”, indica el portal de Harvard.

Hombre tosiendo

Getty
El coronavirus puede transmitirse a través de las gotas que una persona contagiada expulsa al hablar, toser o estornudar.

Finalmente, hay otros dos factores a tener en cuenta.

El primero es que ninguna vacuna es perfecta.

Una vacuna que tenga una eficacia del 95% significa que cerca de 1 de cada 20 personas que la reciben puede que no obtenga protección contra la enfermedad, según el explica el portal de coronavirus de la Universidad Johns Hopkins.

El segundo factor es que puede darse el caso, por ejemplo, de una persona que sin saberlo ya esté contagiada al momento de vacunarse, con lo cual la infección podría seguir desarrollándose aún después de recibir la vacuna.

Seguir cuidándose y cuidando a los demás

Por todas estas razones, los expertos insisten en que, aun después de vacunarse y mientras no tengamos más información, hay que seguir tomando precauciones como el uso de la mascarilla y el distanciamiento social.

“Si estás entre los primeros grupos de personas que se vacunan, es mejor seguir usando mascarillas y mantener la distancia física para proteger a otras personas que aún no se han vacunado”, dice el portal de Harvard.

Pero la capacidad de las vacunas de bloquear el contagio no solo determina qué tan necesario es que sigamos usando mascarillas y distancia social.

El tipo de protección de la vacuna influye directamente en la posibilidad de alcanzar la anhelada inmunidad de rebaño.

mujer

Getty
El uso de la mascarilla y el lavado de manos ayudan a prevenir el contagio.

La inmunidad de rebaño se refiere a la protección que logra una población cuando una cantidad suficiente de personas ya es inmune al virus, ya sea porque se recuperaron tras el contagio del virus o porque fueron vacunadas.

Los expertos aún no tienen claro qué porcentaje de la población tendría que ser vacunada para lograr la inmunidad de rebaño.

Lo que sí está claro es que “si las vacunas no detienen por completo la transmisión, aumentará la cantidad de personas que necesitamos vacunar para cruzar verdaderamente los umbrales de inmunidad de rebaño y reducir los casos a un nivel cercano a cero“, dice a BBC Future Michael Head, investigador en salud global en la Universidad de Southampton.

Un estudio del Imperial College London, por ejemplo, calculó que con una vacuna que sea 100% efectiva impidiendo la transmisión del virus, se necesitaría vacunar entre el 60% y el 70% de la población.

Con una vacuna que ofrezca el 80% de efectividad para impedir la transmisión, el número de personas vacunadas que se necesitaría aumentaría hasta un rango entre el 75% y el 90%.

personas

Getty
La eficacia y el tipo de protección que ofrecen las vacunas determinan la capacidad de alcanzar la inmunidad de rebaño.

La doctora Cucunubá advierte que en caso de que las vacunas tengan solo la capacidad de prevenir la enfermedad, pero no de bloquear la infección, las vacunas no nos podrían llevar a la inmunidad de rebaño.

Mientras tanto…

Los expertos esperan que en las próximas semanas o meses tengamos más respuestas sobre el tipo de protección que ofrecen las vacunas contra la covid-19.

Mientras llega ese momento, “será importante que todos continúen usando todas las herramientas disponibles para ayudar a detener la pandemia”, según indica el portal de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés).

Eso, en términos prácticos, significa que es importante lavarse las manos, usar mascarilla y mantener la distancia, incluso si ya te vacunaste.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=9eUoEbUOy80&feature=emb_title

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.