Qué busca la caravana migrante y por qué México los recibe con 200 policías para impedir su paso
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

Qué busca la caravana migrante y por qué México los recibe con 200 policías para impedir su paso

México reforzó la seguridad en la frontera sur tras el inicio de una caravana de migrantes hondureños que huyen de la pobreza y la violencia. Buscan cruzar el país para llegar a la frontera con Estados Unidos.
Especial
Por León Ramírez y Redacción Animal Político
19 de octubre, 2018
Comparte

Miles de migrantes hondureños dejaron su país e iniciaron una caravana para cruzar Centroamérica y México, con el objetivo de llegar a Estados Unidos. El presidente Donald Trump respondió con amenazas a esta travesía que empezó el fin de semana pasado, mientras que el gobierno mexicano anunció medidas para frenar el flujo de migrantes.

Esta caravana está integrada por más de 3,000 personas –menores, mujeres y adultos mayores entre ellas– que huyen de la violencia, la pobreza y de las violaciones a derechos humanos en Honduras, según información de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México (ONU-DH).

Cerca de 500 personas que iniciaron la caminata desde San Pedro Sula, Honduras, pasaron la noche en refugios y el parque central a la espera del resto del contingente.

Integrantes de la Caravana dijeron que al ingresar a México solicitarán al país visas humanitarias para seguir su camino hacia Estados Unidos.

Una migrante, que se identificó como Ana, contó que los llamados a formar caravanas para emprender el camino hacia Estados Unidos (difundidos en redes sociales) y las nulas oportunidades de tener una vida digna en su país -dijo Ana- está causando que mucha gente que antes no se atrevía a viajar en la ruta migratoria, ahora ya esté dispuesta a intentarlo. “Ya no tenemos miedo”, dijo la joven migrante.

Los migrantes llegron este viernes a México. Para entrar al país necesitan visa, o pueden solicitar el reconocimiento como refugiados ante las autoridades migratorias –un proceso que tarda hasta 45 días–. En caso de que ingresen de forma ilegal y decidan continuar su camino a Estados Unidos, pueden realizar un trámite similar ante autoridades fronterizas.

“No sabemos qué van a solicitar las personas hondureñas cuando ingresen a México, pero muchas de esas personas están buscando un refugio”, explica Madeleine Penman, Investigadora para México de Amnistía Internacional.

caravana migrante

México refuerza vigilancia en la frontera

Este miércoles por la mañana arribaron dos aviones de la Policía Federal al Aeropuerto Internacional de Tapachula y unos 244 elementos destinados a reforzar la contingencia que enfrentará el Instituto Nacional de Migración (INM) con la llegada masiva sin precedentes de migrantes a esa ciudad del sur de Chiapas.

Tras la llegada de los refuerzos, mandos de ambas instituciones realizaron recorridos terrestres  en los puntos fronterizos de Talismán y Ciudad Hidalgo mientras un helicóptero sobrevolaba el río Suchiate, frontera natural entre Guatemala y México.

Horas ante, el INM emitió un comunicado, en conjunto con la Secretaría de Gobernación, para advertir que cualquier persona que ingrese al país de manera irregular, “será rescatada y sujeta a procedimiento administrativo y, en su caso, será retornada a su país de origen, de manera segura y ordenada”.

Según el texto, quienes busquen entrar a territorio nacional y solicitar el reconocimiento de la condición de refugiado o ser beneficiario de medidas de protección complementaria, tiene que hacerlo individualmente ante la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR).

El Comisionado General de la Policía Federal, Manelich Castilla Craviotto, se trasladó el lunes a Chiapas para apoyar las tareas del INM. Informó a los medios de comunicación en la garita migratoria de Ciudad Hidalgo que la dependencia a su cargo se encuentra lista para realizar las labores de “contención” en apoyo a las autoridades migratorias.

caravana migrante

“Traemos personal profesional de la división. De fuerzas federales, vienen desarmados y en tareas de contención”, dijo el funcionario, quien se encuentra en la zona desde el martes pasado.

“Vamos a tener personal suficiente. El tiempo que sea necesario. Tenemos el personal mejor capacitado en este tipo de tareas, personal reconocido a nivel internacional para trabajar en condiciones extremas, así que sabemos que vamos a estar a la altura”, señaló Castillo.

El comisionado del INM, Gerardo García, entrevistado también en la garita migratoria, señaló que solamente serán admitidas en el país las personas que traigan su visa consigo y que quienes entren por el paso irregular, serán asegurados en las instalaciones del INM para iniciar los trámites que correspondan.

“Vamos a darle cauce a quienes vienen con la intención de ingresar al país, solicitarles los requisitos señalados que es contar con una visa.  Deben cruzar por el puente, si cruzan por el río es un cruce irregular”, advirtió García.

“Si tienen visa, podrán pasar, si tienen otra situación, que es lo que me he enterado por los medios, de que hay gente que viene huyendo y a solicitar refugio, México se ha caracterizado por dar refugio, siempre y cuando nos permitan hacer nuestro trabajo”, añadió.

Según García, la oficina de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR) establecida en Tapachula ha sido reforzada con más personal para atender la inminente masiva solicitud de refugio.

Esta acción contrasta con una declaración del gobernador de Chiapas, Manuel Velasco. Al término de un acto público, dijo ante periodistas que “vamos a apoyar a los migrantes, a nuestros hermanos hondureños, guatemaltecos o de donde vengan”.

“Vamos a tener siempre una política de respeto a los derechos humanos de los migrantes, de puertas abiertas, porque debemos de tener la cara limpia para exigir el mismo trato para nuestros connacionales que viven en Estados Unidos”, comentó.

Este miércoles, en entrevista para Carlos Loret de Mola, Gerardo García agregó que la presencia de los policías federales se debe únicamente para tener orden en el ingreso de los migrantes. “El trato será exactamente el mismo que el año pasado cuando los recibimos en Oaxaca, a algunos les dimos hasta un año para que permanecieran en el país y se regularizaran y a otros, 30 días. Solo a 20 les dimos un oficio de salida para que en 20 días abandonaran el país”.

El comisionado no mencionó un límite de solicitudes que podrían otorgar a los migrantes y contempla que al cierre de este año registren alrededor de 24 mil solicitudes de refugio “y en 2019 serán 36 mil solicitudes”. 

caravana migrante

Madeleine Penman explica que si bien la Policía Federal ha sido utilizada en varios operativos migratorios a través de los años, no se había visto una respuesta tan inmediata y de alto nivel que involucre al mismo comisionado como si se tratara de la prioridad número uno en seguridad de este país. 

“Una se pregunta por qué un tono tan duro cuando estamos hablando de familias, bebés, niños”, cuestiona. 

caravana migrante

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, ofreció un plan para dar trabajo a los migrantes centroamericanos a partir del primero de diciembre, pero no respaldó la presente caravana migrante.

México representa un reto importante en la ruta de 2 mil kilómetros de los migrantes. Del 2014 al 2017, 10 mil 319 migrantes registrados ante la Red de Documentación de las Organizaciones Defensoras de Migrantes (Redodem) dijeron haber sufrido un delito en su paso por el país.

Aunque viajan en caravana y puedan sentirse blindados, detalla Penman, México representa riesgos para personas migrantes y solicitantes de asilo como secuestros, extorsiones, masacres y agresiones sexuales.

La ONU-DH hizo el martes un llamado para que los gobiernos de Honduras, Guatemala y México a protejan la integridad y garanticen la seguridad de migrantes y personas sujetas a protección internacional.

“Todos los migrantes, con independencia de su estatus migratorio o situación irregular, o la forma como llegan a la frontera, el lugar de donde proceden, tienen derecho a disfrutar de sus derechos humanos y los estados la obligación de garantizar su efectivo cumplimiento”, señaló.

Endurecidos tras una reunión

Pero México no es el único que se ha pronunciado o tomado medidas ante la llegada de la caravana.

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, se reunió el jueves pasado con líderes de los gobiernos del Triángulo Norte de Centroamérica y de México en Washington. En el marco de la Segunda Conferencia sobre la Prosperidad y la Seguridad en Centroamérica, Pence pidió que enviaran un mensaje a sus ciudadanos: “Si no pueden venir a Estados Unidos legalmente, no deberían venir”.

Sin embargo, fue hasta este martes, que la caravana migrante llamó la atención del presidente Donald Trump, quien lanzó en Twitter una serie de amenazas a los gobiernos de Honduras, Guatemala y El Salvador.

“Si permiten que sus ciudadanos, u otros, viajen a través de sus fronteras y lleguen a los Estados Unidos, con la intención de ingresar a nuestro país de manera ilegal, todos los pagos que se les hacen se detendrán”, escribió Trump este lunes.

El mandatario estadounidense también advirtió que cualquier persona que entre a territorio estadounidense será detenida y deportada, aunque la legislación permite a los migrantes solicitar asilo en aquél país.

Este jueves, Trump volvió a mandar mensajes contra la caravana y una advertencia a México a través de Twitter.

El mandatario estadounidense pidió a México detener la llegada de migrantes, aseguró que de no hacerlo desplegará al ejército para cerrar su frontera sur.

Dijo que para él, como presidente, es mucho más importante la llegada de los migrantes por la frontera sur que tener comercio y tratados con México, en referencia al recién aprobado T-MEC (Tratado México-Estados Unidos- Canadá).

“Esperemos que México detenga este ataque en su frontera”, escribió.

Aunque el gobierno de Honduras no emitió una declaración al respecto, Guatemala intentó sin éxito impedir el ingreso de la caravana movilizando agentes de la Policía Nacional Civil el martes.

La caravana que cruzó el país entre abril y mayo, detalla Penman, “empezó con más de mil personas y terminaron siendo muchas menos en la frontera de México y Estados Unidos. Casi todos cruzaron la frontera entre ambos países de manera legal, formalmente pidiendo asilo, y varios de ellos fueron puestos en detención”.

Sin embargo, explica, Estados Unidos tienen una política endurecida contra los migrantes, que busca usar la detención como una respuesta casi automática para personas que entran al país en una situación de vulnerabilidad.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

'No me veo regresando a trabajar 5 días a la semana': los cambios de actitud laboral por la pandemia

La pandemia ha impulsado modalidades de trabajo flexibles que pueden hacer que los empresarios tengan que adaptarse a la situación.
1 de abril, 2021
Comparte
Lee Harman and family

Lee Harman
Lee y Louise esperan que al compartir el cuidado de los niños a partes iguales sean un buen modelo para sus hijos.

Cuando Lee Harman preguntó por primera vez si podía pasar de una semana laboral de cinco días a una de cuatro, estaba nervioso, preguntándose qué pensarían sus colegas.

“En la construcción predominan los hombres”, señala. “Trabajar a tiempo parcial es algo que simplemente no se hacía”.

Ahora pertenece al creciente número de profesionales que han reducido su horario.

Lee, 38 años, es ingeniero civil en la empresa Skanska Costain Strabag.

En el último año ha descubierto que una semana laboral más corta es una gran ventaja.

“Así puedo gestionar mejor mis niveles de energía”, dice este padre de tres hijos.

“Un puesto de alto nivel requiere cierto grado de contemplación y espacio para pensar. Me viene muy bien, y a todo el equipo también”.

No me veo volviendo a la forma en que trabajaba antes”, afirma.

Lee cree que, debido a la crisis de covid-19, mucha gente se ha dado cuenta de que las cosas se pueden hacer de otra manera.

Los colegas han empezado a preguntarle por su experiencia, planteándose si podrían hacer lo mismo.

Trabajadores desde casa

Getty Images
Encuestas y experimentos en distintas partes del mundo muestran que existe un anhelo por poder compaginar la vida personal y profesional de otro modo.

Tendencia a reducir las horas de trabajo

Puede que los altos cargos de Goldman Sachs sigan insistiendo en una semana de 95 horas, pero parece que cada vez están más lejos de la mayoría.

Encuestas y experimentos en distintas partes del mundo muestran que existe un anhelo anhelo por reducir la jornada laboral y la consideración de que trabajar a tiempo parcial no debe ser un obstáculo para hacer carrera. Un deseo que ya se percibía antes de la pandemia, pero que el modo de trabajar durante la misma ha impulsado considerablemente.

Por ejemplo, de los 2.300 trabajadores de Microsoft en Japón que en 2019 probaron a reducir su jornada semanal un día, el 92% aseguró sentirse más feliz y menos estresado con ese horario. Similares resultados mostró el experimento en Perpetual Guardian, una empresa neozelandesa.

Y una encuesta realizada por la consultora de recursos humanos Robert Half en EE.UU. mostró que el 66% de los trabajadores afirmaba querer trabajar menos de cinco días a la semana.

Otra encuesta realizada el mes pasado a 2.000 adultos de Reino Unido reveló que el 72% cree que los trabajadores a tiempo parcial deberían tener las mismas oportunidades de progresar en el trabajo que los trabajadores a tiempo completo.

Timewise, que encargó la investigación, explica que hace nueve años una encuesta similar reveló que el 72% creía que “no era posible” tener un trabajo de alto nivel a tiempo parcial.

¿Es un freno reducir la jornada?

Karen Mattison, cofundadora de Timewise, una organización que hace campaña a favor de un trabajo más flexible, asegura que el año pasado se demostró que la gente puede trabajar de forma diferente y que era hora de que los empresarios lo reflejaran en la forma de diseñar y anunciar los puestos de trabajo.

“Durante mucho tiempo hemos visto una disculpa ante el término tiempo parcial: ‘sólo estoy a tiempo parcial’. Ahora sabemos que la inmensa mayoría de la gente en Reino Unido no ve ninguna razón para que los trabajadores a tiempo parcial se vean impedidos de progresar en sus carreras”, explica.

Los trabajadores a tiempo parcial representan ya una cuarta parte de la población activa del país. Pero a menudo existe una compensación entre negociar un horario más corto y tener oportunidades profesionales.

Las madres, en particular, se han dado cuenta de que compaginar el trabajo con las exigencias del cuidado de los hijos ha supuesto un estancamiento en sus carreras, lo que ha socavado los esfuerzos por lograr la igualdad de género en los altos cargos.

Gemma Fleuren

Gemma Fleuren
Gemma Fleuren ha perseguido sus ambiciones profesionales a la vez de las familiares trabajando cuatro días a la semana.

Pero no para Gemma Fleuren.

Su actual trabajo como directora comercial en una empresa de veta de chocolate es el tercero en el que ha negociado una semana laboral de cuatro días.

Y, lejos de ver su carrera frenada, ahora es responsable de un equipo de personas y de una serie de tareas de logística, previsión de ventas y asignación de stock.

El marido de Gemma es bombero y trabaja a turnos los viernes y los fines de semana, por lo que ella se toma los viernes libres para estar con sus tres hijos.

“En puestos anteriores, me dijeron que retirara las fotos de mis hijos de mi mesa, por si enviaban un mensaje a los jefes de que no me tomaba en serio mi carrera”, explica.

Pero cuando la entrevistaron para su actual trabajo, dejó claro que aceptaría el puesto cuatro días a la semana y su empresa la ha apoyado totalmente.

“No hay preguntas sobre cómo organizas tus horas. Te juzgan por lo que consigues”, cuenta.

“El trabajo flexible es para todo el mundo, ya sea porque tienes hijos, un padre anciano que necesita tu ayuda ¡o incluso un pez dorado que necesita de cuidados especiales! El motivo es irrelevante, lo que se espera es que sea para todos”.

Incluso en períodos de mucho trabajo, como el que precede a la Semana Santa, se las arregla para mantener sus días libres.

Pero asegura que es necesario ser disciplinado para decir que no se está disponible en determinados momentos. Y no está segura de poder desempeñar su función con menos de cuatro días.

Una forma de atraer talento

Aunque algunos empresarios están dando ejemplos positivos, muchos todavía no han aceptado que ofrecer flexibilidad ayudará a atraer a los mejores talentos, afirma Timewise.

Un estudio anterior de Timewise reveló que, incluso antes de la pandemia, nueve de cada diez personas querían más flexibilidad en su próximo trabajo.

Sin embargo, en 2020 sólo el 8% de las ofertas de empleo en Reino Unido ofrecían opciones a tiempo parcial.

Mientras tanto, otros países ya están explorando la idea de reducir las semanas de trabajo.

Ardern

Getty Images
La primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, sugirió a los empresarios que consideraran la opción de una semana de cuatro días.

El año pasado, la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, sugirió a los empresarios que consideraran la opción de una semana de cuatro días porque ayudaría a conciliar la vida laboral y familiar, pero también porque podría impulsar el turismo interno.

España está planeando un proyecto piloto de semana laboral de cuatro días, en parte debido a los retos de la automatización.

Y Suecia ha experimentado con jornadas de seis horas.

Gemma opina que cualquiera que desee trabajar a tiempo parcial debe ser sincero con los posibles empleadores, especialmente si los cazatalentos o los reclutadores no lo apoyan.

“He tenido reclutadores que me han dicho que no están dispuestos a plantear mi patrón deseado de trabajo a su cliente, dejando que mantenga la conversación yo misma o sugiriendo que ceda en mis requisitos para asegurarme una oferta de trabajo”, dice.

“Si el reclutador no quiere tener la conversación, yo me dirigiría directamente al posible empleador para que puedas exponer tu posición con claridad”.

*Todo el contenido del texto es de la autora, excepto los datos de encuestas y experimentos referidos a países distintos del Reino Unido.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=z074SRnf2lY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.