Crecer de manera rápida y segura

El mayor problema para el crecimiento de las pequeñas empresas no es una mala planeación, falta de clientes o de capital, es un “crecimiento” no planeado.

Crecer de manera rápida y segura
Adobe Stock Adobe Stock
Nota Patrocinada

El crecimiento de una empresa debe estar acompañado de innovaciones tecnológicas.

Es un hecho innegable que el objetivo de cualquier empresa es tener más y mejores clientes. Con la llegada de clientes nuevos, más grandes, los requerimientos en la capacidad para atenderlos también serán más grandes.

El mayor problema para el crecimiento de las pequeñas empresas no es una mala planeación, falta de clientes o de capital, es un “crecimiento” no planeado.

En varias ocasiones, las pequeñas empresas pierden costo de oportunidad por no estar prevenidas con procedimientos y tecnología que sustente el crecimiento; en otras tantas, el crecimiento se puede ver limitado por tecnología que en lugar de mejorar la operación la obstaculiza.

Una vez que se comienza a tener clientes más grandes, el siguiente paso es retenerlos. Para lograrlo es necesario crecer de manera planeada y estructurada, las pequeñas empresas tienen que evolucionar internamente para cubrir y tal vez exceder las expectativas de los nuevos clientes.

Para lograr mayores niveles de servicio ya no basta con ser eficaces; cumplir con los objetivos y planeación no es opcional, se debe satisfacer de manera eficiente, ofreciendo resultados con cortos tiempos de respuesta y atención, con el menor riesgo de error posible y, sobre todo, optimizando costos de operación y en consecuencia, de ganancias.

Hoy es imposible pensar en crecimiento sin contar con una base tecnológica que permita agilizar los de procesos y una conectividad entre aplicaciones corporativas que brinde alta disponibilidad.

Cada empresa tiene necesidades particulares, y dentro de cada una hay áreas que cuentan con procedimientos operativos específicos que deben poseer tecnología que les permita reducir los tiempos de respuesta.

Una planeación de crecimiento en infraestructura debe tomar en cuenta las necesidades actuales de la empresa, pero debe ser escalable de modo que, de ser necesarios, nuevos planes de aumento en la base tecnológica no tengan que convertirse en procesos tardados y costosos.

En este sentido, es importante asimilar que las innovaciones tecnológicas hoy en día nos auxilian en diferentes aspectos.

Por ejemplo, en materia de comunicación es más efectivo un correo electrónico o una videollamada que el simple telefonema, y además de que agiliza los canales de información en toda la estructura empresarial, se llega con más eficacia a clientes, socios y proveedores.

Asimismo, las empresas que se han decidido a crecer deben estar permanentemente conectadas al mundo digital, pues será nodal atender asuntos laborales prácticamente desde cualquier sitio en el momento que se necesite, con el añadido de contar con una plataforma que le permita acceder a su información desde cualquier sitio. Ello sin olvidar que la escalabilidad es una cualidad que se debe buscar al implementar infraestructura nueva.

Para las pequeñas empresas, en general, es fácil definir el estado actual, pero en un alto porcentaje no tienen una proyección adecuada en sus necesidades futuras de tecnología o cuentan con equipos obsoletos que no son escalables, y la ampliación de sus equipos es imposible, por lo que hay que empezar cada vez “desde cero”.

La tecnología debe ser una base sólida sobre la cual las entidades de negocio puedan realizar sus actividades y no algo tambaleante donde todo lo que se ponga sobre ella esté en riesgo constante.

Para evitar estos inconvenientes, Kyocera cuenta con el examen TDS que, al ser realizados por expertos, ofrece un panorama total del alcance en la planeación de compra, implementación y mantenimiento de nueva infraestructura tecnológica.

¿Cuáles son los cimientos tecnológicos que soportan el crecimiento de tu empresa? Deja que los expertos te respondan.

Nota Patrocinada
Close
Comentarios