close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
¿Cuánto dinero ganan realmente los influencers de Instagram?
Kylie Jenner, Selena Gómez y Cristiano Ronaldo, encabezan la lista de los que gana miles de dólares tan solo por un post. ¿Qué hay que hacer entonces para ser un influencer exitoso?
4 de octubre, 2018
Comparte

Ser influencer se ha convertido en la nueva “profesión” de moda. Basta con buscar la palabra en Google para descubrir una gran cantidad de artículos sobre cómo convertirse en una “superestrella de Instagram” y ganar grandes sumas de dinero.

La modelo y exconcursante del programa de telerrealidad británico Love Island, Olivia Buckland es una de ellas.

Pero las cosas no le están saliendo como esperaba: se ha metido en problemas con el organismo de autorregulación de la industria publicitaria en Reino Unido por no especificar que uno de sus posts estaba patrocinado por una marca.

Sin embargo, es poco probable que este tipo de acciones disciplinarias frenen el entusiasmo de una actividad que ha crecido hasta convertirse en un fenómeno mundial en menos de una década.

¿Cuánto dinero puede ganar una persona a través de las redes sociales?

Kat Richardson, directora de la agencia de marketing de influencers WaR, le dijo a la BBC que al menos se necesitan unos 10.000 seguidores en la cuenta para “comenzar a hacer algo”.

Hasta las 6 cifras

Los instagramers de 10.000 seguidores son, según Richardson, “de un nivel bastante bajo” y cobran en torno a US$130 por cada post en la red social.

Pero pueden llegar a ganar mucho más.

“Una vez que alcanzas los 30.000 seguidores, puedes ganar más de US$970 por un post para una marca de moda o belleza”, explica la especialista.

Rohan Midha es el director de la una agencia creativa PMYB, que trabaja con influencers, y asegura que los “microinfluencers” -quienes tienen menos seguidores- reciben muestras gratuitas de productos, mientras que las cuentas más grandes tienen ganancias que “llegan a las seis cifras”.

Las relaciones a largo plazo entre las marcas y los influencers suelen ser más beneficiosas para ambas partes que las publicaciones esporádicas.

“Lo que hemos observado en nuestros datos es que los posts puntuales no resultan muy creíbles”, advierte Midha. “Los mejores resultados ocurren cuando el influencer promociona la marca durante un tiempo prolongado“.

A pesar de ello, Kat dice que las cuentas de Instagram con alrededor de un millón de seguidores pueden obtener cerca de US$13.000 por una sola publicación.

Zoella

PA
La bloguera Zoe Suggs tiene 12 millones de suscriptores en Youtube y más de un millón seguidores en Instagram.

Pero el número de seguidores no equivale necesariamente a un pago extraordinario.

Hay “muchas variables” en las colaboraciones entre marcas e “influencers”, dice Kat.

“En Instagram, por ejemplo, es más caro poner un vínculo a la página web de la marca y los enlaces a ciertos productos. Se paga más también si se hacen ‘Stories’ o si escriben sobre ello en su blog y ponen un enlace en su cuenta de Instagram”.

“Todo viene como un paquete que puede venderse a la marca e incrementar el valor monetario del influencer“.

En lo alto de la escala hay gente como la estrella de televisión Kylie Jenner, quien tiene más de 116 millones de seguidores en Instagram, 25 millones en Twitter y 21 millones en Facebook. Gana en torno a US$1 millón por un solo post.


¿Quiénes ganan más dinero en Instagram?

  1. Kylie Jenner: 111 millones de seguidores, US$1 millón por post.
  2. Selena Gomez: 139 millones de seguidores, US$800.000 por post.
  3. Cristiano Ronaldo: 137 millones de seguidores, US$750.000 por post.
  4. Kim Kardashian West: 114 millones de seguidores, US$720.000 por post.
  5. Beyoncé Knowles: 116 millones de seguidores, US$700.000 por post.

Algunos consejos….

¿Qué hay que hacer entonces para ser un influencer exitoso?

“La idea fundamental es que la gente compra cosas de personas en quienes confían y admiran”, dice Rohan. “Si un influencer tiene la capacidad de hacer que su audiencia actúe, las marcas estarán más dispuestas a pagar para que promocione su producto o servicio”.

Kat añade que es importante “no publicar demasiado contenido patrocinado” porque “tu audiencia te criticará si lo haces”.

“También es importante publicar cosas sobre marcas que funcionen para ti. Si normalmente te asocian con productos de belleza y después intentas representar a un producto para el hogar, puede que la gente lo rechace”.


Y es importante elegir bien la plataforma.

Kat dice que a las marcas les interesa menos Facebook y Twitter ahora que hace una década: “Las ‘Stories’ de Instagram son enormes. Sin duda, tienen más fuerza”.

YouTube, en cambio, “está más enfocada en una audiencia más joven”.

Pero, ¿qué ha hecho realmente que los influencers se pongan tan de moda y que las marcas los prefieran a veces a la publicidad tradicional?

“Creo que es el hecho de que se profundiza más en la historia”, responde Kat. “Si miras un anuncio publicitario, no hay una historia personal detrás, pero cuando sigues a un influencer hay algo sobre esa persona que ya decidiste que te interesa”.

“Sabes quiénes son y te gusta su estilo de vida, y cuando publican algo sobre un producto, ya hay un enlace listo para ti”.


 

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Especial
La campaña contra AMLO que presuntamente involucra al historiador Enrique Krauze
El editor Ricardo Sevilla reveló la existencia de una campaña negra contra López Obrador para evitar que ganara la presidencia, liderada por Krauze, quien niega los hechos y acusa ser criminalizado.
Especial
18 de marzo, 2019
Comparte

En enero de 2017, más de un año antes de que iniciara la contienda para la presidencia, se echó a andar una campaña para evitar que Andrés Manuel López Obrador ganara la presidencia, según cuenta Ricardo Sevilla columnista y editor.

En esta campaña estarían involucrados el historiador Enrique Krauze, empresarios como Alejandro Ramírez de Cinépolis y el grupo Coopel, según reveló la investigación titulada “Operación Berlín”, publicada por el diario Eje Central.

En una columna publicada en Aristegui Noticias, Sevilla narra que fue parte de un grupo que realizaba materiales “para atacar la imagen del político tabasqueño. El rigor era mínimo. Se trataba, en el peor de los casos, de hacerlo parecer zafio, intolerante y, sobre todo, como un dictador”.

Lee: Consejo Mexicano de Negocios participó en campaña contra AMLO, dice gobierno; organismo lo niega

Sevilla señala que Fernando García Ramírez cercano colaborador y amigo del historiador Enrique Krauze, coordinaba las peticiones de información contra López Obrador. Estas reuniones se realizaban en la calle de Berlín en Coyoacán o en las oficinas de Letras Libres, publicación dirigida por el historiador.

Entre las tareas que detalla Sevilla que le pedía García Ramírez estaban compilar información y “las debilidades” de los colaboradores cercanos de López Obrador o buscar audios de discursos del entonces candidato de Morena.

Según conversaciones publicadas por el editor, Krauze hacía estas peticiones, algunas las usaba para su columna en el diario The New York Times, y otras eran para su hijo, el periodista León Krauze.

Enrique Krauze negó este lunes haber participado la campaña.

Yo nunca maquiné nada contra López Obrador que no sea lo que he escrito en mis ensayos y mis libros desde 2005 para acá, eso es crítica política perfectamente válida. Se me ha querido vincular con una conspiración con un complot”, dijo el historiador en entrevista con Ciro Gómez Leyva para Radio Fórmula.

Krauze ha criticado a López Obrador desde hace más de 10 años. Lo ha llamado populista y autoritario en sus ensayos, uno de los más comentados fue el titulado “El mesías tropical”, publicado en 2006.

El historiador y director de la revista Letras Libres y la editorial Clío negó conocer a Sevilla – como éste menciona en su columna – y aunque reconoció que García Ramírez es su amigo, dijo que fue su colaborador hasta 2016.

“Solo tenía un diálogo con Fernando (García Ramírez), es un hombre crítico, él no es un robot, no es un bot mío”, defendió.

“Yo no intervine en absoluto ni en la configuración ni en el trabajo de ese grupo en el que participó Sevilla, que dice que yo lo recluté, que dice que yo maquiné. No existe ninguna evidencia de eso, lo que se falta aquí es a la verdad”, aseguró Krauze.

Aseguró que se le criminaliza al involucrarlo con dicho grupo y que lo dicho por Sevilla es “una mentira avalada por varios medios afines al gobierno”.

Pero este no es el único señalamiento. Tatiana Clouthier, quien fue coordinadora de campaña de López Obrador, en su libro “Juntos hicimos historia”, menciona a Krauze como el líder de una guerra sucia para evitar el triunfo del tabasqueño.

Clouthier aseguró a la revista Proceso que Krauze le envió un mensaje en que le advertía que si lo involucraba en la presunta guerra sucia contra el tabasqueño la demandaría.

“Me mandó decir, indirectamente, que pobre de mí que me atreviera, porque me iba a demandar”, dijo la ahora diputada federal por Morena.

Sobre los señalamientos de Clouthier, Krauze dijo que “es el poder contra la voz independiente de una persona”.

“Tatiana Clouthier es una diputada con fuero y habla desde el poder. Decirme que nos vemos en tribunales es una bravata”, señaló Krauze.

Este lunes, en su conferencia matutina, el presidente dijo que no quería polémica con el historiador quien “tiene una postura política, no precisamente afín a la nuestra pero merece todo nuestro respeto”.

López Obrador aseguró que ha tenido diferencias con Krauze pero que éste es libre de expresarse y manifestarse y que el Estado no perseguirá a nadie por sus ideas.

Pero dijo que “lo que estamos buscando es que el Estado ya no proteja a escritores, que no haya intelectuales orgánicos, es decir, que si los conservadores quieren tener a sus ideólogos, que ellos los financien, que no sea el Estado.

“Muchos son académicos, hay hasta maestros eméritos, tienen ingresos asegurados, pueden escribir un artículo a la semana o dos sin cobrar defendiendo su ideología, su forma de pensar”.

Ante esto, Krauze respondió vía Twitter al presidente: “Mi crítica ha sido franca y pública. He apoyado su proyecto social y moral. Y agradezco que reitere usted su postura de proteger las libertades”.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.