Siete de cada 10 mexicanos reprueba al gobierno federal en derechos humanos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Siete de cada 10 mexicanos reprueba al gobierno federal en derechos humanos

79% sostiene que en el país no se respetan los derechos humanos, de acuerdo con los resultados de una encuesta nacional realizada por el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados.
Cuartoscuro Archivo
25 de octubre, 2018
Comparte

En la recta final de la administración del presidente Enrique Peña Nieto, 7 de cada 10 mexicanos está insatisfecho con las acciones del gobierno federal en defensa y protección de los derechos humanos de las personas. Incluso, 79% sostiene que en el país no se respetan los derechos humanos, de acuerdo con los resultados de la encuesta nacional “Derechos humanos y política migratoria”, realizada por el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados en su reporte de octubre.

A esto se suma la desconfianza también hacia las instituciones de investigar y en su caso castigar la violación a derechos humanos y comisión de delitos, toda vez que 79.9% considera que el sistema de impartición de justicia en el país es “malo”.

Leer: Gobierno de EPN acepta todas las recomendaciones de CNDH, pero cumple menos del 20%

La muestra fue levantada entre el 17 y el 20 de julio a nivel nacional en viviendas, cuatro meses antes de la conclusión del sexenio del presidente Enrique Peña Nieto y los resultados demuestran la desconfianza y desaprobación de la estrategia de protección a los derechos humanos de los mexicanos y de los migrantes, incluso antes de la crisis humanitaria que vive la Caravana de migrantes hondureños que buscan llegar a Estados Unidos y iniciaron su travesía el viernes 21 de octubre al cruzar la frontera de México con Guatemala.

Ante la pregunta, ¿qué tanto considera que se respetan los derechos humanos de los inmigrantes centroamericanos al tratar de incursionar al territorio nacional? 40% responde que “poco”, 24% dice que “nada” y sólo 10% responde que “mucho” y 21% considera que “algo”. Y cuatro de cada 10 asegura que se respeta poco el derecho de libre tránsito de los migrantes en México.

Aunque la encuesta es de percepción, Animal Político documentó hace tres años en la investigación Cacería de migrantes, el endurecimiento de las medidas migratorias a través del Programa Frontera Sur, lo que provocó un aumento en las detenciones. Mientras en 2013 hubo 14 mil detenciones, pasó a 30 mil en 2015.

La estrategia gubernamental incluyó mayor vigilancia en la ruta del tren conocido como La bestia y sus alrededores, lo que orilló a los migrantes a buscar nuevos caminos. Por eso que uno de los testimonios advertía que el plan mexicano no buscaba protegerlo “¿O es que protegernos es perseguirnos como animales? Lo que están haciendo es ponernos en bandeja para los criminales”.

Respecto a los connacionales que buscan migrar hacia Estados Unidos, 15.8% de los encuestados aseguran que la mejor protección es la generación de empleos  en México. Otro 15.6% considera que se debería buscar diálogos y acuerdo con el presidente Donald Trump, mientras que otros proponen apoyo legal gratuito a migrantes.

Violación a derechos humanos

En marzo de 2016, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) publicó el informe “Situación de los derechos humanos en México”, en el que advirtió una grave crisis de derechos humanos generalizada en el país.

Aunque el gobierno mexicano, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, rechazó dicha afirmación, existen casos ya emblemáticos en el país respecto a violaciones a derechos humanos, como la desaparición de los 43 estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa en 2014 y la presunta ejecución extrajudicial de civiles por parte del Ejército en Tlatlaya, Estado de México.

En la encuesta, 72% se considera insatisfecho con las acciones del Gobierno Federal en defensa y protección de los derechos humanos en México. Sólo 16% considera que en el país sí se respetan los derechos humanos, mientras que 79.4% opina lo contrario.

Leer: Ministerios Públicos resuelven solo 1 de cada 6 denuncias penales presentadas por la CNDH

Además, aunque la presencia del Ejército en tareas policíacas ha sido una política permanente en el país, 47% desaprueba el uso de la fuerza pública como método para mantener el orden.  

Grupos vulnerables, los menos protegidos  

Los encuestados advierten que los derechos de los grupos vulnerables como niños, personas de la tercera edad y con discapacidad no son reconocidos en el país. Lo que varía es el porcentaje.

Casi 50% considera que los derechos de los niños no son respetados en el país y el que menos se protege es el derecho a la protección del maltrato y el abuso. En tanto que 55% advierte que no se reconocen los derechos de las personas de la tercera edad.

Respecto a la pregunta si se considera que se cumplen los derechos de las personas con discapacidad considerando el principio de igualdad de oportunidades, 75% considera que no. La desigualdad, incluso, está presente en la infraestructura. 47% considera que las vialidades y banquetas son las menos accesibles para quien vive con alguna discapacidad, pero otros espacios también son poco accesibles, como las escuelas, hospitales y oficinas públicas.

En tanto, 75% dice que tampoco se respetan los derechos de las comunidades indígenas en el país y 56% ha presenciado un acto de discriminación hacia alguna persona por pertenecer a una comunidad o pueblo indígena.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Rusia y Ucrania: qué es el "Russkiy Mir" al que Putin quiere unificar

¿Cómo se define exactamente el "Ruskkiy Mir", qué señales ha dado Putin de que quiera unificarlo y cómo la invasión a Ucrania puede ser clave para lograr este objetivo?
5 de marzo, 2022
Comparte

El dramático conflicto bélico que está ocurriendo en este momento en Ucrania amenaza con ser el evento más transformador y peligroso en Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

En los últimos días, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha intensificado el ataque sobre ciudades claves ucranianas, como Jersón, Járkiv y la capital, Kiev.

Y no ha mostrado ninguna señal de que esto vaya a parar, a pesar de las duras sanciones impuestas a su país por parte de Occidente.

Muchos analistas se preguntan por estos días qué está pasando realmente por la cabeza del presidente ruso.

Una de las respuestas más familiarizadas en Occidente, especialmente en Estados Unidos, es que Rusia es y siempre ha sido un Estado expansionista y que Putin es la encarnación de esa ambición: construir un nuevo imperio ruso.

Y aquí es donde aparece el concepto “Russkiy Mir” o “Mundo Ruso”.

Varias ciudades ucranianas han sido atacadas por Rusia en los últimos días.

Getty Images
Varias ciudades ucranianas han sido atacadas por Rusia en los últimos días.

Como dijo Fiona Hill —una de las principales expertas en Rusia de Estados Unidos— en una entrevista con el sitio Politico, Putin ha estado articulando la idea de que existe un espacio en donde los ucranianos y rusos son un “mismo pueblo”, y que su misión es volver a reunir a todos los rusohablantes de diferentes lugares que pertenecieron en algún momento al zarismo.

Pero ¿cómo se define exactamente el Ruskkiy Mir, qué señales ha dado Putin de que quiera unificarlo y cómo la invasión a Ucrania puede ser clave para lograr este objetivo? Aquí te lo explicamos.

¿Qué es el “Russky Mir”?

Aunque no existe una definición académica clara sobre qué significa específicamente el Ruskkiy Mir, distintos analistas han intentado explicarlo.

Para algunos, es el mundo que comprende la totalidad de la comunidad asociada a la cultura rusa, que comparte una historia, una lengua y ciertas tradiciones. Por lo mismo, es difícil definir una frontera.

Para otros, hay un conjunto básico territorial que podría ser el núcleo de este mundo y que podría comprender el propio Rusia, además de Bielorrusia, Ucrania y Kazajistán, entre otros.

“Hay dos criterios para definir el Russkiy Mir. El primero, es cultural, que abarca toda la cultura rusa en su conjunto, incluido a quienes se encuentran fuera del territorio”, le explica a BBC Mundo Juan Manuel de Faramiñán Gilbert, catedrático emérito de la Universidad de Jaen.

“El segundo concepto es el geográfico y está basado en lo que fue el viejo imperio zarista creado por Catalina la Grande. Podría extenderse a la zona sur pegada al Mar Negro o, incluso, a Georgia”, agrega.

Pero para Sergey Goryashko, periodista del servicio ruso de la BBC, la definición del mundo ruso en la cabeza de Putin no tiene fronteras.

BBC

BBC

“Hace un par de años, unos alumnos de una escuela le preguntaron a Putin dónde termina la frontera rusa. Y él respondió que no terminan en ningún lado“, recuerda para BBC Mundo.

“Y esa podría ser la definición de lo que realmente significa el Mundo Ruso para Putin. Porque si miramos sus acciones desde 2014 (cuando se anexó Crimea), prueban exactamente que el mundo ruso no termina en ninguna parte. El mundo ruso es el mundo entero”, agrega.

Otro elemento importante a considerar a la hora de definir el Russkiy Mir es el papel de la iglesia ortodoxa rusa, con millones de seguidores alrededor del mundo.

Dentro de esta religión, se promueve la idea de una unidad espiritual y cultural de la comunidad rusa en su totalidad, la cual se consagra a través de este concepto.

Así, la iglesia es un gran aliado de la ideología detrás del mundo ruso.

¿Qué señales ha dado Putin?

Vladimir Putin siempre ha impulsado el resurgimiento de Rusia como potencia mundial.

Y ha criticado fuertemente a algunos ex líderes rusos que, en su opinión, condenaron a la Unión Soviética a su desintegración (lo que finalmente se materializó en 1991).

“Putin ha dicho clarísimo que (Vladimir Illich) Lenin destruyó el mundo ruso y que no configuró una verdadera Rusia. En ese sentido, él admira más a los zares, como Catalina la Grande o Iván el Terrible”, dice Juan Manuel de Faramiñán Gilbert.

Mijaíl Gorbachov, ex jefe de Estado de la Unión Soviética.

Getty Images
Mijaíl Gorbachov, ex jefe de Estado de la Unión Soviética.

“Luego, ha dicho que Mijaíl Gorbachov y Borís Yeltsin son los autores de la desmembración del verdadero corazón de Rusia”, añade el académico.

Para Putin, tras la disolución de la Unión Soviética, las fronteras se “definieron de manera absolutamente arbitraria y no siempre justificada”.

Así lo afirmó en un acto de su movimiento político en 2016.

“Donbass, por ejemplo, fue transferida a Ucrania con el pretexto de aumentar el porcentaje del proletariado en Ucrania para obtener un apoyo social más fuerte allá. Un sinsentido”, indicó Putin.

El 12 de julio de 2021, en un extenso artículo sobre las relaciones con Ucrania publicado en el sitio web del Kremlin, Vladimir Putin entregó otras pistas sobre su interés por reunificar el mundo ruso.

El mandatario se remontó a la época del antiguo pueblo rus, considerado como el antepasado común de rusos, bielorrusos y ucranianos, y destacó los numerosos hitos de la historia común para argumentar su visión de que rusos y ucranianos son “un mismo pueblo”.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden

Getty Images
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha dicho que Putin quiere “construir un imperio”.

Además, en los últimos años, el mandatario ha reforzado su retórica en contra de Occidente lo que para algunos expertos también se enmarca en esta ambición por aumentar el poder de Rusia en el mundo.

“Lo dice cada vez más en sus discursos, que todo lo malo es por culpa de Occidente, por sus acciones hostiles contra Rusia”, explica Sergey Goryashko.

“Después de 2014, de lo que sucedió en Crimea, todo se volvió hacia la construcción del Mundo Ruso y también hacia la retórica hostil de Occidente”, añade.

En 2007, en tanto, Putin creó una fundación llamada Russkiy Mir destinada a promover el idioma y la cultura rusa en el mundo, como un proyecto global.

¿Por qué Ucrania es importante?

Ucrania no es un país más del mundo para Vladimir Putin.

Uno de los momentos más difíciles de su larga trayectoria como presidente ocurrió en 2004, cuando tras la “revolución naranja” ganó las elecciones ucranianas Víktor Yushchenko, considerado por el Kremlin como un “títere” de Washington.

Esta fue una enorme humillación para Putin pues se percibió como si él hubiese perdido a Ucrania. Analistas aseguran que el mandatario nunca olvidó esa derrota y tampoco la perdonó.

“La visión dominante del nacionalismo ruso es que Ucrania es una nación eslava hermana y, más aún, que es el corazón de la nación de los rus. Se trata de una ideología muy potente que hace de Ucrania un elemento central de la identidad rusa”, explicó a BBC MundoGerald Toal, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Virginia Tech en EE.UU.

“Por eso, hay emociones muy poderosas cuando Ucrania como nación se define a sí misma en oposición a Rusia. Eso causa mucha rabia y frustración en Rusia, que se siente traicionada por un hermano”, agrega.

El acercamiento de Ucrania a Europa no es bien visto por Putin.

Getty Images
El acercamiento de Ucrania a Europa no es bien visto por Putin.

En este contexto, la capital ucraniana, Kiev, cobra una especial relevancia.

“Kiev ha sido desde el comienzo lo que se llamó la madre de las ciudades rusas. Kiev es más capital de todo este conjunto del Mundo Ruso que Moscú o San Petesburgo”, dice Juan Manuel de Faramiñán Gilbert.

El académico insiste en que “si Putin toma Ucrania, estoy seguro de que él trasladaría la capital a Kiev porque para él el imaginario espiritual de Kiev es mucho más fuerte que el de Moscú”.

Y es que para la iglesia ortodoxa rusa, Kiev es vital. Tanto, que incluso en 2019 el Patriarca de Moscú y Toda Rusia, Kirill, comparó a la capital ucraniana con el significado de Jerusalén para el cristianismo global, según el medio ruso TASS.

Entonces… ¿qué pasará?

De acuerdo con Fiona Hill, lo anterior no significa que Putin quiera anexionarse todos los territorios del “Russkiy Mir”, como lo hizo con Crimea.

Pero, según dijo la experta en Politico, “puede establecer el dominio marginando a los países regionales, asegurándose de que sus líderes sean completamente dependientes de Moscú”, atados a las redes económicas, políticas y de seguridad rusas.

En parte, ya lo ha venido haciendo.

Kazajistán ha sido nombrado como el “aliado número uno de Moscú” y esta cercana relación quedó demostrada en enero de este año cuando Putin decidió enviar tropas de apoyo al gobierno local para contener las violentas protestas que surgieron luego de que el precio del petróleo aumentara considerablemente en ese país.

Aleksander Lukashenko, presidente de Bielorrusia.

Getty Images
Aleksander Lukashenko, presidente de Bielorrusia.

Bielorrusia, en tanto, está completamente subyugada a Moscú. Y desde la invasión rusa a Ucrania ha jugado un rol clave, sirviendo de terreno para el despliegue militar ruso.

Pero para Sergey Goryashko, del servicio ruso de la BBC, nadie sabe realmente lo que va a pasar.

“Seré honesto. Hace solo dos semanas, yo estaba 100% seguro de que no iba a haber una guerra real en Ucrania. Y ahora creo que Ucrania no es el objetivo principal de Putin. Es solo uno más de sus objetivos”, concluye.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=N7U1FOSECh8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.