Día para salir del clóset: por qué no puedo decir en casa que soy gay
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Getty Images

Día para salir del clóset: por qué no puedo decir en casa que soy gay

El 11 de octubre se celebra un día en el que se anima a la población LGBT a hacerse visible en la sociedad, pero "salir del clóset" sigue siendo difícil en muchos casos, y especialmente en algunos países.
Getty Images
11 de octubre, 2018
Comparte

Cada 11 de octubre se celebra el Día Internacional para Salir del Clóset (o del armario), con el que se quiere fomentar la visibilidad de los miembros de la comunidad LGBT.

El día fue establecido en 1988 en Washington DC, Estados Unidos, junto a la celebración de una gran marcha por la igualdad de derechos para gays y lesbianas a la que acudieron cientos de miles de personas.

El momento de reconocer la orientación sexual de uno ante la familia es ciertamente duro para muchas personas que temen el rechazo de los suyos.

Pero en algunos países, “salir del clóset” puede parecer prácticamente imposible por el miedo a acabar en la cárcel o incluso muerto.

El programa de radio de la BBC Newsbeat conoció tres de estos casos entrevistando a sus protagonistas en Londres.

“Podría ser la pérdida de tu cultura”

“En muchos lugares de África, declararte gay puede tener muchas repercusiones”, dijo Adeola*, una nigeriana y británica bisexual de 24 años.

El sexo entre homosexuales es ilegal en Nigeria y no te protegen contra la discriminación, lo que significa que muchas personas no hablan sobre su orientación sexual.

“A veces puede ser que seas agredido físicamente, a veces puede ser que pierdas a toda tu familia. Y la verdad es que eso no era un riesgo que estaba dispuesta a correr”.

Salió del clóset hace 18 meses, pero solo con sus amigos. En casa, vive con su madre y ella no sabe nada.

Adeola, Frankie y Ritu fueron entrevistados de manera anónima en el programa de radio "Newsbeat" de la BBC.

BBC
Adeola, Frankie y Ritu fueron entrevistados de manera anónima en el programa de radio Newsbeat de la BBC.

Según Adeola, solo se plantearía decírselo a su familia si algún día pensara casarse con una mujer.

“Tendría que pensar qué tipo de reacciones voy a tener. Es posible que no quieran volver a hablar contigo nunca más”.

“Es algo que no puedes tomar a la ligera, especialmente si eres de una minoría étnica, porque eso lo es todo. Es que desaparezca tu grupo de apoyo. No es solo la pérdida de la familia, es la pérdida de tu cultura”, aseguró.

“Probablemente querrían matarme”

En el caso de Ritu*, las leyes y la cultura generalizada contra homosexuales en Bangladesh son las responsables de que solo le haya dicho que es gay a cuatro miembros de su familia.

La homosexualidad fue declarada ilegal en su país natal en 1860, en una ley aprobada cuando estaba bajo dominio británico.

Jóvenes arrestados en Bangladés acusados de pertenecer a la comunidad LGBT.

Getty Images
La detención de personas a quienes se considera miembros de la comunidad LGBT es habitual en Bangladesh, como el caso de estos jóvenes arrestados el año pasado en la capital, Daca.

No salió del clóset hasta mudarse a Reino Unido para estudiar. “La sociedad de Bangladesh es violentamente homofóbica”, contó el joven de 27 años.

“No es solo el riesgo legal de ponerme en una situación en la que podría acabar en la cárcel, también es el hecho de que hay muchas personas, incluyendo a algunos de mis conocidos, que probablemente querrían matarme”.

Ritu dice que admitir públicamente que es gay en Reino Unido fue “liberador”, pero duda que alguna vez se hubiera atrevido a hacerlo si no se hubiera mudado al extranjero.

“Si ahora estuviera allí, sería bastante difícil porque tendría que reprimir una parte de mi a la que ya me he acostumbrado”, aseguró.

“Mamá queriendo protegerme era lo más molesto”

Frankie*, de 24 años, creció en Australia, donde se legalizó el matrimonio gay en 2017.

Pero a pesar de que su madre hizo campaña para que esa ley fuera aprobada, Frankie, quien se declara pansexual, no cree que pudiera reconocerlo en su país de origen.

“Mi hermana mayor es bisexual. Ver cómo se lo decía a nuestra madre y no ser aceptada, fue realmente difícil”, dijo Frankie.

“Creo que es una cuestión de protección, porque ella tiene la opinión de que la vida de una persona gay es más difícil que la de una persona heterosexual”.

Pero Frankie dice que eso es lo que más daño le hacía. “Lo irónico es que ella quería protegerme, pero su desaprobación y su censura ante este tema es lo que más me molesta”.

Mujer india con bandera de arcoiris.

AFP
“Salir del clóset” no es fácil, y menos aún en los más de 70 países que criminalizan la homosexualidad. India fue uno de los últimos en despenalizarla en septiembre.

A principios de este año, Frankie se mudó a Londres desde una zona rural de Australia, donde nunca quiso que su orientación sexual se convirtiera en un chisme del que hablar en un pueblo pequeño.

“Si vas a hablar de mí, habla de algo grande que haya hecho, no de mi identidad”, afirmó.

Hacerlo por ti mismo

Aunque Adeola, Ritu y Frankie no se lo hayan dicho a algunas de las personas más cercanas a ellos, creen que celebraciones como este Día para Salir del Clóset son importantes para la aceptación personal.

Joven en manifestación LGBT.

AFP
Adeola, Ritu y Frankie creen que este Día para Salir del Clóset es importante.

“La verdad es que la única persona ante la que tienes que salir del clóset es contigo mismo”, dijo Ritu. “Es casi algo que necesitas recordar todos los días”.

Pero también creen que las expectativas de cómo va a ser tu vida después de hacerlo pueden ser a veces exageradas.

“Hay una gran expectativa de que si lo haces, debes revelar quién eres realmente”, según Adeola. “Nunca vas a saber quién eres para siempre. Cambias todo el tiempo.

“Es una decisión individual, y no debería haber tanta presión porque es una transición lenta”, concluyó.

* Los nombres han sido cambiados.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Itxaro Arteta

Policías enfrentan y encapsulan a feministas en marcha #28S; hay 56 personas lesionadas

De acuerdo con la Secretaría de Seguridad Ciudadana, 43 mujeres policías resultaron lesionadas, dos de ellas fueron trasladadas a un hospital. En tanto 13 civiles también resultaron con heridas.
Itxaro Arteta
28 de septiembre, 2020
Comparte

Decenas de mujeres vestidas de negro y con pañuelos verdes, que iniciaron una marcha del Monumento a la Revolución al Zócalo, se enfrentaron con policías capitalinas a la altura de Avenida Juárez y Balderas. 

De acuerdo con autoridades capitalinas, el saldo fue de 56 personas lesionadas, entre ellas 43 policías y 13 civiles.

Un grupo de mujeres, que encabezaban la marcha y que se identifican como integrantes del Bloque Negro, lanzaron bombas molotov a las policías que les impedían el avance al Zócalo.  

Leer más | Día de Acción Global por el Aborto Legal: estas son las marchas y acciones en CDMX y Edomex

Los elementos policiacos detonaron algunos extintores para disuadir a los contingentes feministas y apagar el fuego que alcanzó los pies y piernas de algunas policías.

Un video muestra que también dos mujeres policías fueron golpeadas por un grupo de manifestantes.

La Policía capitalina dijo que un total de 43 mujeres uniformadas resultaron lesionadas “por diversos golpes y quemaduras durante la manifestación de diferentes colectivos feministas” en los trayectos del Monumento a la Revolución rumbo al Zócalo.

Además, sostuvo que dos mujeres policías fueron trasladadas a un Hospital para su atención médica, una de ellas “por trauma abdominal por golpes, las otras policontundidas”.

En tanto, 13 civiles también resultaron lesionadas, “todas atendidas en el lugar sin ameritar traslado”.

 

Policías que se enfrentaron con colectivas feministas en marcha #28S

Policías que se enfrentaron con colectivas feministas en marcha #28S

Mujer policía atendida por herida en marcha

Mujer policía atendida por herida en marcha

Después de algunos forcejeos las mujeres que participan fueron rodeadas y encapsuladas por la policía por casi tres horas.

Tras replegar el bloque de uniformadas, y con la intervención de Brigada Marabunta, se logró negociar el paso de las manifestantes a la Antimonumenta, ubicada sobre la Avenida Juárez, frente al Palacio de Bellas Artes.

En este punto varios contingentes de la movilización se unieron, bajo vigilancia de elementos de seguridad. En el lugar llegaron tanto mujeres, como hombres policías.

Pese a que hubo más empujones y lanzamiento de objetos y gas, las policías se replegaron por la calle de Madero y permitieron que la movilización llegara al Eje Central. Posteriormente, un contingente de manifestantes se dirigió al Metro Garibaldi, para después retomar Paseo de la Reforma.

Cientos de policías acordonaron Reforma, a la altura del Metro Hidalgo, donde las manifestantes partieron finalizando la protesta.

Organizaciones como Amnistía Internacional y el Centro de comunicación Cencos llamaron al gobierno de Claudia Sheinbaum a retirar el encapsulamiento de la manifestación, por considerar que esta práctica es contraria a los protocolos de actuación policial.

” Exigimos a @Claudiashein y @GobCDMX que no se reprima la manifestación y permitan avanzar el paso de la marcha”, publicó Amnistía Internacional sobre la manifestación.

La marcha se realizó en el marco del Día de Acción Global por el Acceso al Aborto Legal y Seguro, establecido desde 2011.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.