3 diferencias entre el TLCAN y el USMCA, el nuevo acuerdo comercial entre EU, México y Canadá
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

3 diferencias entre el TLCAN y el USMCA, el nuevo acuerdo comercial entre EU, México y Canadá

El texto completo del acuerdo, que ya no se llamará TLCAN sino USMCA, se enviará ahora a los congresos de cada uno de los países, que tienen 60 días para revisarlo, proponer cambios y aprobarlo o no.
BBC Mundo
1 de octubre, 2018
Comparte

Tras meses de negociaciones, finalmente el nuevo acuerdo sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) contará con los tres miembros originales del pacto, en vigor desde 1994.

Este domingo Canadá anunció que se sumaba al acuerdo que ya habían alcanzado México y Estados Unidos el pasado 27 de agosto.

La noticia fue recibida con alivio entre muchas industrias que dependían del TLCAN.

El texto completo del acuerdo, que ya no se llamará TLCAN, se enviará ahora a los congresos de cada uno de los países, que tienen 60 días para revisarlo, proponer cambios y aprobarlo o no.

El secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo; la ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, y el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer.

Getty Images
El secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo; la ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, y el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer.

Una vez que los congresos den su aval, los presidentes de México y Estados Unidos y el primer ministro de Canadá firmarán el pacto.

La renegociación del TLCAN era una promesa electoral del presidente estadounidense, Donald Trump, quien lo llamó “el peor acuerdo económico de la historia de Estados Unidos”.

“Hoy, Canadá y Estados Unidos llegaron, junto a México, a un nuevo acuerdo comercial adaptado para el siglo XXI: el Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá (USMCA, por sus siglas en inglés/ AEUMC, por sus siglas en español)”, dijeron el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, y la ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, en una declaración conjunta el domingo, y refiriéndose al nuevo nombre del acuerdo.

Donald Trump y Justin Trudeau.

AFP
Las relaciones entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, han tenido momentos de tension en los últimos meses.

Además del cambio de nombre, estas son algunas de las principales diferencias con el TLCAN:

1. El mercado lácteo canadiense

El acuerdo preservará un mecanismo de solución de controversias comerciales que Canadá luchó por mantener para proteger su industria maderera y otros sectores de los aranceles de Estados Unidos, informó la agencia Reuters citando a funcionarios canadienses.

El Capítulo 19 previsto en el TLCAN vigente permite que cualquiera de los tres integrantes del acuerdo pueda solicitar la conformación de paneles binacionales independientes cuando sientan que son víctima de decisiones comerciales desleales por parte de otro miembro del acuerdo.

Pero en contrapartida, Canadá acordó brindarles a los productores de lácteos de Estados Unidos acceso a un 3,5% de su mercado doméstico de productos lácteos, de aproximadamente US$16.000 millones al año.

Según Reuters, el gobierno canadiense se está preparado para ofrecer una compensación a los productores lecheros perjudicados por el acuerdo.

2. Automóviles

Canadá y México acordaron un cupo de 2,6 millones de vehículos exportados a Estados Unidos en el caso de que Trump imponga aranceles de autos globales de un 25% por motivos de seguridad nacional.

La cuota permitiría un crecimiento significativo en las exportaciones de automóviles libres de aranceles desde Canadá por encima de los niveles actuales de producción de alrededor de 2 millones de unidades, según Reuters.

Además, se requerirá que para poder ser exportado sin aranceles, 75% de un vehículo tiene que ser producido en uno de los tres países (en la actualidad se exige un 62,5%). El cambio es una victoria para los sindicatos y los trabajadores, pero un dolor de cabeza para los proveedores mundiales de la industria automotriz, señaló The Wall Street Journal.

Fábrica de automóviles en Estados Unidos.

Getty Images
Con el nuevo acuerdo se requerirá que, para ser exportado sin aranceles, 75% de un vehículo tiene que ser producido en uno de los tres países.

Estados Unidos se garantizó en el nuevo acuerdo que entre 40% y 45% del auto debe ser fabricado por trabajadores que ganen al menos US$16 por hora. Con esto se busca evitar la deslocalización de fábricas a zonas de bajo coste en México.

3. Revisión periódica

El acuerdo tendrá una duración de 16 años, pero será sometido a revisión cada seis años.

Esta no acarreará la amenaza de expiración automática del tratado —como había propuesto originalmente EE.UU.— y permitirá renovar el pacto por otros 16 años.

Además, en el apartado de derechos laborales del nuevo acuerdo se incluye un anexo en el cual las partes se comprometen a adoptar normas y prácticas laborales conformes a lo establecido por la Organización Internacional del Trabajo, a hacerlas cumplir y a no derogarlas de su legislación.

También se acordó mantener los tipos de cambio determinados por el mercado, no incurrir en manipulación cambiaria y combatir la corrupción.

¿Una victoria para Trump?

¿Es esta una victoria para el presidente Trump? Sin duda, logró que Canadá y México acordaran algunos puntos importantes que él quería.

Donald Trump.

Getty Images
Trump quiere reducir el desequilibrio en el comercio internacional de Estados Unidos.

Será más difícil, o al menos más costoso, que los fabricantes de automóviles utilicen piezas de fuera de América del Norte, especialmente de China. Los productores lecheros estadounidenses lograron un mejor acceso al mercado canadiense, que estaba altamente protegido.

Podría resultar en algún beneficio político para él en las próximas elecciones del Congreso estadounidense.

Pero Trump tiene otro objetivo más amplio: reducir el desequilibrio en el comercio internacional de Estados Unidos, con socios comerciales individuales y globalmente.

Estados Unidos importa más de lo que exporta y el presidente Trump quiere cambiar eso, pero juzgar si ha ganado en ese sentido necesitará más tiempo.

Sin embargo, muchos economistas creen que las balanzas comerciales no son principalmente el resultado de la política comercial, sino que reflejan decisiones de préstamos gubernamentales, inversión privada y ahorro, así como movimientos internacionales de capital.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
AFP

Mientras gran parte del mundo está confinado, en Wuhan, China, celebran en discotecas

Un año después de iniciar su confinamiento, la ciudad china ha controlado la pandemia y permite la realización de actividades recreativas.
AFP
Por AFP
22 de enero, 2021
Comparte

Los DJ están sobreexcitados, la música es ensordecedora y los jóvenes se preparan a vivir una noche en blanco de fiesta. Esta discoteca de Wuhan, ciudad china donde se dieron los primeros casos de COVID-19, simboliza ahora la libertad recuperada mientras el resto del mundo se encierra y se confina.

Un año después de ser puesta en cuarentena, el 23 de enero de 2020, esta metrópolis de 11 millones de habitantes, donde surgieron los primeros casos de COVID, ha dejado de ser la fantasmal ciudad que asombró entonces al resto del mundo.

Y mientras gran parte del planeta impone toques de queda, confinamientos y distancia social, en Wuhan la vida nocturna está en su apogeo.

Foto: AFP.

Para entrar al “Super Monkey” (Super Mono), inmensa discoteca del centro de la ciudad, no es necesario estar en una lista VIP ni hay exigencias indumentarias. Pero la mascarilla es obligatoria y los vigilantes de la entrada controlan la temperatura de los clientes: por encima de 37,3 grados, no son admitidos.

Meses de encierro

En el interior reina un ambiente ensordecedor, con rayos láser y fumígenos, mientras los jóvenes –en su mayoría de unos 20 años–  sueltan toda su energía en la pista de baile.

Otros son meros espectadores, felices de reunirse en torno a una copa, tras la sombría cuarentena de hace un año, cuando apareció lo que entonces era un misterioso virus.

“He estado encerrado dos o tres meses. El país ha hecho frente muy bien a la epidemia, ahora puedo salir con absoluta tranquilidad”, afirma a la  agencia AFP un cliente, de unos 30 años y que dice llamarse Xu.

Foto: AFP.

En este ambiente, que poco tiene que ver con la austeridad por la que aboga oficialmente el régimen comunista, Chen Qiang, un joven de unos 20 años, se congratula de que China haya prácticamente controlado la epidemia en su territorio, y ello pese a los focos surgidos en los últimos días.

“El gobierno chino es bueno. El gobierno chino hace todo por su pueblo y el pueblo es supremo. Es diferente de los países extranjeros” asegura.

Los medios chinos cubren detalladamente las dificultades de los países occidentales frente a la pandemia, lo que contrasta con la vuelta a la normalidad en China. Ven en ello la prueba inequívoca de la superioridad del modelo autoritario chino.

Sin distancia

La autoridad, sin embargo, no es respetada en todas partes.

En el Super Monkey, aunque sea obligatoria la mascarilla no siempre es llevada por los clientes, que no dudan en encender un cigarrillo. Ninguna norma sobre distancia social ha sido prescrita.

Chen Qiang reconoce sin embargo que la pandemia ha cambiado las cosas.

En las discotecas “hay menos gente que antes de la epidemia” constata, y asegura que en términos generales la gente “sale menos y gasta menos”.

Tampoco ayuda el protocolo muy estricto aplicado en algunos locales: clientela limitada, reserva obligatoria y presentación de una aplicación con un código verde, sinónimo de buena salud… aunque no siempre sea suficiente para poder entrar.

Foto: AFP.

Así, varios periodistas de la AFP no pudieron ingresar al club “Imhan” pues su código de salud indicaba un origen de Pekín, donde un foco de contagio de la variante inglesa del COVID-19 fue descubierto en la zona sur de la capital china.

Wuhan quedó cortada del mundo durante 76 días entre enero y abril. Tras una masiva campaña de detección en la primavera boreal, la vida normal recuperó gradualmente su curso.

El pasado verano boreal, imágenes de una megafiesta en un repleto parque acuático generaron sorpresa e incomprensión en parte de los internautas del resto del mundo, donde el coronavirus sigue causando numerosas víctimas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.