¿El dólar subió por culpa del NAIM? Así afectó al tipo de cambio la incertidumbre por la cancelación de Texcoco

De acuerdo con expertos, el país se ve como un lugar que comienza a ser riesgoso para invertir, por eso los inversionistas deciden retirar capital, no quieren perder y como no tienen certidumbre de nada aunque tengan contratos, mejor retiran su dinero.

dolar
Archivo Cuartoscuro

La desconfianza entre los inversionistas tras el anuncio de que se cancelará la construcción del NAIM en Texcoco provocó que el dólar superara los 20 pesos, y aunque en los próximos días podría tener una ligera baja, tras la toma de protesta de Andrés Manuel López Obrador como presidente, se estima que el tipo de cambio continué subiendo, e incluso podría llegar a los 21 pesos, de acuerdo con expertos.

Si bien su cotización siempre es volátil y está determinado por varios factores externos como los mercados internacionales, los acuerdos comerciales o los reportes económicos de EU, por ejemplo, está semana la principal razón por la que el dólar aumentó su precio fue por el resultado de la consulta sobre el NAIM ya que está relacionado directamente con la certidumbre de los inversionistas, coincidieron analistas consultados por Animal Político.

“En México tener un contrato con el gobierno parece no tener validez, esa es la impresión que se da y por esta razón los inversionistas reaccionaron con nerviosismo”, explicó Abraham Vergara Contreras, analista de la Ibero.

El país comienza a ser riesgoso para invertir, así se ve desde el exterior, por eso los inversionistas deciden retirar capital, no quieren perder y como no tienen certidumbre de nada, aunque tengan contratos, mejor retiran su dinero, dijo en entrevista.

“Somos una economía estancada, con años creciendo en 2 % a tasa anual, eso hace que este tipo de anuncios afecten en mayor medida al país y entonces los movimientos con el tipo de cambio sean más bruscos”, sostuvo Vergara Contreras.

Tras la consulta realizada el fin de semana para decidir el futuro de la terminal aérea, el dólar se disparó hasta 20.35 pesos en ventanillas. Para el peso fue el peor día desde el 9 de noviembre de 2016, luego del triunfo de Donald Trump en la elección presidencial de Estados Unidos y el principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) se desplomó 4.20%.

Valeria Moy, directora de la organización ‘México ¿cómo vamos?’, coincidió en que se mandó la señal de que no hay respeto a los contratos ni a los derechos de los inversionistas.

Aseguró que la consulta sí incidió en el tipo de cambio. Cuando se cancela una oportunidad de inversión de este tamaño como el NAIM en los mercados se traduce que entrarán menos dólares al país.

“Los inversionistas se llevan los pesos que tienen para meterlos en otro país. La reacción es no quiero pesos, porque no sé qué pueda pasar en este país con las inversiones, quiero dólares, y como todos quieren dólares aumenta su precio y baja el del peso, ya que prefieren invertir en donde sí respeten los contratos”.

Así, ante la expectativa de menores flujos de dólares el peso se deprecia, es decir, pierde valor.

El economista Rodolfo Navarrete, quien colabora en la firma propiedad de Alfonso Romo, próximo jefe de la oficina de la presidencia de López Obrador, señaló que la posible cancelación de contratos del proyecto de Texcoco era algo que “ya se conocía, desde hace más de un año (…) Las variables financieras ya lo tienen incorporado, no es una novedad”, dijo en entrevista a Arena Pública el pasado 26 de octubre, cuando aún no se conocían los resultados de la consulta.

Navarrete aceptó que la incertidumbre por la decisión sobre el aeropuerto sí influía en el tipo de cambio, pero “un 90 % o tal vez un poco más del 90 % está determinado por factores externos, y el resto por factores internos”, explicó entonces.

Aseguró que ninguna situación interna está generando volatilidad del tipo de cambio, ni la consulta. El economista explicó que la fluctuación del peso se debe a “las famosas expectativas autocumplidas. Se está generando un ambiente irresponsable que podría generar un deterioro de la situación económica interna, pero provocado”, señaló.

Tras la volatilidad, ¿llegará la calma?

Valeria Moy aseguró que la volatilidad de estos días se irá calmando y podría reactivarse en cualquier momento, pero no exclusivamente por el NAIM, se podrá mover con los temas del Tratado de Libre Comercio, por el presupuesto para el próximo año, con lo que pase con el Banxico, o con los temas legales de los contratos de los empresarios que invirtieron en Texcoco.

Raymundo Tenorio, director de la carrera de Economía del Tecnológico de Monterrey, explicó que cancelar la construcción de la obra del NAIM en Texcoco afectará al crecimiento económico del país y provocará que la inversión extranjera caiga a la mitad durante el próximo año.

Lee: Cancelar el NAIM genera desconfianza, dicen empresarios; amenazan con demandas por contratos

Si continúa el alza del dólar, indicó, se generaría un impacto en el bolsillo de los consumidores, por ejemplo, influirá en el precio de la gasolina (el 80% que se consume en México es importada y se compra en dólares).

La compra en dólares de otros productos importados también puede impactar en el aumento de precios, lo que provocaría que se eleve la tasa de interés −que actualmente es de 7.75%−, para así reducir los riesgos de inflación y a su vez retener a los inversionistas brindándoles mejores rendimientos.

Sin embargo, el aumentar la tasa de interés provocaría que el dinero se encarezca, es decir que sea más costoso contratar un crédito hipotecario o para adquirir un auto, también los créditos destinados a empresas, los personales y las tarjetas de crédito.

Si bien esto no se verá en el corto plazo y el tipo de cambio bajará ligeramente en los próximos días, hay riesgo de que, ante los discursos y decisiones del nuevo gobierno, la cotización del dólar alcance los 21 pesos. “Es un hecho que seguirá la incertidumbre”, comentó Abraham Vergara Contreras,  coordinador de la licenciatura en Contaduría y Gestión Empresarial de la Ibero.

Pensar en “a mí no me afecta que suba el dólar, es completamente erróneo, la divisa es parte de nuestra vida e influye en nuestros precios. El 2019 no será un año fácil para los bolsillos, definitivamente”, aseguró Vergara.

De acuerdo con Raymundo Tenorio, “en los próximos días se estabilizará el dólar gracias al Banco de México que tiene la obligación de proteger el poder adquisitivo del peso, tiene como instrumentos las reservas internacionales para estabilizar la sobredemanda y así lo hará”.

En su opinión, la cancelación del proyecto del NAIM y sobre todo el mensaje político de establecer una barrera entre el poder político y el poder económico significa “un manotazo contra el sector privado en México, y eso es lo que más encareció el tipo de cambio”.

 

Close
Comentarios