Crece la lista de empresas fantasma implicadas en presuntos desvíos en Sedesol y Sedatu

Suman ya 19 empresas consideradas fantasma por el SAT, y que fueron subcontratadas por 825 millones de pesos para darle supuestos servicios de comunicación social a Sedesol y Sedatu.

Crece la lista de empresas fantasma implicadas en presuntos desvíos en Sedesol y Sedatu
Google Maps

El número de empresas que participaron en los presuntos desvíos en la Sedesol y Sedatu, entre 2014 y 2016, y que ya fueron denunciadas por la autoridad tributaria como sociedades fantasma va en aumento.

A las siete empresas que participaron en los presuntos desvíos y que ya tenía en la lista negra en agosto, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) incluyó en su último reporte del 21 de septiembre a siete más, porque comprobó que no tienen infraestructura real, personal, ni activos.

Además, el SAT reportó a otras cinco más como presuntas fantasma por el mismo motivo: simular operaciones comerciales para cometer presuntos delitos como evasión de impuestos, desvío de recursos, o lavado de dinero.

En total, suman 19 empresas boletinadas como fantasma, que fueron subcontratadas por 825 millones de pesos para darle supuestos servicios de comunicación social a Sedesol y Sedatu, aunque en realidad se trata de departamentos abandonados, lotes baldíos, o tienditas de reparación de teléfono en colonias populares.

Estas empresas fantasmas fueron beneficiadas gracias a un esquema de desvío en el que se utilizó como intermediarios a universidades públicas y a tres medios de comunicación estatales: Radio TV Hidalgo, Televisora de Hermosillo y el Sistema Quintanarroense de Comunicación Social.

Tal y como documentó la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en informes forenses de la Cuenta Pública, estos entes públicos debían dar los servicios a Sedesol y Sedatu, pero no tenían la capacidad para ello, y subcontrataron de manera arbitraria y sin pasar por ninguna licitación a estas empresas fantasma, violando además la ley federal de adquisiciones.

Es el mismo esquema documentado en la investigación La Estafa Maestra, donde más de 4 mil 600 millones de pesos de 11 dependencias de Gobierno acabaron, entre 2012 y 2014, en 146 empresas fantasma o irregulares a través de ocho universidades públicas.

Según la ASF, los desvíos en Sedesol y Sedatu entre 2014 y 2016 se produjeron cuando Rosario Robles era titular en la Sedesol, primero, y luego en la Sedatu. En entrevistas y notas informativas, tanto Robles como ambas dependencias de gobierno a nivel institucional, han rechazado que cometieran irregularidades en los convenios con universidades públicas y medios estatales.

Su postura, en resumen, es que los convenios son legales. Que las dependencias no hicieron directamente ninguna contratación de empresas. Y que cuentan con los entregables que demostrarían que se cumplieron los servicios contratados a las universidades y a los medios estatales.

No obstante lo anterior, la ASF lleva presentadas 18 denuncias penales ante la Procuraduría General de la República (PGR) por el presunto desvío de 2 mil 824 millones de pesos solo en Sedesol, entre 2013 y 2015. Mientras que, según información proporcionada por la Auditoría al Senado de la República, presentará otras cinco denuncias más a finales de octubre por presuntos desvíos en Sedatu por mil 529 millones de pesos.

La Cruzada contra el Hambre acaba en empresas fantasma

Gustavo Rodríguez, vocero de Rosario Robles en Sedesol y en Sedatu, y que el pasado 26 de septiembre fue sancionado con 10 años de inhabilitación y una multa de 210 millones de pesos derivado de la firma de tres convenios con RTV Hidalgo para promocionar la Cruzada Nacional contra el Hambre, también rechazó que hubiera cometido irregularidades en estos convenios.

La Secretaría de la Función Pública lo acusó de entregar recursos económicos a RTH Hidalgo, a pesar de no contar con los entregables que comprobarían que los servicios se realizaron.

Sin embargo, en una gira por medios de comunicación tras renunciar al cargo el pasado jueves, el ya exfuncionario mostró una carpeta con la supuesta documentación que comprobaría que se realizaron los servicios pactados con RTH Hidalgo, por lo que dijo que recurrirá su sanción.

No obstante, ni Gustavo Rodríguez, así como ninguno de los servidores públicos presuntamente implicados en el esquema de fraude de La Estafa Maestra, incluyendo a los rectores de universidades y medios estatales que participaron como bisagras en el presunto fraude, ha explicado hasta el momento cómo empresas fantasma, que no existen, cumplieron con los servicios que los entregables dicen que se realizaron, al menos sobre el papel.

Por ejemplo, de los tres convenios por 353 millones de pesos firmados por Gustavo Rodríguez como director de comunicación social de Sedesol y RTV Hidalgo, 86 millones fueron a parar, según la ASF, a las cuentas de dos empresas que ya fueron catalogadas por el SAT como fantasma en forma definitiva: Comercializadora HDP SA de CV y Comunicaciones M&M SA de CV.

De acuerdo con el informe de la ASF, en el domicilio de Comercializadora HDP solo hay una casa habitación, donde la dueña dijo desconocer a esa compañía. Además, esta empresa fue subcontratada para realizar spots de radio y televisión para promocionar la Cruzada contra el hambre; sin embargo, se dedica a giros que nada tienen que ver con esa tarea, como el arrendamiento de equipos industriales, o la compra venta de bienes inmuebles. Tampoco pagó impuestos a la Hacienda pública, a pesar de que en 2014 obtuvo 69 millones de Sedesol, a través de RTH Hidalgo.

Además de estas dos empresas boletinadas como fantasma, la Auditoría reportó en este informe forense de la Cuenta Pública 2014 que otras 13 sociedades que fueron subcontratadas por 168 millones a partir de esos tres convenios tampoco existen en sus domicilios.

Así que, de los 353 millones que salieron de Sedesol y pasaron a RTH Hidalgo para promocionar la Cruzada contra el hambre, al menos 255 millones, el 72%, acabaron en las cuentas de 15 empresas que ya fueron declaradas fantasma, o no existen en sus domicilios, o no tienen el perfil técnico necesario, o no pagaron impuestos por los cientos de millones que ganaron.

Una tiendita de celulares ‘millonaria’

Otra de las compañías que participaron en el presunto desvío en Sedesol-Sedatu y que fueron incluidas al último corte del SAT, es Servicios y Asesorías Profesionales Ying Yang, que ganó casi 30 millones de pesos del erario, a través de RTV Hidalgo y el Sistema Quintanarroense de Comunicación Social.

A pesar de esa suma millonaria, Animal Político encontró en la dirección que reportó esta compañía una modesta tienda de reparación de celulares y de computadoras. El dueño del negocio dijo desconocer a Servicios y Asesorías Profesionales Ying Yang, aunque mostró un paquete de correspondencia que llega a nombre de la empresa con requerimientos del SAT.

En el pequeño local, enclavado en un estrecho callejón de una zona industrial, están registradas además otras siete compañías que son proveedoras de servicios de la Asamblea Legislativa del DF, tal y como dio a conocer este medio en una investigación publicada en junio pasado.

Servicios Profesionales Ying Yang fue subcontratada sin licitación alguna por los medios comunicación estatales antes señalados para dar servicios a Sedesol y Sedatu relativos a la producción de spots de radio y televisión. Sin embargo, esta compañía fantasma aseguraba dedicarse a giros comerciales como la prestación de servicios de vigilancia y la transportación de bienes, que nada tienen que ver con el objeto para la cual fue subcontratada.

Además, esta empresa fantasma fue contratada por la Sedesol en marzo de 2014. Según consta en Contratobook, una herramienta digital para buscar contrataciones en el Gobierno, Servicios Profesionales Ying Yang recibió una adjudicación directa de Sedesol por 351 mil 862 pesos para la “adquisición de utensilios para el uso y mantenimiento de inmuebles Sedesol”.

‘Joyería’ subcontratada para dar servicios de comunicación social

Desarrollo Publicitario ADP, otra de las sociedades declaradas fantasma, se quedó con 267 millones de pesos. En 2015, fue beneficiada primero con 156 millones que salieron de la Sedesol. Y en 2016, recibió otros 110 millones 862 mil pesos, pero esta vez de la Sedatu. En ambos casos participaron de nuevo como intermediarias del desvío Radio Televisión de Hidalgo (RTV Hidalgo) y el Sistema Quintanarroense de Comunicación Social.

Esta empresa no fue localizada en su dirección por los auditores de la ASF. Los vecinos y los residentes de la zona dijeron que el domicilio señalado era una vivienda particular, donde nunca había existido compañía alguna.

Además, según documentó la ASF en un informe forense, Desarrollo Publicitario ADP forma parte de una red de empresas que comparten dirección y apoderados legales, entre las que están: Servicios Empresariales Helte, que fue señalada en una investigación de Reforma sobre el desvío de 700 millones de pesos en efectivo de Sedatu; Comercializadora DW Prisma SA de CV, ya catalogada por el SAT como fantasma; y Serviúnicos SA de CV, que está siendo investigada por la autoridad como presunta fantasma.

Serviúnicos SA de CV, que obtuvo 56 millones de pesos de Sedesol en 2015 a través de RTV Hidalgo, tampoco existe en su domicilio. Fue subcontratada para dar servicios a Sedesol relacionados con “desarrollar la estrategia y programa anual de comunicación social 2015”, entre otros. Sin embargo, su giro social es comprar, fabricar y distribuir “regalos, joyerías de fantasía, bolsas, carteras, y artículos de cocina”, según la ASF.

Agatha Líderes Especializados SA de CV es otra de las empresas ya declaradas oficialmente como ‘fantasma’ que más dinero recibieron del erario: 164 millones de pesos de la Sedatu, a través del Sistema Quintanarroense de Comunicación Social y de Telemax Hermosillo.

En la dirección de esta sociedad, en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, los auditores de la ASF encontraron “una casa habitación abandonada”.

Agatha Líderes, a su vez, trianguló 152 millones de pesos, el 92% del dinero que recibió del erario, a otras 13 empresas, entre las que están Yuvisa y Servicios SA de CV, Comercializadora Manmatrec, y Comercial Chiapas Es Sur. Las tres ya son oficialmente empresas fantasmas.

Entre las compañías que investiga el SAT como presuntas fantasma y que participaron en el presunto desvío en Sedesol-Sedatu, además de las ya mencionadas, están Ikar Presentadora de Bienes y Servicios SA de CV; Publicidad Royalti; Derclip SA de CV; y Big Joe Enterteinment SA de CV.

Entre las tres, se quedaron con casi 100 millones de pesos del erario.

Close
Comentarios