Con 512 escritoras y más de 800 libros, cuentista mexicana visibiliza el legado literario hecho por mujeres (Libro de regalo)
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

Con 512 escritoras y más de 800 libros, cuentista mexicana visibiliza el legado literario hecho por mujeres (Libro de regalo)

Especial
Por Verónica Santamaría
21 de octubre, 2018
Comparte

Durante dos años, Liliana Pedroza realizó un viaje por las 32 entidades federativas del territorio mexicano con el propósito de crear y visualizar un catálogo de cuentos mexicanos escrito por mujeres. Este directorio literario va de 1910 a 2017, con textos de mujeres mexicanas que -en su mayoría- escribieron en el ámbito privado o bajo anonimato.

Para la autora de Historia secreta del cuento mexicano (1910-2017), esta es una investigación -a manera de catálogo- con el trabajo de 512 cuentistas mexicanas, “es una respuesta a otros catálogos de cuentos en México, que ha habido, donde no están mencionadas.

Hay catálogos de 1900 a 1985 donde no se menciona a las mujeres o las mencionan muy de paso”, dijo en entrevista para Animal Político, la también escritora Liliana Pedroza.

Pedroza comentó que, en el catálogo de Emmanuel Carballo, el autor menciona que, en su análisis “las escritoras mexicanas no le parecen importantes, entonces como una respuesta a decir que -sobre todo en las políticas culturales actuales- desde hace tres décadas las mujeres somos la tercera parte de la literatura mexicana pero no estamos siendo representadas en congresos, en mesas de lectura, en jurados, en antologías”

México cuenta con algunos catálogos de cuento mexicano entre los que destaca el trabajo de Luis Leal con Bibliografía del cuento mexicano de 1958; Emmanuel Carballo con su Bibliografía del cuento mexicano del siglo XX de 1988 y, Russell M. Cluff con Panorama crítico-bibliográfico del cuento mexicano (1950-1995) de 1997.

Narrativas con perspectiva de género

Una de las exigencias de las que la autora habló fue la necesidad de implementar en la literatura la perspectiva de género para que las narrativas -tanto de hombres como de mujeres- converjan y sean parte de un trabajo en común.

En un breve análisis del por qué el trabajo literario de las mujeres, desde hace un siglo, no ha sido reconocido, tiene que ver a nivel cultural, es decir “los catálogos de cuentos mexicanos son hijos de su tiempo, entonces, lo que se leía es lo que escriben los hombres porque las narrativas de mujeres están apegadas a sus momentos y movimientos sociales, que integran poco a poco al ámbito público”, con temas como: maternidad, familiares, la propia sexualidad, la menstruación, lo que ha parecido que no son temas de literatura.

Historia secreta del cuento mexicano (1910-2017) es un libro creado -en su totalidad- por mujeres, desde la edición, diseño e investigación. “Cuando entré a este proyecto me di cuenta que, poniéndome el reto de leer a mujeres hablando de aborto legal, maternidad”, contrario a escritores que narran historias de hombres que van a la guerra o son derrotados y vuelven a casa. “Lo universal ha sido lo masculino”.

La violencia en el norte, un nicho en la literatura

Para Liliana Pedroza, el cuento le permite contar historias sin tantos recovecos, “es una flecha en tensión que va directo al blanco y yo creo que eso es lo que me atrae, directamente, de contar una historia y sin tantas florituras”.

Como cuentista, las historias que narra están dirigidas al público adulto joven. Los temas que toca, principalmente, son problemáticas sociales del país y temas de género que nos competen a las mujeres “en una sociedad tan difícil como la mexicana con tanto machismo, con tanta misoginia, tantos problemas de violencia que están enfocados a otros y que no son resueltos”.

La ruta que inicia Pedroza con Historia secreta del cuento mexicano (1910-2017) abarca 108 años con la presencia de 512 autoras, 856 libros y 312 antologías que dio origen a la primera historiografía que la autora crea gracias a los grupos, movimientos y tendencias literarias a partir de estas escritoras, “muchas de ellas olvidadas o simplemente ignoradas”.

Liliana Pedroza es originaria de Sonora, estudió la carrera de Letras Españolas en la Universidad Autónoma de Chihuahua. Hizo una maestría y doctorado en la Universidad Complutense de Madrid donde se especializó en cuento mexicano contemporáneo, además de ser cuentista y narradora oral escénica en España. Hizo giras en ese país, Cuba y México.

Pertenece a diferentes organizaciones como: Ciudadanía por la cultura; Chihuahua libre y sin temor y Movilidad Humana, enfocadas en temas de migración, búsqueda de mujeres desaparecidas y violencia a la mujer.

La autora resalta que, el objetivo de esta investigación “tiene mucho que ver con una justicia histórica a las mujeres que hemos sido silenciadas, para descolonizarnos de lo que nos han dicho qué leer y cómo leer, para preguntarnos de qué nos hemos perdido de qué otras narrativas y qué otras historias nos hemos perdido”.

En esta entrega y con autorización de la autora Liliana Pedroza, Animal Político invita a los lectores descargar el libro Historia secreta del cuento mexicano 1910-2017 en el que encontrarás los nombres de cada una de las autoras mexicanas que han sido parte fundamental de la literatura de nuestro país.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Cómo la "sangre azul" de unos cangrejos es clave en la lucha contra el Covid-19

El mundo solo tiene una fuente para probar la seguridad de las medicinas de nueva creación: la sangre del cangrejo herradura. Pero su uso a lo largo del tiempo ha llevado a ambientalistas a advertir que esta preciada especie puede desaparecer.
Getty Images
9 de julio, 2020
Comparte

Los cangrejos herradura tienen diez ojos, han existido durante más de 300 millones de años y usamos su sangre de color azul pálido para mantenernos sanos.

No, no es ciencia ficción, simplemente ciencia antigua.

Durante décadas hemos necesitado a este crustáceo y su sangre para el desarrollo de las medicinas.

Y en estos meses de la pandemia de covid-19 no es la excepción: los científicos están usando esta criatura para investigar una posible vacuna contra el coronavirus.

Como en el pasado, ambientalistas cuestionan cómo la investigación médica afecta la población y la vida de los cangrejos herradura y exigen que se detenga su “ordeña”.

¿Cómo nos ayudan?

Estos “fósiles vivos” son importantes porque su sangre ayuda a los científicos a asegurarse de que no haya bacterias peligrosas en los medicamentos recién creados, el tipo de bacteria que puede matar a las personas incluso en pequeñas cantidades.

Extracción de sangre de cangrejo herradura

Getty Images
Los científicos extraen sangre de los cangrejos herradura para usarla en pruebas médicas. Luego los devuelven a su hábitat.

Un extracto en las células sanguíneas del cangrejo reacciona químicamente a sustancias nocivas y los científicos lo usan para evaluar si los nuevos medicamentos son seguros.

Y es justamente la sangre de cangrejo herradura la único que los humanos hemos podido encontrar que haga esto.

Cada año, cientos de miles de ejemplares son atrapados y llevados a laboratorios en Estados Unidos, donde se extrae parte de su sangre de una vena cerca de su corazón.

Luego son liberados nuevamente en la naturaleza.

“Nadie sabe realmente el impacto que tiene”

Inicialmente, los expertos estimaron que casi todos los cangrejos sobrevivían a la “donación”.

Pero en los últimos años, se estima que hasta un 30% muere debido a este procedimiento.

Cangrejos herradura

Getty Images
Los cangrejos herradura se consideran “fósiles vivientes” porque han estado en la Tierra desde hace millones de años.

Otros estudios sugieren que los cangrejos hembras que sobreviven tienen menos probabilidades de tener éxito en el apareamiento.

Todo lo cual causa problemas ambientales, según activistas.

“En este momento, extraen sangre de alrededor de medio millón de cangrejos”, dice la doctora Barbara Brummer, quien está a cargo de un equipo que trabaja en la conservación de la naturaleza del estado de Nueva Jersey, donde se capturan muchos en Estados Unidos.

En conversación con la BBC, dice que “nadie sabe realmente el impacto que tiene la extracción de sangre en la vida de ese cangrejo” cuando se les devuelve a su entorno natural.

Los cangrejos de herradura estadounidenses ahora están cerca de ser considerados oficialmente como una especie en peligro de extinción .

Dibujo anatómico del cangrejo de herradura que aparece en "Recherches sur l'anatomie des Limules" de M. Alph. Milne Edwards, publicado en París en 1873.

BBC
La sangre del cangrejo herradura ha sido objeto de estudio desde el siglo XIX.

Pero algunas de las grandes compañías que fabrican medicamentos apuntan a estadísticas que sugieren que la población se ha mantenido más o menos iguales durante algunos años .

¿Otra fuente?

Durante años se han realizado investigaciones para crear una sustancia artificial que pueda reemplazar la sangre azul de los cangrejos herradura.

Y en 2016… bingo.

A los científicos se les ocurrió una alternativa que recibió el visto bueno para ser utilizada en Europa. Algunas compañías farmacéuticas en Estados Unidos también se unieron.

Entonces, ¿por qué estamos hablando de esto ahora?

Porque el mes pasado, la organización que decide qué hace que las drogas sean seguras en Estados Unidos, la Farmacopea de Estados Unidos, dijo que no puede confiarse en que la alternativa funcione lo suficientemente bien.

Cangrejo y frascos de LAL.

Science Photo Library
La capacidad de la sangre de los cangrejos herradura de inmovilizar y aislar patógenos fue atrapada en frascos para poderla usar en nuestro beneficio.

A las compañías que desean vender medicamentos en EE.UU. se les ha dicho que deben seguir usando sangre de cangrejo para las pruebas.

Eso significa que cualquier firma que pueda tener una vacuna contra el coronavirus deberá verificarla a la antigua usanza, con sangre azul, si quieren poder llegar a millones de estadounidenses.

La doctora Brummer dice que está presionando para que echen otro vistazo a la sustancia alternativa, ya que en la práctica sí se está utilizando en otros países.

“Es para que podamos dejar de depender de esta fuente natural”, señala.

https://www.youtube.com/watch?v=LBVGmtqpmwc

Algunas compañías farmacéuticas dicen que pueden satisfacer la demanda de una vacuna contra el covid-19 sin tener que extraer sangre de muchos más cangrejos de lo normal.

La firma suiza Lonza comenzó este mes a fabricar una vacuna -que se pondrá a prueba en humanos- y que “no requerirá más de un día de producción” de sangre azul, dijo a la revista National Geographic.

Brummer señala que hay “al menos 30 empresas trabajando en una vacuna” y “cada una de ellas tiene que pasar por estas pruebas”.

“Así que mi preocupación es sobre la población de los cangrejos herradura, porque son una parte clave del ecosistema”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Ibw92oQE5vc

https://www.youtube.com/watch?v=-kpIq2W8Sqs

https://www.youtube.com/watch?v=ARrMFeZEfmU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.