Costos de construcción del NAIM impactarán en las finanzas públicas, según estudio

Con base en los datos oficiales presentados hasta el momento, la organización Poder concluye que la construcción del NAIM no es viable pues una vez que esté en operación los beneficios económicos no alcanzarían más del 10%, mientras que la deuda la pagarían los mismos usuarios.

NAIM
El costo de las obras han aumentado en más del 50% con relación a las estimaciones iniciales. Cuartoscuro

Un análisis de los costos y beneficios que traerá la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), y su posterior funcionamiento, concluye que el proyecto resulta inviable, pues su financiamiento total no está garantizado, ya que su costo de construcción ha aumentado en los últimos dos años.

De acuerdo con la organización Poder, desde el inicio de las obras, el Grupo Aeroportuario de Ciudad de México (GACM) y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) “han maquillado los costos del NAIM par defender su viabilidad” pero si éstos se actualizaran, se demostraría lo contrario.   

Leer: Nuevo Aeropuerto, Tren México-Toluca y Paso Exprés, obras marcadas por sobrecostos millonarios

En la presentación de su análisis financiero sobre el NAIM, a través del proyecto Torre de Control, detallaron que tan solo para terminar la primera fase de la terminal aérea, la SHCP estima un costo de 195 mil millones de pesos, mientras que el GAICM estima 285 mil millones de pesos. Cifras que superan por mucho a los 169 mil millones que la misma SHCP había calculado en 2014 como costo total de la obra.

Los expertos basan sus argumentos en el hecho de que “para determinar si una obra pública es social y económicamente viable” la Ley federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria (LFPRH) estipula que la Tasa Interna de Retorno Social (es decir, los beneficios económicos) del proyecto sea al menos 10%.

En el caso del NAIM y con base en un documento que el GACM entregó a la SHCP con las conclusiones de la Evaluación Costo y Beneficio del proyecto en 2014, el  incremento de los costos harían que la tasa de retorno social cayera por debajo del 10%, haciéndolo inviable. Por lo cual la SHCP no podría autorizar la realización del proyecto.

Los expertos resaltan que la estimación sobre la inviabilidad surge con las cifras más recientes presentadas por el GAICM pero aseguran que si la SHCP actualizara las suyas se confirmaría que la construcción del NAIM traería más efectos negativos que positivos.

Leer: Cuánto se ha gastado, y cuál es el esquema de financiamiento del Nuevo Aeropuerto

“Incluso la Academia de Ingeniería de México eleva el costo total a 444 mil millones de pesos, pero la SHCP no ha actualizado sus cifras desde 2014 pues se demostraría la inviabilidad del proyecto con base en lo que estipula la ley”, añadieron los especialistas.

Beneficios económicos solo para 5 empresarios

Tras el análisis de los contratos firmados para la construcción del NAIM, Torre de control encontró que los únicos beneficiados con la cristalización del proyecto serían 5 empresarios.

El primero de los contratos se firmó en 2012 para los estudios iniciales. A la fecha, a través de organismos estatales, se han firmado 536 contratos hasta por 155 mil 732 millones de pesos.  

“El 70 % de estos contratos se han adjudicado sin concurso, sin que en los datos de contrataciones abiertas se justifique el porqué, tal y como marca el estándar internacional de datos”, plantean en el estudio.

El 78 % de los 155 mil millones de pesos está concentrado en solo 15 contratos, los cuales son para el edificio terminal, las pistas, la gerencia, la torre de control, la barda perimetral, entre otros aspectos.

Los principales beneficiarios de la construcción, quienes obtendrán los mayores dividendos económicos de la obra, son los siguientes 5 empresarios:  

  • Bernardo Quintana Isaac, de ICA, S.A de C.V ganará más de 24 mil 720 millones de pesos.
  • Carlos Slim, de grupo Carso ganará más de 21 mil 250 millones de pesos.
  • Carlos Hank Rhon, de Grupo Hermes con más de 12 mil millones de pesos.
  • Hipólito Gerard, de Constructora y Edificadora GIA+A con más de 10 mil millones de pesos.
  • Olegario Vázquez Raña, de Grupo Empresarial Ángeles, con más de 10 mil millones de pesos.

El financiamiento y la forma de pago

Según el estudio de Torre de Control – cuyas cifras fueron obtenidas a través de solicitudes de transparencia, reportes de la ASF, y documentación del GAICM-  la primera etapa del NAIM se financió con mil millones de pesos de fideicomiso privado y dos mil millones de pesos provenientes de la primera emisión de bonos verdes (créditos emitidos por instituciones públicas o privadas para financiar proyectos “verdes” o sustentables).

El dinero del fideicomiso es ingresado, por el GAICM y el NAIM, a la Tesorería de la Federación y posteriormente a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para evitar que los créditos sean considerados como deuda pública.

A su vez, la SCT también recibe el aporte presupuestal aprobado por la Cámara de Diputados.

Sin embargo estos recursos no son suficientes para financiar el proyecto. Según los especialistas no existe una estimación del tiempo en que las obras terminarán de pagarse.

¿Si el fideicomiso se agota, cómo se subsidiará la obra? La respuesta es sencilla, lo pagarían los mismos usuarios a través de la Tarifa de Uso Aeroportuaria (TUA).

La TUA es un impuesto que pagan los pasajeros en su boleto de avión y actualmente es el mayor ingreso del AICM.

Con los ingresos del TUA el Grupo Aeroportuario espera todos los créditos para la construcción del NAIM.

De hecho, los expertos comentaron que el GAICM está contemplando un aumento al TUA a corto plazo para que los ingresos por éste sean mayores.

En caso de que el TUA llegue a agotarse, el Gobierno Federal tendría que asumir los costos de las obras.

Por estas razones que los expertos de Torre de Control, consideran inviable, desde el punto de vista financiero, la construcción del NAIM.

“Esto es lo que concluimos sobre el proyecto de Texcoco, para la propuesta de Santa Lucía no podemos emitir opinión pues el presidente electo no ha ahondado en cifras y estimaciones sobre su construcción”, finalizaron.

Close
Comentarios