Marinos dejaron parapléjico a un joven inocente al disparar en una persecución en Acapulco: CNDH

Aunque la Marina negó haber sido responsable del daño y culpó a un presunto delincuente (a quien perseguían en ese momento), la investigación de la CNDH arroja que fueron las armas de la dependencia las que lesionaron al joven de 21 años.

Marina
La CNDH determinó que la Marina fue la responable de lesionar de por vida a un joven de 21 años inocente. Cuartoscuro

Elementos de la Secretaría de Marina (Semar) fueron los responsables de dejar a un joven de 21 años parapléjico, tras dispararle durante una persecución a un presunto delincuente en Acapulco, Guerrero.

Esto reveló una investigación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), tras atender una queja de la madre de la víctima, en julio de 2015.

De acuerdo con la comisión, el 18 de mayo de ese año, cerca de la 1 de la mañana, el joven, su novia y un amigo se encontraban en un puesto de comida cercano a la glorieta de la Diana Cazadora,en la avenida costera Miguel Alemán, cuando que un marino perseguía a un sujeto que corría hacia la playa, con el objetivo de detenerlo

De repente, la víctima se percató que había un disparo de arma de fuego, pues sintió su “cuerpo caliente y sus piernas acalambradas”, después comenzó a sangrar, por lo que fue trasladado a un hospital.

El joven fue intervenido  quirúrgicamente, “extrayéndole el riñón izquierdo y el bazo”, explicó la CNDH en la recomendación 31/2018. También señaló que el disparo causó una severa lesión en la segunda vértebra lumbar, pues los médicos le informaron a la madre de la víctima que implicaba “fuertes dolores (que) iban a ser de por vida”.

Aunque la familiar de la víctima dijo que la Marina se puso en contacto para “apoyarla”, la dependencia negó haber sido responsable del daño y culpó a un presunto delincuente (a quien perseguían en ese momento), pues dijo que ese día, personal naval se hacía “recorridos de vigilancia” cuando escucharon disparos cerca de uno de los hoteles de la zona costera debido a un enfrentamiento entre civiles.

La Semar afirmó que lograron observar a tres sujetos usando armas de fuego, por lo que iniciaron una persecución a pie, sobre la Costera Miguel Alemán y en dirección a la playa, gritando a los individuos armados que se detuvieran, pero éstos continuaron huyendo e incluso dispararon hacia los elementos, provocando la lesión contra la víctima que perdió la movilidad en la zona baja del cuerpo.

Sin embargo, según la CNDH, os análisis de química forense que se practicaron a l probable delincuente “no revelaron elementos de plomo y bario, productos característicos de la deflagración de la pólvora, y los testigos refirieron que iba desarmado y que quienes realizaron los disparos fueron los persecutores”.

Por esta razón, el organismo determinó que el uso de la fuerza por el personal de la Marino no legal, racional o proporcional, pues el sujeto perseguido estaba desarmado.

Las medidas que emitió la Comisión fueron dirigidas al Secretario de Marina, Vidal Soberón, para instruir que el personal naval use de manera permanente cámaras fotográficas, de videograbación para documentar su actuación en operativos.

Al Fiscal de Guerrero le solicitó implementar mecanismos de control y supervisión, para que los agentes del Ministerio Público integren correctamente las carpetas de investigación.

Close
Comentarios