Nadie nos va a detener: Migrantes continúan caravana para llegar a EU, pese a amenazas de Trump
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Nadie nos va a detener: Migrantes continúan caravana para llegar a EU, pese a amenazas de Trump

La caravana de hombres, mujeres y niños migrantes que busca llegar a Estados Unidos llegó a la ciudad de Tecún Umán, Guatemala, donde permanecerán esta noche, mientras sus compañeros arriban al sitio, para que puedan cruzar juntos la frontera con México.
AFP
Por AFP
18 de octubre, 2018
Comparte

Con una bandera de Honduras sobre el hombro, José y otros miles de migrantes de su país siguen este jueves su marcha en caravana en el sur de Guatemala hacia México, su siguiente objetivo antes de alcanzar Estados Unidos, que amenaza con militarizar su frontera.

Por la carretera asfaltada capitalina y entre cientos de vehículos, los migrantes hondureños se abren camino en diferentes grupos en los que se observan niños, mujeres embarazadas y bebés.

Algunos conductores abren sus ventanillas para dar dinero a los migrantes que lucen cansados, otros vecinos salen a su encuentro para suministrarles agua y alimentos.

“Vamos con la voluntad de Dios y vamos confiados en él de que nos dará chance (oportunidad) de pasar” a Estados Unidos, señaló José a la AFP frente a un centro comercial donde algunos curiosos detienen su paso para observar la inusual caravana.

A sus 28 años, José decidió dejar a su esposa y dos hijas pequeñas en Honduras y emigrar porque los cuatro dólares diarios que ganaba como agricultor le resultaban insuficientes para subsistir.

“Nadie nos va detener porque Dios va con nosotros”, afirmó el hombre que encabezaba uno de los grupos de la caravana, que se ha fragmentando desde que entró a Guatemala el lunes por la ciudad fronteriza de Esquipulas.

La caravana ha causado un revuelo diplomático tras la amenaza del presidente Donald Trump de frenar el apoyo financiero a Guatemala, Honduras y El Salvador si no detienen la marea migratoria. Incluso este jueves advirtió que militarizará la frontera sur de su país para impedirles el paso.

Según activistas de la Casa del Migrante de la Iglesia Católica en Ciudad de Guatemala, unos 3,000 migrantes hondureños han sido atendidos en ese refugio desde la tarde del martes y aún esperaban el ingreso de otros que han quedado rezagados.

Por el contrario, otros han cumplido una de las primeras metas y se han agrupado en la ciudad de Tecún Umán, fronteriza con México.

Si Trump “quitara al presidente” hondureño

Más al sur de la capital, algunos migrantes logran subir a plataformas de camiones y pickups para avanzar algunos kilómetros del largo recorrido.

Apretado junto a otros migrantes en una camioneta, Ángel Zapata culpa al presidente hondureño Juan Orlando Hernández de sumir al país en la pobreza y la violencia que los obligó a huir en búsqueda de un mejor futuro.

Zapata, de 28 años, responsabilizó a Hernández, conocido como JOH en Honduras, “de robarse el dinero de los hondureños”.

“Si Donald Trump quitara a JOH del poder, seguro pararía la migración. Si ellos (gobierno) invirtieran bien el dinero para la reducción de la pobreza, Honduras saldría adelante”, agregó el emigrante, que se dedicaba a lavar autos en su país y tiene como plan alternativo quedarse en México.

“Si en México nos dan ayuda, nos vamos en quedar en México”, añadió Zapata mientras el vehículo que lo llevaba cargaba combustible en una gasolinera.

“Casi me voy con ellos”

En la carretera hacia el sur se repiten las escenas. Grupos más pequeños de migrantes siguen la caminata y otros descansan; por momentos deben cubrirse de la lluvia que les azota en algunos trayectos.

Al igual que Honduras, Guatemala y El Salvador, que integran el norte de Centroamérica, los caminantes enfrentan problemas de pobreza y de violencia provocada por las temidas pandillas y el narcotráfico, que los han forzado a la migración ilegal.

La guatemalteca Emma Linares, de 59 años, mientras observaba el paso de una parte de la caravana, dijo a la AFP que hace algunos días se le cruzó la intención de unirse al grupo e intentar llegar a Estados Unidos, pero los riesgos a los que se enfrentan en el camino la hizo recapacitar.

“Yo pensé: cómo no me voy con ellos, tal vez hay un trabajo del otro lado, pero es muy delicado arriesgarse como ellos lo están haciendo”, señaló Linares, quien se gana la vida con la venta ambulante de ropa.

Este miércoles, el grupo de migrantes que se encuentra en Tecún Umán, Guatemala, realizó una protesta del centro de la ciudad a la orilla del río Suchiate, donde lanzaron consignas y aseguraron que no tienen miedo.

Al otro lado del río, de manera simultánea, se acercó un grupo de personas, quienes aseguraron haber llegado al sitio para apoyar a los migrantes que crucen la frontera con México.

Caravana de migrantes a la orilla del río Suchiate.

Caravana de migrantes a la orilla del río Suchiate.

Los migrantes informaron que permanecerán en Tecún Umán hasta que arriben sus compañeros, quienes continúan marchando en caravana y se encuentran a kilómetros de la ciudad.

Se espera que el día de mañana el total de los migrantes de la caravana se reúna en la ciudad fronteriza de Guatemala, para cruzar a juntos la frontera con el estado mexicano de Chiapas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Agresión de policías a músico reenciende protestas en Francia por polémica ley de seguridad

El ataque a un productor de música negro, que fue golpeado por policías de París, ha elevado la indignación en Francia en momentos en que el gobierno promueve una polémica ley de seguridad.
28 de noviembre, 2020
Comparte

Los policías involucrados “han manchado el uniforme de la república”, sentenció este viernes el ministro del Interior de Francia, Gérald Darmanin.

Y es que la golpiza que recibió el productor de música Michel Zecler el pasado 21 de noviembre ha indignado al país luego de que se diera a conocer un video del incidente que tuvo con policías en París.

Un caso que ha reavivado las protestas que se registran en el país por una ley de seguridad que propone el gobierno y que los manifestantes advierten hará invisibles casos de abuso de las fuerzas del orden.

Las imágenes de una cámara de seguridad, difundidas primero por el sitio de noticias Loopsider, muestran a tres agentes pateando y golpeando con porras a Zecler, cuando este entraba a su propio estudio musical.

El productor de Black Gold Studios presuntamente se había cruzado con una patrulla y, al no llevar puesta una mascarilla, trató de entrar rápido a su oficina para evitar ser multado.

Tres agentes lo siguieron e ingresaron al estudio para sacarlo a la calle. Para conseguirlo, hicieron uso de la fuerza, hecho que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, dice que es “inaceptable” y “vergonzoso.

Tras pedirles ayuda, artistas que estaban en el estudio consiguieron liberarlo de los agentes y cerrar la puerta, pero los policías reingresaron y lanzaron una granada lacrimógena en el interior.

Zecler asegura que, además de ser golpeado, fue objeto de insultos racistas por ser negro durante los cinco minutos de golpiza que le dejó hematomas en todo el cuerpo, además de necesitar puntos en la cabeza.

Inicialmente había sido acusado de violencia y resistencia al arresto, pero los fiscales desestimaron los cargos y en su lugar abrieron una investigación contra los agentes.

“Me atacaron personas que deberían haberme protegido. No hice nada para merecer esto. Solo quiero que estas tres personas sean castigadas según la ley”, dijo Zecler a la prensa afuera de la jefatura de policía el jueves, a la que llegó con su abogado para presentar una denuncia.

Los tres policías que aparecen en el video han sido suspendidos y están bajo investigación. Fueron interrogados el viernes.

Pero este caso y otros de uso excesivo de la fuerza solo ha reavivado las protestas en el país contra el gobierno de Macron.

Una protesta en París

EPA
Miles de manifestantes tomaron las calles, a pesar de las restricciones de movilidad por la pandemia de covid-19.

La policía lanzó gases lacrimógenos contra los manifestantes que se manifestaban en París este sábado.

Los enfrentamientos comenzaron después de que algunos en la multitud arrojaron piedras y fuegos artificiales a los agentes. Autos fueron incendiados y se levantaron barricadas.

Una protesta en París

Reuters
Hubo algunos disturbios en París durante una marcha multitudinaria.

Macron exigió el viernes una respuesta rápida de sus subalternos para reconstruir la confianza entre la policía y los ciudadanos. Dijo que Francia nunca debería “resignarse a la violencia” o “dejar que prospere el odio o el racismo”.

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, dijo estar “profundamente conmocionada” por este “acto intolerable”.

El ojo sobre la policía

El gobierno francés ha emprendido un controvertido proyecto de ley de seguridad, que según los opositores podría socavar la capacidad de los medios para examinar el comportamiento de la policía.

El artículo 24 del proyecto de ley tipifica como delito la publicación de imágenes de policías o soldados en las redes sociales que puedan afectar a los uniformados en su seguridad física y psicológica.

Los críticos de la legislación dicen que sin tales imágenes, ninguno de los incidentes como el de Zecler, o el desalojo de un campamento de migrantes la semana pasada en París, habría salido a la luz.

El gobierno argumenta que el nuevo proyecto de ley no compromete los derechos de los medios de comunicación ni de los ciudadanos comunes a denunciar los abusos policiales.

Una protesta en París

Reuters
Tras las protestas, el artículo 24 del proyecto de ley ha sido enmendado.

Ante las críticas, el gobierno agregó una enmienda, especificando que el artículo 24 “sólo tendrá como objetivo controlar la difusión de imágenes claramente dirigidas a dañar la integridad física o psicológica de un oficial de policía o soldado”.

Las personas declaradas culpables podrían ser castigadas con un año de prisión o con una multa de hasta 45.000 euros (US$53.800).


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=KmgRXXNvokE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.