Pobladores que se oponen al NAIM muestran al equipo de AMLO los daños ambientales por la obra
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Elizabeth C. Larios.

Pobladores que se oponen al NAIM muestran al equipo de AMLO los daños ambientales por la obra

Los pobladores que se oponen a la construcción del Nuevo Aeropuerto registran al menos 200 minas explotadas de manera indiscriminada, exigen frenar las obras y que el futuro de ésta no se decida con una consulta.
Elizabeth C. Larios.
Por César Reveles y Nahielli Pulido
11 de octubre, 2018
Comparte

Decenas de pobladores del Frente de Pueblos Indígenas en defensa de la tierra, que se oponen a la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) denunciaron, ante el equipo de transición del presidente electo, el daño ambiental generado tras la explotación de minas y cerros en al menos 18 municipios del Estado de México para la construcción de dicha obra.

Los integrantes del Frente detallaron los daños al próximo secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, durante un recorrido por las minas y cerros explotados de las cuales se extrae el material utilizado en la construcción del NAIM.

Esta explotación de los recursos se realiza desde hace tres años, en al menos 18 municipios del Estado México, para extraer materiales pétreos como tezontle y basalto materiales utilizados para la cimentación del NAIM , situación que ha provocado la devastación de flora y fauna de la región, y la afectación de cientos de viviendas por la utilización de explosivos.

Hasta septiembre de 2018 conteos de organizaciones e investigadores del Frente de Pueblos Indígenas registran alrededor de 200 minas explotadas, mientras que cifras oficiales de la Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de México (Proapem), actualizadas hasta abril pasado registran 160 con la autorización para extraer el material.

El contingente, integrado por el equipo de transición, pobladores y medios de comunicación, realizaron un recorrido por las minas de los municipios de Tlaminca, Tezoyuca, Tepetlauxtoc y la zona perimetral del NAIM en Atenco.

Los habitantes anunciaron que se mantendrán en lucha para defender las tierras sea cual sea el resultado de la consulta. Foto: Elizabeth C. Larios.

En Tlaminca, en riesgo los mantos acuíferos

El investigador de la Universidad Autónoma de Chapingo (UACh), José Espino Espinoza, resaltó las afectaciones ambientales que han causado en la mina de Tlaminca los lodos tóxicos que son depositados aquí tras ser extraídos del terreno del NAIM.

El experto explicó que estos lodos contienen altos niveles de salitre y carbonatos por lo que son más tóxicos que los azolves de los drenajes y las aguas.

Lo preocupante es que debajo de la mina de Tlaminca se ubican pozos de agua potable y el manto acuífero que abastece a Texcoco y municipios aledaños. Con el paso del tiempo, podría verse contaminado y con un daño irreversible al mezclarse con los lodos tóxicos.

“Esta es un área natural protegida llamada sistema Tecutzingo, que comprende cerca de 8 mil hectáreas, en esta área no debe haber tiraderos ni minas, pero las autoridades que dieron luz verde a este proyecto se pasaron por el arco del triunfo este decreto”, explicó Espino Espinoza.

Acusó que el INAH pasó por alto estas obras que “y aunque reclamamos su ausencia e interpuesto varias denuncias ante las autoridades ambientales, no nos han dado respuesta”.

A unos 400 metros de esta mina se ubican escuelas y viviendas que también están en riesgo por la irregularidad del terreno, afectado por el peso de los camiones que a diario circulan y descargan toneladas de material.

Espino Espinoza asegura que cuenta con los estudios, hechos por la UACh, que comprueban el daño ambiental, mismos que fueron avalados por investigadores del IPN.

Lee: Dónde, cuándo y cómo será la consulta de AMLO sobre el Nuevo Aeropuerto

“Tenemos derecho a un ambiente sano, contenido en el artículo 4 constitucional, el cual no se nos está respetando (…) Ninguna de las constructoras está autorizada a tirar los residuos y nosotros contamos con los oficio que así lo demuestran pero a ellos les importa poco porque saben que aquí no hay autoridad (…) Si nos están quitando la vida, con la vida lo vamos a defender”, finalizó el experto.

En Tlaminca diariamente llegan decenas de góndolas con lodos tóxicos para vaciarlos en la mina. En unos días éstos cambian de color negro a blanco por las altas cantidades de salitre.

Respecto a las denuncias ambientales interpuestas, la Proapem informó a Animal Político que “ni vía correo electrónico, ni en las oficinas en Tlalnepantla, hemos recibido denuncias. Solo hemos visto notas o quejas en redes sociales, pero nosotros no tenemos nada formalmente”.

Ante la quejas de los habitantes de Tlaminca, el futuro titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, comentó que el equipo de transición accedió a este recorrido para “corroborar las afectaciones ambientales” de las que ya habían sido informados a través de los estudios.

Sin embargo, agregó que el avance o la detención de las obras del NAIM dependerán del análisis del gobierno electo y sobre todo de los resultados de la consulta ciudadana que se realizará del 25 al 28 de octubre.

Los asistentes refutaron a Jiménez Espriú que “el ecocidio y las intimidaciones que están sufriendo no se resolverán con la opinión de la gente”, a lo que el próximo titular de la SCT respondió: “Sabemos que no es la solución y para ello vamos a informar la ciudadanía”.

En Tepetlaoxtoc han acabado con la tierra y los animales

Actualmente Tepetlaoxtoc es el municipio más afectado por las obras del NAIM, según los pobladores, pues cuenta con el mayor número de minas explotadas. De las 160 registradas en la Propaem, al menos 60 se ubican en este municipio, 23 de ellas federales y 26 estatales.

Mario Ángel López, uno de los integrantes más jóvenes del Frente, con apenas 15 años, lamentó la explotación indiscriminada de las minas pues está acabando con las riquezas naturales de la región.  

Para mí, esto es una vergüenza. Los cerros y la arqueología que tenemos tiene una gran importancia para nosotros (…) con nuestra lucha solo buscamos recuperar nuestras tierras porque sin tierra, no habría comida, no habría frijoles, no habría maíz, no habría fruta. Yo lo que quiero es que nos dejen”, expuso.

Con apenas 15 años de edad, Mario es parte de la lucha y está orgulloso de su abuelo, uno de los líderes del Frete de pueblos indígenas. Foto: Elizabeth C. Larios.

Asegura que desde que inició la devastación en la zona a la fecha, han desaparecido especies de animales como el chichicuilote, el ajolote, la rana, el águila y el halcón. Mientras que de la flora fueron devastados el tepozán, el pino, el encino y el pirul.

Los mismos reclamos se dieron en el municipio de Teotihuacán.

En la mina Tecomazuchitl, mientras los habitantes conversaban con el equipo del presidente electo, se escucharon tres detonaciones por lo que el encuentro ahí duró solo algunos minutos.

Habitantes de Tezoyuca entre detonaciones y daños a la salud

El municipio de Tezoyuca, ubicado al sur de Atenco, es uno de los más afectados por la explotación del cerro del Tezoyo.

Octavio Jiménez Rivera, habitante de la zona y miembro del Frente, explicó que a raíz de las explosiones el cerro ha sufrido un daño irreversible y de un tiempo a la fecha sus viviendas presentan fracturas a causa de las detonaciones.

Asegura que aproximadamente 90 casas, aledañas a la mina, presentan fracturas en muros y losas, “además de que tras la detonación(las estructuras) han quedado en los desfiladeros y taludes, por lo que corren el riesgo de desplome”.

Tal es el caso de Ana (nombre utilizado para proteger su identidad) quien mostró a Animal Político los daños en el interior de su casa.

Se notan cuarteaduras en la sala y la recámara las cuales, asegura, aparecieron después de que comenzaron las explosiones hace unos dos años.

“Los encargados de las minas al saber de los daños se acercaron a nosotros para ofrecernos dinero y no denunciar las afectaciones, pero yo no acepté nada, lo único que quiero es que cierren la mina del Tezoyo y así reparar mi hogar”.

Ana cuenta que no es la única afectada del lugar, “hace un tiempo atacaron a balazos la vivienda de una vecina para intimidarla porque también se quejó de los daños en su casa”.

El cerro del Tezoyo ha sido explotado hasta el límite con las casas. La vivienda de Ana ha quedad en un desfiladero. Foto: Elizabeth C. Larios.

Octavio relata que la salud de niños y adultos también ha sido afectada por la ceniza generada tras la explotación del cerro.

“De un tiempo a la fecha, algunos vecinos, incluidos niños, han tenido sangrados de nariz repentinos como consecuencia de inhalar el polvo rojo que se presenta continuamente”, denuncia Octavio.

Al respecto, el Centro Estatal de Vigilancia Epidemiológica y Control de Enfermedades informó a Animal Político que no tienen documentado ningún caso relacionado al NAIM.

‘’Las partículas que se generan por las obras del Nuevo Aeropuerto no generan ni representan un riesgo para la población (…) Al menos aquí no se ha recibido ninguna situación así”.

“Están acabando con Atenco¨

El recorrido concluyó en el área perimetral de NAIM que colinda con el municipio de Atenco.

En este lugar habitantes y miembros de organizaciones recalcaron a Javier Jiménez Espriú que no cesarán la lucha por defender sus tierras aunque el resultado de la consulta favorezca la construcción del NAIM.

“Ellos llegaron y de forma impositiva comenzaron a trabajar, nos quitaron miles de hectáreas que eran productivas y nuestro paraíso lo han convertido en un infierno (…) si el presidente electo Andrés Manuel López Obrador da luz verde a la construcción del Nuevo Aeropuerto, ustedes se convertirán en cómplices del ecocidio iniciado por Enrique Peña Nieto”, reclamaron.  

Ante esto, Jiménez Espriú se comprometió a regresar para dar un segundo recorrido y tomar en en cuenta los daños observados, además de informar a la ciudadanía sobre estos para que se tome la mejor decisión en la consulta.

Vista desde Atenco de la zona perimetral del NAIM, habitantes denuncian que les quitaron miles de hectáreas. Foto: Elizabeth C. Larios.

“Esperamos no equivocarnos en la determinación final que se tome con los resultados de la consulta y si es así asumiremos la responsabilidad de nuestros actos, pero confíen en que tomaremos la mejor decisión para todos”.

“Esperábamos que cumpliera”

Hilda Fernández Betrán, integrante de la Plataforma organizativa contra el Aeropuerto y representante de Ixtapaluca, se dice decepcionada con la postura del presidente electo, López Obrador, de decidir el futuro del NAIM con una consulta ciudadana.

Concuerda con sus compañeros en que el futuro del medio ambiente, del cual depende la vida de millones de personas, no puede decidirse por el voto de personas que pueden estar poco informadas sobre el tema.

“Si entre nuestros mismos vecinos hay poca certeza sobre el daño ambiental y las consecuencias que éste generará, cómo estar seguros de que personas del norte o sur del país sabrán en tan poco tiempo el impacto ambiental de esta obra”.

Agrega que ellos creyeron en la promesa hecha por López Obrador durante la campaña presidencial sobre iniciar los trámites para cancelar las obras en cuanto supiera que había ganado la presidencia.

“Poco a poco ha moderado su discurso y ahora lo dejará todo en las manos de los ciudadanos, la verdad esperábamos que cumpliera y ahora solo nos queda esperar en que los resultados de la consulta sean a favor de la cancelación del Nuevo Aeropuerto”.

Octavio Jiménez asegura que la lucha de los pueblos indígenas para detener la explotación de las minas seguirá “pase lo que pase (…) algunos de nosotros nunca vimos a López Obrador como un salvador pero sí pensábamos que era una persona que estaba a favor de nuestra lucha, ahora esperaremos los resultados de la consulta y no bajaremos la guardia”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Trump vs Biden: qué necesita cada uno para ganar cuando 9 estados están todavía por definir

Todo sigue abierto en las elecciones presidenciales de EU. BBC Mundo hace un repaso de los estados que quedan por definir y lo que sus resultados pueden significar para la contienda.
Getty Images
4 de noviembre, 2020
Comparte
Joe Biden y Donald Trump

Getty Images
Tanto Biden como Trump conservan sus chances de hacerse con la presidencia.

En una noche más ajustada de lo esperado, Estados Unidos cerró la jornada de sus elecciones más tensas en décadas sin un resultado claro y el veredicto final podría demorar días o incluso semanas en conocerse.

Todo porque todavía hay nueve estados en los que no se ha proyectado un claro ganador: Alaska, Arizona, Carolina del Norte, Georgia, Maine, Michigan, Nevada, Pensilvania y Wisconsin.

“Donald Trump ya cantó victoria y acusó a sus opositores de estar preparando un fraude electoral. Sin embargo, ese todavía no es el caso”, destaca el corresponsal de la BBC en EE.UU. Anthony Zurcher.

“Todavía hay millones de votos emitidos legalmente en proceso de recuento“, recuerda.

Efectivamente, las condiciones particulares de estos comicios -celebrados en medio de una pandemia y con un número récord de votos por correo– retrasaron el conteo en varios estados.

Y estos retrasos, que eran esperados, se suman a otros que resultan de la diferencia horaria y una contienda cerrada en la que cada voto cuenta.

Pero ¿qué necesitan entonces Joe Biden o Donald Trump para hacerse con la presidencia?

Las encuestas previas a los comicios sugerían resultados que iban desde una cómoda victoria de Biden a una estrecha victoria de Trump, pero un triunfo claro ya está completamente descartado.

“Cualquier victoria será estrecha. Es solo una cuestión de quién, cómo y cuánto tiempo falta para que lo sepamos”, asegura Zurcher.

“Y todo dependerá de un puñado de estados: Arizona, Georgia, Wisconsin, Michigan y Pensilvania”, agrega.

Hombre votando con mascarilla facial.

Getty Images
Las restricciones y medidas por la pandemia de coronavirus han hecho que estas elecciones sean especialmente particular.

Como explica Zurcher, por el momento Arizona parece estarse inclinando hacia Biden, quien también marcha a la cabeza en Nevada.

Y eso significa que el demócrata tendría que ganar dos de los tres estados del llamado “cinturón de óxido”que todavía están por definirse -Wisconsin, Michigan y Pensilvania- para asegurar la victoria.

Pero también podría reemplazar uno de ellos por Georgia o Carolina del Norte.

De no conseguirlo, la victoria sería casi definitivamente para Trump.

Pero ¿cuáles son las probabilidades de ambos candidatos?

A continuación hacemos un repaso a la actual situación en los estados en los que aún no se proyectó ganador y su posible impacto en el resultado final.

El “cinturón del óxido”

Todo indica que tres territorios del que fuera el corazón de la industria estadounidense en el siglo XX, de glorioso pasado e incierto futuro, volverá a definir las elecciones presidenciales.

Wisconsin, Michigan y Pensilvania (con 10, 16 y 20 votos electorales) abrieron las puertas de la Casa Blanca a Donald Trump hace cuatro años, por tan solo unos 80.000 votos en conjunto y menos de 1% de ventaja en cada uno; y todo apunta a que la reelección del mandatario quedará también en sus manos.

mapa del Medio Oeste

BBC

Como ya explicamos, si Biden confirma su ventaja en Arizona y Nevada solamente necesita triunfar en dos de estos tres estados para llegar a la presidencia.

Y aunque por el momento solamente le lleva ventaja a Trump en uno –Wisconsin– se da por sentado que la mayoría de votos por contar en Michigan y Pensilvania también favorecerán al candidato demócrata, tal vez lo suficiente como para darle la victoria definitiva.

El escrutinio de los votos en estos tres estados, sin embargo, se podría alargar mucho.

Algunos estados empezaron a contabilizar el voto por correo y anticipado antes del día de las elecciones, agilizando el proceso, pero en Wisconsin, Michigan y Pensilvania las autoridades no permitieron iniciar el escrutinio hasta la mañana de la jornada electoral o después del cierre de urnas.

“Duerman un poco. Tuvimos un día electoral exento de problemas. Los votos se han emitido. Sus autoridades locales electorales están trabajando para contar los votos. Como llevamos diciendo meses: estas elecciones se terminarán cuando todos los votos admisibles sean contabilizados. Calma”, escribió el fiscal general de Pensilvania, Josh Shapiro, en Twitter, hacia la medianoche.

“Todavía tenemos más de un millón de boletas por correo para contar en Pensilvania. Les prometí a los residentes de Pensilvania que contaríamos cada voto y eso es lo que vamos a hacer”, tuiteó el gobernador del estado, Tom Wolf, en horas de la madrugada.

Cola de votantes en Pensilvania.

Getty Images
Pensilvania se perfila como estado decisivo para el resultado final de las elecciones.

Por si eso fuera poco, Pensilvania también acepta votos que lleguen por correo hasta el 12 de noviembre -siempre que hayan sido sellados antes de o en el mismo día 3-, por lo que si la carrera sigue ajustada, habrá que esperar días para conocer el resultado final.

Michigan, por su parte, advirtió explícitamente que finalizar el escrutinio podría tomarle hasta el viernes, aunque Bloomberg informó que los resultados finales llegaría este miércoles por la tarde.

Arizona, el bastión republicano en disputa

Arizona es otro de los estados en los que aún no se proyectó ganador, y que puede inclinar la balanza, con 11 votos electorales.

Donald Trump durante un discurso.

Getty Images
Donald Trump denunció fraude electoral sin presentar pruebas y se proclamó vencedor con millones de votos por contar.

El bastión republicano, que desde 1952 solo votó una vez por un candidato demócrata (Bill Clinton, en 1996), pasó a estar en disputa estas elecciones, y tanto AP como Fox News ya lo declararon a favor de Biden.

Pasada la medianoche, sin embargo, el gobernador de Arizona, Doug Ducey, señaló en Twitter que todavía era “muy pronto” para declarar ganador en el estado.

“No se han reportado la totalidad de los votos del día de las elecciones, y ni siquiera hemos empezado a contabilizar los votos anticipados que se dejaron en los centros electorales”, explicó.

“Contemos los votos —todos los votos— antes de hacer anuncios”, pidió.

Carolina del Norte y Georgia

En la noche de las elecciones, otros estados cruciales también sufrieron retrasos y se espera que sigan contabilizando, aunque su conteo de votos está más avanzado.

Joe Biden hablando durante la noche electoral.

Getty Images
Biden pidió paciencia y declaró que no se pueden dar resultados hasta que no se cuenten todos los votos.

Uno de ellos es Georgia, bastión republicano desde 1972, y que por un problema técnico decidió que retomaría el conteo el miércoles, cuando el escrutinio estaba al 87% y le daba una ventaja a Trump del 5,3%.

El presidente ganó Georgia en 2016 por 5,1% y los cambios demográficos que ha experimentado, con una sociedad más diversa, le llevó este año a ser considerado “estado péndulo”.

Otro de los territorios cruciales es Carolina del Norte, del que se esperaba que fuera uno de los primeros en publicar sus resultados. En su caso, llegó al 95% escrutado, con una ventaja de 1,4% para Trump, pero no fue declarado ningún ganador.

Firme bastión republicano antes de que el expresidente Barack Obama lo ganara en 2008 por un pequeño margen, el estado se caracteriza por ciudades con grandes comunidades de votantes afroestadounidenses, profesionales moderados y universitarios, pero también importantes zonas rurales, blancas y conservadoras.

Barack Obama durante un mitin reciente apoyando la candidatura de Biden.

Getty Images
Barack Obama ganó Carolina del Norte en 2008, un estado que suele ser firme bastión republicano.

Trump ganó en Carolina del Norte en 2016 por casi un 4% después de que Obama lo perdiera en el camino a la reelección en 2012.

Pero si una vez que se cuenten todos los votos Biden logra recuperarlo para los demócratas -o si gana en Georgia, habiendo en ambos casos mantenido su ventaja en Arizona y Nevada- para llegar a la presidencia le podría bastar ganar en uno de los estados del ya mencionado “Cinturón de óxido”.

Todas las otras combinaciones le darían la reelección a Trump, quien sigue siendo el favorito para imponerse en estos dos estados.

Alaska, Nevada y Maine

Nevada (6 votos electorales) y Alaska (3) en la costa oeste, y Maine (con 4 votos) en la costa este, son los tres últimos estados en los que no se ha proyectado un ganador.

En las últimas cinco elecciones presidenciales desde 2000, Maine votó por el candidato demócrata, aunque el ganador en ese estado no necesariamente se lleva todos los votos electorales y en 2016, Trump sumó uno en ese estado.

Y todo sugiere que la historia se repetirá este año: con el 73% de los votos contados Biden marcha a la cabeza en Maine con un 54,6% de las preferencias, lo que de confirmarse le garantizaría tres de los cuatro votos electorales en disputa.

Conteo de votos.

Getty Images
Todavía quedan varios estados clave por definir y que pueden ser decisivos en el resultado final de las elecciones.

Nevada, por su parte, es un estado que ha cambiado mucho de voto: apoyó al demócrata Bill Clinton en los 90, luego al republicano George W. Bush, posteriormente al demócrata Barack Obama y finalmente a Hillary Clinton en 2016.

En este territorio, con el 85% de los votos contados, Biden supera a Trump en menos de un punto porcentual, y una derrota para el candidato demócrata le complicaría el panorama.

The New York Times reportó que el estado actualizará resultados hasta el jueves.

En Alaska, por su parte, Trump lleva una cómoda ventaja, de casi el doble de preferencias, pero con solamente el 36% de los votos escrutados.

¿Cita en los tribunales?

Así las cosas, lo que alguna vez fue un escenario de pesadilla está tomando forma, con Biden afirmando que está en el camino hacia la victoria y Trump lanzando acusaciones infundadas de fraude electoral y robo electoral.

“Es una receta para el resentimiento y una batalla judicial prolongada, que terminará con los partidarios del bando perdedor sintiéndose enojados y engañados”, advierte Zurcher.

Y como explica nuestro corresponsal, aunque aún no se conocen los resultados finales, lo que ya está claro es que Estados Unidos sigue siendo una nación profundamente dividida.

“Los votantes estadounidenses no repudiaron a Trump de manera significativa. Tampoco le dieron el tipo de respaldo rotundo que el presidente había esperado”, explica.

“En cambio, las líneas de batalla están trazadas y la guerra política continuará sin importar quién gane”, concluye.

raya separatoria

BBC

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=bW1ibaFkARg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.