Trabajadores de Chiapas rocían con insecticida a caravana migrante; Salud asegura que no es tóxico

Organizaciones civiles que acompañan la caravana de centroamericanos acusaron que un grupo de migrantes que se quedó rezagado en Chiapas fue hostigado por agentes del Instituto Nacional de Migración (INM).

Trabajadores de Chiapas rocían con insecticida a caravana migrante; Salud asegura que no es tóxico
Captura de pantalla de video de Chiapas Paralelo y Pie de Página

Trabajadores del municipio de Huixtla, Chiapas, rociaron insecticida a los integrantes de la caravana migrante que permanece en ese municipio.

A pesar de que existe un protocolo para realizar estas fumigaciones, como el evitarlas cuando hay personas cercanas y alimentos a la intemperie, el personal lo hizo sin tomar en cuenta estas previsiones.

En un video difundido por Pie de Página y Chiapas Paralelo, se observa como los trabajadores llegaron a fumigar contra el mosquito transmisor del dengue mientras muchos migrantes centroamericanos estaban sentados y acostados en la calle.

Los migrantes se quejaron de la acción y denunciaron que varios menores se estaban ahogando por el olor del insecticida. Acusaron que ni siquiera se les avisó para que al menos las madres con niños tuvieran oportunidad de alejarse del lugar.

“Lo que se mira ofensivo es que justamente pasan por la orilla donde está la gente. Sería bueno que se fueran por en medio de la calle”, dijo uno de los migrantes que se encontraban en la zona.

La fumigación se hizo luego de que la Caravana Hondureña y la de Madres de migrantes desaparecidos se reunieran en Huixtla.

Sobre los hechos, la Secretaría de Salud de Chiapas informó que inició un procedimiento administrativo por no respetar los protocolos de fumigación.

“Esta actividad se llevó a cabo de manera incorrecta, sin respetar el procedimiento y los protocolos que establece la normatividad, por lo que se iniciará un proceso administrativo para deslindar responsabilidades”, detalló en un comunicado.

Puntualizó que la sustancia utilizada para el control del zancudo transmisor de dengue, chikungunya y zika no es tóxica, por lo que no se registró ningún migrante intoxicado.

 

En tanto, el presidente municipal de Huixtla, José Luis Laparra Calderón, dijo que a los migrantes se les brindó medicamentos, alimentos, seguridad, se contó con Protección civil, asistencia, vialidad, e incluso se fumigó para prevenir cualquier enfermedad que pudiese propagarse.

Respecto a los comentarios negativos en redes sociales por la fumigación mientras ellos estaban en la calle dijo que son comentarios “dolosos” y negó que se hayan lanzado gases tóxicos. “Más bien fue una acción de fumigación sanitaria, para prevenir dengue”.

Hostigados por agentes del INM

Organizaciones civiles que acompañan la caravana de centroamericanos denunciaron que un grupo de migrantes que se quedó rezagado en Chiapas fue hostigado por agentes del Instituto Nacional de Migración (INM).

“Al mediodía se registró un ataque injustificado y desproporcionado por parte de agentes de migración a este mismo grupo en el que se encontraban mujeres, niños y niñas terminando con la detención de al menos 8 personas”, indicaron las organizaciones.

“Es una estrategia para crear tensión y hostigamiento, intentan asustar, quitar la motivación y minar el ánimo de las personas”, aseguraron.

American Friends Service Committee, Servicio Jesuita a Refugiados y Voces Mesoamericanas, Acción con Pueblos Migrantes, entre otras agrupaciones, indicaron que 54 migrantes se pudieron agrupar y llegar a Huixtla, aunque no informaron qué ocurrió con las otras 17 personas que estaban en el grupo rezagado.

Asimismo, indicaron que al mediodía, en la frontera de Ciudad Hidalgo y Tecún Umán se observó la presencia de unas 10 personas del INM y al menos 20 agentes de la Gendarmería de la Policía federal armados.

Lee: El 52% de los mexicanos apoya a la caravana migrante y que se les dé empleo: encuesta

“Agentes del INM solicitaban identificación a personas cruzando en balsas por el río, durante la observación detuvieron y se llevaron a un grupo de 30 personas. Mientras el INM hacía el registro los agentes de gendarmería estuvieron custodiando. Al ver que llegó el grupo a monitorear, los agentes se acercaron y vigilaron de forma intimidatoria tomando fotos y enviando mensajes, en algunos momentos incluso sobrevolaba un dron”, de acuerdo con las organizaciones.

Denunciaron que sigue sin haber transparencia, negando la información sobre las personas detenidas, lo que propicia la separación de las familias, dificulta una respuesta integral y coordinada desde distintas instituciones y contribuye a la incertidumbre afectando el estado general de las personas”, señalaron.

Close
Comentarios