SCT mintió sobre causas del socavón en Paso Exprés; hay irregularidades en contratos, dice CNDH
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

SCT mintió sobre causas del socavón en Paso Exprés; hay irregularidades en contratos, dice CNDH

La Comisión de Derechos Humanos documentó “negligencia y posible corrupción” en las obras del Paso Exprés de Cuernavaca, que derivaron en la muerte de al menos cuatro personas y sobrecostos millonarios.
Cuartoscuro
11 de octubre, 2018
Comparte

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) acusó al titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT), Gerardo Ruiz Esparza, de hacer declaraciones “faltas de verdad” ante el Senado de la República, cuando en agosto del año pasado explicó las causas que originaron un socavón en el Paso Exprés de Cuernavaca, a tan solo cinco meses de inaugurarse con una inversión superior a los 2 mil millones de pesos.

En su comparecencia ante los senadores, Ruiz Esparza se deslindó de responsabilidades por el socavón donde murieron dos personas al caer su vehículo, y dijo que se investigaría a las empresas constructoras como posibles responsables de negligencias en la obra.

Sin embargo, en la recomendación 34/2018, presentada ayer miércoles, la CNDH culpó directamente a la SCT de todas las posibles irregularidades que ocasionaron el socavón, y denunció, además, un “posible esquema de corrupción” entre la propia SCT y Banobras que derivó en sobrecostos millonarios para el erario y retrasos de siete meses en la ejecución de la obra.

“El socavón no es un mero accidente, sino la consecuencia de una obra pública muy mal diseñada, construida, coordinada, y supervisada por la SCT, Banobras, y las cuatro empresas involucradas”, señaló Enrique Guadarrama, segundo visitador de la CNDH, quien también recordó que, a más de un año, el caso continúa en la impunidad puesto que aún no hay responsables penalmente.

La recomendación de la CNDH está dirigida a la dependencia federal, así como a Banobras, Conagua, al gobierno de Morelos y al ayuntamiento de Cuernavaca. Además, prevé aportar todas las pruebas halladas de “negligencia y posible corrupción” a la Procuraduría General de la República (PGR), para que las incluya en la carpeta de investigación del caso y así deslindar posibles responsabilidades penales entre los implicados, más allá de las sanciones administrativas que la Función Pública ya impuso a 9 funcionarios.

En total, la recomendación del organismo autónomo de derechos humanos incluye 15 evidencias “que revelan graves deficiencias de planeación y construcción” del Paso Exprés, a partir de peritajes del Colegio de Ingenieros de Morelos, el Instituto de Ingeniería de la UNAM, y la división científica de la Policía Federal.

¿Qué causó el socavón?

La primera evidencia es que la SCT sabía que un tubo que cruzaba la obra por debajo de la tierra tenía problemas de “socavaciones severas”, y problemas de “desbordamiento” de agua, en el kilómetro donde se formó el socavón donde cayó el vehículo de las dos personas que fallecieron.

Sin embargo, la dependencia no hizo lo suficiente para mitigar el riesgo que implicaba un tubo desbordado de agua debajo de la construcción que, literalmente, colapsó y se hundió por la acumulación de agua en la zona.

Según documentó la CNDH, la SCT tampoco tenía la información adecuada sobre posibles cauces de agua que cruzaban el trayecto del Paso Exprés, ni tramitó todos los permisos necesarios en materia de aguas nacionales con la Conagua antes de que iniciaran los trabajos.

Además, la dependencia tardó un mes luego de que arrancara la construcción para pedir al Sistema de Agua Potable de Cuernavaca los informes acerca de la posible existencia de líneas de agua potable y drenaje que pudieran interferir en las obras del Paso Exprés.

Otra causa del socavón que la CNDH le imputa a la SCT es que no verificó el estado de la alcantarilla de desagüe, ni realizó el “encamisado metálico” por el interior del tubo que acabó desbordado de agua, “aun cuando se le recomendó hacerlo”.

Al ayuntamiento de Cuernavaca le imputa que la alcantarilla se obstruyera “por acumulación de basura”, lo cual pudo deteriorar el tubo que acabó colapsando y generando el socavón.

A Banobras y Conagua, la CNDH les acusa la “falta de previsión y planeación en materia hidráulica de la obra” y que no tuvieron en cuenta las condiciones de antigüedad, ni de debilidad del tubo de drenaje que pasaba por debajo de la construcción (clave en el surgimiento del socavón que prometía ser “de larga duración”).

Mientras que a la Conagua le señala de no informar a la SCT de todos los puntos de afectación hidráulica por la obra del Paso Exprés, “en particular donde se abrió el socavón”, y de no realizar visitas de verificación y aplicar sanciones a los responsables de la ejecución de la obra sin los permisos necesarios.

Sobre estas posibles causas, la CNDH dijo que la SCT tuvo la oportunidad de explicar “de manera suficiente” los orígenes de las fallas y quiénes eran los responsables directos. “Pero no lo hizo”, criticó el visitador Guadarrama. “Por el contrario, su titular (Gerardo Ruiz Esparza) realizó declaraciones faltas de verdad ante el Senado de la República y de deslinde de responsabilidad en medios de comunicación”.

El segundo visitador de la comisión añadió que los servidores públicos de la SCT no proporcionaron a la CNDH la información que se les solicitó, “al grado de enviar información desordenada y confusa contenida en cajas”, lo cual obstaculizó y retrasó la investigación.

La CNDH también señaló que otras negligencias e irregularidades en la obra del Paso Exprés originaron el fallecimiento de otras dos personas, además de las dos que fallecieron en el socavón.

Una tercera víctima murió antes de que se produjera el socavón. La persona circulaba en motocicleta cuando, debido a “la falta de diligencia y mitigación de riesgos donde se realizaba la construcción del Paso Exprés”, fue golpeada por un cable de luz de alta tensión suelto, y falleció.

Y la cuarta víctima murió después del socavón, al caer de un paso peatonal que no tenía barandal ni algún tipo de señalamiento de peligro a un costado del Paso Exprés.

Si bien en el caso de Juan Mena López y Juan Mena Romero, las dos personas que murieron en el socavón, sus familiares llegaron a acuerdos resarcitorios con la SCT y las constructoras, cuyo pago por indemnización no se conoce, en estos otros dos casos aún “no han obtenido debida reparación, ni hay responsables”, dijo Laura Treviño, también integrante de la CNDH.

Un posible “esquema de corrupción”

Al margen de las irregularidades técnicas de la obra, la CNDH reveló en su informe la existencia de un posible “esquema de corrupción” en la SCT y Banobras, a partir de la “manipulación” y “fragmentación” de los contratos de obra.

La comisión detectó que todos los contratos fueron modificados por lo menos en una ocasión, y en un caso hasta cuatro veces, mediante nueve convenios modificatorios. Esto implicó retraso en las fechas de ejecución y un sobrecosto del 67 % -de mil 134 millones previstos a mil 669 millones de pesos-.

Sobre este punto, la CNDH apuntó que el aumento entre las cantidades iniciales y las pagadas finalmente a tres de las cuatro empresas que participaron en la obra superó el 25 %, por lo que debió haber solicitado una autorización a la Secretaría de la Función Pública, y no lo hizo.

Además, se produjo la ampliación del proyecto carretero de ocho a 10 carriles sin que hubiera un proyecto ejecutivo que lo justificara, lo cual implicó aumentos en el precio y en el plazo de entrega.

“La SCT no justificó con documentos, ni informó por qué era mejor o más viable económica, financiera, técnica y socialmente, realizar una ampliación de carriles”, dijo el segundo visitador de la CNDH, Enrique Guadarrama.

Animal Político buscó a la SCT para conocer su postura sobre la recomendación de la CNDH. Pero a través de su departamento de comunicación social, la dependencia dijo que, por ahora, no tiene previsto emitir postura alguna.

Paso Exprés, caso cerrado: Función Pública

Quien sí dio su postura sobre el caso fue Arely Gómez, titular de la Secretaría de la Función Pública, dependencia que se encarga de vigilar la correcta actuación de los funcionarios.

Entrevistada en el Senado, Gómez dijo que el caso del socavón del Paso Exprés ya está “cerrado”, puesto que la dependencia a su cargo ya sancionó administrativamente a ocho funcionarios de la SCT y a otro de la Conagua, por irregularidades en la obra.

Arely Gómez destacó que han aplicado inhabilitaciones a los funcionarios por 10 años y que entre los sancionados está el director del Centro SCT en Morelos, “que es de un nivel muy alto”.

Aquí puedes leer o descargar la recomendación completa de la CNDH.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Panda gigante ya no está en peligro de extinción ¿Cómo le hizo China?

El panda gigante acaba de ser retirado por China de la lista de especies en peligro de extinción tras décadas de trabajo de los conservacionistas, pero ¿cómo lo han conseguido?
9 de julio, 2021
Comparte

Son bonitos, adorables y ya no están al borde de la extinción.

Los osos pandas ya no están clasificados como tal por las autoridades chinas, pero siguen siendo vulnerables, advierten.

La clasificación se ha rebajado porque su número en la naturaleza ha alcanzado al menos los 1.800 ejemplares.

Los expertos afirman que el país ha conseguido salvar a su emblemático animal gracias a sus esfuerzos de conservación a largo plazo, incluida la ampliación de sus hábitats.

China considera a los pandas un tesoro nacional, pero también los ha prestado a otros países como herramientas diplomáticas.

La última actualización de la clasificación “refleja la mejora de sus condiciones de vida y los esfuerzos de China por mantener sus hábitats integrados”, manifestó Cui Shuhong, jefe del Departamento de Conservación de la Naturaleza y la Ecología del Ministerio de Ecología y Medio Ambiente en una conferencia de prensa.

Cachorros de Panda

Getty Images
El nivel de riesgo de los pandas se ha rebajado al alcanzar en la naturaleza al menos 1.800 ejemplares.

La nueva clasificación se produce años después de que la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) ya retirara a este animal de su lista de especies en peligro de extinción y lo volviera a catalogar como “vulnerable” en 2016.

En ese momento, los responsables chinos cuestionaron la decisión y advirtieron de que podía inducir a la gente a creer que los esfuerzos de conservación podían relajarse.

Pero, ¿cómo salvó China exactamente a estos formidables animales?

bambu

Getty Images
Los pandas deben comer entre 12 y 38 kg de bambú al día para satisfacer sus necesidades.

Todo se trata del bambú

China lleva años intentando aumentar la población del panda gigante.

Estos animales estaban antaño extendidos por todo el sur y el este del país, pero, debido a la expansión de la población humana y al desarrollo, se limitan ahora a las zonas que aún contienen bosques de bambú.

El éxito se debe a los esfuerzos chinos por recrear y repoblar los bosques de bambú.

El bambú constituye alrededor del 99% de su dieta, sin la cual es probable que mueran de hambre.

Los pandas deben comer entre 12 y 38 kg de bambú al día para satisfacer sus necesidades energéticas.

“Se trata de restaurar los hábitats”, declaró a la BBC Craig Hilton-Taylor, director de la Lista Roja de la UICN.

“El mero hecho de restaurar el hábitat del panda les ha devuelto su espacio y les ha proporcionado alimento”.

La pérdida de hábitats fue la causa de que el número de pandas descendiera a poco más de 1.200 en la década de 1980, según el especialista.

Panda gigante

Wildlife Reserves Singapore

“Hay que recuperar el bambú y poco a poco el número de pandas empezará a recuperarse”, sostiene.

Ginette Hemley, vicepresidenta senior de conservación de la vida silvestre del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), se mostró de acuerdo.

“Los chinos han hecho un gran trabajo invirtiendo en los hábitats del panda, ampliando y creando nuevas reservas”, consideró Hemley. “Son un maravilloso ejemplo de lo que puede ocurrir cuando un gobierno se compromete con la conservación”.

Sin embargo, este éxito podría ser efímero.

Se prevé que el cambio climático acabe con más de un tercio del hábitat de bambú del panda en los próximos 80 años.

“Con el cambio climático, va a hacer demasiado calor para que el bambú crezca”, explicó Hilton-Taylor.

Los pandas dependen mucho del bambú para alimentarse y la pérdida de este no vuelve la situación muy prometedora para ellos”.

Entonces, ¿es la cría en cautividad la respuesta?

Muchos zoológicos e instalaciones chinas han apostado por la cría de pandas gigantes en cautividad, a veces con métodos de inseminación artificial.

Tener animales en cautividad es como una póliza de seguro”, afirma Hilton-Taylor. “Pero no queremos mantenerlos en cautividad para siempre”.

El objetivo final de la mayoría de los programas de cría en cautividad es devolver los animales a la naturaleza.

Panda nacido en cautividad

Getty Images
Los pandas nacidos en cautividad parecen incapaces de adaptarse a la vida en la naturaleza.

“Ha habido un par de intentos de introducir pandas en la naturaleza, pero no han tenido éxito”, dice Hemley. “Todavía no estamos fuera de peligro”.

En 2007, el primer panda gigante nacido en cautividad que se liberó en la naturaleza, Xiang Xiang, murió tras ser golpeado por los machos panda salvajes.

Por qué nos obsesionan los pandas

El antílope tibetano es otro animal que también fue eliminado de la lista roja de la UICN, por ejemplo, pero siempre se ha puesto más atención en el panda, que ha llegado a ser visto como un icono de los esfuerzos de protección de los animales.

2 years old Watson Grace from Durham, NC chooses one of the Panda hats at a store during Smithsonian's youngest giant panda cub

Getty Images

¿Pero qué tiene el panda que nos hace suspirar al unísono?

“Sus marcas blancas y negras y sus amplias manchas negras alrededor de los ojos los hacen muy carismáticos. No hay nada parecido en el mundo”, sugiere Hemley.

“Una feliz coincidencia de sus adaptaciones naturales da como resultado lo que los humanos perciben como bonito, y una cara linda y mimosa es mucho más fácil de amar”, considera Cheng Wen-Haur, vicedirector general de Wildlife Reserves Singapur, organización que gestiona la mayoría de zoológicos del país.

“En palabras de Baba Dioum , al final solo conservaremos lo que amamos”.


*El texto es del autor, excepto la parte referida al anuncio de China en julio de 2021.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=4e8yluf4XFY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.