Terremoto en Indonesia: qué es la licuefacción del suelo y por qué hace que la tierra se derrita
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Getty Images

Terremoto en Indonesia: qué es la licuefacción del suelo y por qué hace que la tierra se derrita

Ocurre en las zonas costeras más afectadas por el sismo y causa que las casas y las estructuran colapsen debido a que el suelo pierde su solidez y su capacidad de sostenerlos.
Getty Images
2 de octubre, 2018
Comparte

 

casas

BBC
“Mi casa se movió unos 600 metros. el suelo comenzó a crecer y a revolver la estructura una y otra vez”.

El terremoto -seguido de un Tsunami- ocurrido el fin de semana pasado en la isla de Sulawesi, en Indonesia, ha dejado más de 1.200 víctimas fatales y muchas imágenes desoladoras.

Además de quienes buscan desesperadamente a sus familiares y quienes lloran a sus muertos, los videos y fotos muestran cómo, en algunas zonas, a las casas se las traga un suelo “derretido”.

“Mi casa se movió unos 600 metros y el suelo comenzó a crecer y a revolver toda la estructura una y otra vez”, le dijo uno de los damnificados a la BBC.

Y en otros videos publicados en redes sociales se pueden ver franjas enteras de tierra que se sacuden de un lado a otro frente a la cámara.

Como si el suelo, sólido y firme, se convirtiera de repente en una masa líquida.

Los especialistas han llamado a este proceso licuefacción del suelo. Y señalan que es común cuando un terremoto ocurre en zonas húmedas.

“Si uno observa las imágenes satelitales, se pueden ver conjuntos de casas que quedaron amontonadas en un espacio mínimo y dejaron tras de sí una extensión de tierra sin nada encima”, le dijo a la BBC Dave Petley, profesor de la Universidad de Sheffield.

“Esto es un caso clásico de licuefacción del suelo, donde la estructura sólida que ha colapsado se convierte en un fluido y causa este tipo de deslizamientos”, agregó Petley.

Pero, ¿cómo el suelo se puede volver líquido de repente?

Islas y zonas húmedas

En una de las imágenes que llegan desde Indonesia se puede ver cómo una antena parece que “caminara” sobre la tierra. En otras, los edificios se inclinan hacia un lado, como si estuvieran flotando en un río.

Pero están sobre tierra firme.

De acuerdo con la escuela de geología de la Universidad de Costa Rica, la licuefacción del suelo es “un fenómeno en el cual los terrenos, a causa de agua y particularmente en sedimentos recientes como la arena o la grava, pierden su firmeza“.

Y agrega que “a consecuencia de los esfuerzos provocados por los temblores y los sismos, comienza a fluir. La licuefacción es una causa mayor de destrucción relacionada con terremotos”.

Suelo

Reuters
El fenómeno de licuefacción hizo que muchas casas fueran arrastradas por el suelo.

Una de las primeras veces que se observó este fenómeno fue en el terremoto de Niigata, en Japón, en 1964.

En el caso de Indonesia, la saturación del agua se produce en las zonas de la isla de Sulawesi más cercanas al mar.

El portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres del país (BNPB), Sutopo Purwo Nugroho, reconoció que habían confirmado la evidencia de la “licuación del suelo” en “al menos cuatro localidades como Sigi, Petobo y el sur de Palu”.

En Palu, varios damnificados describieron el fenómeno como si la tierra se alzara varios metros.

“No sé cómo describirlo exactamente, pero es como si todo luciera más grande, más alto“, dijo uno de los habitantes de esta zona.

Cono

Getty Images
La recomendación de la Universidad de Costa Rica es estudiar el sueño previamente antes de construir para evitar que futuros terremotos hagan colapsar las estructuras.

El suelo se abrió de repente y comenzó a revolverse. Y las casas comenzaron a alejarse, como si fueran llevadas por el suelo”, agregó.

¿Se puede evitar?

Así, el fenómeno de la licuefacción de suelos es “capaz de desplazar, hundir o bien volcar infraestructura, sean casas, edificios u otros”, según apuntan los expertos de la Universidad de Costa Rica.

Gran parte de los daños que se presentaron en el terremoto de Japón de 2011 se debieron a este fenómeno, por lo que luego se tomaron varias medidas como la restructuración de los componentes del suelo en varias zonas costeras de ese país.

Sin embargo, eso lleva tiempo.

Por ejemplo, una de las ciudades más afectadas en ese entonces fue Urayasu, en el norte de Japón, donde casi cerca del 86% del territorio se vio afectado por el fenómeno tras el terremoto.

Getty

Getty Images
Una de las primeras observaciones del fenómeno sobre estructuras grandes se vio en el terremoto de 1964 en Japón.

Y les tomó cerca de seis años reparar todos los daños provocados por el sismo, entre ellos restituir toda la red subterránea de la ciudad.

Por esa razón, para evitar daños en las zonas costeras tras los terremotos, los académicos recomiendan que “toda obra construida en estas zonas debe contar con estudios previos y detalles que caractericen el tipo de suelo que presenta el sitio”.

En Indonesia continúan las labores de rescate para hallar a las personas desaparecidas, todavía no se tiene un balance concreto de los efectos del terremoto y se espera que la tierra no se siga derritiendo.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Andrea Vega

"¡Ni un pasante menos": médicos en formación protestan y exigen condiciones de seguridad en su servicio social

Tras el asesinato del médico pasante Eric Andrade en Durango, doctores en formación marcharon este miércoles en la CDMX. Han organizado un movimiento de protesta en la capital y entidades como Coahuila, Zacatecas, Veracruz y Oaxaca.
Andrea Vega
27 de julio, 2022
Comparte

Al grito de “¡Ni un pasante menos!”, médicos en servicio social, internos de pregrado, residentes y médicos generales marcharon hoy en la Ciudad de México para protestar por el asesinato de su compañero Eric Andrade, así como para exigir a las autoridades educativas y de salud mejores condiciones de seguridad y laborales para quienes realizan su pasantía o cursan su especialidad. 

Eric Andrade, pasante de medicina de 24 años, fue asesinado el viernes 15 de julio, mientras atendía a dos pacientes en una clínica de Pueblo Nuevo, Durango.

Desde entonces, los médicos en formación han organizado un movimiento de protesta en varios estados, como Durango, Coahuila, Zacatecas, Veracruz, Oaxaca y CDMX. 

En el Zócalo de la capital, alrededor de 100 de estos médicos hicieron un pase de lista de todos sus compañeros víctimas de violencia y leyeron su pliego petitorio a las autoridades. 

Este incluye la exigencia a las autoridades educativas de cancelar las plazas en zonas consideradas como peligrosas: aquellas donde exista alguna denuncia ante la fiscalía del estado o desplazamiento de sus habitantes. 

Demandan también que, si un pasante tiene algún percance en la zona donde realiza su servicio social o está en peligro, se le reubique. Eva Pizzolato, representante de la Asamblea Mexicana de Médicos Pasantes en Servicio Social, explica que ha sucedido que los médicos en formación tienen altercados con habitantes de comunidades o se encuentran en zonas donde hay enfrentamientos entre grupos criminales o con las fuerzas policiales, y las autoridades sanitarias se niegan a moverlos a otro lugar. 

Lee: Una doctora del IMSS Bienestar es asesinada en Bocoyna, Chihuahua

Los inconformes también exigen a las autoridades educativas establecer un responsable por universidad para dar seguimiento a los pasantes y garantizar que las instalaciones donde realizan su servicio social estén en buenas condiciones. Muchas veces, dice Andrés Castañeda, coordinador del Colectivo de Médicos en Formación, los pasantes no saben a quién dirigirse dentro de las universidades para poner sus quejas y que estas lleven un proceso

Otra exigencia es que se cree un protocolo de atención —en coordinación con las autoridades de salud— en caso de que cualquier médico en formación sufra amenazas, acoso o violencia. También buscan establecer un comité estatal permanente para resolver y atender quejas, denuncias y controversias. 

A las instituciones de salud y al gobierno federal, exigen aumento inmediato de la beca mensual, tomando como mínimo lo que reciben al mes los beneficiarios del programa Jóvenes Construyendo el Futuro. 

Un pasante de Medicina recibe mensualmente entre mil 200 y 3 mil 500 pesos, dependiendo de qué tan alejada y marginada esté la comunidad donde realiza la pasantía. Con eso, debe cubrir sus gastos de alimentación, transporte y a veces hasta servicios como el gas. 

Otros puntos son mejoras en la infraestructura de todos los centros de salud y el correcto abastecimiento de insumos y medicamentos. Muchos pasantes se quejan de que no pueden dar a la población una atención digna y eso genera roces con la comunidad, lo que los pone en riesgo. 

Los médicos en formación también exigen presencia permanente de elementos de seguridad en las unidades de atención médica —sobre todo en horario nocturno—, además del traslado seguro de los médicos en formación, que muchas veces no tienen cómo entrar y salir de las comunidades y deben quedarse a vivir en los centros de salud. 

Por lo anterior, también demandan que las unidades de salud donde prestan su servicio social cumplan con la NOM 009-SSA3-2013, apartado 9.2, que establece que se debe contar con habitación, descanso, alimentación y aseo de los pasantes, en condiciones de privacidad y seguridad en el campo clínico o, en su defecto, un lugar en la localidad que cumpla con lo referido sin costo para el pasante.

Lee: En 45 de los 50 municipios con más homicidios, faltan internistas, cirujanos, anestesiólogos; médicos reclaman seguridad

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.