close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Académicos y especialistas exhortan a AMLO a no hacer consulta sobre el Tren Maya sin previo estudio
La carta, firmada por al menos un centenar de expertos y decenas de organizaciones, solicita al presidente electo a cancelar la consulta y realizar los estudios de impacto ambiental requeridos, así como escuchar a los pueblos indígenas antes de iniciar cualquier obra.
Por Redacción Animal Político
20 de noviembre, 2018
Comparte

Por medio de una carta especialistas, académicos, ambientalistas, científicos y organizaciones solicitan al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, no llevar a cabo la consulta sobre el Tren Maya y el Corredor Comercial Ferroviario del Istmo de Tehuantepec, principalmente por el daño ecológico que ambos megaproyectos pueden ocasionar.

Los firmantes se dicen preocupados ante el inminente inicio de las obras, toda vez que las entidades seleccionadas para los proyectos cuentan con “sitios de alta biodiversidad que deben preservarse bajo los más estrictos estándares internacionales y reconociendo los saberes de los pueblos originarios”.

Leer: Nadie nos ha consultado nada: comunidades indígenas rechazan construcción del Tren Maya

Argumentan que es preocupante que el Tren Maya y el Corredor Comercial y Ferroviario del Istmo de Tehuantepec, sean megaproyectos con características similares a las de otros como el Plan Puebla Panamá, localizado entre ecosistemas frágiles sin importar el daño ambiental, y que tienen fines esencialmente mercantiles.

Plantean que ambos proyectos no pueden iniciarse sin un estudio previo y amplio de los impactos ecológicos, culturales y al patrimonio arqueológico, “del que según evidencias, hay posibles vestigios cubiertos por selva, de la misma importancia de lo que está a la vista”.

Para la realización de estos estudios solicitan la intervención, entre otras dependencias, de: la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat); el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático; la Comisión Nacional del Agua (Conagua); el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), y la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI).

Leer: Dejen de despreciarnos: Mayas exigen la verdad sobre proyectos como el Tren que propone AMLO

Además de esto solicitan “no pasar por alto el principio de la consulta previa, libre e informada de las comunidades indígenas locales afectadas” plasmado en el Convenio 169 sobre Pueblos Indígenas y Tribales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Los expertos señalan que la opinión de las comunidades indígenas no puede ser sustituida por una “consulta nacional” la cual además “tendría que realizarse de manera transparente y bajo la observación de una comisión sin conflicto de interés”.

Resaltan la reciente decisión del presidente electo de cancelar el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco pero subrayan que precisamente por ello el presidente electo tiene “la posibilidad de demostrar que se puede y se debe proceder de otra manera”.

“Venimos de treinta años de regímenes que han impuesto megaproyectos en el país sin que se hagan los estudios necesarios con la seriedad que cada caso amerita (…) Esto ha traído graves consecuencias para México; hoy el país está devastado”, se lee en el texto.

Sostienen que “será un signo de verdadero cambio”, que proyectos como el Tren Maya o el Corredor Comercial y Ferroviario del Istmo de Tehuantepec, se planteen con otro enfoque y de otra manera.

Para ello invitan al presidente electo, a que además de tomar en cuenta el trabajo de las dependencias, se acerque a quienes por años se han dedicado al estudio de estas regiones y temas, así como escuchar a los pueblos y respetar su libre autodeterminación.

“Hay muchos caminos para lograr la justicia social y un desarrollo armónico con la naturaleza (…) Le ofrecemos a usted nuestros conocimientos y trabajo para explorar esos caminos, y lograr por consenso proyectos que realmente transformen a México y sean un ejemplo para el mundo”, finalizan.

La carta está firmada por alrededor de 100 especialistas, académicos y ambientalistas, además de decenas de organizaciones y fue dirigida al presidente electo. Entre otras personas se encuentran los nombres del Dr. Sergio Aguayo Quesada, del Colegio de México y el escritor Juan Villoro así como organizaciones como Greenpeace México, A. C.

Esta carta se suma al rechazo de las comunidades indígenas de la Península de Yucatán, que hace unos días desaprobaron el proyecto del Tren Maya y rechazaron cualquier resultado que se obtenga de la consulta que se realizará 24 y 25 de noviembre.

Los habitantes de estas comunidades consideran que “ninguna persona fuera de la Península de Yucatán” puede “decidir lo que se puede hacer o dejar de hacer”, por lo que solicitaron a López Obrador que prohíba de forma “total y absoluta” cualquier tipo de subasta, autorización, permiso de cambio de uso del suelo o licencia para el establecimiento del proyecto de servicios, sin haber obtenido primero el consentimiento de los pueblos indígenas.

Estas manifestaciones de rechazo se da dentro del contexto en el que delegados e integrantes de 43 comunidades mayas de la Península de Yucatán se manifestaron en Mérida por el despojo de territorios del que han sido víctimas durante años a causa de proyectos de desarrollo, como los propuestos por López Obrador.

Los habitantes de las comunidades mayas piden “a todos los gobiernos” que dejen de tomar decisiones que les afectan sin consultarles, y para notificarles cómo quieren vivir.

La consulta sobre el Tren Maya y otros 9 proyectos se llevará a cabo el próximo 24 y 25 de noviembre incluirá 10 preguntas y se espera la participación de al menos un millón de personas, se instalarán mil 102 casillas.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Getty Images
3 factores que explican por qué se ha disparado el número de personas que llegan a la frontera sur de EU
Las detenciones de migrantes en la frontera de Estados Unidos con México llegó en mayo a su nivel más alto en más de una década. Tanto autoridades como especialistas ven que hay al menos 3 factores que están llevando a un número sin precedentes a intentar cruzar la frontera.
Getty Images
13 de junio, 2019
Comparte

La irrupción masiva de migrantes en la frontera de Estados Unidos el 29 de mayo pasado causó, una vez más, la irritación del presidente Donald Trump.

Cientos de personas cruzaron corriendo un canal de aguas pluviales que divide la ciudad mexicana de Ciudad Juárez y la estadounidense de El Paso, lo cual fue captado por una cámara de vigilancia la madrugada de ese día.

El mandatario aseguró en Twitter que la Patrulla Fronteriza detuvo al “mayor grupo de extranjeros ilegales de todos los tiempos”. En total fueron 1.045 personas, según confirmaron luego las autoridades migratorias.

Un par de horas después de ese mensaje, Trump anunció que impondría sanciones arancelarias contra México a no ser que la inmigración ilegal a través del país vecino se detuviera, amenaza que retiró tras un acuerdo migratorio alcanzado la semana pasada con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

En medio de esa disputa, la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) presentó las estadísticas sobre detenciones de migrantes en la frontera sur.

En mayo se registró el más grande aumento de aprehensiones de indocumentados de los últimos 13 años, lo cual históricamente ha sido un reflejo del número de migrantes que buscan llegar a EE.UU.

Además, hubo un número record de grandes grupos detenidos.

Tanto autoridades como analistas apuntan a varios factores que están llevando a cientos de miles de personas a intentar cruzar la frontera desde México como no se veía en mucho tiempo.

Detenciones en la frontera de EE.UU. con México. Personas que han sido detenidas o rechazadas.. .

1. El temor del “ahora o nunca”

Tan solo en mayo, la Patrulla Fronteriza detuvo a 132,887 migrantes y rechazó la entrada de 11,391 más en los puntos de control fronterizo, dando un total de 144,278 personas no admitidas al llegar a la frontera.

Los números muestran que en 2017, año en que Donald Trump asumió la presidencia de EE.UU., se dio el más bajo número de detenciones de los últimos 5 años (casi 300,000 en el periodo febrero-diciembre).

Sin embargo, el siguiente año llegó al doble (cerca de 600,000) y en los primeros 5 meses de este 2019 ya se produjeron casi 500,000 detenciones.

Trump ha hecho de la migración uno de sus ejes temáticos de su gobierno, con la construcción de un muro como bandera, además de la implementación de políticas estrictas como la separación de familias o el envío de los solicitantes de asilo a México.

Eso ha generado entre los migrantes la percepción de que cada vez será más difícil llegar a EE.UU.

La jefa de la Patrulla Fronteriza, Carla Provost, dice que uno de los factores de “atracción” de esta oleada de migrantes es que “se les dice que ahora es el momento de venir”, principalmente por parte de los traficantes de indocumentados.

“Los contrabandistas no se preocupan por estas personas. Las están poniendo en riesgo cuando están haciendo ese peligroso viaje”, señaló Provost a la cadena CNN.

Al respecto, la analista de migración Sarah Pierce, del Instituto sobre Política Migratoria -un centro de análisis con sede en Washington-, considera que las políticas severas y erráticas de Trump han contribuido a la necesidad apremiante de migrar que sienten muchos en Centroamérica.

“Esto ha generado una gran cantidad de caos a lo largo de la frontera sur y realmente ha creado urgencia en las mentes de los migrantes que piensan que tienen que venir ahora antes de que llegue el próximo martillazo”, explica la analista Sarah Pierce a BBC Mundo.

2. La seguridad de las caravanas

Hombres, mujeres y niños que viajan por México en su camino hacia EE.UU. han sido víctimas de secuestros, extorsiones y hasta reclutamiento forzado de bandas criminales en la última década.

De ahí que la organización de caravanas migrantes, en las que grupos de cientos o miles de personas viajan juntas, se convirtieron en un medio para atravesar México de forma más segura.

Rafael Hernández, un experto en estudios de migración, considera que estos grupos ofrecen dos cosas: seguridad para los centroamericanos al pasar por México y una bandera política para demandar atención gubernamental.

Pero también advierte que su gran visibilidad se ha tornado contraproducente en los últimos meses.

“Ha tenido un impacto en las reacciones del gobierno estadounidense que, en consecuencia, ha presionado mucho al gobierno mexicano para desarticular estos movimientos masivos”, indica Hernández.

Y a diferencia del pasado, estos grandes grupos no intentan eludir a las autoridades para lograr su paso a EE.UU., sino lo contrario.

Muchos de ellos buscan a los guardias para entregarse y solicitar asilo, explica a BBC Mundo la analista Doris Meissner, quien fue la encargada del Servicio de Inmigración y Naturalización del gobierno de Bill Clinton (1993-2001).

“Son familias y tienen niños pequeños y están tratando de encontrar a la Patrulla Fronteriza para que puedan pedir protección. Y no sabemos cuáles podrían ser elegibles para permanecer en Estados Unidos y cuáles no hasta que escuchemos y decidamos sus casos”, indica.

3. La compañía de los menores

Un fenómeno que ha tenido un gran crecimiento en los últimos meses es la detención de adultos con menores de edad bajo su custodia, lo que el CPB llama “unidades familiares”.

Mientras que en enero fueron detenidas 24,198 unidades familiares, para marzo ese número se duplicó hasta las 53,208 y en mayo alcanzó el record de 84,542.

Autoridades y analistas coinciden en que traer a un menor es una estrategia que ha sido explotada en los últimos meses para conseguir abrir un caso de asilo tras llegar a la frontera. Ello explica el aumento de “unidades familiares” detectadas.

La jefa de la Patrulla Fronteriza, Carla Provost, señala que hay una “laguna que está siendo explotada”.

“El hecho es que ellos saben que si traen a un niño, y nos dicen eso (que está bajo su custodia), serán admitidos en Estados Unidos. Hemos detenido más de 230,000 niños traídos al país ilegalmente a los puertos de entrada este año solamente. Esas son cifras que no tienen precedente”, dijo.

La norma a la que se refiere la funcionaria es el “Acuerdo Flores” -firmado tras el caso de la salvadoreña Jenny Flores en 1985- que obliga a las autoridades a liberar a un menor detenido en la frontera en menos de 20 días.

“Nuestro sistema de tribunales de inmigración está muy saturado, por lo que (los migrantes) no ven a un juez en 3 o 5 años. y, desafortunadamente, esto crea un incentivo perverso para las personas con solicitudes de asilo menos legítimas”, señala la analista Sarah Pierce.

“Efectivamente funciona como una llave al país”, añade.

Las causas históricas

Más allá de esos factores, la migración de mexicanos y centroamericanos a Estados Unidos históricamente responde a problemas económicos y sociales

En el caso de México, en dos décadas se ha dado una importante disminución en el número de ciudadanos que deciden emigrar al vecino del norte.

En cambio, los centroamericanos del llamado Triángulo Norte –Guatemala, Honduras y El Salvador– han migrado cada vez más a lo largo de dos décadas y son mayoría en las caravanas.

La falta de oportunidades y la violencia han sido históricamente las causas que han llevado a los centroamericanos a migrar.

Sin embargo, un estudio de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) de Naciones Unidas publicado el mes pasado indica que hay tres factores que son causas estructurales para la migración actual.

Uno es el crecimiento de la población, el cual ha provocado, en los últimos años, un aumento de jóvenes en edad de trabajar, dice la Cepal.

Esa causa se conecta con el segundo problema: la falta de empleos formales que se combina con la histórica generación de empleos en EE.UU. que se ha registrado desde 2015.

Y como tercera causa está el bajo nivel de sueldos y las malas condiciones de trabajo que hacen que muchos vean en la migración su única opción para mejorar sus condiciones de vida.

“La situación de estos países se ha agravado y la violencia parece imparable, por lo que la posibilidad de obtener empleos dignos y con una remuneración que alcance para satisfacer la necesidad de las personas es cada vez más lejana”, considera el experto en migraciones Rafael Hernández.

“Las condiciones son más que propicias para que, ante cualquier llamado, dejen sus lugares de origen”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=nEPT5vqGDic

https://www.youtube.com/watch?v=ZZG4Lu_c6kI

https://www.youtube.com/watch?v=58KwHNndQH8

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.