close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo
AMLO anuncia consulta sobre juicio a expresidentes, la Guardia Nacional y el consejo empresarial
El próximo presidente remarcó que espera la reforma al artículo 35 constitucional para quitar obstáculos para la realización de consultas y que sean vinculatorias.
Cuartoscuro Archivo
Por Redacción Animal Político
21 de noviembre, 2018
Comparte

La creación de la Guardia Nacional, que el próximo presidente tenga un consejo de asesores integrado por empresarios, e investigar posibles actos de corrupción en el gobierno de Enrique Peña Nieto y los expresidentes Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox y Felipe Calderón, son temas que se incluirán en una nueva consulta ciudadana, anunció el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

El tabasqueño sostuvo que esta consulta la realizará cuando ya sea presidente de México y se formularán tres preguntas:

1. “¿Crees que Andrés Manuel, presidente de la República, deba tener un grupo asesor para consultarles sobre proyecto productivos, pedirles sus puntos de vista? ¿Sí o no?”

2. “¿Crees que Andrés Manuel, presidente de México, debe de promover que se juzgue para que haya justicia y no sólo se persiga a chivos expiatorios y se revisen las responsabilidades en delitos de corrupción y otros a Carlos Salinas, a Zedillo, a Fox, a Calderón y a Peña Nieto? ¿Sí o no?”

En entrevista con Carmen Aristegui, también se comprometió a consultar sobre la creación de la Guardia Nacional (integrada por la policía militar, naval y federal), aunque no formuló un cuestionamiento en específico sobre el tema.

Destacó que la crisis de seguridad en México es resultado de una conjunción de varios factores, como pobreza, corrupción de los cuerpos policíacos y la desatención de los jóvenes. “El Ejército mexicano y la Armada son instituciones de protección a los mexicanos. Se trata de aprovechar el conocimiento y la disciplina, así como sus cuarteles, para garantizar la seguridad de los mexicanos y serenar el país”.

Sobre el compromiso de que no iba a modificar la Constitución, mencionó que se tiene que hacer por la gravedad de la situación. “No puedo yo garantizar a los mexicanos la paz y la seguridad de otra manera”.

Señaló que se haría un debate sobre los tres temas y luego la consulta para que participen los ciudadanos.

El próximo presidente remarcó que espera la reforma al artículo 35 constitucional para quitar obstáculos para la realización de consultas y que sean vinculatorias.

Lee: No hay nada que temer: AMLO asegura que el cambio de gobierno será ordenado y pacífico

Aunque previamente había declarado que los procesos judiciales por actos de corrupción seguirán su marcha legal,  López Obrador dijo que en su gobierno no habrá persecución contra políticos de oposición ni “chivos expiatorios”, habrá un punto final a la corrupción y hacia adelante ya no habrá perdón.

“Yo en campaña hablé de no perseguir a nadie, yo no ofrecí que iba a encarcelar a los políticos (…) A mi me interesa terminar con el régimen corrupto. Lo que ya está en curso eso continúa. Como titular del Ejecutivo no voy a perseguir a nadie, mi fuerte no es la venganza, quiero justicia, no venganza”.

López Obrador insistió en que investigar los casos de los expresidentes sería conspirar contra la estabilidad política del país.

“No solo no nos alcanzarían las cárceles, hay que pensar con mucha responsabilidad de que en honor a la justicia si se trata de juzgar y abrir expedientes se tiene que empezar con los de arriba. Sería conspirar en contra de la estabilidad política del país, se suelta la confrontación, nos empantanamos. Tendría que enjuiciar a Salinas, a Fox, Calderón, Peña Nieto, habría demasiado escándalo y no podría hacer lo que quiero para acabar con la corrupción, me quedaría anclado”, declaró.

Sin embargo, dijo que acatará lo que opinen los ciudadanos, incluso en el tema de los expresidentes. Reiteró que busca escuchar la voz de todos los mexicanos, “tanto la voz del pueblo como la de los empresarios”.

El pasado 15 de noviembre, López Obrador anunció el reclutamiento de empresarios que le asesorarán en temas económicos y que estaría integrado por: Ricardo Salinas Pliego, de TV Azteca; Bernardo Gómez, directivo de Televisa; Olegario Vázquez Aldir, de Grupo Ángeles y Grupo Imagen; Carlos Hank González, de Banorte; Miguel Alemán Magnani, de Interjet; Daniel Chávez, de Vidanta; Miguel Rincón, de Bio Pappel, y Sergio Gutiérrez Muguerza de Deacero.

Sobre “El Chapo”

López Obrador afirmó que esperará a que se presenten pruebas para poder opinar sobre las declaraciones del abogado de Joaquín “El Chapo” Guzmán y de “El Rey” Zambada.

Dijo que si no hay pruebas, los dichos del abogado de “El Chapo” respecto a sobornos del narcotráfico a políticos mexicanos, entre ellos Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón, son parte del manejo político que tiene que ver en todos estos casos.

“Un abogado tiene como propósito sacar de la cárcel a su cliente o reducir su sentencia”, dijo.

La semana pasada, el abogado de El “Chapo” Guzmán aseguró que el cártel de Sinaloa pagó millonarios sobornos al actual presidente de México, Enrique Peña Nieto, y a su antecesor Felipe Calderón.

Tren Maya

Sobre el proyecto del Tren Maya, López Obrador dijo que respeta la opinión de quienes consideran que es un error y que sin afán de ofenderlos quizá algunos de ellos ni siquiera conocen el sureste, sin embargo, resaltó que este plan significa un recorrido de mil 500 kilómetros y es una vía de ferrocarril que se inició desde antes, en el gobierno del entonces presidente Lázaro Cárdenas y se acabó con Miguel Alemán.

Comentó que quienes firman la carta de rechazo al Tren Maya, “con todo mi respeto, les digo que deben tener más cuidado. No tienen la información completa. Hay que tocarles la puerta y decirles que ya cambió el país y no sólo cuentan las élites. ¿Qué acaso el pueblo no sabe lo que quiere? El cambio significa también tomar en cuenta a los de abajo”.

 

 

 

 

 

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
El "ataúd nuclear" que gotea material radioactivo en el océano Pacífico
El estado de una estructura de concreto que encapsula material radioactivo dejado por las pruebas nucleares realizadas por Estados Unidos entre 1946 y 1958 preocupa tanto a los habitantes de las Islas Marshall como al Secretario General de Naciones Unidas.
18 de mayo, 2019
Comparte

La campanada de alerta la volvió a hacer sonar el propio secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, mientras hablaba con un grupo de estudiantes en Fiyi.

“Acabo de estar con la presidenta de las Islas Marshall (Hilda Heine), y está muy preocupada por el riesgo de que se filtre el material radioactivo contenido por una especie de ataúd que hay en el área”, dijo.

Guterres estaba describiendo así al llamado “domo de Runit” o “domo Cactus”, una estructura de concreto construida en la isla del mismo nombre para encapsular el material radioactivo dejado por las pruebas nucleares realizadas por Estados Unidos en el área entre 1946 y 1958.

Las 67 explosiones nucleares en los atolones de Bikini y Enewetak -al que pertenece Runit- incluyeron la detonación en 1954 de “Bravo”, una bomba de hidrógeno 1.000 veces más poderosa que la que cayó en Hiroshima y el arma más poderosa jamás detonada por EE.UU.

Y a finales de la década de 1970, más de 4.000 soldados estadounidenses pasaron tres años recogiendo los restos radiactivos depositados en seis de las islas del atolón de Enewetak para colocarlos en el cráter dejado en Runit por la llamada prueba “Cactus” -la explosión de una bomba de superficie de 18 kilotones-, el que fue recubierto por el domo de concreto.

En total, se estima que la estructura que los locales llaman “la Tumba”, recubre al menos 73.000 metros cúbicos de material radioactivo, incluyendo plutonio-239, una de las sustancias más tóxicas del planeta.

Y la cúpula de concreto de medio metro de grosor que sobresale entre los arbustos y palmeras que renacieron en Runit no es el único recuerdo de las brutales detonaciones.

4 de las 40 islas de Enewetak fueron completamente vaporizadas por las pruebas, con cráteres de kilómetros de diámetro remplazando a algunas de ellas.

Y según la radiotelevisora pública australiana ABC, en la actualidad únicamente tres de las islas del atolón son consideradas lo suficientemente seguras para ser habitadas.

Secuelas

“Como todos sabemos, el Pacífico ya fue victimizado antes”, fue como Guterres se refirió a lo ocurrido en el territorio de las Islas Marshall, territorio que solo se independizó completamente de EE.UU. en diciembre de 1990.

“Y las consecuencias (de las pruebas nucleares) han sido bastante dramáticas, en relación con la salud, en relación con el envenenamiento de las aguas en algunas áreas”, reconoció en declaraciones recogidas por la agencia AFP.

De hecho, según ABC, el mismo departamento de Energía de EE.UU. ha prohibido las exportaciones de pescado y pulpa de coco desde Enewetak, por causa de la contaminación.

Y eso también ha forzado cambios en la dieta de los habitantes del atolón, que ahora dependen casi exclusivamente de comida enlatada y procesada “que han generado problemas de salud como la diabetes”.

Parte del problema es que el domo de Runit -que fue concebido como una solución temporal– ya presenta grietas en la superficie, y charcos con líquidos salobres a menudo se forman en el anillo.

Pero EE.UU. también renunció a la idea de sellar el fondo del domo con concreto antes de almacenar el material radioactivo, por considerarlo demasiado costoso, lo que significa que la estructura nunca ha sido realmente capaz de evitar filtraciones.

De hecho, aunque un reporte elaborado en 2013 por el departamento de Energía de EE.UU. encontró que “existe la posibilidad de que las aguas subterráneas contaminadas provenientes del Domo Runit fluyan hacia el entorno marino subterráneo cercano“.

También concluyó que eso no necesariamente se traduciría en un aumento significativo de los niveles de contaminación del área.

Pero esto es porque el área circundante ya está bastante contaminado, como producto de las filtraciones, y por el sencillo hecho de que la operación de limpieza en Enewetak después de las pruebas nucleares recogió menos del 1% del material radioactivo generado.

“El inventario radiológico enterrado debajo del Domo Runit palidece en comparación al inventario actual de radionúclidos en los atolones de la laguna”, se lee en el reporte.

Y aunque el Secretario General de Naciones Unidas no entró a valorar lo que se debe hacer con respecto al domo, Guterres reconoció en Fiyi que la historia nuclear del Pacífico todavía necesita ser debidamente abordada.

“Hay mucho por hacer mucho en relación con las explosiones que tuvieron lugar en la Polinesia Francesa y las Islas Marshall (…) con las consecuencias para la salud, el impacto en las comunidades y otros aspectos”, dijo, sin descartar compensaciones monetarias y otros “mecanismos para permitir que estos impactos se minimicen”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=pXpSgVrh0_0

https://www.youtube.com/watch?v=e7iqwokK-xg

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.