close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Archivo / Cuartoscuro

La ASF advierte riesgo de subutilización en nuevos hospitales público-privados

Los informes sobre la construcción de hospitales del IMSS y del ISSSTE revelan que las empresas propusieron poner más camas y consultorios de los que hacían falta según el Programa Nacional de Infraestructura.
Archivo / Cuartoscuro
Por Itxaro Arteta
1 de noviembre, 2018
Comparte

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) publicó este miércoles dos informes sobre la construcción de siete hospitales generales del IMSS y del ISSSTE, concesionados en 2017 bajo el esquema de Asociación Público-Privada, en cinco de los cuales los datos muestran que las empresas elevaron el monto de inversión, número de camas, consultorios o quirófanos, por encima de lo que establecía el Programa Nacional de Infraestructura (PNI).

El organismo advirtió el riesgo de que estas unidades médicas terminen por no usarse al 100%, por lo que emitió las recomendaciones 2017-1-19GYR-15-0256-01-002 y 2017-1-19GYN-15-0246-01-003, que piden a ambos institutos de seguridad social:

“(Que) implemente los mecanismos de evaluación, operación y control que garanticen que sus proyectos se encuentren alineados con el Programa Nacional de Infraestructura, en cuanto a inversión total estimada, atención a derechohabientes y número de camas, a fin de prevenir la subutilización de la capacidad instalada de los hospitales”, señaló la ASF.

Del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el caso que mayor variación presenta es la construcción de un Hospital General Regional en Tepotzotlán, Estado de México. Mientras que en el PNI 2014-2018 se proyectó una inversión de 460 millones de pesos para contar con 72 camas y atención a 72 mil derechohabientes, el proyecto de APP fue por mil 628 millones para 260 camas y atención a un millón 44 mil personas.

Para un Hospital General Regional en García, Nuevo León, la inversión se elevó de mil 130 millones de pesos a mil 578, de 216 a 260 camas, y de atender a 216 mil usuarios, a un millón 422 mil.

En el caso del Hospital General de Zona en Tapachula, Chiapas, la inversión pasó de 798 millones a mil 123 mil, las camas programadas subieron de 144 a 180 y la atención a derechohabientes, de 144 mil a 595 mil.

“Los datos presentados en el análisis de la rentabilidad social de los proyectos de APP no se encuentran alineados con el PNI, toda vez que se determinaron incrementos que van del 39.6% al 253.8% en la ‘Inversión Total Estimada’ de los proyectos, del 20.4% al 261.1% en número de camas, y del 313.5% al 1,349.7% en el rubro de ‘Atención a derechohabientes’, respecto del PNI”, advirtió la ASF.

Hay un cuarto hospital APP que está construyendo el IMSS, en Bahía de Banderas, Nayarit, pero la Auditoría encontró que el proyecto no fue incluido en el Programa Nacional de Infraestructura.

En cuanto a las tres nuevas unidades médicas que tendrá el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), el informe de la ASF expone las diferencias en dos obras que se iniciaron como Propuesta No Solicitada (PNS), es decir, a iniciativa de empresas privadas.

En el proyecto de sustitución del Hospital General de Tepic, Nayarit, la empresa que lo propuso elevó la inversión al doble, de medio millón a un millón de pesos. Planteó construir seis quirófanos en lugar de dos, es decir, tres veces más lo que sugería el Plan Nacional de Infraestructura; 150 camas en vez de 59, y 38 consultorios en lugar de 25.

“Rebasó en todos los aspectos las características propuestas en el PNI, el cual consideraba la construcción de una nueva clínica hospital en Nayarit para la atención de segundo nivel, en tanto que la PNS propuso un hospital general”, remarcó el informe de la Auditoría.

En otro proyecto, para un Hospital General en la Delegación Sur de la Ciudad de México, la APP sólo aumentó las camas fijas de 180 a 250 y las transitorias de 30 a 125, mientras que redujo el número de consultorios, de los 93 establecidos en el PNI a sólo 36, y bajó la inversión de un millón 808 mil pesos a un millón 418 mil.

Los hospitales construidos bajo el modelo público-privado que ya funcionan han sido señalados por problemas de subutilización incluso años después de haber empezado a operar, como documentó recientemente Mexicanos Contra la Corrupción en el estudio Salud Deteriorada sobre los Hospitales Regionales de Alta Especialidad de la Secretaría de Salud.

Oculta el IMSS información sobre contratos y donación de terrenos para hospitales

La Auditoría Superior de la Federación observó en su informe sobre hospitales APP del IMSS que el organismo no incluyó en sus Estados Financieros de 2017 la información sobre los cuatro proyectos —Bahía de Banderas, García, Tapachula y Tepotzotlán—que tienen una inversión superior a 49 mil millones de pesos, y fueron concesionados por 25 años.

El documento agrega que tras presentar al IMSS los resultados de la auditoría, el Instituto aseguró que en los Estados Financieros de 2018 ya incluiría la información de los contratos APP, pero al cierre de la revisión, en agosto pasado, no se habían revelado esos datos.

“Además, no se muestran los tres predios con un valor comercial, por 72,788.3 miles de pesos, entregados a los desarrolladores mediante el Permiso Administrativo Temporal y por los cuales los desarrolladores cubrirán una cuota anual durante 25 años”, agregó la ASF.

Por ello, emitió la recomendación 2017-1-19GYR-15-0256-01-008 para que el IMSS revele los contratos APP, los pagos que realizará y lo referente a los terrenos entregados, “a fin de que se cuente con información veraz, confiable y oportuna, y que coadyuve en la toma de decisiones”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué se sabe de los dos israelíes asesinados en la Plaza Artz, CDMX

Las autoridades mexicanas e israelíes vinculan a los fallecidos con el crimen organizado.
28 de julio, 2019
Comparte

En un restaurante de un exclusivo centro comercial de Ciudad de México, una mujer se levantó repentinamente y disparó a dos hombres que estaban en una mesa cercana.

Los dos eran de nacionalidad israelí y fueron identificados por la embajada de su país como Benjamín Yeshurun Sutchi, de 44 años, y Alon Azulay, de 41. Uno de ellos murió en el lugar, el otro al ser llevado al hospital.

Esto ocurrió la tarde del miércoles pasado en el centro comercial Plaza Artz, en el sur de la capital mexicana.

La mujer, identificada como Esperanza “N.”, salió corriendo del lugar.

En un video difundido rápidamente en redes sociales, se ve cómo la presunta asesina es interceptada por un policía y después por una patrulla.

La mujer aseguró primero que el ataque se trataba de un problema amoroso.

Pero las revelaciones que han hecho las autoridades, la embajada de Israel y un exjefe de la policía el jueves y este viernes han dado un giro a la historia.

¿Qué se sabe de Sutchi y Azulay?

El secretario de Seguridad federal, Alfonso Durazo, dijo este viernes que, aunque las investigación continuaban, en el hecho “hay vínculos con organizaciones criminales del país (México), por lavado de dinero principalmente”.

“Son ajustes de cuentas entre integrantes de bandas del crimen organizado, de interés diverso, disputas, de relaciones con organizaciones, y por disputas de territorio, de lavado de dinero”, dijo Durazo a la prensa.

Ulises Lara, portavoz de la Procuraduría General de Justicia de Ciudad de México, dijo a los medios que la mujer detenida reconoció que se trató de un “ataque directo” y se cambió su declaración inicial de que fue un crimen pasional.

La embajada de Israel en México indicó en un comunicado que Sutchi y Azulay “contaban con antecedentes criminales, tanto en Israel como en México”, pero no dio más detalles sobre su historial delictivo.

El diario The Jerusalem Times reportó que Sutchi había sido liberado de una prisión de Israel hace 6 meses.

“En 2001, huyó de Israel con Erez Akrishevsky, quien fue extraditado a Israel hace dos días desde México. Ambos han cumplido penas de prisión por asesinato”, dice una nota en la que se le relaciona con un grupo criminal llamado Hermanos Mosley.

Azulay presuntamente era uno de sus escoltas de seguridad.

“Entrenado por el Mossad”

El exjefe de la policía de Ciudad de México Gabriel Regino fue entrevistado por la prensa local luego de que se conoció que Sutchi había sido detenido en 2005 en la capital mexicana.

Regino explicó al diario El Heraldo de México que ese año Sutchi fue capturado en un operativo que solicitó el ahora desaparecido Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), la agencia de inteligencia mexicana, por petición de la Interpol.

“Este sujeto (Sutchi) había escapado ya en dos ocasiones de prisión en Israel antes de su primera llegada a México”, explicó Regino.

La fachada del centro comercial Artz

AFP
El ataque se realizó en un restaurante del centro comercial Artz, en el sur de Ciudad de México.

La información de inteligencia que le compartió el Cisen, aseguró Regino, indicaba que Sutchi “contaba con una instrucción militar del Mossad”, la agencia secreta de espionaje y contraterrorismo de Israel.

“Nos enteramos del calibre de persona que teníamos cuando nos empiezan a contar que tenía instrucción militar del Mossad, que era capaz de desarmar a cinco personas, que era una máquina de matar prácticamente”, dijo el exfuncionario a El Heraldo de México.

Se sabía que el hombre había llegado a México para atender “problemas de inseguridad que aquejaban a miembros de la comunidad judía” en el centro del país.

“Decidió cambiarse de bando y dedicarse a las extorsiones, entre otro tipo de conductas delictivas, lo que encendió la alerta roja tanto en el gobierno israelí, por las fugas que tenía como precedente, y por la presión que realizaba la comunidad judía para la detención de este sujeto”, aseguró Regino.

*Con información de Ana Gabriela Rojas, corresponsal de BBC Mundo en México.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=GFJ_N84JzUI

https://www.youtube.com/watch?v=GpyJ8GP7PWg

https://www.youtube.com/watch?v=o-FUmeEXFOI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.