close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Auditoría detecta fallas en la entrega de antirretrovirales a pacientes con VIH/SIDA

En Veracruz, la Auditoría Superior de la Federación encontró recetas autorizadas a nombre de usuarios que ya estaban dados de baja; en la Clínica Condesa de CDMX, que se surten medicamentos por adelantado para varios meses.
Cuartoscuro
Por Itxaro Arteta
9 de noviembre, 2018
Comparte

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó deficiencias en el control de medicamentos del Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH/SIDA (Censida), como que las entregas estén desactualizadas en el sistema electrónico, que se den antirretrovirales por adelantado, o autorizaciones a nombre de pacientes que ya estaban dados de baja.

Esto último ocurrió en el centro de atención especializada del puerto de Veracruz, Veracruz, el segundo con más pacientes del país. De 2 mil 824 personas que son atendidas en este lugar, la ASF revisó las recetas de una muestra aleatoria de 87. La auditoría 2017-5-12K00-15-0223-2018 reveló que encontró “la existencia de recetas autorizadas por el médico en expedientes de pacientes dados de baja”, aunque no especificó cuántos casos ocurrieron.

El informe también expuso que ninguna de las 87 recetas tenía el sello o firma del responsable de farmacia y en 26 (el 30%) hubo diferencias entre la cantidad de medicamentos entregados que registraba en el sistema electrónico y la que acreditaban las propias recetas. Además, la clínica no contaba con un área de almacén, aunque tras la auditoría las autoridades ordenaron habilitar una.

LEE: Niños con VIH no reciben el mejor tratamiento

La ASF también auditó la Clínica Especializada Condesa, en la Ciudad de México, que es la más grande con 11 mil 661 pacientes, de los que revisó 260 expedientes. La principal inconsistencia hallada fue que se surten medicamentos para dos o más meses, lo cual está autorizado por la Dirección para agilizar la operación, pero no obedece a lo establecido en los lineamientos.

En ambas entidades, la Auditoría encontró que era común que los encargados de farmacia anoten las entregas de antirretrovirales primero en una hoja de Excel, y hasta después carguen la información en el Sistema de Administración, Logística y Vigilancia de Antirretrovirales (sistema SALVAR), lo cual contradice lo indicado en los manuales de operación. También detectó que hay un desfase entre la fecha en que los médicos dan una receta en papel y hasta que aparece en el sistema.

“Las actividades de control para asegurar la correcta integración de expedientes clínicos, y el manejo adecuado de recetas médicas y entrega de medicamentos a los pacientes, no fueron efectivas”, sentenció la ASF.

LEE: Pacientes con VIH Sida de Cancún, en riesgo de quedarse sin tratamientos a causa de la violencia y discriminación

Por todo esto, una de sus recomendaciones fue “evaluar la pertinencia de incorporar a los Centros Ambulatorios para la Prevención y Atención del SIDA e Infecciones de Transmisión Sexual (CAPASITS) y los Servicios de Atención Integral Hospitalaria (SAIH) al Sistema Nacional de Expediente Clínico Electrónico, con el fin de mejorar la calidad en la atención de usuarios de los servicios y seguir un estándar para su correcta integración”.

La Auditoría tomó como muestra las clínicas de Ciudad de México y Veracruz porque están en las entidades del país que más casos de VIH/SIDA se atienden. La primera encabeza la lista con 17 mil 634 personas en tratamiento; le sigue Veracruz con 8 mil 109; el Estado de México, con 7 mil 229; Jalisco, 5 mil 690; y Chiapas, que tiene 4 mil 445 pacientes.

Los últimos lugares los ocupan Zacatecas, Baja California Sur y Aguascalientes, con menos de 500 pacientes cada uno al cierre de 2017. En total, en todo el país se atiende a 89 mil personas con VIH/SIDA.

El año pasado, Censida tenía programadas nueve visitas de supervisión a los estados, pero sólo acreditó haber realizado dos, a Veracruz y Tlaxcala, “por causa de limitaciones presupuestarias y el poco personal capacitado y con la experiencia necesaria para realizarlas”, según explicó el organismo a la ASF. Lo respaldó con un oficio del 3 de agosto de 2017 en el que la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud notificó que se tomaban medidas de austeridad.

La Auditoría comprobó que el presupuesto ejercido por Censida en 2017 fue de 307.2 millones de pesos, 8.4% menos que en 2016. Aunque eso no afectó el monto para la compra de medicamentos, porque ese dinero está garantizado mediante el Fideicomiso del Sistema de Protección Social en Salud (FSPSS).

Para eso, se autorizó un monto máximo de 3 mil 303.5 millones de pesos, con el que se adquirieron 32 de 34 antirretrovirales utilizados. El 70%, 24 medicamentos, fueron comprados por adjudicación directa; ocho por licitación, y los dos que no se consiguieron fue porque las licitaciones se declararon desiertas ante la falta de propuestas de los proveedores, según la información entregada a la ASF.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Los países con menos inflación de América Latina (y qué dice de sus economías)

No deja de sorprender la hiperinflación de Venezuela y la crisis en Argentina. ¿Pero qué pasa en las economías de otros países de la región donde la inflación es muy baja?
14 de septiembre, 2019
Comparte

Mientras Venezuela está sumida en una de las peores hiperinflaciones de la historia reciente y Argentina sufre el golpe de una inflación anual de 54%, el resto de América Latina ha logrado evitar que los precios se disparen fuera de control.

No solo la inflación se ha mantenido baja en la región, sino que incluso algunos países bordean el 0%.

¿Quiere decir esto que mientras más baja es la inflación de un país, mejor está su economía?

No, dicen los expertos. Un mismo nivel de inflación puede ser positivo en un país y negativo en otro, haciendo que las comparaciones resulten confusas. Eso explica por qué no existe una inflación ideal que funcione como una medida estándar.

“A veces una inflación baja puede estar diciéndote que los motores del crecimiento se están apagando“, explica Ramón Pineda, oficial de Asuntos Económicos de la División de Desarrollo Económico de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), en diálogo con BBC Mundo.

En ese sentido, si el consumo de los hogares y las inversiones de las empresas se debilitan, “una inflación muy baja puede ser una mala noticia porque refleja una desaceleración”.

En América Latina, los países con la inflación más baja en agosto (en comparación al mismo período del año anterior) son El Salvador (-0,5%), Ecuador (0,3%) y Panamá (1,1%), tres economías cuya moneda oficial es el dólar.

Países de América Latina con la inflación anual más baja (%). Agosto. .

“Como tienen economías dolarizadas, estos países no están expuestos a las volatilidades cambiarias y eso los beneficia”, comenta Pineda. Sin embargo, deben enfrentar el desafío del crecimiento.

“Los bajos niveles de inflación de El Salvador y Ecuador muestran que la demanda sigue siendo débil“.

Andrew Powell, asesor principal del Departamento de Investigación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), dice que en general, si la inflación es baja, pero positiva, no hay un gran problema.

“Lo grave es cuando hay una deflación persistente y en ese caso los países necesitan un ajuste”, comenta en diálogo con BBC Mundo.

“25 años de baja inflación”

Con una población de apenas 6,4 millones, El Salvador enfrenta una compleja situación económica, con un lento crecimiento económico (2,5% en 2018), una baja recaudación fiscal y un alto endeudamiento (70,7% del Producto Interno Bruto (PIB).

Uno de sus grandes desafíos es modernizar el sector agrícola de la franja norte del país, donde se concentra el 75% de la pobreza extrema y generar más empleos, mientras que más del 20% de su PIB, depende de las remesas.

Hemos tenido 25 años de baja inflación“, le dice a BBC Mundo el economista y consultor César Villalona.

Mercado en El Salvador

Getty Images
El Salvador, Ecuador y Panamá son economías dolarizadas.

“Por eso no es sorprendente que en agosto la inflación haya sido negativa. Aquí no hay exceso de circulante, ni peligro de devaluación”.

Los problemas del país son otros, explica, como por ejemplo, los bajos salarios y pensiones, el bajo crecimiento y la poca inversión.

“Una inflación baja es positiva porque no se le encarecen las cosas a la gente y los empresarios tienen bajos costos”, apunta

Pero por el otro lado, agrega, como los empresarios no tienen muchas utilidades, prefieren invertir en otros países.

“Si tuviéramos una inflación más alta, cercana al 3% o el 4%, sería una buena señal”.

Crisis, deuda y ajuste

“Lo que muestra la baja inflación de Ecuador en los últimos años es una desaceleración de la actividad económica”, explica Ramón Pineda.

Según estimaciones del Banco Central de Ecuador, la economía del país crecerá este año solo 0,2%, mientras que organismos internacionales prevén que podría incluso ser negativo.

Lenín Moreno, presidente de Ecuador

Getty Images
El gobierno de Ecuador está implementando una política de austeridad.

“Siempre dijimos que las medidas (de ajuste) iban a desacelerar la economía”, señaló la gerente del Banco Central ecuatoriano, Verónica Artola, en declaraciones al periódico El Comercio de Quito.

Como el país enfrenta un excesivo endeudamiento, el gobierno decidió restringir el gasto público, reduciendo instituciones públicas, eliminando subsidios a los combustibles y liberando el precio de la gasolina de mayor octanaje, entre otras medidas.

Panamá crece por debajo de su potencial

Al contrario, Panamá ha sido una de las economías con crecimiento económico más rápido en América Latina, con un promedio anual de 5,6% en los últimos cinco años.

En paralelo, el aumento en el nivel de precios se ha mantenido bajo el 1% en los últimos cuatro años.

Trabajadores en Panamá

Getty Images
Panamá es un país con gran crecimiento económico y baja inflación.

¿Cómo se explica entonces una inflación tan baja?

“Panamá está creciendo por debajo de su potencial”, le dice a BBC Mundo, Alejandro Santos, jefe de Misión en Panamá y jefe de división en el Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI).

“El país tiene un crecimiento potencial de 5,5%, pero hemos bajado la proyección a 4,5% este año“.

El economista explica que las tensiones comerciales a nivel mundial, afectan las expectativas de tráfico en el Canal de Panamá. Eso hace que la gente piense dos veces antes de invertir, lo que no ayuda a los negocios.

En otros países se deprecia el tipo de cambio cuando hay turbulencias, como un mecanismo de absorción del shock externo.

Pero como Panamá es una economía dolarizada, está más expuesta a esos vaivenes. “Cuando el dólar tiende a depreciarse, el ajuste se traduce en una menor demanda y una menor inflación”, apunta.

El fantasma del pasado: alta inflación

“Históricamente, la alta inflación ha sido una preocupación mucho mayor para América Latina. Erosiona los salarios reales, y particularmente golpea a los trabajadores informales, que tienen poca capacidad para renegociar sus salarios”, le dice a BBC Mundo Benjamin Gedan, asesor senior del Programa Latinoamericano del centro de estudios Wilson Center, con sede en Washington.

Protesta en Argentina

Getty Images
En contraste, en Argentina la inflación anual ha superado el 50%.

La inflación promedio en América Latina, explica, ha estado creciendo desde un 5% en diciembre a un 8,1% en los primeros cinco meses del año (excluyendo a Venezuela).

“Pero las tendencias no son uniformes, como tampoco sus causas”.

Basta mirar el caso de Argentina, donde “la altísima inflación es en parte el resultado de la dramática depreciación del peso y los aumentos en el costo de los servicios públicos”, entre otras razones.

En el otro extremo, agrega, “una baja inflación persistente, puede ser una señal de una actividad económica deprimida”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=dC7xjJ7eIBk

https://www.youtube.com/watch?v=hBN2H-E3KAc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.