close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
ICE
El Chapo pide permiso al juez para abrazar a su esposa, Emma Coronel, antes de su juicio
El exlíder del Cártel de Sinaloa pidió al juez Brian Cogan que tenga un "gesto humanitario" y le permita abrazar por unos segundos a su esposa, Emma Coronel, con quien no ha hablado desde hace dos años.
ICE
Por AFP
7 de noviembre, 2018
Comparte

El mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán, considerado el mayor capo narco del mundo, pidió el miércoles al juez que preside su proceso en Estados Unidos que tenga un “gesto humanitario” y le permita abrazar a su esposa, Emma Coronel, el martes próximo, cuando inicie el juicio.

“El Chapo”, acusado de traficar a Estados Unidos 155 toneladas de cocaína a lo largo de un cuarto de siglo y protagonista de dos espectaculares fugas de prisiones mexicanas, fue extraditado hace casi dos años y podría ser condenado a cadena perpetua.

Desde 2016 la justicia no le permite recibir visitas de su esposa Emma Coronel, de 29 años, que ha asistido a casi todas sus audiencias en la corte. Tampoco le dejan hablar con ella por teléfono.

El exjefe del cartel de Sinaloa, de 61 años, y quien fue el hombre más buscado por Estados Unidos durante años, solo es visitado por sus abogados en la cárcel de Manhattan donde está aislado 23 horas al día, así como por sus hijas mellizas de siete años, pero todo a través de una mampara de vidrio.

Mariel Colón Miró, abogada del capo mexicano, escribió la petición al juez Brian Cogan:”El Chapo” desea dar a su esposa “un saludo breve y momentáneo que incluya quizás un abrazo el martes 13 de noviembre, antes del inicio de los argumentos de apertura” de la fiscalía y la defensa.

“Puede ser un breve abrazo en la corte delante de todo el mundo, separados por la barrera. El proceso total no llevaría más que un par de segundos”, precisó.

La abogada asegura que un abrazo “no plantearía una amenaza a la seguridad”. “No es razonable inferir que un saludo momentáneo, hecho bajo la mirada de los alguaciles estadounidenses, pueda presentar un riesgo de que Guzmán se escape de la corte o incluso de que pase mensajes a su esposa”, afirmó.

La defensa de “El Chapo” subraya que su salud se ha deteriorado debido a su casi total aislamiento y al hecho de que casi no es tocado por nadie, salvo por los guardias que le ponen y sacan las esposas y por un rápido apretón de manos cuando se ve con sus abogados en las audiencias.

Ese deterioro puede “conducir potencialmente a un problema en su habilidad de asistir efectivamente en su defensa”, estimó la abogada.

Se estima que el proceso durará más de cuatro meses.

Un jurado integrado por personas que conocen su historia

Los 12 jurados titulares y seis suplentes, elegidos este miércoles, que decidirán la suerte de Joaquín Guzmán Loera se integra por al menos tres inmigrantes, otras tres personas que hablan español y casi todos saben quién es.

Los jurados titulares del proceso al exjefe del cartel de Sinaloa son siete mujeres y cinco hombres.

Varios tienen familiares que son oficiales de la ley o guardias carcelarios -un jurado es incluso un guardia carcelario retirado- y tres hablan español, uno como lengua materna.

La mayoría han visto la serie “Narcos” en Netflix sobre el fallecido capo colombiano Pablo Escobar o la serie sobre El Chapo producida por Netflix y Univisión.

Los seleccionados serán juramentados el próximo martes, en el primer día de los argumentos de apertura de la fiscalía y la defensa de este proceso que durará más de cuatro meses.

El juez Brian Cogan no quiso tomarles juramento este miércoles porque teme que algunos den marcha atrás en su decisión de asumir como jurados.

Desde el lunes pasado varios candidatos a ser jurado fueron descartados luego de que expresaran temor por su vida, así como un fan de El Chapo que pidió su autógrafo y un imitador de Michael Jackson por miedo a que sea reconocido.

“Estamos satisfechos con el jurado que ha sido seleccionado”, dijo Eduardo Balarezo, otro de los abogados de El Chapo. “Confiamos en que harán su tarea”.

Los nombres de los jurados permanecerán en el anonimato para preservar su seguridad. Estarán aislados parcialmente durante el juicio, y serán escoltados cada día a la corte federal de Brooklyn por alguaciles armados.

Los jurados titulares son:

* Una mujer hispana de mediana edad que trabaja en una compañía de medios. El juez Cogan dijo que la mujer le habló en privado, llorando, pidiendo para ser descartada. “Tuvimos una sola rebelión”, dijo el juez, que no aceptó su pedido.

* Un inmigrante del sudeste asiático de mediana edad cuyo hijo trabaja en la policía de Nueva York. Estima que escuchar a los testigos que colaboran con la fiscalía le provocará cierto escepticismo pero que puede ser imparcial.

* Una joven de 20 y pocos años que miró la serie de El Chapo en Netflix, pero la halló aburrida.

* Una mujer afroestadounidense de 40 y tantos años cuyo padre integró las fuerzas armadas. Dijo que no sabía lo que significaba la palabra “cartel”.

* Un joven afroestadounidense cuyo primo, con quien vive, acaba de empezar a trabajar en la policía neoyorquina. Le gustan las series televisivas policiales.

* Un joven que habla español de manera fluida. Fue atacado por un grupo de adolescentes muchos años atrás pero dice que no quedó traumatizado y que quedó satisfecho con la manera en que el tema fue resuelto por las fuerzas del orden.

* Una mujer afroestadounidense de mediana edad que habla español fluido y cuya tía es una guardia carcelaria jubilada. Está enterada de la reciente y lujosa fiesta de cumpleaños, inspirada en Barbie, de las mellizas de siete años de El Chapo, cuyas fotos fueron publicadas en una cuenta Instagram atribuida a Emma Coronel, la joven esposa del acusado.

* Una mujer blanca de 40 y pico de años cuya lengua materna es el polaco y que se mudó a Estados Unidos hace más de tres décadas. Su hijo ha tenido problemas con las drogas.

* Un guardia carcelario afroestadounidense jubilado, que ha escuchado hablar de los famosos túneles de El Chapo para transportar drogas (y uno por el cual se escapó de una prisión mexicana en 2016) y es fanático del equipo de básquetbol New York Giants.

* Una joven que miró “Narcos” y dijo que halló al agente antidroga de la DEA de la serie “buen mozo”.

* Una mujer etíope de unos 50 años, que llegó de su país hace décadas. Es la única que dijo que no sabía nada de El Chapo. “No tengo ni idea” quién es, afirmó.

* Un joven no blanco de 20 y pocos años, de padres divorciados.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
El "ataúd nuclear" que gotea material radioactivo en el océano Pacífico
El estado de una estructura de concreto que encapsula material radioactivo dejado por las pruebas nucleares realizadas por Estados Unidos entre 1946 y 1958 preocupa tanto a los habitantes de las Islas Marshall como al Secretario General de Naciones Unidas.
18 de mayo, 2019
Comparte

La campanada de alerta la volvió a hacer sonar el propio secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, mientras hablaba con un grupo de estudiantes en Fiyi.

“Acabo de estar con la presidenta de las Islas Marshall (Hilda Heine), y está muy preocupada por el riesgo de que se filtre el material radioactivo contenido por una especie de ataúd que hay en el área”, dijo.

Guterres estaba describiendo así al llamado “domo de Runit” o “domo Cactus”, una estructura de concreto construida en la isla del mismo nombre para encapsular el material radioactivo dejado por las pruebas nucleares realizadas por Estados Unidos en el área entre 1946 y 1958.

Las 67 explosiones nucleares en los atolones de Bikini y Enewetak -al que pertenece Runit- incluyeron la detonación en 1954 de “Bravo”, una bomba de hidrógeno 1.000 veces más poderosa que la que cayó en Hiroshima y el arma más poderosa jamás detonada por EE.UU.

Y a finales de la década de 1970, más de 4.000 soldados estadounidenses pasaron tres años recogiendo los restos radiactivos depositados en seis de las islas del atolón de Enewetak para colocarlos en el cráter dejado en Runit por la llamada prueba “Cactus” -la explosión de una bomba de superficie de 18 kilotones-, el que fue recubierto por el domo de concreto.

Explosión nuclear en el atolón de Bikini.

Getty Images
En total EE.UU. realizó 67 pruebas nucleares en los atolones de Bikini y Enewetak.

En total, se estima que la estructura que los locales llaman “la Tumba”, recubre al menos 73.000 metros cúbicos de material radioactivo, incluyendo plutonio-239, una de las sustancias más tóxicas del planeta.

Y la cúpula de concreto de medio metro de grosor que sobresale entre los arbustos y palmeras que renacieron en Runit no es el único recuerdo de las brutales detonaciones.

4 de las 40 islas de Enewetak fueron completamente vaporizadas por las pruebas, con cráteres de kilómetros de diámetro remplazando a algunas de ellas.

Y según la radiotelevisora pública australiana ABC, en la actualidad únicamente tres de las islas del atolón son consideradas lo suficientemente seguras para ser habitadas.

Secuelas

“Como todos sabemos, el Pacífico ya fue victimizado antes”, fue como Guterres se refirió a lo ocurrido en el territorio de las Islas Marshall, territorio que solo se independizó completamente de EE.UU. en diciembre de 1990.

“Y las consecuencias (de las pruebas nucleares) han sido bastante dramáticas, en relación con la salud, en relación con el envenenamiento de las aguas en algunas áreas”, reconoció en declaraciones recogidas por la agencia AFP.

Atolón de Enewetak

Getty Images
Muchos de los pobladores de Enewetak tuvieron que abandonar sus hogares y en la actualidad solo 4 islas son consideradas seguras para la presencia humana.

De hecho, según ABC, el mismo departamento de Energía de EE.UU. ha prohibido las exportaciones de pescado y pulpa de coco desde Enewetak, por causa de la contaminación.

Y eso también ha forzado cambios en la dieta de los habitantes del atolón, que ahora dependen casi exclusivamente de comida enlatada y procesada “que han generado problemas de salud como la diabetes”.

Parte del problema es que el domo de Runit -que fue concebido como una solución temporal– ya presenta grietas en la superficie, y charcos con líquidos salobres a menudo se forman en el anillo.

Pero EE.UU. también renunció a la idea de sellar el fondo del domo con concreto antes de almacenar el material radioactivo, por considerarlo demasiado costoso, lo que significa que la estructura nunca ha sido realmente capaz de evitar filtraciones.

Hilda Heine, la presidenta de las Islas Marshall

AFP
Hilda Heine, la presidenta de las Islas Marshall, le externó su preocupación al Secretario General de Naciones Unidas.

De hecho, aunque un reporte elaborado en 2013 por el departamento de Energía de EE.UU. encontró que “existe la posibilidad de que las aguas subterráneas contaminadas provenientes del Domo Runit fluyan hacia el entorno marino subterráneo cercano“.

También concluyó que eso no necesariamente se traduciría en un aumento significativo de los niveles de contaminación del área.

Pero esto es porque el área circundante ya está bastante contaminado, como producto de las filtraciones, y por el sencillo hecho de que la operación de limpieza en Enewetak después de las pruebas nucleares recogió menos del 1% del material radioactivo generado.

“El inventario radiológico enterrado debajo del Domo Runit palidece en comparación al inventario actual de radionúclidos en los atolones de la laguna”, se lee en el reporte.

Y aunque el Secretario General de Naciones Unidas no entró a valorar lo que se debe hacer con respecto al domo, Guterres reconoció en Fiyi que la historia nuclear del Pacífico todavía necesita ser debidamente abordada.

“Hay mucho por hacer mucho en relación con las explosiones que tuvieron lugar en la Polinesia Francesa y las Islas Marshall (…) con las consecuencias para la salud, el impacto en las comunidades y otros aspectos”, dijo, sin descartar compensaciones monetarias y otros “mecanismos para permitir que estos impactos se minimicen”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=pXpSgVrh0_0

https://www.youtube.com/watch?v=e7iqwokK-xg

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.