close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Nadie nos ha consultado nada: comunidades indígenas rechazan construcción del Tren Maya

En un pronunciamiento conjunto, exhortan al presidente electo se abstengan de realizar cualquier tipo de subasta, autorización, permiso de cambio de uso del suelo o licencia para el establecimiento del proyecto de servicios sin antes haber obtenido el consentimiento de los pueblos indígenas por los que pasaría el tren.
Cuartoscuro
Por Claudia Ramos
16 de noviembre, 2018
Comparte

Comunidades indígenas de la Península de Yucatán desaprobaron hoy el proyecto de Tren Maya del presidente electo y rechazaron cualquier resultado que se obtenga de la consulta que se realizará 24 y 25 de noviembre.

En un pronunciamiento conjunto, expresaron su “desagrado” por considerar que “ninguna persona fuera de la Península de Yucatán” puede “decidir lo que se puede hacer o dejar de hacer” en sus territorios y llamaron al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, a que se prohiba de forma “total y absoluta” antes y después del 1 de diciembre cualquier tipo de subasta, autorización, permiso de cambio de uso del suelo o licencia para el establecimiento del proyecto de servicios, sin haber obtenido primero el consentimiento de los pueblos indígenas por los que pasaría el proyecto.

“Desde la pasada administración hemos estado expectantes con respecto al megaproyecto Tren Maya, lo hemos seguido puntualmente y desde que se inició a hablar del mismo estamos atentos a su desarrollo. Manifestamos que desde ese momento lo desaprobamos y nos desagrada por cuanto que violentaba los derechos indígenas de los que somos sujetos y que están consagrados en nuestra Constitución Política. Esperábamos que con el cambio de administración nosotros, las comunidades indígenas, fuéramos visibles para la Federación y reconsiderara las formas para intentar poner en marcha el megaproyecto Tren Maya, pero con desagrado nos percatamos de que en esta nueva administración la historia no cambiará y la esperada justicia no llegará a los pueblos indígenas de México.

“Con respecto a la llamada consulta, desde este momento rechazamos cualquier resultado que la misma tenga ya sea a favor o en contra. No es permisible que nadie, ninguna persona fuera de la Península de Yucatán pretenda decidir lo que se puede hacer o dejar de hacer en nuestros territorios, así como nosotros jamás intentaremos decidir lo que se hará con sus bienes, derechos y posesiones”, expresan.

Las comunidades que firman el documento se encuentran representadas en las organizaciones Coordinación “Unir Fuerzas para la Defensa del Territorio”, Prodiversa A. C., Red de Productores de Servicios Ambientales Ya’ax Sot’ Ot’ Yook’ol Kaab A. C., Colectivo de Comunidades Mayas de los Chenes, Muuch Kambal A. C., Consejo Indígena de Atasta, Cladem Yucatán, Movimiento de Resistencia Civil, Candelraria Campeche, Sociedad Cooperativa Turística Repobladores de Chiquila y Ejido de Conhuas en Calakmul.

En su pronunciamiento, explican que se oponen al proyecto porque este ya cuenta con “presupuestos, licitaciones, trazos y hasta fecha de inicio” y nadie les ha consultado “absolutamente nada”.

“La única información que tenemos es lo que los noticieros han transmitido y las filtraciones que nos han llegado. De manera oficial no hay autoridad alguna que se haya sentado a dialogar con nosotros a pesar de que la obra física pretenden asentarla en nuestro territorios; ni hablar de buena fe, esta no existe, todo se ha llevado a nuestras espaldas, y para estar en condiciones de que sea culturalmente adecuada en primer término quisiéramos que cualquier decisión que se pretenda tomar sea en presencia de nuestras representaciones y en nuestros territorios”.

Nueva consulta: equipo de AMLO presenta boleta para opinar sobre el Tren Maya y otros 9 proyectos

Las comunidades enfatizan que no se oponen al progreso, sino a la certeza de que el megaproyecto no les dejará beneficios ni desarrollo regional.

“No está planeado para nosotros la gente común, es un proyecto turístico que sólo beneficiará a los pudientes y a los extranjeros; nosotros los dueños de las tierras sólo lo veremos pasar puesto que las estaciones no están contempladas en la mayoría de nuestros pueblos y sólo están considerados puntos de interés turístico que ya han sido copados por los grandes capitales; a nuestras comunidades sólo nos tocará cargar con la parte perniciosa del proyecto. Esa situación ya la sufren las comunidades por donde circula el Tren Chepe y en su caso el desarrollo aún sigue pendiente, no queremos lo mismo para nosotros y nuestros hijos”.

Advierten que tomarán “las acciones que sean necesarias” para que sus derechos se cumplan y llamaron al presidente electo a considerarlos como sujetos de derechos colectivos y a utilizar las consultas como un mecanismo para acopiar y acercar información para tomar decisiones informadas sobre esa base, no como “una simple encuesta” para aceptar o rechazar el megaproyecto.

También le piden respetar los principios rectores que rigen la consulta previa, libre, informada, de buena fe y culturalmente adecuada de los pueblos indígenas, como lo establece la ley. “Rechazamos y repudiamos todo intento o simulación de consulta indígena a nuestros pueblos, meramente como requisitos para la obtención de nuestro consentimiento para la instalación del tren maya que se pretende”, se indica en el documento.

Las comunidades piden asimismo que la Manifestación de Impacto Ambiental y la Evaluación de Impacto Ambiental la elabore un organismo independiente de la empresa que se encargue del mismo megaproyecto, y del gobierno; que cuente de garantes con una misión de observación como la oficina del Alto Comisionado de la ONU, CNDH o CIDH, y que dicha manifestación cuente con una proyección a 40 años.

El Tren Maya, peor que el proyecto de Peña Nieto

Rechazan también cualquier tipo de diagnóstico de tipo forestal o faunístico sin la participación de las comunidades indígenas y menos si con ello “se pretende justificar las afectaciones y destrucción de la selva”, así como la intención de construir o establecer ciudades en el municipio de Calakmul por considerar que ello “descompondría a las comunidades indígenas e impactaría a todo el estado de Campeche y a la Peninsula”.

Piden el establecimiento de mesas de trabajo por entidad y una mesa en la que se encuentren los tres estados de la Península de Yucatán, con el objetivo de garantizar el cumplimento de sus derechos territoriales y la facilitación económica y logística del estado para la realización de un “Plan Regional del Buen vivir Maya”. Dicho plan debe emanar de mesas de trabajo comunitarias, estatales y regionales como una propuesta de los Pueblos Indígenas Mayas, poniendo a discusión los planes de desarrollo que se pretenden implementar en sus territorios, enfatizan.

Hasta el momento, advierten, el tren proyecto de Tren Maya “no tiene nada de maya, ni de beneficio a la población maya. No queremos ser un Cancún o Rivera Maya, donde las cadenas hoteleras, de transporte de restaurantes son los únicos beneficiarios”.

Qué requisitos requiere una obra de infraestructura (el Tren Maya aún no cumple ninguno)

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

GirlsDoPorn, la página web que pagará más de 12 mdd por engañar a mujeres para actuar en videos porno

Algunas mujeres llegaron a pensar en el suicidio, después de que una página web que las convenció para grabar videos pornográficos incumpliera la promesa de no subirlos a internet.
Getty Images
3 de enero, 2020
Comparte

Les prometieron que los videos pornográficos que grabarían no serían subidos a internet, sino que se entregarían a un coleccionista privado o se venderían DVDs por un periodo limitado en el extranjero. Pero esto no fue así, lo que llevó a algunas de las afectadas a pensar en el suicidio.

Ahora, un juez de Estados Unidos sentenció esta semana a GirlsDoPorn, la empresa que engañó a 22 mujeres, a pagarles un total de US$12,8 millones.

Así lo determina el fallo de 181 páginas en el que se explica que las víctimas tenían entre 18 y 23 años cuando grabaron los videos. Todas accedieron después de que se les asegurara que estos no serían subidos a la red para su consumo masivo.

Sin embargo, las grabaciones acabaron siendo parte de la oferta de GirlsDoPorn, una página web de porno amateur a la que uno puede suscribirse bajo pago. Fragmentos de los videos también fueron compartidos en algunos de los sitios web gratuitos más populares del sector.

Los condenados son el director ejecutivo de GirlsDoPorn, Michael Pratt, de 36 años; el videógrafo Matthew Wolfe, de 37, y el actor porno Rubén García, de 31.

Kevin Enright, juez de la Corte Superior de San Diego, les ordenó quitar esos videos de la página web y empezar a tomar pasos para que también fueran eliminados de otros portales.

En el juicio, la defensa alegó que las mujeres eran mayores de edad, que sabían lo que hacían, que habían aceptado dinero y que, en algunos casos, incluso habían regresado a San Diego, donde GirlsDoPorn tenía su sede, para grabar más videos, según el diario Los Angeles Times.

GirlsDoPorn se promociona bajo la premisa de que las mujeres de sus videos no son actrices porno profesionales.

Página web

Getty Images
A las jóvenes les habían dicho que sus videos no serían subidos a internet.

“Una única vez”

GirlsDoPorn se promociona diciendo que las mujeres de su página web graban por primera y única vez un video porno y que muchas de ellas son estudiantes que necesitan dinero extra, según consta en el archivo judicial.

Para esta exclusividad, la página requería de un flujo constante de modelos nuevas para ir actualizando el contenido.

La corte de San Diego dictaminó que GirlsDoPorn usaba prácticas fraudulentas para reclutar nuevas jóvenes, incluyendo la toma de “pasos calculados para asegurar falsamente a las modelos potenciales que sus videos nunca acabarían en internet, que no saldrían a la luz en Estados Unidos ni que los vería nadie que las pudiera conocer”.

Los encargados de la página también les habían asegurado que sus verdaderos nombres nunca estarían vinculados a los videos.

Sin embargo, en el juicio se mostraron pruebas de que los acusados habían compartido en foros de terceros información privada e identificativa sobre las modelos, lo que dio pie a situaciones de acoso por la red hacia ellas y sus familiares.

Contratos complejos

En un intento por reclutar a nuevas jóvenes, GirlsDoPorn persuadió a otras que ya habían participado a que enviaran mensajes de texto tranquilizadores a las modelos potenciales que estaban preocupadas de que sus videos acabaran en internet.

El día de la grabación, les daban alcohol y cannabis a las mujeres antes de pedirles que firmaran un contrato de ocho páginas.

Teclado con tecla XXX resaltada

Getty Images
Sin embargo, estos no solo acabaron en la página porno de pago GirlsDoPorn sino que también se difundieron fragmentos en portales gratuitos.

Enright dictó para las 22 jóvenes un pago de US$9,48 millones por daños compensatorios y de US$3,3 millones por daños punitivos. A cada una le corresponde entre US$300.000 y US$550.000.

Según dijo, amigos y familiares de las víctimas se enteraron de los videos debido a las tácticas usadas por los gestores de GirlsDoPorn.

“Como resultado, las demandantes sufrieron y continúan sufriendo consecuencias de amplio alcance y, a menudo, trágicas”, escribió el magistrado.

“Colectivamente, han experimentado acoso grave, trauma emocional y psicológico y daño a su reputación; pérdida de empleos, oportunidades académicas y profesionales y relaciones familiares y personales; y sus vidas se han descarrilado y desarraigado”, continuó.

Se han convertido en parias en sus comunidades. Varias demandantes se han vuelto suicidas”.

Enright les dio a ambas partes 15 días para apelar.

“Mi corazón lloró por ellas”

Los acusados ​​también se enfrentan a cargos penales presentados en un tribunal federal en octubre. La acusación en estos casos son las mismas que en la causa civil que acaban de perder y podría condenarlos a pasar el resto de sus días en prisión, según informó Los Angeles Times.

Wolfe y García se encuentran actualmente bajo custodia federal; pero Pratt es un fugitivo que se cree que está en Nueva Zelanda, su país de origen.

Manos firmando contrato

Getty Images
A las jóvenes les daban alcohol y cannabis antes de hacerlas firmar contratos de ocho páginas.

“Nuestras clientas eran reales”, dijo Ed Chaplin, el abogado que representa a las mujeres, según CourtHouseNews.

“Sus historias eran parecidas porque los acusados ​​les dijeron las mismas mentiras a todas”, afirmó.

“Me senté y hablé con muchas mujeres. Mi corazón simplemente lloró por ellas, por cómo sus vidas se vieron afectadas por esto y por cómo las metieron a hacer lo que hicieron”.

“La actitud que estos acusados ​​expresaron cuando las mujeres se quejaron, el plan para callarlas fue despreciable“.

Las víctimas culparon a los acusados de haberse asegurado de que sus amigos y familiares vieran sus videos, algo que los abogados defensores atribuyen más bien a “trolls de internet”, según publicó Los Angeles Times.

CourtHouseNews informó que los abogados de GirlsDoPorn no quisieron hacer comentarios.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=hBN2H-E3KAc

https://www.youtube.com/watch?v=iKOxDhRdnj4

https://www.youtube.com/watch?v=VhaiClpvNtg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.