close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

¿Cómo será la consulta para el Tren Maya? Idéntica a la del aeropuerto, según su organizador

La Fundación Rosenblueth vuelve a organizar la votación, con las únicas diferencias de que ahora serán dos días de votación en lugar de cuatro, y varias preguntas sobre diferentes proyectos para el gobierno de López Obrador.
Cuartoscuro Archivo
Por Itxaro Arteta
16 de noviembre, 2018
Comparte

La consulta ciudadana para que la gente opine sobre la construcción del Tren Maya replicará el esquema utilizado el pasado 25 y 28 de octubre, cuando se preguntó a la gente qué sede prefería para el Nuevo Aeropuerto; será la misma app y la misma ubicación de mesas.

De nueva cuenta la Fundación Arturo Rosenblueht, presidida por Enrique Calderón Alzati, se encargará de la organización.

En entrevista, Calderón Alzati explicó que las únicas diferencias son que en esta ocasión la consulta será en dos días (24 y 25 de noviembre), en lugar de en cuatro, y que además del proyecto del Tren se harán a la gente más preguntas, sobre otros trabajos de infraestructura y programas sociales. Diez, en total. 

Lo anterior, dijo, puede provocar que tanto el proceso de votación como de conteo de resultados sean más lentos.

De acuerdo con el equipo de transición del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, en la consulta para que la gente votara por seguir con el aeropuerto en Texcoco, o por la opción de Santa Lucía, participaron 1 millón 67 mil 859 personas.

Un 69% votó a favor de Santa Lucía, la opción alterna que López Obrador defendió como candidato; ante el anuncio de la cancelación del proyecto de Texcoco, empresarios y políticos opositores a Morena reclamaron que la consulta había sido ilegal, una simulación, y a la postre, el 11 de noviembre, incluso se registró una marcha contra el mecanismo utilizado por el presidente electo.

Durante las jornadas de consulta por el aeropuerto, se detectaron casos de gente que pudo votar dos veces, fallas en la aplicación de registro, y que incluso la tinta utilizada para marcar a los que ya habían votado podía borrarse de inmediato.

Con ese antecedente, López Obrador anunció que se llevaría a cabo otra consulta, para que la gente de nueva cuenta participe, aunque ahora a la gente se le preguntará sobre el Tren Maya en los estados de Quintana Roo, Yucatán, Campeche, Tabasco y Chiapas; la construcción de una nueva refinería en Dos Bocas, Tabasco; el proyecto de renovación de un tren de carga en el Istmo de Tehuantepec; el apoyo a adultos mayores, a las personas con discapacidad, y las becas a estudiantes.

Leer: Qué requisitos requiere una obra de infraestructura (el Tren Maya aún no cumple ninguno)

Calderón Alzati explicó que las mesas de votación para la consulta del 24 y 25 de noviembre se ubicarán en las mismas plazas que en el caso del aeropuerto, aunque se hubieran registrado reclamos de que esos puntos habían sido seleccionados por ser afines a Morena.

El objetivo, dijo Calderón Alzati, es que la gente que participó en la anterior consulta ya sepa a dónde ir, o que alguien que no fue y ahora está interesado pueda preguntarle a algún vecino y enterarse fácilmente de a dónde acudir.

El organizador desestimó las suspicacias generadas en octubre, por una sobrerrepresentación de lugares para votar en estados donde Andrés Manuel López Obrador tuvo las mayores votaciones en las elecciones del pasado 1 de julio, como Tabasco.

“Si se pensara que las mesas se pusieran en lugares en donde la votación no fue favorable a López Obrador, pues tendrían que pensar en Groenlandia o en algún otro país, porque aquí todo el país votó a favor de López Obrador”, ironizó.

Para actuar como funcionarios de casilla, también se buscará a las mismas personas, por lo que, según el organizador, todo el proceso será más eficiente porque ya tuvieron la experiencia de la primera.

—¿Eran militantes de Morena?—, se le cuestionó.

“Bueno, eso yo no se lo sé decir; mi organización solamente está participando en el conteo de las respuestas. Quiénes son las personas o cómo se seleccionó a las personas que participan en las mesas se lo deberá preguntar al vocero del licenciado López Obrador, yo de esto no le puedo informar”.

Ya no habrá votos dobles, promete

En la primera consulta, las redes se llenaron de fotos de personas que mostraban haber votado más de una vez en diferentes mesas. El equipo de transición se apresuró a explicar que había sido porque la aplicación digital utilizada no se había actualizado en tiempo real para rechazar a quien presentaba el mismo número de credencial de elector, y minimizó el problema.

El director de la Fundación Rosenblueth reconoció que esta fue la principal irregularidad, y dijo que ocurrió porque no previeron el tema del acceso a internet, pero esto no volverá a pasar.

“No fue una falla del sistema, sino de que muchos de los ciudadanos que estaban en las mesas traían teléfonos celulares que no analizaron si tenían conectividad o no en las plazas. Creo que todos tenemos la experiencia de que los celulares no nos funcionan en todas partes. Entonces lo que se les pidió esa misma tarde es analizar, y si sus celulares no tenían conectividad, pues que le pidieran prestado a alguien otro celular y lo probaran, de manera que al siguiente día ya no se presentara ese problema. Entonces eso fue sólo el primer día y creemos que esta falla, que fue la más importante, ya no se dé”.

—¿Entonces es asegurarse de que sirva su celular o el del vecino que les pueda prestar para que corra la app?

“Así es, sí”.

Otra falla que fue por error humano, agregó, estuvo en la marca en los dedos de quienes votaron, ya que en las mesas tenían cojines con tinta que no era indeleble y aunque se les proporcionó violeta de genciana, un tinte que tiene mayor duración, muchos olvidaron usarla, pero ahora se va a exigir marcar los dedos con esa sustancia.

“Las preguntas no son para favorecer a alguien”

Al cierre de las jornadas de votación por el aeropuerto, en cada mesa se organizaron como pudieron para abrir las urnas, separar los votos, llenar el acta, y cada quién decidió dónde se guardaban las papeletas de ese día. Para esta nueva consulta, nada de eso será perfeccionado desde la Fundación organizadora, sino que esperan que la primera experiencia les sirva de base.

“Lo diferente es que va a tomar un poco más de tiempo para las personas que deseen participar porque se les estará haciendo diez preguntas. En una sola boleta vienen las diez preguntas, van a preguntar ‘está usted de acuerdo’ o ‘no está de acuerdo’, y se tacha el ‘sí’ o el ‘no’ por cada pregunta”, explicó.

“El conteo de las respuestas se va a hacer también de manera similar a la anterior, pero esperamos que al ser diez las respuestas que se tienen que contabilizar al cerrar las dos jornadas, pues esto va a tomar más tiempo porque son más respuestas”.

Las preguntas concretas serán dadas a conocer este viernes por el equipo de transición de López Obrador.

Calderón Alzati minimizó las críticas a la consulta anterior y que incluso haya habido una marcha que reclamaba “no más consultas a modo”.

En su opinión, esto sólo se debió a que en el caso de la cancelación del aeropuerto de Texcoco se estaban afectando intereses económicos, pero esta vez habrá menos polémica.

“Pensamos que en esta ocasión no va a haber este tipo de críticas. Porque las preguntas no son para favorecer a alguien, son para favorecer a toda la población, por ejemplo en el caso de las personas de la tercera edad, si se vota por el sí pues va a ser para todos, no para algunos, y en el caso de las becas de estudiantes igual. Entonces no pensamos que se genere este tipo de críticas ni habría razón para cambiar las respuestas”, dijo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Mi pesadilla terminó, pero aún quedan muchas mujeres inocentes presas: Evelyn Hernández

BBC Mundo habló con Hernández, quien fue condenada a 30 años de cárcel en El Salvador por un parto extrahospistalario en el que su bebé nació muerto. Tras 33 meses en la cárcel y ser absuelta, ahora se plantea cómo recomenzar su vida.
21 de agosto, 2019
Comparte

Evelyn Hernández dice que siente que acaba de despertar de un mal sueño: la pesadilla más terrible y larga de su vida.

Duró tres años, cuatro meses y 13 días, se alargó por inviernos y noches y vio cómo en el camino, en el tiempo que pasaba tras las rejas, ella misma y su cuerpo cambiaban y se iba haciendo adulta.

Comenzó una mañana de abril de 2016, poco después de despertar, cuando un chorro de sangre en sus piernas la llevó a un hospital y, después, a la cárcel.

Tenía entonces 18 años y dice que esa mañana tuvo unos dolores en el vientre que casi la dejan inconsciente.

Sin saber que estaba embarazada, según su testimonio, dio a luz a un feto muerto que la policía encontró horas más tarde en una fosa séptica en el caserío donde vivía, en el Cantón El Carmen, en El Salvador.

Después de que los médicos constataran el parto fue acusada de “homicidio agravado”, en un país donde abortar o dar a luz un bebé muerto fuera de un hospital es considerado un crimen y las mujeres se enfrentan a penas de cárcel de decenas de años.

Evelyn Hernández

Familia de Evelyn Hernández
Evelyn Hernández tenía 18 años cuando tuvo un parto extrahospitalario.

En 2017 le impusieron una condena de 30 años. Pero tras un largo proceso de sentencias anuladas, repetición del juicio, pruebas, argumentos y apelaciones, fue finalmente absuelta a inicios de esta semana.

En total, Hernández pasó 33 meses en prisión.

“Primero sentí que el juez me iba a condenar, pero ya después dijo que no me podía acusar porque él no tenía la certeza de lo que estaban diciendo en mi contra. Me dio mucha alegría, me dieron ganas de llorar”, recuerda en conversación telefónica con BBC Mundo.

“(Sentí que quedaba atrás) el recuerdo del pasado y de todo lo que decían contra mí, sentí que estaba empezando de nuevo”.

Fue la primera vez en la historia de El Salvador en que una mujer condenada por practicar un aborto regresaba a la corte para que se revisara su sentencia y, finalmente, era absuelta de sus cargos.

Su caso abre ahora las puertas de la esperanza para al menos otras 19 mujeres -todas de bajos recursos o provenientes de zonas muy pobres- que cumplen penas de hasta 35 años en el país por casos similares.


El Salvador tiene una de las leyes antiaborto más estrictas del mundo: la interrupción del embarazo es ilegal en todas las circunstancias.

Las que sufren complicaciones del embarazo que dan lugar a abortos espontáneos o mortinatos son habitualmente sospechosas de haberse practicado un aborto y en muchos casos, incluido el de Hernández, el cargo cambia a uno de “homicidio agravado”, que conlleva una pena mínima de 30 años.

A varias de las mujeres acusadas de abortar en El Salvador se les ha conmutado las condenas en los últimos años, pero los veredictos no eran anulados y declaradas absueltas, como sucedió ahora.

Evelyn Hernández

BBC
El caso de Evelyn Hernández recibió gran atención mediática dentro y fuera de El Salvador.

Para muchos en el país centroamericano, la llegada al gobierno del presidente Nayib Bukele, quien prometió tratar de reformar las estructuras más anquilosadas de la nación, fue una esperanza de que las cosas también podrían cambiar en esta área.

Pero cualquier modificación sobre el aborto debe pasar antes por el Congreso, que ni siquiera tiene en agenda su discusión.

“Con la absolución de Evelyn esperamos que se siente un precedente para el caso de estas mujeres que son criminalizadas y, muchas veces, estigmatizadas por la sociedad, los administradores de justicia y la Fiscalía”, le dice a BBC Mundo Teresa Delgado, abogada de la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho.

“Creemos que la Fiscalía de El Salvador tiene que buscar un ordenamiento de las políticas para establecer el debido proceso sin violentar las garantías constitucionales de estas mujeres. Este fue un paso muy importante, pero queda mucho por hacer”, agrega.


Evelyn Hernández dice que por ahora quiere olvidar, rehacer su vida, e intentar ayudar a otras mujeres que, como ella hasta hace muy poco, solo ven como futuro una prisión.

“Recuerdo ese tiempo con mucho sentimiento y tristeza, porque fue muy duro lo que me pasó. Mal me trataban en la cárcel, me señalaban por el delito que me acusaban”, dice.

En su país, cuenta, las mujeres que han sido juzgadas por un aborto no solo se enfrentan a la Justicia, sino también a la exclusión de una sociedad conservadora donde los valores religiosos forman parte cotidiana de la vida.

“Realmente tenía el temor de que me señalaran cuando me liberaron. Pero siempre dije en mi mente: tengo que poner la cara en alto, porque lo que ellos me señalan no es cierto“.

Hernández cursaba bachillerato cuando conoció al pandillero que asegura fue el responsable de dejarla embarazada en una violación y que la aterrorizó después con sus amenazas.

Ahora tiene 21 años y, después de haber pasado 33 meses en la cárcel y otros seis de libertad condicional, dice que no muy tiene claro qué pasará ahora con su vida.

“Mi plan ahorita es seguir estudiando y terminar mi último año de bachillerato para ir a la universidad. En mis planes antes estaba estudiar enfermería, pero ya no quiero eso. Todavía no sé qué (estudiaré) en la universidad”, afirma.

Su meta por el momento, agrega, es estar con su familia y ayudar a buscar justicia para las otras 19 mujeres que están en una situación similar a la que ella pasó en El Salvador.

“Ojalá que esto sirva para que se vayan dando cuenta de que hay muchas muchachas que todavía están presas por haber pasado por algo parecido a mí”.

“Mi pesadilla terminó, pero aún quedan muchachas inocentes allí. Hay muchas muchachas allá adentro (de la cárcel) que son inocentes”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=dC7xjJ7eIBk

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.