¿Cómo será la consulta para el Tren Maya? Idéntica a la del aeropuerto, según su organizador
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

¿Cómo será la consulta para el Tren Maya? Idéntica a la del aeropuerto, según su organizador

La Fundación Rosenblueth vuelve a organizar la votación, con las únicas diferencias de que ahora serán dos días de votación en lugar de cuatro, y varias preguntas sobre diferentes proyectos para el gobierno de López Obrador.
Cuartoscuro Archivo
Por Itxaro Arteta
16 de noviembre, 2018
Comparte

La consulta ciudadana para que la gente opine sobre la construcción del Tren Maya replicará el esquema utilizado el pasado 25 y 28 de octubre, cuando se preguntó a la gente qué sede prefería para el Nuevo Aeropuerto; será la misma app y la misma ubicación de mesas.

De nueva cuenta la Fundación Arturo Rosenblueht, presidida por Enrique Calderón Alzati, se encargará de la organización.

En entrevista, Calderón Alzati explicó que las únicas diferencias son que en esta ocasión la consulta será en dos días (24 y 25 de noviembre), en lugar de en cuatro, y que además del proyecto del Tren se harán a la gente más preguntas, sobre otros trabajos de infraestructura y programas sociales. Diez, en total. 

Lo anterior, dijo, puede provocar que tanto el proceso de votación como de conteo de resultados sean más lentos.

De acuerdo con el equipo de transición del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, en la consulta para que la gente votara por seguir con el aeropuerto en Texcoco, o por la opción de Santa Lucía, participaron 1 millón 67 mil 859 personas.

Un 69% votó a favor de Santa Lucía, la opción alterna que López Obrador defendió como candidato; ante el anuncio de la cancelación del proyecto de Texcoco, empresarios y políticos opositores a Morena reclamaron que la consulta había sido ilegal, una simulación, y a la postre, el 11 de noviembre, incluso se registró una marcha contra el mecanismo utilizado por el presidente electo.

Durante las jornadas de consulta por el aeropuerto, se detectaron casos de gente que pudo votar dos veces, fallas en la aplicación de registro, y que incluso la tinta utilizada para marcar a los que ya habían votado podía borrarse de inmediato.

Con ese antecedente, López Obrador anunció que se llevaría a cabo otra consulta, para que la gente de nueva cuenta participe, aunque ahora a la gente se le preguntará sobre el Tren Maya en los estados de Quintana Roo, Yucatán, Campeche, Tabasco y Chiapas; la construcción de una nueva refinería en Dos Bocas, Tabasco; el proyecto de renovación de un tren de carga en el Istmo de Tehuantepec; el apoyo a adultos mayores, a las personas con discapacidad, y las becas a estudiantes.

Leer: Qué requisitos requiere una obra de infraestructura (el Tren Maya aún no cumple ninguno)

Calderón Alzati explicó que las mesas de votación para la consulta del 24 y 25 de noviembre se ubicarán en las mismas plazas que en el caso del aeropuerto, aunque se hubieran registrado reclamos de que esos puntos habían sido seleccionados por ser afines a Morena.

El objetivo, dijo Calderón Alzati, es que la gente que participó en la anterior consulta ya sepa a dónde ir, o que alguien que no fue y ahora está interesado pueda preguntarle a algún vecino y enterarse fácilmente de a dónde acudir.

El organizador desestimó las suspicacias generadas en octubre, por una sobrerrepresentación de lugares para votar en estados donde Andrés Manuel López Obrador tuvo las mayores votaciones en las elecciones del pasado 1 de julio, como Tabasco.

“Si se pensara que las mesas se pusieran en lugares en donde la votación no fue favorable a López Obrador, pues tendrían que pensar en Groenlandia o en algún otro país, porque aquí todo el país votó a favor de López Obrador”, ironizó.

Para actuar como funcionarios de casilla, también se buscará a las mismas personas, por lo que, según el organizador, todo el proceso será más eficiente porque ya tuvieron la experiencia de la primera.

—¿Eran militantes de Morena?—, se le cuestionó.

“Bueno, eso yo no se lo sé decir; mi organización solamente está participando en el conteo de las respuestas. Quiénes son las personas o cómo se seleccionó a las personas que participan en las mesas se lo deberá preguntar al vocero del licenciado López Obrador, yo de esto no le puedo informar”.

Ya no habrá votos dobles, promete

En la primera consulta, las redes se llenaron de fotos de personas que mostraban haber votado más de una vez en diferentes mesas. El equipo de transición se apresuró a explicar que había sido porque la aplicación digital utilizada no se había actualizado en tiempo real para rechazar a quien presentaba el mismo número de credencial de elector, y minimizó el problema.

El director de la Fundación Rosenblueth reconoció que esta fue la principal irregularidad, y dijo que ocurrió porque no previeron el tema del acceso a internet, pero esto no volverá a pasar.

“No fue una falla del sistema, sino de que muchos de los ciudadanos que estaban en las mesas traían teléfonos celulares que no analizaron si tenían conectividad o no en las plazas. Creo que todos tenemos la experiencia de que los celulares no nos funcionan en todas partes. Entonces lo que se les pidió esa misma tarde es analizar, y si sus celulares no tenían conectividad, pues que le pidieran prestado a alguien otro celular y lo probaran, de manera que al siguiente día ya no se presentara ese problema. Entonces eso fue sólo el primer día y creemos que esta falla, que fue la más importante, ya no se dé”.

—¿Entonces es asegurarse de que sirva su celular o el del vecino que les pueda prestar para que corra la app?

“Así es, sí”.

Otra falla que fue por error humano, agregó, estuvo en la marca en los dedos de quienes votaron, ya que en las mesas tenían cojines con tinta que no era indeleble y aunque se les proporcionó violeta de genciana, un tinte que tiene mayor duración, muchos olvidaron usarla, pero ahora se va a exigir marcar los dedos con esa sustancia.

“Las preguntas no son para favorecer a alguien”

Al cierre de las jornadas de votación por el aeropuerto, en cada mesa se organizaron como pudieron para abrir las urnas, separar los votos, llenar el acta, y cada quién decidió dónde se guardaban las papeletas de ese día. Para esta nueva consulta, nada de eso será perfeccionado desde la Fundación organizadora, sino que esperan que la primera experiencia les sirva de base.

“Lo diferente es que va a tomar un poco más de tiempo para las personas que deseen participar porque se les estará haciendo diez preguntas. En una sola boleta vienen las diez preguntas, van a preguntar ‘está usted de acuerdo’ o ‘no está de acuerdo’, y se tacha el ‘sí’ o el ‘no’ por cada pregunta”, explicó.

“El conteo de las respuestas se va a hacer también de manera similar a la anterior, pero esperamos que al ser diez las respuestas que se tienen que contabilizar al cerrar las dos jornadas, pues esto va a tomar más tiempo porque son más respuestas”.

Las preguntas concretas serán dadas a conocer este viernes por el equipo de transición de López Obrador.

Calderón Alzati minimizó las críticas a la consulta anterior y que incluso haya habido una marcha que reclamaba “no más consultas a modo”.

En su opinión, esto sólo se debió a que en el caso de la cancelación del aeropuerto de Texcoco se estaban afectando intereses económicos, pero esta vez habrá menos polémica.

“Pensamos que en esta ocasión no va a haber este tipo de críticas. Porque las preguntas no son para favorecer a alguien, son para favorecer a toda la población, por ejemplo en el caso de las personas de la tercera edad, si se vota por el sí pues va a ser para todos, no para algunos, y en el caso de las becas de estudiantes igual. Entonces no pensamos que se genere este tipo de críticas ni habría razón para cambiar las respuestas”, dijo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Juan Camilo Roa @JuanCamiloBerlin

Por qué hay escasez de Santa Claus en EU y cómo ha cambiado el negocio por la pandemia

En un año en el que los estadounidenses quieren una Navidad más normal es difícil encontrar personas que interpreten al viejo San Nicolás.
Juan Camilo Roa @JuanCamiloBerlin
20 de diciembre, 2021
Comparte

Son las siete de la noche y Santa Claus está buscando en los bolsillos de su gran chaqueta roja las llaves de la casa que alquila en Miami para pasar la temporada navideña.

Luce más delgado de lo que se le ve en las películas, pero sin duda es Santa: lo delata su inconfundible barba blanca, unas inmensas botas de cuero y un gran abrigo escarlata.

Pocos segundos después, una minivan color ocre aparca frente a la casa y bajan dos más: como si fuera el inicio de una broma decembrina, ahora son tres los Santa Claus que intentan abrir la puerta de una casa.

Sus nombres verdaderos son Leon McBride, Lee Andrews y Rick Hyman. Estos tres amigos viajan cada año más de 10 horas por carretera hasta esta ciudad del estado de Florida desde sus hogares en Georgia y Virginia para interpretar al personaje más icónico de la Navidad en centros comerciales y eventos.

Un intérprete de Santa, junto a una intérprete de elfo, al frente de un árbol de Navidad
Rafael Abuchaibe

Y ahora lo hacen en un buen momento: con un aumento exponencial en el número de estadounidenses vacunados contra la COVID-19, los compradores están prefiriendo volver a las tiendas físicas en vez de buscar regalos en línea, lo cual inmediatamente se traduce en una mayor demanda de Santas alrededor del país.

Pero, a pesar de que la emergencia de salud ha mejorado a comparación a 2020, no todos los Santas se sienten tan tranquilos como Rick, Leon y Lee de trabajar durante una pandemia.

Y esto, según algunos conocedores de la industria, está generando una escasez de Santas en EE.UU.

El origen de la escasez

En 2020, la pandemia tuvo un efecto particular en la comunidad de intérpretes de Santa Claus: debido a las características típicas del personaje y cómo están relacionadas con la COVID-19 (generalmente San Nicolás es un hombre mayor de 65 años con sobrepeso, dos factores de alto riesgo) muchos han decidido no trabajar esta Navidad.

“De hecho”, explicó a BBC Mundo Mitch Allen, creador de la compañía HireSanta.com (Contrata a Santa), “hemos perdido más de 335 Santas solo en 2021 debido a COVID y otros factores, y perdimos incluso más el año pasado”.

Para Tim Connaghan, quien tiene el título honorario del “Santa Nacional” debido a su trabajo en desfiles y campañas nacionales y quien desarrolla la encuesta anual “Traje Rojo”, los riesgos de salud que representa la pandemia han hecho que la disponibilidad de Santas sea mucho más baja este año.

“Tenemos muchas familias que están muy cautelosas y muchos Santas cautelosos también […] En mi encuesta, 18% de los Santas dijeron que no iban a trabajar este año”, le explicó Connaghan a BBC Mundo.

“Pero también el 30% dijo que trabajaría a través de servicios de videoconferencia, como Zoom”, agregó.

Santa virtual

Rick Hyman, uno de los tres Santas que trabajan en Miami durante la temporada de Navidad, duda de que haya una escasez de intérpretes de Santas. Para él, el tema es más un cambio que se está dando en el negocio.

“Yo no creo que haya una escasez de Santas. Creo que la mayoría descubrió el mundo virtual y se ha volcado a esos servicios porque les gusta más así,” dice Hyman.

Allen concuerda con que la demanda de servicios de videollamada con los Santas se incrementó, especialmente durante 2020, aunque dice que este año la gente está buscando una experiencia “más tradicional”.

“El número de visitas virtuales en nuestra plataforma ha bajado dramáticamente. El año pasado se disparó […] pero este año ha bajado, porque la gente está cansada de FaceTime y Zoom”, cuenta Allen.

Y para Santas más tradicionales, como Hyman, las visitas a los hogares y tener contacto directo con los niños sigue siendo vital: “Nosotros seguimos queriendo conocer a los niños, los queremos en las rodillas […] porque cuando un niño te mira a los ojos, te mira directamente al alma.”

Un negocio de alto costo, pero lucrativo

Santa Claus mira un árbol de Navidad

Juan Camilo Roa @JuanCamiloBerlin

Lee Andrews es el menor de los tres Santas que rentan la casa en Miami este fin de año. Con apenas 30 años, Lee le contó a BBC Mundo que aunque el negocio de los Santas puede llegar a ser “muy lucrativo”, también requiere de una gran inversión.

“Es caro hacer lo que hacemos”, dice Lee mientras muestra las botas de cuero de su disfraz. “Solo las botas hechas a la medida cuestan 1 mil dólares”.

Rick Hyman, de 75 años, es otro de los Santas que viajó a Miami. Empezó su carrera en una fiesta familiar hace 20 años con un disfraz barato que compró en una tienda por departamentos por 50 dólares. Hoy dice que su inversión se ha incrementado exponencialmente.

“Si vas a invertir miles de dólares en vestido y cosas así, te puedo garantizar que estás administrando un negocio”, explica Rick.

Lee agrega: “Tenemos amigos que pueden hacer más de 100 mil en un mes y medio siendo Santa. Realmente depende de tu mentalidad y qué tanto quieres trabajar”.

“Depende de la mentalidad con la que lo veas: en términos de Santas, probablemente solo el 35% o 40% lo ve como un negocio”, cuenta Lee.

Un Santa tradicional

Tres personas que interpretan a Santa Claus contando sus historias

Juan Camilo Roa @JuanCamiloBerlin

Leon McBride, de 78 años, lleva 15 años viajando al sur de la Florida en la temporada de Navidad para interpretar a Santa Claus. Con 40 años en el entretenimiento, incluyendo una larga carrera como payaso del circo de los Hermanos Ringling, es el de más experiencia de los tres.

Y dice que, a pesar de la tecnología, hay elementos de su trabajo que no se pueden hacer sino de la manera tradicional, es decir, hablando con los niños directamente.

“Ellos se quieren acercar a ti y contarte lo que les ocurre […] Y a veces nos preguntan cosas que no podemos responderles como si tú dices ‘qué quieres de Navidad’ y te dicen ‘quiero que vuelva mi papá porque murió'”.

“Una de las cosas que me he dado cuenta que le gusta a los niños es que los escuches. Sentarse, que te miren a la cara y hablar. Y cuando se dan cuenta de que estás prestando atención de verdad, ahí es cuando se destapan”, cuenta McBride.

Por eso emprende todos los años su travesía hasta Miami. Dice que la gente en el sur de la Florida es más amable y esto le permite hacer su trabajo mejor. En este punto concuerda Lee, quien visita Miami por primera vez para interpretar a San Nicolás.

“Así lo hagas como un negocio o como caridad, hay que hacerlo al máximo de tus capacidades porque cuando hay un mal Santa, todos quedamos mal”, cuenta Lee.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=5BNNcz1-soc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.