Corte invalida Ley de Seguridad por el riesgo que implica convertir a militares en policías
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Corte invalida Ley de Seguridad por el riesgo que implica convertir a militares en policías

El Presidente de la Corte dijo que se evitó un mal mayor pero que sí se requiere una norma que regule a las fuerzas armadas. Los argumentos de los ministros se resumen en tres puntos principales.
Cuartoscuro Archivo
15 de noviembre, 2018
Comparte

Con una votación de 9 ministros a favor y uno en contra, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró oficialmente la inconstitucionalidad de la Ley de Seguridad Interior (LSI) con la cual se buscaba regular la participación de las fuerzas armadas en tareas de seguridad y combate a la delincuencia.

La anulación se perfilaba desde el pasado martes cuando seis ministros ya habían mostrado su rechazo a avalar esta ley y hoy, con la intervención de los cinco ministros restantes se confirmó la decisión. La ministra Margarita Luna Ramos que había anunciado también su voto contra la ley, tuvo que salir del Pleno previo a la votación, motivo por el cual esta no quedó 10 a 1.

El único ministro que votó a favor de la Ley fue Jorge Pardo Rebolledo, autor del dictamen en el cual se consideraba que la norma no violaba la Constitución siempre y cuando se eliminaran de la misma varios artículos. Pero sus colegas consideraron lo contrario.

En la sesión de hoy intervinieron los ministros Luis María Aguilar, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, José Fernando Franco, Margarita Luna Ramos y Jorge Pardo. Los argumentos en contra de la ley fueron similares a los expuestos por los otros ministros desde el martes pasado y que se resumen en tres puntos principales:

1) Congreso no tenía facultades para legislar

El ministro Franco hizo énfasis en que la Constitución no habilita de forma alguna al Congreso a legislar sobre hechos que pueden afectar la seguridad pública, campo que es competencia exclusiva del Gobierno federal y de los gobiernos estatales. Añadió que la LSI intenta inferir que seguridad interior no es lo mismo que seguridad pública pero, a su juicio, esta diferencia no es clara.

“La intervención de las fuerzas armadas no se puede regular de esta forma. La Ley de Seguridad Interior representa una violación jurídica a la seguridad de todos. Por eso procede su invalidez total”, señaló.

Desde el martes pasado algunos ministros habían concordado con este argumento. Incluso el ministro Arturo Zaldívar lo llamó “un fraude a la Constitución” al intentar hacer pasar a la seguridad interior como si no fuera seguridad pública.

El ministro Pardo Rebolledo – el único que consideraba a la LSI constitucional – señaló en su intervención de hoy que no estaba de acuerdo con esta idea.

“El catálogo de amenazas que incluía la Ley permitía diferenciar que se consideraba seguridad interior a diferencia de la seguridad pública (…) Por eso no comparto que el Congreso haya incurrido en un ilícito no tipificado denominado aquí fraude a la Constitución”, dijo Gutiérrez.

2) Volver a los soldados policías

En sus intervenciones de hoy los ministros Franco y Gutiérrez Mena se refirieron a otro argumento expuesto desde el martes pasado: el que la LSI abre la puerta para normalizar el hecho de que el Ejército intervenga en tareas de seguridad pública, hecho que solo es legal y constitucional si se aplica a situaciones excepcionales, pero no como regla.

“Las facultades de las fuerzas armadas tienen que estar delimitadas con la excepcionalidad que limite su actuación. La Ley de Seguridad Interior no precisa que clases de acciones específicas puede hacer el ejército, y quedan abiertas las preguntas de si los militares pueden hacer arrestos o cateos”, dijo Gutiérrez.

Este argumento fue refutado por el ministro Pardo quien sostuvo que la LSI señalaba que la intervención del Ejército solo se daría si primero quedaban rebasadas las fuerzas civiles de seguridad y si un gobierno estatal expresamente lo solicitaba.

3) El “Fast-track” del Congreso

A diferencia de varios de sus colegas la ministra Margarita Luna Ramos consideró que el Congreso sí tenía facultades para legislar en materia de seguridad interior, postura en la que también coincidió el ministro Presidente de la Corte, Luis María Aguilar.

Sin embargo, la ministra Luna consideró que la LSI es inconstitucional debido a las irregularidades en el proceso de formulación y aprobación en el Congreso, el cual se hizo de forma apresurada sin que algunos diputados y senadores pudieran conocer siquiera el dictamen para analizarlo. Este argumento fue expuesto también el martes pasado por la ministra Norma Piña.

“Si bien no existe un plazo mínimo marcado para que un dictamen se reparta y luego apruebe es claro que en este caso el dictamen fue votado el mismo día en que se entregó, lo cual puede vulnerar la deliberación democrática que se requiere”, dijo la ministra.

Se evitó mal mayor pero se requiere una norma: presidente de la SCJN

El ministro presidente de la SCJN, Luis María Aguilar Morales, fue uno de los que votó en contra de la constitucionalidad de la Ley de Seguridad Interior aunque lo hizo por razones distintas a la de la mayoría de los otros ministros.

En su intervención en el debate Aguilar concordó con el proyecto planteado con el ministro Pardo en el sentido de que el Congreso si tenía facultades para legislar en la materia y que, a su juicio, sí se distinguía adecuadamente los conceptos de seguridad interior y de seguridad pública. También concordó en que era conveniente anular varios artículos como exponía el proyecto.

No obstante el presidente de la Corte hizo énfasis en que la anulación de estos artículos dejaría desarticulada a una ley que no fue pensada sin ellos, situación que no solo la volvía poco práctica sino peligrosa.

“Una ley desarticulada puede generar un mal mayor a la actuación de las fuerzas armadas. Peor el contexto no se puede ignorar y debe construirse otra norma (…) Por eso me inclino por la invalidez total”, dijo el ministro.

En ese mismo sentido se refirió el ministro Pardo al ratificar su proyecto pues sostuvo que es urgente darle un marco de certeza y legalidad a la actuación de las fuerzas armadas.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Reuters

La preocupación por el cohete chino cuyos restos se dirigen sin control hacia la Tierra

Un cohete ingresará en la atmósfera a gran velocidad y existe preocupación por el lugar donde sus restos podrían estrellarse.
Reuters
7 de mayo, 2021
Comparte
cohete chino

Reuters
El cohete fue lanzado la anterior semana

El cohete chino Long March 5B avanza sin control hacia la Tierra a una velocidad de 27.600 kilómetros por hora.

Mientras se estima que entrará a la atmósfera terrestre este fin de semana, aún se desconoce si sus restos se desintegrarán al hacerlo o si impactarán contra la superficie del planeta, y en caso de que ocurra esto último, en qué punto sucederá.

Aunque no se descarta que pueda ser en una zona habitada, los expertos coinciden en que el riesgo de que alguien salga lastimado es “extremadamente improbable” y llaman a la calma.

Será uno de los reingresos no controlados más grandes de los últimos 30 años.

La preocupación

La mayor parte del aparato debería quedar calcinada cuando haga su última inmersión en la atmósfera, consideran los expertos.

Pero siempre existe la posibilidad de que los metales con altos puntos de fusión y otros materiales resistentes sobrevivan hasta la superficie.

El Pentágono estadounidense es una de las entidades estatales que rastrea al cohete chino.

El Departamento de Defensa de EE.UU. cree el el impacto puede producirse “alrededor del 8 de mayo” y descartó de momento derribarlo.

cohete chino nuevo

BBC

Mike Howard, portavoz de la oficina gubernamental, señaló este jueves que el Comando Espacial monitorea la trayectoria del cohete.

Sin embargo, reconoció que ni siquiera se conoce el punto exacto de entrada a la atmósfera y que su avance no tiene control.

Por su parte, Jonathan McDowell, experto del Centro de Astrofísica de la Universidad de Harvard, indicó que la situación tampoco significa “el fin del mundo”.

“No creo que la gente deba tomar precauciones. El riesgo de que haya algún daño o de que golpee a alguien es bastante pequeño. No es despreciable, podría suceder, pero el riesgo de que te impacte es extremadamente pequeño“, afirmó el investigador a la cadena CNN el miércoles.

McDowell explicó que señalar hacia dónde pueden dirigirse los restos del cohete que sobrevivan la entrada a la atmósfera es casi imposible debido a la velocidad a la que viaja.

Basura espacial alrededor de la Tierra

BBC
La tierra está rodeada de satélites, pero también de basura espacial.

Sin embargo, hace un año sucedió algo similar con otro cohete.

Una de sus tuberías apareció en el suelo en Costa de Marfil, África.

Ante la inquietud despertada en la comunidad internacional, un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino recordó que dejar que un cohete se autodestruya al entrar en la atmósfera es “una práctica internacional común”.

“China está prestando mucha atención a la etapa final del reingreso del cohete a la atmósfera” afirmó.

Y es que las posibilidades de que alguien realmente sea alcanzado por un trozo de basura espacial son muy pequeñas.

Sobre todo porque gran parte de la superficie de la Tierra está cubierta por océanos y porque esa parte que es tierra incluye enormes áreas que están deshabitadas.

“Si quiere apostar sobre dónde aterrizará algo en la Tierra, apueste por el Pacífico, porque el Pacífico es la parte más extensa de la Tierra. Es así de simple”, añadió McDowell.

Además, la posible zona de caída está restringida por la trayectoria del cohete.

Se mueve con una inclinación hacia el ecuador de unos 41,5 grados.

Esto significa que ya es posible excluir que los escombros puedan caer más al norte que aproximadamente 41,5 grados de latitud norte y más al sur que 41,5 grados de latitud sur.

Posibles lugares de caída

BBC

Detalles

China utilizó el cohete para poner en órbita parte de su estación espacial la semana pasada.

La estación espacial del gigante asiático se ensamblará a partir de varios módulos que se enviarán en diferentes momentos.

Y espera tenerla en pleno funcionamiento a fines de 2022.

Y aunque la mayoría de los desechos espaciales se queman en la atmósfera, el tamaño del cohete de 22 toneladas es lo que provoca preocupación.

China pide calma

Analistas de China minimizaron las preocupaciones sobre los restos del cohete espacial.

“Es muy probable que los escombros del cohete que puso en órbita la primera sección de la estación espacial china caigan en aguas internacionales y la gente no debe preocuparse”, dijeron analistas espaciales del gigante asiático en un comunicado el miércoles.

Los expertos chinos señalan que es común que restos de lanzamientos de cohetes caigan de regreso a la Tierra y que la afirmación del Pentágono de que los escombros de la aeronave regresan “fuera de control” y “pueden causar daños si impactan en áreas habitadas” no son más que una exageración.

Wang Ya’nan, editor jefe de la revista china Aerospace Knowledge, señaló que las autoridades espaciales de China consideraron cuidadosamente el desarrollo de la caída de los restos de cohetes desde la fase inicial de diseño y la elección del sitio de lanzamiento. También las características del despegue y su trayectoria.

“La mayoría de los escombros se quemarán durante el reingreso a la atmósfera de la Tierra, dejando solo una porción muy pequeña que puede caer al suelo, que potencialmente aterrizará en áreas alejadas de las actividades humanas o en el océano”, afirmó.

Estación espacial china

BBC

Al igual que otros expertos de su país, Wang sostiene que, como el dispositivo aeroespacial de China está hecho principalmente de materiales livianos, la mayor parte se quemará fácilmente con el aire denso en la atmósfera después de su reentrada a alta velocidad.

Para tener lista su estación espacial en las fechas previstas, China estableció una apretada agenda de 11 lanzamientos para los próximos dos años.

La estación en forma de T está pensada para estar operativa durante 10 años y su vida puede extenderse a 15 años con la reparación y el mantenimiento adecuados, según la Academia de Tecnología Espacial de China.

Se espera que sea la única estación operativa en órbita abierta a socios extranjeros tras el retiro de la Estación Espacial Internacional.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Rj9JiCY49CE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.