close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Archivo / Cuartoscuro
Peña Nieto cierra su sexenio con una última consulta indígena hecha al vapor
Una consulta exprés en Unión Hidalgo, Oaxaca y la impugnación de otras tantas que no cumplían con los estándares de derechos humanos, será el legado de Peña Nieto en materia de atención a pueblos indígenas.
Archivo / Cuartoscuro
30 de noviembre, 2018
Comparte

El balance del sexenio de Enrique Peña Nieto ya era negativo en octubre pasado cuando la relatora especial de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, Victoria Tauli-Corpu, presentó un informe en el que señalaba que en México las consultas sobre megaproyectos han incumplido los estándares internacionales de derechos humanos a los el país se ha comprometido: que sean previas, libres, informadas, culturalmente adecuadas y de buena fe.

Poco menos de dos meses después, la administración de EPN cierra con un ejercicio exprés y varias demandas contra los funcionarios encargados de realizarlas.

En Unión Hidalgo, pueblo indígena zapoteca del Istmo de Tehuantepec, en Oaxaca, la Secretaría de Energía (SENER) ha intentado realizar una consulta desde hace un año sobre el proyecto central eólica Gunaa Sicarú de la empresa Eólica de Oaxaca, filial de la transnacional francesa EDF EN. De acuerdo con Juan Antonio López, coordinador del área de Justicia Trasnacional de ProDESC –organización que litiga el caso a favor de los pobladores–  la SENER quiso organizar en abril la primera asamblea con el mismo modelo de consulta que usaron en Juchitán, donde las comunidades la impugnaron ante la Suprema Corte por no considerarla previa, libre e informada.

La comunidad de Unión Hidalgo presentó entonces dos amparos contra el intento de realizar la consulta y ésta se detuvo. El Juzgado Primero de Distrito en el Estado de Oaxaca resolvió, el 3 y 4 de mayo del 2018, que no se lleve a cabo o se continúe (de haberse iniciado) por no existir condiciones naturales (dado el sismo ocurrido en septiembre de 2017 y los subsecuentes), ni condiciones sociales favorables.

En octubre de 2018 se dictó sentencia a favor de los quejosos y se ordenó una consulta apegada a derecho, con un protocolo elaborado y revisado por la comunidad y por los expertos en derechos humanos que los pobladores elijan.

El abogado de ProDESC asegura que sin respetar ese mandato el pasado miércoles 28 de noviembre, la SENER distribuyó carteles invitando a una consulta para este 30 de noviembre, a las 10:30 de la mañana. “Así cierran, con una consulta a vapor, en un día entre semana cuando la gente está trabajando y sin presentar el protocolo. No había motivo para acelerarla. La nueva administración la habría podido hacer. No había plazo. Pero quieren garantizar que el gobierno entrante quede comprometido con algo que no respeta los derechos de los pobladores”.

Demandas como despedida

Y las inconformidades siguen. Comunidades indígenas del municipio de Hopelchén, Campeche, presentaron una denuncia contra funcionarios federales por haber incurrido en presuntas faltas administrativas en la consulta sobre la siembra de soya transgénica en la región, ordenada por la segunda sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en noviembre de 2015.

La denuncia se presentó el pasado 27 de noviembre ante los Órganos Internos de Control (OIC) tanto del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), como de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), en contra de Sol Ortiz García, titular de la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados (Cibiogem), y de Marco Antonio Ramírez Velázquez, subdirector de Políticas y Normatividad Internacional de la misma Cibiogem, ambos adscritos al CONACYT. También contra  David Mendoza Gaytán, subdirector de Diseño y Operación de la Consulta de la CDI.

En 2012, apicultores mayas interpusieron amparos contra el permiso que otorgó Sagarpa a Monsanto, con el aval de Semarnat para la siembra de soya transgénica. Los demandantes aseguraron que esos cultivos afectan la calidad de la miel que exportan a la Unión Europea y que la fumigación en los sembradíos merma la población de abejas.

Por esos amparos, en 2015 la Suprema Corte de Justicia de la Nación canceló el permiso de soya genéticamente modificada (GM) otorgado a la empresa Monsanto hasta en tanto no se llevara cabo una consulta indígena previa, libre e informada. En marzo de 2016 inició el ejercicio con las comunidades del municipio de Hopelchén, y en abril del mismo año con los de Tenabo, ambos en Campeche.

Pero en el periodo agrícola 2015-2016, las comunidades documentaron que la soya se seguía sembrando, aunque esto era ilegal, asegura María Colín, abogada de Greenpeace. En el ciclo 2017-2018 pasó lo mismo. En la sesión del 27 mayo de 2017, los funcionarios de Cibiogem desconocieron a los representantes de las comunidades e impusieron a otros. “Todo se torció porque los representantes empezaron a denunciar que había siembra ilegal de soya transgénica y las autoridades estaban ocultando información sobre esto”.

Han sido las propias comunidades, señala la abogada, quienes han hecho monitoreos para documentar la siembra ilegal e interpuesto denuncias comunitarias desde 2016 sin que haya respuesta favorable por parte de las autoridades agrícolas.

Colín acusa también que en principio las 34 comunidades de Hopelchén y las siete de Tenabo habían acordado ir juntas en el proceso de consulta a través de una representación. “Pero las autoridades de Cibiogem apostaron a la división. Empezaron a ir comunidad por comunidad haciendo consultas”.

Cuando los integrantes de las comunidades llegaban a las reuniones, los salones están llenos de promotores para sembrar soya transgénica, dice Colín. “En la sesión del 25 de agosto de este año, el salón estaba lleno de esos promotores, así que las comunidades dijeron que así no iban a participar”. Desde entonces el proceso está suspendido. Lo que esperan ahora las comunidades es que lleguen las nuevas autoridades para ver sí se puede llevar el resto del proceso en un ambiente de mayor confianza y de buena fe. “Esperamos reunirnos con las nuevas autoridades en enero y poder establecer mejores condiciones para la consulta”, dice Angélica Ek Canché, habitante de Hopelchén.

Aunque los funcionarios dejan su cargo por el cambio de administración, explica la abogada de Greenpeace, “las comunidades decidieron interponer las demandas administrativas en su contra para que reciban una sanción si se determina que violaron la ley. Y si se comprueba que las faltas fueron graves esperaríamos la inhabilitación”. De los funcionarios demandados, Sol Ortiz García está propuesta para asumir un cargo con la nueva administración, en la Dirección General de Atención al Cambio Climático dentro de la Subsecretaría de Agricultura, según se informó.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Así se prepara la NASA para un posible impacto de un asteroide
La posibilidad de que un gran asteroide choque en la Tierra es baja, pero la amenaza está ahí. Y si algún día llegase a pasar sería una catástrofe apocalíptica. Por eso, los científicos se toman el tema en serio y se entrenan para tener listo un plan de reacción.
1 de mayo, 2019
Comparte
asteroide

Getty
Los científicos se preparan en caso de que algún día un asteroide grande impacte la Tierra.

El siguiente escenario es apocalíptico.

Que quede claro desde el principio que no es real. Pero solo imaginarlo es aterrador.

Un asteroide se acerca velozmente a la Tierra. Mide entre 100 y 300 metros y, de llegar a impactar nuestro planeta, liberaría entre 100,000 y 800,000 kilotones de energía, lo que causaría una gran devastación.

Como referencia, la bomba atómica lanzada sobre Hiroshima tenía “solo” 15 kilotones.

La Red Internacional de Alerta de Asteroides (IAWN, por sus siglas en inglés), calcula que el asteroide pasará muy cerca de nosotros dentro de ocho años (el 29 de abril de 2027) y tendrá un 10% de posibilidades de embestir la Tierra.

Ante esta amenaza, los científicos tienen una misión contrarreloj: evitar una catástrofe sin precedentes en el planeta.

Calma. Como avanzamos, este panorama es ficticio.

En realidad, es parte de un ejercicio en el que durante esta semana participan astrónomos de distintas partes del mundo, reunidos en la Conferencia de Defensa Planetaria convocada por la Academia Internacional de Astronáutica en Washington D.C, Estados Unidos.

asteroide

Getty
El asteroide del simulacro mide entre 100 y 300 metros.

Dentro de la conferencia, uno de los puntos centrales es este simulacro diseñado por la NASA, en el que los expertos deben diseñar estrategias de preparación en caso de que algún día un asteroide se acerque peligrosamente a la Tierra de manera real.

“Esta es una amenaza que podría ocurrir, aunque es muy poco probable“, le dijo a la cadena NPR Paul Chodas, director del Centro de Estudios para Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA (CNEOS, por sus siglas en inglés), quien diseñó el ejercicio.

“Nuestro objetivo es seguir todos los pasos que deberíamos llevar a cabo”, dice Chodas refiriéndose a cómo se preparan para un posible escenario real.

Misión: salvar el planeta

Según Chodas, el objetivo del simulacro es ajustar el sistema de toma de decisiones sobre cuál es la mejor manera de enfrentar este tipo de amenazas.

Aunque un plazo de ocho años para tomar una decisión parece bastante, Chodas advierte que, en realidad, es poco.

destrucción

Getty
El impacto de un asteroide sería devastador.

A diferencia de las misiones científicas en la que los investigadores eligen qué asteroide quieren analizar, en asuntos de defensa planetaria la situación es al contrario.

“Es el asteroide el que te elige a ti”, dice Chodas.

El reto de los astrónomos reunidos en Washington es realizar cálculos para determinar con precisión las características del asteroide y, a partir de ahí, proponer qué acciones tomar.

Entre las posibles estrategias para salvarnos del asteroide podría estar desviar su trayectoria con una nave o mediante una detonación nuclear.

Según el CNEOS el reto es desviar el asteroide sin fracturarlo, pues sus fragmentos podrían caer sobre la Tierra.

En caso de que el choque sea inminente, los planes deberían enfocarse en evacuar la zona del impacto.

¿Estamos en riesgo?

Según la NASA, diariamente sobre la Tierra caen unas cien toneladas de material interplanetario. La mayoría de ese material es polvo que se libera de los cometas.

incendio

Getty
En caso de impacto inminente de un asteroide, los planes se enfocarían en la evacuación.

Pero también, en un promedio de cada 10,000 años, existe la posibilidad de que asteroides mayores de 100 metros puedan impactar sobre la Tierra y causar desastres a nivel local o generar olas que inunden áreas costeras.

La NASA también calcula que cada “varios cientos de miles de años”, un asteroide mayor a un kilómetro podría golpear la Tierra.

Si eso sucede, los escombros se esparcirían a través de la atmósfera. Causarían lluvia ácida, se bloquearía parcialmente la luz del sol y las rocas volverían a caer en llamas sobre la Tierra.

La tecnología actual permite detectar un objeto que se acerca al planeta con varios años de anticipación, pero en todo caso, los expertos dicen que nadie debería preocuparse demasiado por el impacto de un asteroide en la Tierra.

Pero insistimos: el CNEOS advierte que, en este momento, no se conoce ningún asteroide que te tenga una “probabilidad significativa” de impactar sobre la Tierra en los próximos 100 años.


https://www.facebook.com/bbcmundo/posts/10157460396404665


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kw3FYvWT-Po

https://www.youtube.com/watch?v=xw6EJRpPS-0&t=145s

https://www.youtube.com/watch?v=gYz4XUuO_rk

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.