La desigualdad marca la esperanza de vida: en Nuevo León viven más años que en el resto del país

Los nacidos en Nuevo León alcanzan una esperanza de vida de 76.7 años, el número más alto en todo el país; el extremo inferior está en Chiapas.

La desigualdad marca la esperanza de vida: en Nuevo León viven más años que en el resto del país
Cuartoscuro Archivo

Las brechas de desigualdad en el país marcan la calidad de los servicios públicos en cada estado, e incluso la esperanza de vida. Los nacidos en Nuevo León alcanzan una esperanza de vida de 76.7 años, el número más alto en todo el país, mientras que el extremo inferior está en Chiapas, donde los ciudadanos viven hasta 73 años.

Éstos son algunos de los hallazgos del estudio “¿Ahora con quién me enojo? Herramientas de exigencia ciudadana”, con los índices de competitividad estatal y urbana, elaborado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), presentado este lunes 26 de noviembre.

La diferencia entre la entidad con mayor esperanza de vida es comparada con otros países. Mientras  Nuevo León vive el mismo número de años que ciudadanos de Europa Central y el Báltico, Chiapas se puede comparar con Medio Oriente y el Norte de África.

El tipo de servicio de salud al que cada mexicano tiene acceso también incide en la probabilidad de morir de diabetes. Los estados con mayor tasa son Ciudad de México, Morelos y Veracruz, con 1.17 muertes por diabetes por cada mil habitantes. Mientras que los estados con menor tasa son Sinaloa, Quintana Roo y Baja California, con 0.55 muertes por cada mil habitantes.

Al elaborar el índice con base en la Encuesta Nacional de Capacitación y Empleo (ENOE), el IMCO concluye que “el lugar en que nacemos tiene un enorme peso en determinar el acceso que tendremos a instituciones de salud”.

Así, en el norte la mayoría de gente ejerce uno de los derechos en materia de salud. En Coahuila 62% de la población ocupada tiene acceso a las instituciones de salud; le sigue Chihuahua, con 60%; Nuevo León con 58%; Baja California, 54%; Baja California y Sonora con 53%.

En contraste, Guerrero nuevamente se encuentra en la posición final del país, apenas 22% de la población ocupada tiene acceso a alguna institución de salud. En Tlaxcala y Oaxaca, 25%. Puebla, Chiapas y Morelos, alcanzan 28%, 29% y 30%, respectivamente.

La brecha de desigualdad, dice el estudio, también tiene un impacto en la diferencia en la esperanza de vida entre una entidad y otra en el país. El primer lugar lo ocupa Nuevo León y le sigue Durango, donde sus habitantes viven hasta 76 años.

Los estados que están encima de la media de 75 años son: Ciudad de México, Baja California Sur, Colima, Aguascalientes, Tamaulipas, Coahuila, Sinaloa, Quintana Roo, Jalisco, Guanajuato, Yucatán, Querétaro, Sonora, Zacatecas, Tlaxcala, Estado de México, Nayarit y Campeche.

Quienes están por debajo de la media son: Puebla, Tabasco, Michoacán, San Luis Potosí, Hidalgo, Veracruz, Baja California, Chihuahua, Guerrero, Oaxaca y Chiapas.

El IMCO también recomienda a los gobiernos estatales generar estadísticas de salud confiables para mejorar los estándares de calidad, y satisfacer la demanda de los servicios.

Esto, porque los datos estatales tienen un rezago de tres años, dejaron de actualizarse los datos de acceso total a instituciones de salud y no existen indicadores de calidad de servicios de salud comparables entre instituciones públicas y privadas.

Por ello propondría que las entidades hicieran un reporte anual completo de los indicadores que se incluyen en los programas estatales de salud.

Close
Comentarios