close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Archivo / Cuartoscuro

Elementos de la Semar y Policía Federal torturaron y abusaron de una mujer; CNDH emite recomendación

Elementos de ambas dependencias entraron a la fuerza a la casa de la víctima, en San Luis Potosí, y frente a sus hijos la amenazaron y golpearon. Posteriormente la trasladaron a otro lugar y abusaron sexualmente de ella, la acusaban de portación de armas y narcomenudeo.
Archivo / Cuartoscuro
Por Redacción Animal Político
9 de noviembre, 2018
Comparte

Elementos de la Secretaría de Marina (Semar) y de la Policía Federal son señalados como responsables de golpear y torturar a una mujer, frente a sus hijos, y posteriormente abusar sexualmente de ella, por lo que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación a la Semar y a la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) para que reparen integramente el daño.

La recomendación 48/2018 detalla que los hechos ocurrieron en San Luis Potosí, a las 3 de la mañana del 3 de septiembre de 2013. Ese día la víctima se encontraba en su domicilio, acompañada de sus hijos. Un grupo de hombres vestidos de civil y con la cara cubierta entró a la fuerza, uno de ellos le apuntó con un arma larga en la cabeza, la amenazó y la golpeó frente a los menores.

En su acusación, la mujer señaló que estas personas la llevaron a la sala de la casa donde habían otros 6 sujetos. Allí la interrogaron y golpearon al tiempo que la amenazaban con matarla. Le taparon los ojos, la amarraron de pies y manos y comenzaron a disparar.

“Los agentes que se encontraban en el lugar le preguntaban sobre quién iba a rescatarla y dónde se encontraban las armas y la droga (…) los golpes y las amenazas continuaron, mientras la interrogaban sobre quién le había disparado a sus compañeros”, se lee en la narración de los hechos.

Después de varios minutos la sacaron del domicilio, dejando a sus hijos solos, y la subieron a un vehículo para hacer un recorrido de unos 45 minutos, tiempo en el que continuaron las amenazas, hasta que se pararon en un sitio en el que un hombre la amenazó con dañar a sus hijos y posteriormente abusó sexualmente de ella.

Luego del abuso fue trasladada en helicóptero a un sitio que desconocía. De ahí la llevaron a otro lugar donde nuevamente fue interrogada sobre secuestros, armas, dinero y diversas personas que no conocía.

Media hora después le quitaron la venda de los ojos y vio a tres sujetos, quienes le dijeron que también tenían detenidos a otras dos personas y la tortura continuó.

La víctima “expresó que unas mujeres que decían ser del Ministerio Público Federal la amenazaron y la obligaron a firmar unos documentos en los que pudo apreciar las iniciales PGJ”, que corresponderían a la Procuraduría de Justicia del estado de San Luis Potosí.

Tras firmar esos papeles los sujetos la sacaron salir del inmueble donde la mantuvieron y en cuya pared se leía la leyenda “Policía Federal”,  y la llevaron a la PGR en donde fue puesta a disposición del Ministerio Público Federal en donde se inició una averiguación previa en su contra por su probable participación en los delitos de portación de arma de fuego y posesión de cartuchos del Ejército, Armada y Fuerza Aérea nacionales y otra más por la probable comisión del delito contra la salud en su modalidad de narcomenudeo.

Por tanto se inició la causa penal correspondiente en la que se dictó una sentencia y logró su libertad después de 2 años, 7 meses. La queja ante la CNDH fue interpuesta hasta el 4 de julio de 2016.

El análisis del caso permitió al Organismo Nacional “acreditar violaciones a los derechos a la inviolabilidad del domicilio y a la privacidad; a la libertad y seguridad personal por detención ilegal y arbitraria; a la integridad personal por actos de tortura y violencia sexual contra la víctima, así como violaciones al principio del interés superior de la niñez en agravio de su hija e hijo”, expresó la CNDH.

El organismo determinó que los elementos de la Secretaría de Marina y Policía Federal que participaron en los hechos, lo hicieron sin orden judicial de cateo o flagrancia que lo justificara, lesionando además a la víctimas durante su aseguramiento.

Entretanto el análisis de los estudios médico-psicológicos practicados a la víctima comprobaron que los golpes, abuso sexual y actos de tortura que sufrió le provocaron secuelas.

Igualmente se estableció que dichas conductas tuvieron la intención de obtener información sobre la comisión de diversos presuntos hechos delictivos, sin importar el daño ocasionado a los menores de edad que presenciaron los hechos.

Por lo anterior, la CNDH solicita a la Semar y a la CNS reparar integralmente el daño ocasionado a las víctimas; otorgarles la atención médica y psicológica necesarias e inscribirlas en el Registro Nacional de Víctimas.

Además de colaborar en la causa penal instruida contra el personal involucrado y colaborar en el procedimiento administrativo interno iniciado en ambas dependencias para la investigación del caso.

Finalmente les piden diseñar e implementar protocolos de actuación para prevenir la comisión de actos de tortura cuando se lleven a cabo detenciones de personas e impartir al personal cursos de capacitación sobre derechos humanos, para que desempeñen sus funciones con legalidad, honradez, lealtad, imparcialidad y eficiencia.  

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Cómo funciona el nuevo y polémico viagra femenino

La máxima autoridad sanitaria en Estados Unidos aprobó el medicamento que busca revertir la pérdida de deseo sexual en las mujeres premenopáusicas, a pesar de las críticas sobre su seguridad y efectividad.
Getty Images
1 de julio, 2019
Comparte

La Food and Drug Administration (FDA), la máxima autoridad sanitaria de Estados Unidos, aprobó recientemente un nuevo medicamento para tratar el trastorno del deseo sexual hipoactivo en mujeres premenopáusicas.

El trastorno del deseo sexual hipoactivo (TDSH), o apatía sexual, está caracterizado por la ausencia reiterada y persistente del interés en realizar algún tipo de actividad sexual sin que esté vinculado a una causa específica.

Vyleesi, conocido químicamente como bremelanotida, es el segundo intento de la industria farmacéutica de ofrecer lo que se ha denominado como una “viagra femenina.

Se trata de un tema polémico, pues algunos expertos ponen en duda la propia naturaleza del desorden sexual y se critica la supuesta falta de rigor en la pronta aprobación de los fármacos para tratarla.

Inyección vs píldora

Desarrollado por Palatin Technologies y licenciado a Amag Pharmaceuticals, el nuevo fármaco se administra por medio de una inyección subcutánea que activa las vías cerebrales involucradas en el deseo sexual y estará disponible en algunas farmacias seleccionadas a partir de septiembre.

Una mujer se aplica una inyección subcutánea en el abdomen.

Getty Images
El fármaco se aplica con un autoinyector en el abdomen o en el muslo.

A diferencia de otros medicamentos relacionados, la bremelanotida no actúa sobre el sistema vascular, sino que directamente aumenta la libido actuando sobre el sistema nervioso.

Vyleesi competirá con Addyi, de Sprout Pharmaceutical, una píldora de uso diario que fue aprobada en 2015 con la contraindicación sobre el consumo de alcohol mientras se toma la pastilla.

Addyi fue aprobada después de un intenso cabildeo por parte de grupos de presión a pesar de la crítica de científicos de la FDA, que la consideraron mínimamente efectiva y posiblemente insegura.

Por su parte, Vyleesi no restringe el consumo de alcohol y se percibe con mayores ventajas sobre su competidor, incluyendo efectos secundarios tolerables, acción rápida y sin la necesidad de tomarlo todos los días, según los analistas.

Los efectos secundarios registrados durante los ensayos clínicos incluyeron náuseas entre moderadas y severas que duraron no más de dos horas y ocurrieron a lo largo de las primeras tres dosis, según la farmacéutica Amag. Un 40% de las pacientes en estos ensayos experimentaron náuseas.

El medicamento se aplica con una inyección en el abdomen o en el muslo mediante un autoinyector -un aparato en forma de lápiz con una jeringa y aguja hipodérmica con una dosis medida- 45 minutos antes de la actividad sexual.

La FDA recomienda a las pacientes no inyectarse más de una dosis en 24 horas y no más de 8 dosis por mes.

Los analistas calculan que un fármaco que pueda tratar de manera segura y efectiva la pérdida de deseo sexual en las mujeres podría reportar ventas anuales de unos US$1.000 millones.

“Sufrimiento silencioso”

Mujer sentada en el borde de una cama tras una aparente disputa con su compañero

Getty Images
La pérdida de deseo sexual afecta a una de cada 10 mujeres, según expertos.

Ciertos sectores de la comunidad médica consideran el TDSH un asunto serio y algunas estimaciones señalan que 1 de cada 10 mujeres lo sufren. En Estados Unidos, por ejemplo, el trastorno afecta a unas 6 millones de mujeres, pero pocas buscan o reciben tratamiento, según la agencia Reuters.

“Estas mujeres están sufriendo en silencio así que el mercado realmente no existe en la actualidad”, declaró William Heiden, Director Ejecutivo de Amag, citado por Reuters.

La FDA manifestó cierto optimismo ante el lanzamiento del nuevo fármaco señalando que provee a las mujeres otra opción de tratamiento contra el TDSH.

“Hay mujeres que, por alguna razón desconocida, tienen un deseo sexual reducido que les causa una marcada angustia y que pueden beneficiarse de un tratamiento farmacológico seguro y efectivo”, dijo Hylton Joffe, director del Centro de Evaluación de Medicamentos de la FDA, en un comunicado.

“Como parte del compromiso de la FDA de proteger y avanzar en la salud de las mujeres, continuaremos apoyando el desarrollo de tratamientos seguros y efectivos contra la disfunción sexual femenina”.

Polémica

Sin embargo, la agencia reconoce que no sabe exactamente cómo Vyleesi actúa sobre el cerebro para estimular el deseo sexual.

También hay opiniones encontradas sobre si los fármacos son la estrategia correcta para el problema. El deseo sexual bajo puede ser el resultado de numerosos factores externos, psicológicos y fisiológicos, según diferentes especialistas.

También se debate qué tan recurrente es este trastorno.

Mujer estresada

Getty Images
Varios factores causan el TDSH entre las mujeres premenopáusicas y el estrés está entre ellos.

Los críticos señalan que muchos de los médicos consultores en el desarrollo de fármacos contra TDSH son los mismos que definieron el desorden sexual en primer lugar.

Varias activistas en defensa de los derechos de la mujer consideraron que la FDA no congregó a un panel de asesores para escrutar el fármaco y que era necesaria mucha más información antes de aprobarlo.

Cynthia Pearson, directora ejecutiva de la Red Nacional de la Salud de la Mujer, en EE.UU, fue citada por el diario The Washington Post diciendo que su grupo estaba “decepcionado” tras la aprobación del fármaco y que las mujeres “simplemente no tienen suficiente información para tomar una decisión sabia sobre si el fármaco es seguro y efectivo”.

La efectividad y seguridad de Vyleesi fueron estudiadas en dos ensayos controlados de 24 semanas con más de 1.200 mujeres premenopáusicas con TDSH.

La mayoría de las pacientes se aplicaron el fármaco dos o tres veces al mes pero no más de una vez a la semana. Aproximadamente 25% de ellas reportaron un incremento en su deseo sexual, comparado con más o menos 17% de mujeres a quienes les fue suministrado un placebo.

Los efectos secundarios registrados durante los ensayos incluyeron dolor de cabeza, sonrojo y náusea.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sKD3t2kb2Us

https://www.youtube.com/watch?v=s1V3xOL23Zg&t=18s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.