EPU2018: A 9 años del primer examen de México sobre Derechos Humanos, ONG señalan que ha incumplido
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

EPU2018: A 9 años del primer examen de México sobre Derechos Humanos, ONG señalan que ha incumplido

De cara al Tercer Examen Periódico Universal de México, organizaciones ciudadanas acusan que, si bien se ha avanzado en lo normativo desde 2009, en el país prevalece una crisis de violencia, corrupción e impunidad.  
Cuartoscuro
Por Arturo Daen @ArturoDaen
5 de noviembre, 2018
Comparte

Han pasado nueve años desde el primer Examen Periódico Universal (EPU) al que fue sometido México, y aunque desde entonces diferentes países y organismos de la ONU hicieron decenas de recomendaciones, y ha existido un avance en el marco normativo, en el país prevalece una crisis de violencia, corrupción e impunidad.

Esa es la conclusión a la que llegaron más de 200 organizaciones de la sociedad civil, en el documento que entregaron al Consejo de Derechos Humanos, para el EPU del próximo 7 de noviembre.

“De las recomendaciones emitidas en los ciclos del EPU de 2009 y 2013, aquellas que cuentan con cumplimiento total o parcial generalmente se relacionan con acciones normativas o el retiro de reservas a tratados; sin embargo, no ha habido avances significativos en la realidad que viven las personas en el país, por lo que los primeros dos ciclos del EPU nos han dejado con poco o nulo cumplimiento sustantivo”, señaló el #ColectivoEPUmx.

Leer: Examen final para EPN: Qué es el #EPU de Derechos Humanos y por qué es importante para México

Este será el segundo EPU para el Estado mexicano, en lo que va del sexenio de Enrique Peña Nieto. El previo fue en 2013. Desde entonces, ocurrieron hechos como la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, a manos de policías y criminales, y una investigación sobre el caso marcada por la tortura y otras irregularidades.

También las ejecuciones extrajudiciales en Tlatlaya, documentadas por la CNDH. El aumento en los homicidios dolosos, a niveles récord, y el asesinato de más de 40 periodistas, entre otras situaciones graves, de violencia e inseguridad.

“En todas las evaluaciones vamos a ver que siempre hay una mejora en el marco regulatorio, legislativo, que se ratificaron tratados, pero en la realidad, en los hechos, no se ven mejoras relevantes en materia de derechos humanos”, dijo a Animal Político José Antonio Guevara, director ejecutivo de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH).

“Yo creo que ha habido, en general, un deterioro en la situación de los derechos humanos, un deterioro porque debimos haber evolucionado para hacer frente a las situaciones que enfrentamos desde 2009”, agregó.

Cuáles fueron las recomendaciones previas

En el EPU de 2009 -cuando el presidente de México era Felipe Calderón-, entre otros puntos, diferentes países le recomendaron a México “hacer todo lo posible” para reducir la desigualdad de ingresos en el país; elevar el nivel de vida de las mujeres, garantizar su presencia en puestos ejecutivos, e implementar un programa general para erradicar la violencia en su contra.

Se recomendó a México implementar una ley sobre desapariciones forzadas, y tipificar ese delito en todos los estados; prevenir y sancionar la tortura, en particular aquella ejercida por las fuerzas de seguridad; mejorar las condiciones de vida en las prisiones, y erradicar la práctica del arraigo.

También, hacer de la lucha contra la impunidad una de las prioridades del gobierno; adoptar medidas firmes para eliminar la corrupción; velar por la seguridad de los periodistas y los defensores de derechos humanos; garantizar que todos los delitos contra los derechos humanos cometidos por las fuerzas armadas sean sometidos a los tribunales civiles, y también preservar el “pleno disfrute de los derechos de los migrantes en el territorio del Estado”.

Leer: EPU2018: EU y Alemania cuestionan a México sobre Ayotzinapa, desaparición y asesinato de periodistas

En 2013, ya con Peña Nieto como presidente, las naciones hicieron recomendaciones que coinciden con puntos mencionados cuatro años antes, como dar prioridad a prevenir y sancionar la tortura, investigar debidamente las detenciones arbitrarias y las desapariciones, y “asegurar que las violaciones de los derechos humanos cometidas por las fuerzas armadas contra civiles sean juzgadas en tribunales civiles”.

Se recomendó entonces crear una base de datos de migrantes desaparecidos, y garantizar efectivamente la seguridad y los derechos humanos de los migrantes, que estén en tránsito por México; otras naciones recomendaron abolir el mecanismo de detención preventiva; mejorar las condiciones de las prisiones; establecer un programa integral para combatir y reducir la violencia contra las mujeres, además de reforzar las instituciones judiciales.

Otros puntos recomendados fueron redoblar los esfuerzos para combatir la corrupción y la impunidad en el país; garantizar las asignaciones de presupuesto para el mecanismo de protección de defensores de derechos y periodistas, y prevenir todo tipo de violencia en contra de ellos, así como garantizar que pueblos indígenas sean consultados sobre proyectos económicos y de desarrollo que les afecten.

El gobierno defiende avances

Como lo mencionó José Antonio Guevara, en el documento presentado por el gobierno mexicano de cara al EPU de 2018 -que ya puede consultarse en línea-, se destacan avances normativos, para defender los derechos humanos, como reformas a la Ley de Migración; la Ley sobre Refugiados, Protección Complementaria y Asilo Político; la Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas; la  Ley General del Sistema Nacional Anticorrupción (que aún no opera al 100% en el país), y el establecimiento del Nuevo Sistema de Justicia Penal.

Leer: A un año del Sistema Nacional Anticorrupción, ningún estado ha concretado su sistema local

También la  Ley General en materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición Cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas, aunque hasta ahora dicho Sistema opera de forma incompleta, sin los recursos necesarios en su tarea de hallar a 37 mil desaparecidos.

Organizaciones ciudadanas han pedido su derogación, sin embargo el gobierno incluye en su reporte para el EPU de noviembre la aprobación de la Ley de Seguridad Interior, señalando que con ella se “regula y dota de certeza jurídica la actuación de las Fuerzas Armadas Mexicanas (FAM) durante amenazas a la seguridad que rebasan las capacidades de las autoridades locales”.

En el documento enviado a la ONU, el gobierno mexicano destaca la implementación de diferentes programas y protocolos, y medidas como el hecho de que se “restringió el ‘arraigo’ como medida cautelar excepcional aplicable sólo a delitos de delincuencia organizada”.

Respecto a la tortura, se menciona que fue aprobada la Ley para prevenirla y sancionarla, además de crearse la Fiscalía Especial en Investigación de ese delito, aunque no se dan datos sobre sus resultados, y el propio gobierno, en un caso emblemático como Ayotzinapa, incurrió en tortura para obtener confesiones, según lo documentó la ONU.

Leer:  Autoridades torturaron a detenidos por caso Ayotzinapa para obtener confesiones: ONU

El gobierno también destaca la implementación del  Mecanismo Federal de Protección a Personas Defensoras de DDHH y Periodistas, aunque en octubre pasado se reportó que, a unos meses del fin de la administración de Peña Nieto, 727 defensores de derechos humanos y periodistas se quedarían sin medidas de protección, ya que fue cortado el presupuesto.

Otros puntos que destaca el gobierno ante la comunidad internacional son reducción en la incidencia de pobreza de 45.5% a 43.6%, de 2012 a 2016; que el rezago educativo se redujo de 19.2% a 17.4%, y que la carencia de acceso a servicios de salud se redujo de 21.5% a 15.5%, un equivalente a 6.2 millones de personas.

En el aspecto de pobreza, aunque el gobierno presumió avances, cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) revelaron  que en México hay actualmente 55.3 millones de personas en pobreza, casi 100 mil más que al inicio del sexenio.

Las fallas que señalan ONG, la CNDH y la ONU

Las organizaciones ciudadanas agrupadas en el #ColectivoEPUmx, en su informe para la evaluación, acusan que el Estado mexicano ha incurrido en incumplimiento, respecto a las recomendaciones de 2009 y 2013.

En migración, por ejemplo, señalan que si bien se aprobó un Programa Especial de Migración, en el terreno “continúan predominando las violaciones sistemáticas y sistémicas contra personas migrantes”, además de la adopción de diferentes protocolos.

Aunque la caravana centroamericana que llegó a territorio mexicano en octubre puso de nuevo en evidencia los riesgos, abusos y limitantes que enfrentan las personas al cruzar el país desde naciones como Honduras y Guatemala.

Según cifras oficiales citadas en el informe del Colectivo, de 2014 a 2016, de 5824 delitos cometidos contra personas migrantes en Chiapas, Oaxaca, Tabasco, Sonora, Coahuila y a nivel federal, sólo existe evidencia de 49 sentencias (0.84%).

Otro rubro: A pesar de que han recomendado a México redoblar esfuerzos en esta materia, “de 2012-2017, fueron asesinados por lo menos 41 periodistas y 110 personas defensoras de derechos humanos en un contexto de 2199 agresiones contra la prensa, con 1973 violaciones a derechos de personas defensoras de 2013 a mayo de 2017”.

En cuanto a corrupción, el colectivo cita un estudio del Grupo de Acción Financiera, donde se menciona que, entre 2013 y 2016, se iniciaron 12,987 investigaciones relacionadas con actos de corrupción, judicializando el 13%, y solo resultando en condenas el 0.39% de los casos.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), en ese sentido, reportó a la ONU “los índices de corrupción que perpetuaban las condiciones estructurales de desigualdad, pobreza, exclusión y violencia” en el país.

Otros puntos que señaló la Comisión, para el EPU de noviembre, es que en México “las instancias que debían brindar seguridad eran las que cometían mayores violaciones a la seguridad personal”, y que “la desaparición forzada seguía siendo un problema estructural dentro del diseño institucional y en la operación en las instancias del Estado”.

En el reporte de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, que incluye información de comités y relatores que han realizado visitas a México, también se señalan preocupaciones y fallas.

“El Relator Especial sobre la situación de los defensores de los derechos humanos observó que, pese a que se habían logrado ciertos progresos, el nivel de violencia en México seguía siendo alarmantemente alto”, se indicó en el documento.

“El Relator Especial sobre las ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias destacó los inquietantes niveles de violencia y lamentó el uso excesivo de la fuerza y las ejecuciones extrajudiciales por el ejército y la policía”.

Las desapariciones forzadas, se lee en otro punto, siguen siendo un fenómeno generalizado en gran parte del territorio, y una muestra es el caso de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

En otro aspecto, ONU-Mujeres señaló que la desigualdad salarial por razón de género seguía siendo evidente en todos los grupos ocupacionales, y llega hasta el 15% a 20% por un trabajo de igual valor.

Los niveles de pobreza, así como la desigualdad, siguen siendo altos en México, se menciona también en el informe, que estará en el escritorio de todos los países de la ONU que participarán en el Examen Periódico Universal, para hacer preguntas y observaciones a los representantes del gobierno mexicano.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Jilla Dastmalchi

El drama de los entierros sin familia en Italia por la pandemia de COVID-19

En el norte de Italia, los funerales están prohibidos y las familias en duelo se encuentran en cuarentena. En muchos casos, los trabajadores de empresas funerarias han asumido los roles de parientes, amigos y hasta de sacerdotes.
Jilla Dastmalchi
30 de marzo, 2020
Comparte

Cuando un ser querido muere, el poder darle un último adiós significa todo.

Pero el coronavirus está robándole a los italianos esa oportunidad de una despedida final.

Está despojando a los muertos de su dignidad y agravando el dolor de los que viven.

“Esta pandemia mata dos veces”, dice Andrea Cerato, que trabaja en una funeraria en Milán.

“Primero te aísla de tus seres queridos justo antes de morir. Después no permite que nadie tenga un cierre emocional“.

“Las familias quedan devastadas y les resulta difícil aceptarlo”, añade Cerato.

Muriendo en aislamiento

Un paciente llega a un hospital italiano.

Getty Images
Muchas víctimas del nuevo coronavirus en Italia mueren y ni su familia ni amigos pueden asistir a sus funerales.

Muchas víctimas de COVID-19 están muriendo en aislamiento hospitalario sin la compañía de familia ni amigos. Las visitas están prohibidas por el alto riesgo de contagio.

Aunque las autoridades aseguran que el virus no puede transmitirse póstumamente, todavía puede sobrevivir en la ropa durante unas horas. Eso quiere decir que los cuerpos se almacenan herméticamente de forma inmediata.

“Así que muchas familias nos preguntan si pueden ver el cuerpo una última vez. Pero está prohibido”, comenta Massimo Mancastroppa, un director de funeraria en Cremona.

Los muertos no pueden ser enterrados en sus trajes finos y preferidos. En su lugar se quedan con la lúgubre e impersonal bata de hospital.

Pero Mancastroppa está haciendo lo que puede.

Ilustración: una pared separa a una familia en duelo de una persona fallecida.

Jilla Dastmalchi
Los cuerpos de los fallecidos por coronavirus se almacenan herméticamente de forma inmediata.

“Colocamos el traje que la familia nos trae encima del cuerpo, como si estuviera vestido con este”, indica. “Una camisa arriba, una falda abajo”.

“No tienen más alternativa que confiar en nosotros”

En esta situación sin precedentes, los directores de funerarias de repente se encuentran fungiendo como un reemplazo de las familias.

Reemplazo de amigos. Hasta reemplazo de sacerdotes.

Se debe a que la gente allegada a la persona que muere del virus frecuentemente se encuentra también en cuarentena.

“Asumimos todas sus responsabilidades”, cuenta Cerato.

Trabajadores colocan ataúdes en un barco en Venecia.

Getty Images
El número de muertes ha inundado la industria funeraria de Italia.

“Les enviamos a los seres queridos una foto del ataúd que vamos a utilizar, luego recogemos el cuerpo del hospital y lo enterramos o incineramos. No tienen más opción que confiar en nosotros“.

Lo más difícil para Cerato es no ser capaz de aliviar el sufrimiento de los dolientes. En lugar de contarles a las familias todo lo que se puede hacer, ahora se ve forzado a darles una lista de todo lo que no está permitido.

“No los podemos vestir, no podemos peinarlos, no podemos ponerles maquillaje. No los podemos arreglar para que se vean bien y en paz. Es muy triste”.

Deuda con los muertos

Cerato ha sido director de funeraria durante 30 años, como su padre antes de él.

Piensa que estos pequeños gestos son muy importantes para los dolientes.

“Acariciarles la mejilla una última vez, tomarles la mano y verlos de manera dignificada. El no poder hacer eso es muy traumático”.

En esta época de virus, los trabajadores de funeraria muchas veces se ven forzados a reunirse con la familia doliente a uno y otro lado de una puerta cerrada.

No obstante, los parientes intentan pasar por la rendija notas personales, reliquias de familia, dibujos y poemas con la esperanza de que sean enterrados con su madre o padre, hermano o hermana, hijo o hija.

Sin embargo, nada de eso se pondrá dentro del ataúd.

Los trabajadores de empresas funerarias vestidos con equipamiento de seguridad adecuado.

Getty Images
Los trabajadores de empresas funerarias también corren riesgo de infectarse y pronto podrían quedarse sin equipamiento de seguridad adecuado.

Enterrar artículos personales se ha vuelto ilegal. Es una medida drástica, pero fue diseñada para frenar la propagación de la enfermedad.

Si alguien muere en casa, todavía se permite la entrada de los trabajadores funerarios, pero tienen que estar completamente vestidos en atuendos protectores: gafas, máscaras, guantes y batas.

Es una escena sumamente inquietante para alguien que acaba de ver a su ser querido morir.

Pero muchos trabajadores funerarios se encuentran también en cuarentena. Algunos han tenido que cerrar sus negocios.

Una gran preocupación es que aquellos que se encargan de los muertos no tienen suficientes máscaras o guantes.

Italia es el país con más muertes hasta ahora por coronavirus.

Reuters
Italia es el país con más muertes hasta ahora por coronavirus.

“Tenemos suficientes trajes protectores para durarnos una semana”, indica Cerato.

“Pero, cuando se nos agoten, no habrá manera de seguir operando. Y nosotros somos una de las mayores funerarias en el país. No puedo imaginarme cómo se están adaptando las otras”.

Funerales vetados

Una ley de emergencia nacional ha prohibido los servicios fúnebres en Italia para evitar la propagación del virus.

Es algo insólito en este país de tan fuerte tradición católica.

Los servicios funerarios han sido prohibidos en Italia como medida de emergencia.

Getty Images
Los servicios funerarios han sido prohibidos en Italia como medida de emergencia.

Por lo menos una vez al día Andrea entierra un cuerpo en un contexto en el que ni una sola persona aparece para decir adiós porque todos están en cuarentena.

“Se permite que una o dos personas estén presentes en el entierro, pero eso es todo”, informa Massimo. “Nadie se siente capaz de decir un par de palabras, así que solo hay silencio”.

Cada vez que puede, intenta evitar esa situación. Lleva el ataúd en auto hasta una iglesia, abre el baúl y le pide a un sacerdote que le dé la bendición ahí mismo.

Suele hacerse en unos segundos pues hay otra víctima que espera.

Un país inundado de ataúdes

Los ataúdes se están acumulando, incluso en las iglesias.

Getty Images
Los ataúdes se están acumulando, incluso en las iglesias.

La industria funeraria no da abasto y el número de muertos continúa aumentando.

Hasta el viernes 27 de marzo, el virus ha matado en Italia a más de 8.000 personas, muchas más que en cualquier otro país del mundo.

“Hay una fila afuera de nuestra funeraria en Cremona”, señala Andrea.

“Es casi como si fuera un supermercado”.

Las morgues en el norte de Italia están inundadas de cuerpos.

“La capilla del hospital en Cremona parece más una bodega”, dice Mancastroppa.

Unos convoys del ejército italiano transportando cadáveres en el norte de Italia.

Reuters
El ejército italiano tuvo que intervenir para ayudar a transportar a los muertos.

Muchos más ataúdes se apilan en las iglesias.

En Bérgamo, que ha visto el mayor número de casos en Italia, el ejército ha tenido que intervenir, los cementerios ya están llenos.

Una noche de mediados de marzo, los lugareños observaron en silencio cómo un convoy de camiones militares transportaban lentamente más de 70 ataúdes por las calles.

Cado uno contenía el cuerpo de un amigo o vecino que estaba siendo llevado a una ciudad aledaña para ser incinerado.

Pocas imágenes han sido más impactantes o conmovedoras que esa, desde el inicio del brote.

Los menospreciados transportadores de almas

Médicos y enfermeras por todo el país han sido elogiados como héroes, salvadores en la hora más oscura de Italia.

Pero los trabajadores de funeraria no han recibido el reconocimiento por lo que hacen.

Mucha gente nos ve como simples transportadores de almas”, lamenta Massimo.

El hashtag "todo va a estar bien" ha sido tendencia en Italia.

Getty Images
El hashtag “todo va a estar bien” ha sido tendencia en Italia.

Dice que muchos italianos ven su labor de la misma manera que ven la de Caronte, el siniestro barquero del inframundo de la mitología griega que transportaba a los recién muertos a través del río que divide el mundo de los vivos del mundo de los muertos.

Una labor automática y desagradecida en los ojos de muchos.

“Pero puedo asegurar que lo único que queremos hacer es darles dignidad a los muertos“.

#Andratuttobene -“todo va a salir bien”- es una etiqueta que se convirtió en tendencia en Italia desde que la crisis surgió. Viene acompañada de un emoji de arcoíris.

Pero, por el momento, todavía no se vislumbra el sol. Y, aunque todos rezan por que salga, nadie sabe exactamente cuándo todo irá a salir bien otra vez.

*Ilustraciones hechas por Jilla Dastmalchi

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=m3hsaL4GZ4M

https://www.youtube.com/watch?v=Xs_NI20P8DE

https://www.youtube.com/watch?v=Zh_SVHJGVHw&t=16s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts