Examen final para EPN: Qué es el #EPU de Derechos Humanos y por qué es importante para México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Examen final para EPN: Qué es el #EPU de Derechos Humanos y por qué es importante para México

Los ojos del mundo estarán sobre México el 7 de noviembre, cuando el Estado mexicano sea sometido al mecanismo de Examen Periódico Universal de la ONU sobre Derechos Humanos, en Ginebra, Suiza.
Cuartoscuro Archivo
Por Arturo Daen
2 de noviembre, 2018
Comparte

El próximo 7 de noviembre, los ojos del mundo estarán sobre México. En esa fecha está programado el tercer Examen Periódico Universal sobre la situación de los derechos humanos en el país, el mecanismo de la ONU conocido como #EPU.

Esta evaluación será una especie de examen final del gobierno de Enrique Peña Nieto, a tan solo unos días de que concluya el periodo del priista como jefe del Estado mexicano.

“Este año en particular, es especialmente importante porque (el EPU) viene justo en el contexto de transición en el país, y podemos pensar que a la vez constituye una evaluación del sexenio de Enrique Peña Nieto”, comentó en entrevista Stephanie Erin Brewer, coordinadora del área internacional del Centro Prodh.

“Llega en un momento de muchos cambios y de muchas oportunidades para reorientar las acciones del Estado, las políticas”, agregó.

Es la segunda vez en que se aplica el #EPU, durante el gobierno de Peña Nieto. La primera fue en 2013. Entonces México recibió decenas de recomendaciones, como establecer un programa integral para reducir la violencia contra las mujeres; crear una base de datos de migrantes desaparecidos; mejorar las condiciones de las prisiones; redoblar los esfuerzos para combatir la corrupción y la impunidad , y garantizar las asignaciones de presupuesto para el mecanismo de protección de defensores de derechos y periodistas, entre otros puntos.

Las naciones de la ONU se pronunciarán sobre su cumplimiento y harán nuevas recomendaciones, durante el EPU, aunque organizaciones ciudadanas en México ya han adelantado que califican como “reprobado” al gobierno de Peña Nieto, porque a su parecer la situación de los derechos humanos en el país se ha deteriorado.

Cómo se hace la evaluación

El Examen Periódico Universal (EPU) es una herramienta para que los 193 países miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) revisen entre sí, entre pares, la labor de sus estados respecto a la situación de los derechos humanos en su territorio. Qué retos hay, cuáles son las violaciones más preocupantes, y qué prácticas pueden implementarse para mejorar.

Si bien oficialmente no hay una categoría de “aprobado” o “reprobado”, el mecanismo exhibe a nivel internacional las fallas o carencias de los estados, para que las naciones hagan propuestas y ayuden a mejorar la situación de derechos humanos.

El 7 de noviembre, una delegación de funcionarios mexicanos en Ginebra, Suiza, que es la sede del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, recibirá cuestionamientos de representantes de otras naciones, respecto a qué está pasando con temas como el sistema de justicia del país, la violencia, las desapariciones forzadas, el marco jurídico y la impunidad.

De hecho, algunos países ya adelantaron sus preguntas específicas. Alemania cuestionó a México por los casos de espionaje a defensores de derechos y periodistas, y si la Comisión Nacional de Búsqueda de Desaparecidos tiene personal y presupuesto suficiente.

Estados Unidos preguntó por qué México ha “fallado” en establecer una Fiscalía general independiente, y cuándo estarán listas las corporaciones de policía para hacerse cargo por completo de la seguridad pública, en lugar de que el Ejército haga también esas labores.

Leer: #EPU2018: EU y Alemania cuestionan a México sobre Ayotzinapa, desaparición y asesinato de periodistas

Los funcionarios del gobierno de Enrique Peña Nieto podrán responder a las interrogantes y exponer lo que consideran avances. La delegación mexicana para el próximo EPU en Ginebra, de acuerdo con una copia de la solicitud de acreditaciones de la cancillería mexicana, estará integrada por 38 funcionarios, y será encabezada por el subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos Secretaría de Relaciones Exteriores, Miguel Ruiz Cabañas, además de Rafael Adrián Avante Juárez, subsecretario de Derechos Humanos. No está en la lista el canciller, Luis Videgaray.

Roberto Velasco Álvarez, del equipo de transición de Andrés Manuel López Obrador, sí acudirá al EPU. Alejandro Encinas, propuesto como subsecretario de Derechos Humanos del próximo gobierno, dijo que no fue requerido.

Todas las naciones tienen la oportunidad de hacer preguntas a México, aunque para tener orden, el EPU funciona con Grupos de Trabajo. En el Grupo de Trabajo para el examen del 7 de noviembre habrá un delegado de Ruanda, uno de Corea del Sur y otro de Panamá.

Este grupo de delegados o relatores, conocido como troika, ordenará y retransmitirá las preguntas que hayan hecho las naciones de la ONU a México, en un diálogo interactivo de 3 horas y media, donde también podrá hacer cuestionamientos, pedir precisiones o señalar oportunidades de mejora.

Al concluir el diálogo, la troika elaborará un resumen que integre las preguntas y observaciones, y las intervenciones de los representantes del Estado mexicano.

Este proceso lleva a dos fechas importantes: en diciembre, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, a partir de lo expuesto en el examen del 7 de noviembre, emitirá un listado de recomendaciones para México (en 2013 fueron 176 recomendaciones).

Luego, en marzo de 2019, el Estado mexicano deberá responder qué recomendaciones acepta, y cuáles no; para ese momento ya estará en funciones el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Tres documentos clave

Para el Examen Periódico Universal del 7 de noviembre, son clave tres documentos que ya pueden consultarse en línea.

Para hacer preguntas u observaciones a México, las naciones tienen a su disposición el Informe nacional que presenta el Estado que es sometido a revisión. Incluye datos de 36 dependencias federales, la Suprema Corte de Justicia, el Consejo de la Judicatura Federal, y las cámaras de senadores y diputados, como las leyes aprobadas en materia anticorrupción, contra la tortura, en materia de desaparición forzada, la implementación de programas y protocolos, y cifras sobre pobreza y rezago educativo.

El segundo documento clave es elaborado por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Contiene información de los comités o relatores de las Naciones Unidas, a partir de visitas realizadas a México, respecto a carencias en tareas como combatir la contaminación ambiental, el nivel de violencia “alarmantemente alto”, ejecuciones extrajudiciales en casos como Tlatlaya, o la tortura y detenciones arbitrarias en la investigación sobre Ayotzinapa.

El tercer documento clave para el #EPU de México es un resumen de  las observaciones o recomendaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México, y cientos de organizaciones ciudadanas y colectivos. Entre otros puntos, en este reporte la CNDH acusa que las instancias que deben brindar seguridad son las que cometen mayores violaciones a la seguridad personal, que el 80% de las víctimas de trata son mujeres, que persiste la situación precaria de los pueblos indígenas, y que la Ley de Seguridad Interior carece de certeza jurídica.

El #ColectivoEPUmx

Para incidir en el proceso de evaluación al que será sometido el Estado mexicano, más de 200 organizaciones ciudadanas se agruparon en el #ColectivoEPUmx, y entregaron a la ONU un informe conjunto sobre las fallas y retos que tiene el Estado mexicano, en su misión de preservar los derechos humanos de los ciudadanos.

Entre los integrantes del colectivo están organizaciones como la Comisión Mexicana de Defensa Y Promoción de los Derechos Humanos, Artículo 19, el Centro de Derechos Humanos “Miguel Agustín Pro Juárez” (Centro Prodh), y el Centro de Derechos Humanos de la Montaña, Tlachinollan.

El informe de la sociedad civil, cuyos datos forman parte del paquete de documentos con el que las naciones harán cuestionamientos a México, puede consultarse aquí.

En este documento, se señalan fallas como que continúan predominando las violaciones sistemáticas y sistémicas contra personas migrantes; que la Ley de Seguridad Interior pretende profundizar la militarización de la seguridad pública, y que México vive una situación “crítica” de violencia e impunidad, con récords de homicidios y al menos 310 mil personas desplazadas, desde 2009.

Además de ese reporte, el mecanismo del EPU establece que las organizaciones de la sociedad civil participen acudiendo a Ginebra,  y realicen “labores de incidencia para que el Estado acepte las recomendaciones”, además de hacer un posicionamiento público sobre la respuesta del gobierno mexicano ante el escrutinio internacional.

El EPU, explicó Emilio Álvarez Icaza, exsecretario ejecutivo de la CIDH, es “la evaluación más importante en materia de compromisos internacionales sobre derechos humanos”, y las recomendaciones que surjan pueden ser un “mapa de ruta” para el próximo gobierno de México.

¿Por qué las ONG dicen que EPN está reprobado?

Erin Brewer, del Centro Prodh, explicó que las ONG del #ColectivoEPUmx no tienen una cifra o porcentaje de las recomendaciones de 2013 que fueron cumplidas, porque cada una de ellas requiere una valoración o una forma de calificación distinta, aunque en general puede decirse que prevaleció un desempeño negativo.

“Una minoría de recomendaciones incluyen acciones concretas tipo ‘retirar reservas a tratados internacionales’. En esos casos, es posible medir el cumplimiento de manera binaria (sí/no) o numérica. En esa materia, el Estado retiró 4 reservas a tratados internacionales”, apuntó Brewer.

Otras recomendaciones “binarias”, continuó Brewer, como abolir por completo la figura del arraigo, no se cumplieron.

“Otras más que se refieren a reformas legales o armonización legislativa muestran avances, sobre todo por la entrada en vigor del nuevo sistema de justicia penal y la publicación de las leyes generales sobre tortura y desaparición forzada”, agregó.

La mayoría de las recomendaciones hechas a México se refieren a “garantizar” el respeto a ciertos grupos, como las mujeres o la población indígena, o a “fortalecer” mecanismos como la protección de periodistas.

En esos casos, dijo Brewer, el  #ColectivoEPUMx concluyó que la regla es de incumplimiento o cumplimiento muy limitado o deficiente, “es decir, las mismas problemáticas recomendadas en 2013 generalmente persisten sin avances sustantivos”. De ahí que consideren que el gobierno de Peña Nieto “sale reprobado”, en el tema de derechos humanos.

El Estado mexicano, aseguró la investigadora, “ha logrado ciertos avances en papel, que si bien no los minimizamos, falta que se traduzcan en cambios de práctica e impactos positivos en la población”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Justin Trudeau: el nuevo escándalo que tiene en crisis al primer ministro

Un millonario programa de becas para ayudar a jóvenes estudiantes ha puesto al primer ministro de Canadá y su familia en el foco mediático. Te contamos por qué.
27 de julio, 2020
Comparte
Justin Trudeau

Reuters
El último escándalo que salpica a Justin Trudeau se ha producido en plena pandemia.

Cuando el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, llegó al poder en 2015, prometió una nueva forma de hacer política. Pero ahora se enfrenta a su tercer escándalo relacionado con cuestiones éticas. ¿Qué está pasando?

El gobierno de Canadá anunció en junio que elegía a la organización WE Charity, conocida sobre todo por sus conferencias WE Day a las que acuden numerosas celebridades, para que administrara un nuevo programa de becas para estudiantes afectados por el desplome económico.

¿Cómo derivó esa decisión en acusaciones de favoritismo y conflicto de intereses, dos investigaciones federales, el foco puesto en la familia Trudeau y llamados a la renuncia del primer ministro?

Esta es una guía para comprender este último escándalo político en Canadá.

La familia de Trudeau bajo la lupa

Trudeau se enfrenta a su tercera investigación por conflicto de intereses en sus cinco años en el poder por la decisión de su gabinete de otorgarle un contrato valorado en US$43 millones a la organización WE Charity de Canadá.

Sophie Gregoire Trudeau y su esposo el primer ministro Justin Trudeau en un evento de WE

Getty Images for We Day
El primer ministro canadiense y su esposa han participado en eventos de la organización We Charity.

El programa de US$680 millones estaba diseñado para conectar a estudiantes graduados de la secundaria con opciones de trabajo voluntario pagado para compensar la pérdida de los empleos de verano previstos a causa de la pandemia.

Posteriormente se supo que la madre y el hermano de Trudeau recibieron dinero en el pasado por hablar en distintos eventos de WE.

Margaret Trudeau recibió poco más de US$185,000 por hablar en 28 eventos de WE en cuatro años, y el hermano del primer ministro, Alexander, recibió unos US$23,000 por hablar en ocho eventos entre 2017 y 2018.

Trudeau también ha hecho frecuentes apariciones, incluido su primer evento de WE en 2007, según el sitio de noticias iPolitics. Su esposa, Sophie Gregoire-Trudeau, fue la locutora de un podcast de temas de bienestar para la organización.

Sophie Grégoire-Trudeau,con la exprimera ministra de Australia Julia Gillard y la cantante Leona Lewis

Getty Images
La esposa de Trudeau, Sophie Grégoire-Trudea (izda.), es embajadora del programa de bienestar de WE.

El primer ministro no se retiró de las discusiones relacionadas con la decisión de darle el contrato a WE y hace dos semanas se disculpó por ello.

El organismo federal de supervisión ética ha confirmado que está investigando el asunto.

“Este país está gobernado por un pequeño círculo de élites y hay un culto a quienes pertenecen al círculo que refuerza ese sistema, que produce este tipo de escándalos de forma bastante rutinaria”, opina el teórico político canadiense David Moscrop.

“Ese es el problema estructural, que Canadá termina siendo un pequeño país gobernado por un pequeño grupo de personas”.

El programa de becas tenía ya más de 35,000 solicitudes y 83 socios no lucrativos.

El ministro de Finanzas bajo presión

Al igual que los Trudeau, la familia del ministro de Finanzas, Bill Morneau, tenía vínculos con WE. Dos de sus hijas están relacionadas con la organización, una de ellas como empleada.

ministro de Finanzas, Bill Morneau

Reuters
El ministro de Finanzas, Bill Morneau ha reconocido haber cometido errores.

Morneau testificó hace unos días ante un comité de finanzas de la Cámara de los Comunes que investiga el hecho de que su familia realizara dos viajes humanitarios, a Kenia y Ecuador, para ver el trabajo de WE en el extranjero.

El ministro reconoció que recientemente se dio cuenta de que no había pagado alrededor de US$30,000 en gastos de viaje para esas visitas y firmó un cheque para compensarlo.

La organización dijo en un comunicado que, aunque los viajes eran por invitación, el ministro ha desembolsado la cantidad que le hubieran cobrado si hubiera pagado en ese momento.

WE dijo que regularmente organiza visitas para “filántropos bien conocidos”, como Morneau y su esposa, que proceden de ricas familias canadienses.

Los partidos de la oposición piden que renuncie o que sea despedido por los viajes, ya que consideran que violan las reglas éticas.

El académico Moscrop sugiere que si bien el retraso en el pago de los viajes pudo haber sido “un descuido en lugar de malicia”, esta forma de actuar puede generar “cinismo, enojo y frustración. Todo ello en tiempos de una pandemia es doblemente problemático”.

El ministro de Finanzas está actualmente bajo investigación por posibles abusos éticos por no haberse recusado tampoco de las discusiones relacionadas con el contrato a WE, por lo que también se ha disculpado.

Escrutinio sobre WE

La organización WE fue fundada hace 25 años por los hermanos Craig y Marc Kielburger en la casa de sus padres en Ontario, Canadá, cuando Craig tenía 12 años.

Conocida anteriormente como Free the Children (“Liberen a los niños”), la organización se centró en poner fin a la explotación infantil y rápidamente se ganó el reconocimiento internacional.

Sus cofundadores se convirtieron en celebridades locales y aparecieron en programas de televisión como el Show de Oprah Winfrey y 60 Minutes en Estados Unidos.

Sus conferencias motivacionales, llamadas WE Day, se han convertido en un antes y un después para muchos jóvenes canadienses, a quienes les atrae su mensaje de que pueden cambiar el mundo y su lista de conferenciantes y artistas famosos.

Hermanos Kielburger

AFP
La organización WE fue fundada a mediados de los 90 por los hermanos Kielburger.

Actualmente es una organización de amplio alcance que opera en Reino Unido, Canadá y Estados Unidos.

Ante la polémica, WE se retiró del programa de becas este mes por haberse visto “enredado en la controversia desde el momento del anuncio”, según informó la organización.

Pero el escrutinio sobre el contrato se ha extendido a la propia organización, abriendo interrogantes sobre su estructura en expansión, los lazos entre la rama de empresa social, sus entidades caritativas y su cultura interna.

El viernes, el periódico canadiense The Globe and Mail reportó que algunos socios y patrocinadores, incluidas la Fundación de la Reina de Inglaterra y la aerolínea Virgin Atlantic, están revisando su relación con WE.

A mediados de julio, la organización dijo que ha decidido realizar cambios estructurales y de gobernanza y volver a concentrarse en su mandato original de desarrollo internacional, y que contratará consultoras externas para una revisión.

Impacto sobre el apoyo a Trudeau

Los liberales federales de Trudeau todavía tienen una ligera ventaja sobre sus oponentes conservadores, pero sondeos de opinión sugieren que la controversia les está pasando factura.

Trudeau

Getty Images
Justin Trudeau, de 47 años, llegó al poder como primer ministro de Canadá en 2015.

El apoyo al partido Liberal Nacional ha caído desde que la noticia salió a la luz, al igual que el índice de aprobación de Trudeau, según una encuesta de Abacus Data del 20 de julio.

Las reacciones al manejo que ha hecho el gobierno del tema son negativas por todo el país, también dentro del 40% de personas que votaron por los liberales en las elecciones del año pasado, según el sondeo.

Probablemente seguirá siendo noticia por un tiempo.

Trudeau tiene un gobierno en minoría, lo que hace que los partidos de oposición tengan más control sobre la agenda y cuenten con las herramientas para “alargarlo todo lo que sea posible” (el escándalo), apunta el analista Moscrop.

A petición de los conservadores en la oposición, el primer ministro comparecerá ante el comité investigador de la Cámara de los Comunes en los próximos días. Y también lo harán los Kielburger.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=6CuOQEZRNZs&t=6s

https://www.youtube.com/watch?v=o-FUmeEXFOI

https://www.youtube.com/watch?v=UA_FDmt3k90

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.