Qué pasó con el dinero: Acusan que recursos de programa nunca llegaron a escuela en Coyoacán

Los recursos correspondientes al "Programa Escuelas de Tiempo Completo Sin Ingesta" no llegaron a un plantel de primaria en Coyoacán, acusaron padres y madres de familia.

Qué pasó con el dinero: Acusan que recursos de programa nunca llegaron a escuela en Coyoacán
En algunos espacios educativos de la primaria República de Nicaragua han debido colocar cartones en las ventanas, a falta de vidrios.

Padres y madres de familia cuyos hijos e hijas estudian en la primaria pública República de Nicaragua, en la alcaldía de Coyoacán, Ciudad de México, denunciaron que los recursos correspondientes al “Programa Escuelas de Tiempo Completo Sin Ingesta”, del cual su plantel es beneficiario y cuya entrega anual estaba programada para el 1 de noviembre, nunca llegaron a su escuela. 

“Nadie sabe qué pasó con el dinero –denunció una madre de familia–, pero a la cuenta bancaria escolar en la que debía ser depositado, nunca llegó, y el último día para que esos recursos se gastaran fue el 22 de noviembre… Se trata de 50 mil pesos, que para nosotros es un dinero muy valioso, porque la escuela necesita atención: todavía hay vidrios rotos, que se quebraron en el sismo de 2017, nomás por ponerte un ejemplo”.

Esta escuela, administrada por la Secretaría de Educación Pública, es parte de un programa de educación ampliada, con un solo turno de atención, de 8:00 a 2:30 horas, y que, según la página oficial de la misma SEP (http://basica.sep.gob.mx/site/proetc), busca proporcionar a los alumnos “mecanismos de mejora en el aprendizaje”, que “favorezcan la retención escolar”, a partir de “materiales educativos adicionales pertinentes”, así como del impulso a “la renovación de los espacios físicos y el equipamiento de los planteles”.

En los hechos, explicó la denunciante, se trata de un aporte anual para los planteles que hasta 2017 fue de 94 mil pesos, y que, “este año electoral, nadie sabe por qué, se redujo a 53 mil pesos”.

“La escuela tiene muchas necesidades –detalló otra madre de familia, con hijos en este plantel, y vecina de la colonia Avante, donde éste se localiza–, esta escuela tiene más de 50 años, y en todos esos años no le han hecho ningún arreglo profundo. Por ejemplo, ahorita hay cerca de 300 alumnos, que se cuecen al sol de mediodía todos los días, porque el patio no está techado (…) Tanto los niños como el personal corren riesgo, porque en el sismo se reventaron todos los vitroblocks de los salones, y no hay para cuando se arreglen. Luego de los temblores, aquí se recibió a los alumnos de otras escuelas dañadas, y eso deterioró aún más algunos materiales de enseñanza”. 

Entre los daños al plantel que mayor urgencia existe de atender, explicaron, está un muro que tiene desprendimiento de tabiques, decenas de vitrobloks quebrados que deben sustituirse, algunos salones cubren sus ventanas con cartones por falta de vidrios, en otros salones no hay instalación eléctrica, y para iluminarlos se improvisaron extensiones eléctricas con soquets, que colgaron del techo.

Además, al menos una estructura de soporte metálico da muestras evidentes de oxidación por exposición a la intemperie, y diversas paredes del plantel están descascaradas por falta de pintura.

Cada fin de año, explicaron las madres de familia, en la escuela se hacen algunos arreglos, con los fondos que proporciona la SEP como parte del “Programa Escuelas de Tiempo Completo”, y se compran “escobas, cloro, jerguas, jabón, cosas que tienen que durar todo el año”. Pero este año, denunciaron, “las autoridades del plantel nos informaron que el dinero no llegó”.

Muro quebrado en la escuela primaria República de Nicaragua.



En esta escuela, detallaron, los alumnos son todos integrantes de familias de escasos recursos, y algunos se encuentran en situaciones específicas de vulnerabilidad, “hay niños indígenas, niños con alguna discapacidad, hay niños con situaciones especiales de aprendizaje, algunas familias vienen desde Tláhuac, desde Xochimilco, y no se vale que ya nadie sepa qué pasó con el dinero para la escuela”.

Ante la inquietud que esta situación generó entre la comunidad de padres y madres de familia de la primaria República de Nicaragua, este lunes, 26 de noviembre, un grupo de de mamás acudió directamente a las oficinas de la Administración Federal de Servicios Educativos de la Ciudad de México (órgano adscrito a la SEP) para solicitar informes sobre lo que pasaba.

“Pues nos organizamos, queríamos cerrar Calzada de Tlalpan, o alguna avenida, pero para qué afectar a más personas –detalló la madre de familia, en entrevista–. A través de la dirección del plantel exigimos una reunión con las autoridades centrales, fuimos a sus oficinas, y lo que nos respondieron nos dejó todavía más molestas: ahora resulta que el dinero, según la SEP, ya se entregó, que no es su problema, y que vayamos al banco a ver por qué nunca cayó el dinero a la cuenta escolar.

La jefa del área de Recursos Financieros, una licenciada María Elena, nos dio hasta la dirección de las oficinas bancarias a las que teníamos que ir a preguntar. Si se trata de cuentas bancarias oficiales, ¿tú crees que a mí me van a dar información, sin ser funcionaria yo, sin ser titular de la cuenta?”.

Instalación eléctrica improvisada, para iluminar una de las aulas de la primaria República de Nicaragua, beneficiaria del programa “Escuelas de tiempo completo”, que supuestamente impulsa la mejora de las instalaciones y los materiales educativos para los alumnos.


Lo peor, lamentó, es que en la misma reunión les fue informado que el plazo para que esos recursos fueran ejercidos en beneficio de su plantel venció el 22 de noviembre. 

“Nos dijeron que a ver si se recuperan los fondos, pero que aún si los recuperamos, van a estar congelados, porque ya se venció el plazo para su ejercicio… ¿Y eso de qué nos sirve? Eso es lo mismo que no darle el dinero a la escuela”.

Para conocer qué situación impidió la entrega de los recursos destinados a la primaria República de Nicaragua, así como para saber si otras escuelas integradas al Programa de Escuelas de Tiempo Completo se encontraban en la misma situación, Animal Político realizó diversas gestiones ante la Secretaría de Educación Pública para obtener un posicionamiento oficial, sin obtener respuesta favorable hasta el cierre de esta edición. 


Close
Comentarios