Qué es el movimiento FIRE que promueve jubilarse a los 40 años (o incluso antes)
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Chris Mann

Qué es el movimiento FIRE que promueve jubilarse a los 40 años (o incluso antes)

Algunos 'millennials' están siguiendo un movimiento que les promete "independencia financiera y una jubilación temprana". Te contamos en qué consiste.
Chris Mann
6 de noviembre, 2018
Comparte

 

Anna Rajdl

Anna Rajdl
Muchos jóvenes están siguiendo el movimiento FIRE.

Los padres de Barney Whiter compraron su casa cuando él comenzaba la escuela secundaria en Reino Unido en 1981.

“Hicieron lo clásico de los británicos”, dice, “gran casa, gran hipoteca”.

Poco después, una gran recesión llegó y las tasas de interés se dispararon a 17%, por lo que sus padres tuvieron que recortar sus gastos para hacer unos pagos de la hipoteca que resultaban paralizantes: los días de vacaciones se cancelaron.

El padre de Whiter dejó de comprar cerveza y elaboró la suya propia. Y la actitud del hombre hacia el dinero cambió para siempre: “Daba miedo deberle mucho dinero al banco”, dice.

Pasó su vida adulta asegurándose de que no terminar en la situación que tuvieron sus padres.

Barney Whiter se licenció en economía y se formó como contador público, profesión que siguió al ser experto en el lenguaje del dinero, y trabajó en finanzas durante 20 años.

Pero mientras su salario creció desde las 12.500 libras (US$16.000) iniciales que obtuvo al graduarse, su estilo de vida no lo hizo.

Durante más de dos décadas, Whiter se aseguró de ahorrar al menos la mitad de su salario cada mes para la jubilación, y cualquier bono que ganaba se iba de inmediato a sus ahorros.

Iba en bicicleta a la oficina en lugar de tomar el metro, además de que redujo su consumo de alcohol.

Barry Whiter

Chris Mann
Barry Whiter adaptó su estilo de vida a uno que le permitía ahorrar la mitad de su salario mensual para su retiro.

Whiter, ahora con 48 años, logró ahorar los suficiente como parajubilarse a los 43.

Pero no fue hasta un año antes de que retirarse que se encontró con Mr. Money Mustache, un blog escrito por el canadiense Peter Adeney, una celebridad entre los jubilados jóvenes.

Whiter se dio cuenta de que sin saberlo había formado parte de un movimiento que ha crecido en popularidad entre los trabajadores más jóvenes de todo el mundo.

Se llama FIRE: financial independence, retire early, o en español “independencia financiera, retiro temprano”.

Comenzando un FIRE

El modelo básico es algo así: los participantes viven lo más austeramente posible, ahorrando la mitad de sus ingresos o más durante sus entre los 20 y los 40 años.

El objetivo es retirarse antes de los 50 años de edad.

Muchos devotos de FIRE no planean gastar sus años 50 jugando cartas o viajando en cruceros.

Se trata de independencia financiera: el objetivo es tener un fondo de ahorro suficiente y vivir de la manera más simple.

Gwen Merz

Anna Rajdl
Desde su casa en EE.UU., Gwen Merz hace un podcast del movimiento FIRE sobre cómo vivir austeramente.

Así se pueden dedicar a hacer algo más que buscar ingresos y promociones en un trabajo corporativo, o preocuparse por deberle al banco una gran hipoteca.

Y aunque estas ideas han existido desde hace, las comunidades en línea han permitido que el movimiento FIRE realmente se consolide en la última década.

Actualmente, miles de personas en todo el mundo se suscriben a podcasts (uno de los más populares se llama Firedrill), blogs y participan en foros de discusión sobre cómo vivir una vida austera.

No como otros

Estas comunidades de jóvenes obsesionados con sus ahorros para la jubilación contradicen una tendencia: la mayoría de los millennials no están ahorrando lo suficiente para la jubilación.

Los millennials en Reino Unido ahorran de promedio para su retiro un 4,6% de su salario. Los seguidores del movimiento FIRE destinan la mitad de sus ingresos o más, mientras gastan lo menos posible.

Craig Curelop, un analista financiero de 25 años, sigue la filosofía de “poseer todo, no usar nada”.

Él es dueño de un auto, pero nunca lo maneja, sino que lo alquila en un sitio llamado Turo y en su lugar usa una bicicleta: “Hice eso y gané un par de cientos de dólares más al mes”, asegura.

Este habitante de Denver, Estados Unidos, solía alquilar su recamara en Airbnb y dormía en la sala de estar.

Posted by Craig Curelop on Thursday, June 28, 2018

Estaba ahorrando tanto que pudo comprar otra casa en junio de este año (su primer dúplex lo compró en abril de 2017) donde vive en una habitación y alquila las otras.

“En este momento estoy ahorrando entre US$3.000 y US$4.000 al mes“, asegura.

“Es probable que haya ahorrado entre US$60.000 y US$70.000 en los 18 meses desde que comencé mi primera renta en la casa”, señala.

Esta forma de vida no está exenta de críticas, pues algunos señalan que hay altos objetivos de ahorro que no son alcanzables.

“Tienen muchos aspectos positivos y algunas buenas raíces en la planificación financiera, pero creo que es una versión extrema que no es necesariamente adecuada para todos”, dice Damien Fahy, un asesor de planificación financiera con sede en Londres.

Las matemáticas de vivir

Otro aspecto controvertido del movimiento FIRE es el siguiente: ¿cuánto dinero necesita uno para jubilarse a los 30 o a los 40?

Los críticos dicen que los seguidores de FIRE subestiman enormemente cuánto necesitan ahorrar.

Muchos (aunque no todos) en el movimiento siguen la regla del 4%.

Si una persona retira solo el 4% de una inversión, su ingreso consistirá principalmente de intereses y dividendos, y no gastará nada del capital.

La regla de oro aquí es ahorrar 25 veces el gasto necesario: por ejemplo, para que alguien gaste US$39.000 al año, necesitaría US$771.000.

Pero esta regla tiene sus defectos, especialmente cuando se aplica a los jóvenes. Generalmente se usa para aquellos que se jubilan a sus años 60, quienes probablemente no necesitarán dinero por más de 30 años.

Las matemáticas no dan, dice Holly Mackay, fundadora del sitio web Boring Money: “Si te jubilas a los años 30, podrías vivir 70 años más. Creo que hay un poco de ingenuidad”.

Recortando, no cortando

Gwen Merz tiene 28 años y tiene US$200.000 en activos (principalmente en propiedades, acciones y algo de efectivo).

La estadounidense renunció a su trabajo el 27 de marzo y ahora presenta el podcast Firedrill: “No estoy jubilada. Todavía tengo que trabajar, pero tengo la libertad de elegir algo que realmente disfruto y que tal vez no pague tanto“.

Ella espera que sus inversiones le proporcionen un ingreso vital cada vez que decida dejar de trabajar. Y para ella, FIRE no se trata solo de finanzas, sino que ofrece comunidad y camaradería.

“Hay más personas con las cuales salir y no te miran mal por tener un auto de 13 años”, explica.

Dice que amaría tener un Nintendo Switch, pero lo cree innecesario. También come menos que antes y no viaja tan a menudo.

Debes poder vivir tu vida mejor, pero eso no significa que estés gastando mucho dinero, opina Gwen Merz

Aconseja recortar gastos innecesarios hasta el punto de sentirse incómodo, luego entonces ubicarse en el nivel inmediato superior: “Debes poder vivir tu vida mejor, pero eso no significa que gastes mucho dinero”.

Whiter está de acuerdo. “No es necesario ir a un costoso bar del centro de la ciudad”, dice.

“No tiene sentido vivir miserablemente durante 20 años solo para poder vivir miserablemente durante otros 20 años después del trabajo”, opina.

Trabajando en la libertad

A pesar de que la parte “RE” del movimiento FIRE es jubilarse temprano, el objetivo de Merz y Whiter no es abandonar sus trabajos y no hacer nada hasta que mueran.

“No estamos destinados a sentarnos y beber Mai Tais todo el día”, dice Merz.

“Los seres humanos tienen una necesidad intrínseca de trabajar. Necesitamos sentirnos como miembros valiosos de la sociedad, y eso no se va a detener porque tienes una cantidad de dinero en el banco“, añade.

Más bien, les da la flexibilidad para hacer lo que quieren.

“Tienes que vivirlo para comprender lo poderoso que es”, asegura Whiter.

Puedes leer este artículo en inglés en BBC Capital.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Adobe Stock

Justicia administrativa: la ‘ventanilla’ ciudadana para denunciar la corrupción

En los tribunales de justicia administrativa de las 32 entidades del país, los ciudadanos pueden denunciar irregularidades o actos de corrupción de funcionarios municipales y estatales.
Adobe Stock
18 de noviembre, 2021
Comparte

Con el nacimiento del Sistema Nacional Anticorrupción cada uno de los 32 estados del país debieron crear Tribunales de Justicia Administrativa o una figura similar, los cuales son órganos autónomos y representan la máxima autoridad en materia de fiscalización, rendición de cuentas, responsabilidad de los servidores públicos, combate a la corrupción e impartición de justicia administrativa.

“La autonomía es uno de los mayores logros que tienen los tribunales de justicia en casi toda la República. Son dos o tres estados que aún no logran esa autonomía, que todavía dependen algunos del Poder Ejecutivo u otros todavía del Poder Judicial, pero uno de los mayores logros que ha tenido la Justicia Administrativa o el Derecho Administrativo en la República Mexicana es que ahora los tribunales son tribunales que gozan de plena autonomía”, explicó en entrevista Manuel Velasco Alcántara, magistrado presidente del Tribunal de Justicia Administrativa del Estado de Oaxaca (TJAO).

En este tipo de instancias, los ciudadanos pueden denunciar desde una infracción de tránsito aplicada injustamente hasta actos de corrupción de mayores dimensiones, tanto de autoridades estatales como municipales, que pueden terminar con la inhabilitación de funcionarios públicos.

“El Derecho Administrativo es el derecho más cercano a la ciudadanía. En Oaxaca, por ejemplo, hay 570 municipios, casi 90 dentro de la estructura del Gobierno, entre secretarías, dependencias gubernamentales, entonces estamos hablando de casi 670 autoridades. ¿Qué quiere decir?, que si cada autoridad emite por lo menos un acto, son 670 actos de autoridad que pueden ser recurribles ante el Tribunal de Justicia Administrativa”, comentó el magistrado.

Los alcances de las resoluciones de este tipo de tribunales, explicó Velasco Alcántara, no se limitan únicamente a los funcionarios públicos, ya que ahora también pueden sancionar a particulares. 

“Ahora sí que no solamente comete el acto de corrupción el servidor público. No solamente es inhabilitar a un funcionario, ahora podemos decir ‘esta empresa trató de sobornar a un funcionario, esta empresa sobrevaluó los precios, esta empresa entregó una obra de muy mala calidad’, y si se demuestra podemos inhabilitar”, explicó.

Aunque cada organismo de este tipo varía de entidad en entidad, una de sus principales herramientas es la Sala Especializada en Materia de Combate a la Corrupción, pues en ella se ventilan todos aquellos casos relacionados con la función realizada por servidores públicos cuyo actuar sea objeto de investigación. 

Manuel Velasco Alcántara, magistrado presidente del Tribunal de Justicia Administrativa del Estado de Oaxaca (TJAO). Foto: Alejandra Sousa

Además, en el caso del Tribunal de Oaxaca, se cuenta con una defensoría de oficio que está integrada por asesores que acompañan al denunciante en todo el proceso una vez que inicia una denuncia; es decir, brindan a la ciudadanía orientación, patrocinio y defensa jurídica en materia Contencioso Administrativa y en materia de Cuentas y Responsabilidades Administrativas: en otras palabras, apoya a personas de escasos recursos cuando éstas consideran que un acto administrativo Estatal o Municipal les causa un perjuicio. 

“En la actualidad, esta área del Tribunal ha generado muy buenos resultados, pues el 90% de los asuntos que ingresan por esta coordinación han sido favorables para los particulares desde la creación de esta coordinación”, agregó Velasco Alcántara.

 

JUSTICIA EN PANDEMIA

Como sucedió en prácticamente cualquier actividad, la pandemia de COVID-19 representó un reto para este organismo, pues debían encontrar un equilibrio entre cuidar la salud del personal al mismo tiempo que continuar con las actividades de administración de justicia, en las que surgieron otras complicaciones adicionales como, por ejemplo, llevar a cabo las notificaciones personales.  

“Nos vimos en la necesidad de realizar adecuaciones para estar en la posibilidad de seguir funcionando, implementando, por ejemplo, el acceso a la justicia a través de las tecnologías, como han sido la realización de sesiones jurisdiccionales en forma virtual. Otra adecuación no menos importante fue la instalación del filtro sanitario para el control de acceso a las instalaciones, lo que ha permitido que, dentro del Tribunal, hasta el día de hoy, no haya existido ni un solo contagio”, informó el magistrado.

Muchas de las actividades del Tribunal pudieron llevarse a cabo gracias a diversas acciones como fueron los convenios de interconexión tecnológica y de reconocimiento de firma electrónica, los cuales permitieron compartir los sistemas tecnológicos desarrollados, este organismo con el que operan los servicios en línea del Poder Judicial de la Federación, y generar así condiciones para la interoperabilidad, promoción, trámite, consulta, resolución, recepción de notificaciones por vía electrónica, así como la celebración de audiencias y comparecencias a distancia.

“De igual manera y de gran importancia resulta la celebración del convenio de coordinación para el reconocimiento de la firma electrónica certificada del Poder Judicial de la Federal, convenio que tiene por objeto establecer las acciones necesarias y los mecanismos de coordinación para el uso gratuito de la “FIREL” en los procesos, trámites y servicios electrónicos que el Consejo y este Tribunal definan”, agregó.

 

LOS RETOS Y LA PROYECCIÓN

La llamada nueva normalidad ha permitido al TJAO retomar todas sus actividades y servicios. 

“Este año… es que ha sido el año más importante para el Tribunal de Justicia Administrativa en Oaxaca. Llevamos récord en admisión de demandas y también traemos unos números muy sorprendentes. Yo estoy muy satisfecho con cada una de las salas unitarias y desde luego con la sala superior, con los números que traemos. En cuanto a la resolución, hemos estado detectando que unos asuntos llegaban a resolverse hasta en tres años quizás, ahora en la sala superior los estamos resolviendo en tres meses”, comentó.

No obstante, para Velasco Alcántara la ciudadanía aún debe conocer más de la labor que realizan para que la gente conozca que hay una autoridad que puede darle asistencia, aunque para ello es inevitable hablar de recursos.

“Una de las peticiones es ver que desde el presupuesto a nivel federal se obligue a cada uno de los estados a asignarle una parte importante del presupuesto a los Tribunales de Justicia Administrativa”, consideró Velasco Alcántara, quien también llamó a crear un código nacional de justicia administrativa para homologar criterios en los 32 estados del país.

Ambas solicitudes están en proceso, y ahí el titular del TJAO juega un papel importante pues, como vicepresidente de la Asociación de Magistrados de Tribunales de Justicia Administrativa de los Estados Unidos Mexicanos, ha impulsado que se concreten.

 

TRAYECTORIA

Desde marzo de 2020, Manuel Velasco Alcántara se desempeña como magistrado presidente del Tribunal de Justicia Administrativa de Oaxaca, cargo que es por dos años con opción a prorrogarse por dos más.

Velasco Alcántara es egresado de la Universidad Regional del Sureste, con Maestría en Derecho Fiscal.  Previamente se había desempeñado como Ministerio Púbico, Subdirector de Asuntos Jurídicos de la Secretaría General de Gobierno, en Oaxaca, así como Jefe del Departamento de Proyecto de Leyes de la Procuraduría General de Justicia de esa entidad. Además es catedrático de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca.

Ya como ministro, fue designado vicepresidente de la Asociación de Magistrados de Tribunales de Justicia Administrativa de los Estados Unidos Mexicanos.

“La conformación de esta Asociación Nacional, resulta de gran importancia, puesto que se integra de Magistradas y Magistrados en materia Administrativa del País, quienes nos hemos agrupado, con la intención de analizar temas de interés común, con la finalidad de encontrar puntos de coincidencia que permitan el fortalecimiento de los organismos jurisdiccionales administrativos de cada una de las entidades federativas. Y en efecto, en la actualidad tengo la honrosa oportunidad de ocupar la Vicepresidencia de la Zona Sur de la Asociación”, declaró. 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.