close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

México, el país de las fosas clandestinas: en 11 años suman casi 2 mil hallazgos, revela investigación

Veracruz es el estado con más hallazgos con 332 fosas clandestinas, le siguen estados como Tamaulipas, Guerrero y Chihuahua. De 2006 a 2017 se han recuperado 2 mil 884 cuerpos, 324 cráneos, 217 osamentas, y miles de restos óseos.
Cuartoscuro
Por Redacción Animal Político
12 de noviembre, 2018
Comparte

Entre 2006 y 2016 en México se encontraron casi 2 mil fosas clandestinas lo equivalente a una cada dos días, en uno de cada siete municipios de México.

La investigación #MéxicoPaísdeFosas, realizada por un equipo de periodistas independientes y presentada en la plataforma A dónde van los desaparecidos reveló que, en dicho periodo, se cometieron al menos mil 978 entierros clandestinos en 24 estados del país.

En estas fosas, detalla la investigación, las fiscalías recuperaron 2 mil 884 cuerpos, 324 cráneos, 217 osamentas, 799 restos óseos y miles de restos y fragmentos de huesos que corresponden a un número aún no determinado de individuos. Del total de estos restos, únicamente mil 738 de las víctimas han sido identificadas.

“El fenómeno creció a niveles de catástrofe si se toma en cuenta que el año 2006 fueron descubiertas solo 2 fosas, y que en los años siguientes subió a varios cientos el número de ellas”, resalta la investigación.

A partir de 2006 se dio el crecimiento exponencial en el número de fosas. Para 2007 el número de escondites de cuerpos subió a 10; en 2010 la cifra anual ya era de 105 fosas, en 14 entidades; en 2011 fue de 375 en 20 estados, y a partir de 2012 los hallazgos de entierros clandestinos, por año, no han bajado de 245.

Esto, plantean en el texto, se debe a que las inhumaciones ilegales “se convirtieron en uno de los sellos de agua de los dos sexenios en los que se llevó a cabo la llamada guerra contra las drogas”.

De esta forma es que, actualmente, en uno de cada siete municipios mexicano, los victimarios cavaron hoyos en la tierra para ocultar cadáveres de sus víctimas y, en algunos casos, también quemarlos. En por lo menos 373 municipios de México hubo criminales que desaparecieron a sus víctimas de esta manera.

El grupo de periodistas logró realizar un mapeo para analizar el fenómeno de las fosas a nivel nacional, mediante las respuestas que proporcionaron las fiscalías de 24 estados a las solicitudes de acceso a información pública que se realizaron.

Solo 8 estados no están incluidos en el mapeo porque respondieron que en esos 11 años no encontraron fosas: Baja California, Chiapas, Ciudad de México, Guanajuato, Hidalgo, Puebla, Querétaro y Yucatán.

En tanto que los estados con el mayor número de fosas exhumadas entre 2006 y 2016 son: Veracruz (con 332); Tamaulipas (280); Guerrero (216); Chihuahua (194); Sinaloa (139); Zacatecas (138); Jalisco (137); Nuevo León (114); Sonora (86); Michoacán (76); San Luis Potosí (65).

Sobresale el caso de Veracruz, mencionado en el texto como uno de los “principales sitios de la muerte en México” luego de que, en 125 de sus fosas se localizaron 290 cráneos.

Otras ciudades que fueron a la alza en esos 11 años, son Ciudad Juárez, Acapulco y Durango.

Un dato a resaltar es que la aparición de las fosas no es solo en municipios alejados o carentes de seguridad, pues en 18 de los 24 estados enlistados hay registro de fosas en municipios de ciudades capitales. Estos son: Aguascalientes, Baja California Sur, Coahuila, Colima, Chihuahua, Durango, Guerrero, Jalisco, Morelos, Nayarit, Nuevo León, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tamaulipas, Tlaxcala, Quintana Roo y Zacatecas.

“Esta investigación arroja el doble que la cifra gubernamental más alta. En el periodo de enero de 2007 a diciembre de 2016 –lapso en el que la CNDH llevaba documentadas 855 fosas- este equipo registró la existencia de mil 976 fosas”.

La diferencia entre una cifra y otra se debe, principalmente, a que los “no todos los estados reconocen sus fosas: Los gobiernos de 7 estados informaron que en su territorio no hay fosas o sitios parecidos de exhumación, aún cuando información de la CNDH y la PGR indica lo contrario”.

La investigación #MéxicoPaísdeFosas se realizó durante año y para obtener los resultados se hicieron cientos de solicitudes de información a los gobiernos de todo el país. Fue financiada por el grupo editorial de Quinto Elemento Lab.

Puedes revisar los resultados a detalles, así como las historias y testimonios de los hallazgos de estas fosas en la página www.adondevanlosdesaparecidos.org, sitio de investigación sobre las lógicas de la desaparición en México.

La investigación fue presentada este lunes por sus creadoras a los medios de comunicación.

En vivo: Presentación de la investigación #MéxicoPaísDeFosas y Proyecto sobre desaparicionesNos acompañan:*Lucy Díaz, fundadora del Colectivo Solecito integrado por familias buscadoras de personas desaparecidas en Veracruz; *Mirna Medina, fundadora de Las Rastreadoras de El Fuerte, Sinaloa;*Carolina Robledo, investigadora del CIESAS e integrante del GIASF;*y dos de las periodistas creadoras del proyecto: Alejandra Guillén y Marcela Turati.Convocan: Quinto Elemento Lab y adondevanlosdesaparecidos.org*Aquí pueden consultar la investigación:https://www.quintoelab.org/el-pais-de-las-2-mil-fosas/

Posted by Quinto Elemento Lab on Monday, November 12, 2018

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Los presos que están en la misma cárcel de máxima seguridad de EU con el “Chapo”

"El Chapo" ya ingresó en la llamada "Alcatraz de las Rocosas", una prisión de máxima seguridad de Estados Unidos en la que están encerrados algunos de los criminales más destacados del país.
21 de julio, 2019
Comparte

Joaquín “El Chapo” Guzmán ya está en la “Alcatraz del siglo XXI” o “Alcatraz de las Rocosas”: la prisión federal de más alta seguridad de Estados Unidos.

El narcotraficante mexicano fue trasladado a la Penitenciaría Administrativa de Máxima Seguridad en Florence (Colorado) -mejor conocida por sus siglas en inglés ADX-, tras ser condenado esta semana a cadena perpetua en un histórico juicio celebrado en Nueva York.

Mundialmente conocido por sus fugas de cárceles mexicanas, Guzmán pasará a vivir recluido en una celda individual hasta 23 horas del día, en condiciones que están a un paso “de la muerte”, según describía en entrevista con BBC Mundo Robert Hood, uno de los exdirectores del penal.

El centro es “hogar” de otros destacados criminales, entre ellos el conocido “Unabomber”, uno de los autores del mortal ataque de la maratón de Boston o el único condenado por los atentados del 11-S en Estados Unidos.

“Unabomber”

Theodore J. Kaczynski, más conocido como “Unabomber”, aterrorizó a la sociedad estadounidense durante más de una década.

Kaczynski, anarquista y genio de las matemáticas, fue el autor de 16 atentados que mataron a tres personas e hirieron a otras 28, a través del envío de paquetes bomba.

Unabomber

Policía
Este es el retrato que la policía distribuyó de “Unabomber” y que se convirtió en una imagen icónica del caso.

El hombre se alejó del mundo para vivir en una rústica cabaña en Montana, Estados Unidos, y desde ahí planeó sus ataques.

Sus crímenes se extendieron desde 1978 hasta 1995 y su caso se convirtió en la investigación más larga y costosa hasta entonces del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés).

Fue capturado el 3 de abril de 1996 en su cabaña, gracias a las pistas que su hermano ofreció al FBI.

En enero de 1998, Kaczynski se declaró culpable de todos los cargos en su contra, reconociendo ser “Unabomber”, a cambio de evitar la pena de muerte y recibir una condena a prisión perpetua sin posibilidad de recuperar su libertad y renunciando a la posibilidad de apelar la sentencia.

Dzhokhar Tsarnaev

Otro de los reclusos de alto perfil de ADX es Dzhokhar Tsarnaev, autor del atentado contra la maratón de Boston de 2013.

El ataque dejó tres muertos y 264 heridos, entre ellos 17 que perdieron alguna extremidad. Una cuarta víctima, un policía, falleció en la persecución posterior de los sospechosos.

Tsarnaev perpetró el crimen cuando tenía 18 años junto a su hermano Tamerlan y fue sentenciado a pena de muerte por un jurado popular.

Su hermano murió por los disparos de la policía cuando intentaba escapar después de haber matado a un agente.

Dzhokhar Tsarnaev

Getty Images
Dzhokhar Tsarnaev fue condenado a la pena de muerte.

Durante su juicio, el equipo de defensa de Tsarnaev, que no puso en duda las pruebas contra él, centró su estrategia en tratar de salvarlo de la pena de muerte con testigos que apuntaran a que la acción fue manipulada por su hermano mayor, Tamerlan.

El programa dela BBC Panorama realizó una investigación sobre el caso y descubrió que el hermano mayor leía material en el que se desarrollaban teorías conspirativas para explicar los atentados del 11 de septiembre de 2001 a las Torres Gemelas y el Pentágono, así como el que tuvo como blanco un edificio federal en la ciudad de Oklahoma, en 1995.

Asimismo, algunos de sus documentos exponían que Hitler y el nazismo tenían “su cuota de razón”.

Zacarias Moussaoui

Moussaoui es el único condenado en Estados Unidos por los atentados del 11-S, que provocaron casi 3.000 muertos.

El hombre fue detenido por el FBI tres semanas antes del 11 de septiembre por infracciones de inmigración y después fue acusado por su implicación indirecta en los atentados más sangrientos de la historia del país.

Durante su juicio, aseguró que tenía previsto secuestrar un avión y estrellarlo contra la Casa Blanca, después de negar cualquier participación directa en los atentados.

Fue sentenciado a cadena perpetua en 2006 y enviado a la cárcel de máxima seguridad de Colorado.

Zacarias Moussaoui, convicto en la prisión de Colorado.

Reuters
Zacarias Moussaoui fue condenado a cadena perpetua.

Desde esa cárcel, aseguró casi nueve años después que miembros de la familia real saudí ayudaron a financiar a Al Qaeda.

Moussaoui afirmó que a finales de los años 90 creó una base de datos digital con los nombres de las personas que daban financiación a esa red islamista a petición de los líderes de Al Qaeda en Afganistán.

Entre los nombres que recuerda, mencionó al príncipe Turki al Faisal, entonces jefe de los servicios de inteligencia, al príncipe Bandar bin Sultán, antiguo embajador en Washington, y al príncipe Al Waleed bin Talal, uno de los hombres más ricos del mundo por entonces.

“El jeque Osama (bin Laden) quería tener un registro de la gente que donaba dinero, de la gente a la que había que escuchar o de los que contribuyeron a la yihad“, explicó el Moussaoui desde su celda.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=HgJYOwiWtec

https://www.youtube.com/watch?v=8CSZJ19jYrc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.