close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

El fraude al IMSS: el esquema de sobornos por el que una trasnacional de ortopedia pudo operar en México

Orthofix —una poderosa trasnacional de la ortopedia — fue castigada en Estados Unidos por corrupción en el IMSS. Ha incumplido con la entrega de equipos por 3 millones de dólares como reparación del daño y siguió vendiendo sus aparatos en hospitales de la misma institución, después de que se descubriera el caso. En México no hay un solo funcionario sancionado por esto.
Cuartoscuro Archivo
Por Dulce González y Laura Sánchez / MCCI
28 de noviembre, 2018
Comparte

En febrero de 2016 los abogados que representaban en Estados Unidos al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Maney & González-Félix, se presentaron en la sala de audiencias de la corte de Plano, una ciudad al norte de Texas.

Estaban ahí para dar por terminada una disputa de dos años con Orthofix, que había sido su proveedor de prótesis médicas. Llegaron a poner punto final a un escándalo en el que nadie era inocente.

Años atrás, la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) descubrió que Orthofix sobornó a funcionarios del IMSS para ganar alrededor de 8 millones 700 mil dólares en contratos (116 millones 580 mil pesos, al tipo de cambio de ese año). Una decena de ejecutivos de esa compañía y funcionarios del IMSS, entre los cuales hubo jefes de compras, médicos y encargados de almacén, estuvieron involucrados en esa trama.

La sanción contra Orthofix fue conocida en México y Estados Unidos por medio de comunicados de prensa en 2012. No obstante, hasta la publicación de este reportaje, se desconocía la forma en que el IMSS intentó resolver el caso y que además la empresa continuó operando en suelo mexicano a pesar de ser sorprendida en actos de corrupción.

Una base de datos elaborada por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) permite saber qué durante ocho años la transnacional obtuvo al menos 888 contratos en los que se registraron algunas irregularidades respecto a la legislación mexicana: sobreprecios, sobornos en efectivo, regalos, paquetes vacacionales, entre otros.

Presionados por la investigación y sus hallazgos en Estados Unidos, en 2014 el IMSS presentó una demanda civil y culpó a la transnacional de delitos, asegurando que “la conducta ilegal de Orthofix los había dañado de numerosas maneras”.

Tras dos años de disputa el 23 de febrero del 2016, el equipo de abogados del IMSS llegó a un acuerdo en una corte de Texas y pactaron con Orthofix retirar la demanda a cambio de dinero y equipo médico.

Hasta la fecha se desconocen los términos exactos de ese acuerdo, ya que la dependencia ha declinado las peticiones de entrevista que se le han enviado por distintos medios, y a través del sistema de transparencia declaró la inexistencia de información relacionada con este proceso judicial.

Sin embargo, expedientes obtenidos por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad en cortes de Estados Unidos revelan que Orthofix y el IMSS llegaron a un acuerdo económico de 3 millones de dólares (54 millones de pesos) en equipo médico y un millón de dólares (18 millones de pesos) “en efectivo”.

MCCI también encontró que Orthofix no cumplió su parte del trato. Durante dos años el IMSS ha esperado que la empresa entregue los dispositivos médicos. La dependencia mexicana aseguró que la compañía ni siquiera hizo el intento de ingresarlos a México, y hasta la fecha no ha reparado el daño.

De acuerdo con una revisión realizada por MCCI, mientras el IMSS esperaba que la transnacional cumpliera con el acuerdo, los productos fabricados por la empresa continuaban ingresando a los hospitales a través de un distribuidor: BMTI, al que Orthofix reconoce como su actual representante.

Los primeros contratos

La empresa Orthofix inició operaciones en 1980 en Verona, Italia y fue fundada por un reconocido investigador ortopédico, Giovanni De Bastiani. Desde entonces, se ha dedicado al diseño y manufactura de dispositivos médicos para columna vertebral, ortopedia y fijación de extremidades.

Los productos que Orthofix ofrece son distribuidos a través de representantes de ventas y subsidiarias en más de 60 países; es una de las compañías más grandes de dispositivos ortopédicos y está presente en Sudáfrica, China, Noruega, Argentina, Nueva Zelanda, Estados Unidos y México.

De acuerdo con su página web, sus oficinas centrales están en Lewisville, Texas; actualmente cuenta con 900 empleados y colabora en investigación y desarrollo de dispositivos médicos con distintas organizaciones, como la Fundación de Investigación y Educación Ortopédica (OREF por sus siglas en inglés) y el Hospital de Niños del Rito Escocés.

La compañía de dispositivos médicos logró ingresar a tierras mexicanas en el año 2003, gracias a una empresa subsidiaria llamada Promeca S.A. de C.V.

De acuerdo al Registro Público de la Propiedad y el Comercio de la Ciudad de México, Promeca fue fundada en 1994 por Arturo Alberto Soto Cabrera para comprar, vender, importar, exportar y distribuir prótesis e implantes de todo tipo.

Los socios y directivos de esta empresa fueron Alejandro Sergio Méndez Torres Paniagua, Mauricio Fernando Calvos Warnery, Alfonso Solloa Junco y Armando Bocanegra Castillo. En el año 2003, se incorporaron como apoderados dos ciudadanos estadounidenses: Robert Rucinsky y Gary Henley.

Estos últimos también contaban con puestos directivos en Orthofix: Henley como presidente de la división de América y Rucinsky como integrante del consejo administrativo de la empresa.

Las oficinas de Promeca estaban ubicadas en la calle José María Vértiz 1235 en la colonia Letrán Valle, en Ciudad de México y en la Avenida Miguel Hidalgo y Costilla número 44600, en el barrio de Ladrón de Guevara, en Guadalajara. MCCI realizó una visita a los inmuebles y en el caso de Jalisco solo había una casa abandonada. Mientras que, en Ciudad de México, se encontró una empresa de prótesis médicas llamada Missolutions, aquí un policía que no se identificó, dijo que Promeca no estaba ahí desde hace dos años. De los accionistas no hay rastro en registros públicos.

De acuerdo con el caso 4:18-cv-00121-ALM-KPJ, que fue reabierto el 23 de febrero del 2018 por la Fiscalía del Distrito Este de Texas, Promeca surtió de dispositivos médicos al gobierno mexicano desde 2003 hasta 2010.

En el año 2003 ganó por primera vez contratos para vender productos de Orthofix a dos instituciones de salud pública de México que pertenecían al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS): el Hospital de Traumatología Magdalena de las Salinas y Hospital de Traumatología y Ortopedia Lomas Verdes en Ciudad de México y Estado de México.

Según información del gobierno de EU, Promeca ganó estos contratos gracias al pago de sobornos a funcionarios: “chocolates” les llamaron. Un esquema creado y administrado por el entonces jefe de operaciones en América de Orthofix.

Lee aquí la investigación completa de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.

Tras la publicación del reportaje, el IMSS emitió un posicionamiento donde asegura que volvió a demandar a la empresa Orthofix, por no resarcir el daño causado al Instituto:

En respuesta, Mexicanos Unidos Contra la Corrupción y la Impunidad destacó que este dato ya estaba incluido en la publicación, sin embargo dijo que el IMSS no explicó, pese a que se le buscó en reiteradas ocasiones, por qué se siguió comprando equipo a la trasnacional mediante un distribuidor, ni qué sucedió con el dinero que Orthofix entregó, ni por qué no hay funcionarios del Instituto sancionados por el fraude.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cuáles son los países con las tasas de interés más bajas del mundo y por qué no es una buena señal económica

Que varios de los países más ricos del mundo tengan tasas de interés bajo el 0% suena como una maravilla para las personas y las empresas que piden crédito. Pero en realidad, las "tasas rojas" son una señal de cómo se está desacelerando la economía global y la incertidumbre que existe frente a una posible recesión.
26 de agosto, 2019
Comparte

¿Por qué hay inversores dispuestos a comprar bonos de países ricos que les aseguran pérdidas en vez de ganancias?

A primera vista, parece el “mundo al revés”. Especialmente en América Latina, donde las tasas de interés que fijan los bancos centrales están muy, pero muy lejos de un 0%.

Que un país suba o baje la tasas de interés determina, básicamente, cuál es el valor del dinero, es decir, cuánto debes pagar por pedir un crédito y cuánto puedes ganar si ahorras.

Eso afecta directamente a las personas, a las empresas y a toda la economía de un país.

Por eso cuando un banco central sube o recorta las tasas, las bolsas reaccionan al instante y los grandes inversionistas mueven capitales de un mercado a otro, según la rentabilidad que pueden conseguir y el nivel de riesgo asociado a un país.

Por eso, cuando Jerome Powell, el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos (equivalente al banco central) dice algo o simplemente respira… todos le prestan atención.

Y por eso Donald Trump se pone furioso cuando Powell no hace lo que a él le gustaría.

Pero…. si las tasas de interés fijan lo que vale pedir y prestar dinero, ¿por qué hay países con intereses bajo el 0%?

Los países, en general, bajan las tasas para estimular el crecimiento económico, haciendo que para la gente y las empresas sea más atractivo gastar e invertir antes que ahorrar.

Tasas negativas

BBC

“Una tasa de interés baja o negativa incentiva el consumo, la inversión productiva, el empleo, los ingresos”, le dice a BBC Mundo Jorge Serralde, profesor de finanzas de la Universidad del Valle de México.

Ocurre cuando una economía se está desacelerando y el banco central quiere que haya más dinero circulante.

¿Cómo le puede afectar a la gente?

Ahora bien, los bancos comerciales no están obligados a seguir exactamente el mismo camino que fija el central.

Sin duda siguen la tendencia, pero no hay un traspaso automático a los clientes.

Mujer en cajero automático

Getty Images
Con tasas de interés negativas celebran los deudores y sufren los ahorristas.

“No es que yo use una tarjeta de crédito y el banco comercial me devuelva dinero porque el banco central tiene una tasa de interés negativa”, explica.

Lo que ocurre es que en general mejoran las condiciones de los créditos, pero a nadie le llega un cheque a la casa con una devolución de intereses.

De hecho, hace unos días un banco danés hizo noticia porque anunció un crédito hipotecario con una tasa de interés negativa: -0.5% anual por 10 años.

Varios medios dijeron que el Jyske Bank le pagaría a las personas para que le pidieran una hipoteca.

Pero en realidad, aunque la oferta es increíblemente conveniente, el producto tiene otros tipos de costos asociados.

Lo cierto es que te prestan tan barato, pero tan barato, que es llamativo.

Jyske Bank

Getty Images
El banco danés Jyske Bank acaba de lazar créditos hipotecarios con interés negativo a 10 años.

Y en el fondo es un ejemplo de cómo una tasa negativa puede generar hipotecas sorprendentes.

Al revés, si tienes una cuenta de ahorro en un banco, no estás ganando intereses cuando las tasas son negativas.

No es que le tengas que pagar necesariamente al banco porque te guarde la plata, pero tu dinero se está depreciando.

Eso explica por qué pierdes dinero si lo dejas en el banco cuando las tasas son extremadamente bajas.

A nivel mundial, el banco central que tiene la tasa de interés más baja es el de Suiza, con -0.75%. Le siguen Dinamarca, el Banco Central Europeo, Suecia y Japón.

Y Dinamarca lleva siete años con una tasa de interés negativa que actualmente es de -0.65%, marcando el récord del país que ha estado más tiempo con los intereses bajo el cero%.

Suiza y Dinamarca están lejos de ser una excepción, dado que el costo del crédito en Europa se mantiene bajísimo desde la Gran Recesión de 2008.

El tercer banco con la tasa más baja del mundo es el Banco Central Europeo, luego sigue Suecia y termina la lista Japón.

Pero…

¿Por qué un inversor pagaría para que le pidan dinero prestado?

Lo normal es que un banco o un inversor preste dinero para obtener una ganancia. Por eso resulta difícil entender que alguien preste dinero, sabiendo que la rentabilidad será negativa.

¿Quién podría estar interesado en perder, cuando es mejor buscar clientes dispuestos a pagar gigantescos intereses?

La respuesta está relacionada con el riesgo de perder los fondos que estás prestando. El temido “riesgo de impago de un país”. (Si las cosas no fueran así, todos se irían a comprar bonos a Argentina, que actualmente tiene una tasa de interés de 74.9%).

Al revés, cuando un país es rico y estable, te asegura que pagará, incluso aunque la rentabilidad sea insignificante.

Así funciona el mercado de los bonos, instrumentos de deuda que usan los gobiernos para financiarse.

Pero esta semana, Alemania sorprendió a los mercados al emitir el primer bono con tasa de interés negativa (0.11%) a 30 años del mundo.

Es decir, el Estado alemán le asegura al inversor que no solo no ganará ningún interés sino que al contrario, perderá dinero.

Es como si el inversor le pagara a los alemanes para financiarlos. Suena insólito, pero no le parece nada raro a los expertos financieros.

¿Qué gana entonces el inversor?

“No gana plata, pero gana seguridad”, le dice a BBC Mundo José Raúl Godoy, analista de mercados de XTB Latinoamérica.

Cajero automático

Getty Images
Esta semana Alemania emitió el primer bono con tasa de interés cero a 30 años del mundo.

“Sabes que puedes perder dinero, pero que vas a perder menos que si invirtieras en renta variable. Y eso te da seguridad en un contexto de incertidumbre en los mercados”.

“Actualmente hay riesgo de recesión en la economía alemana y europea. Entonces comprar un bono con rentabilidad cero o negativa es un refugio. Es una forma de protegerse”, apunta Godoy.

Además los bonos tienen una rentabilidad, pero también un precio. De manera tal que el inversor lo puede vender más caro en el futuro y recuperar por ese lado.

¿Seguirá cayendo el valor del dinero?

Los bancos de la zona euro han expresado su inquietud porque las tasas de interés podrían seguir cayendo.

El Banco Central Europeo, que decide la política monetaria de los 19 países miembros de la eurozona, ha mantenido su principal tasa oficial al 0% desde marzo de 2016.

Lo que muchos se preguntan es si en el actual escenario económico, con la guerra comercial entre Estados Unidos y China junto a una desaceleración global, se puede mantener el costo del crédito en Europa en su actual nivel.

Por otro lado, a fines de julio la Reserva Federal de EE.UU. -por primera vez desde la gran crisis financiera de 2008- bajó los tipos de interés, dejando la tasa de referencia en una banda de 2% a 2.25%.

Y ahora los mercados están apostando porque vendrán nuevos recortes.

¿Por qué Suiza tiene la tasa de interés más baja del mundo?

Si la economía del mundo tiembla, Suiza es uno de los lugares favoritos de los inversores para refugiarse.

El franco suizo sigue siendo una moneda fuerte y el país un sinónimo de estabilidad.

Francos suizos y bandera

Getty Images
En Suiza quieren depreciar el franco y activar el crecimiento económico.

En enero de 2015 el país europeo estrenó tasas negativas para reducir la sobrevaluación de su moneda, que es otro de los efectos que tiene el recorte de los tipos de interés.

La medida tuvo un éxito muy limitado en este sentido, dado que el franco suizo permanece sobrevaluado y recientemente se ha apreciado aún más frente al euro y el dólar”, le dice a BBC Mundo Sergio Rossi, profesor de macroeconomía y política monetaria de la Universidad de Fribourg, Suiza.

“La tasa negativa ha sobrecalentado el mercado inmobiliario suizo, a través de créditos hipotecarios que los bancos han estado ofreciendo generosamente a las familias que quieren comprar viviendas”.

Actualmente hay muy pocos bancos o instituciones financieras (como los fondos de pensiones) que ofrezcan créditos hipotecarios con una tasa de interés negativa, explica.

Pero este tipo de préstamos “ciertamente aumentará, dado que el Banco Nacional Suizo va a seguir con su política de tasas de interés negativas”.

“Incluso puede reducirla aún más”, advierte, especialmente cuando el Banco Central Europeo vuelva a recortar el costo del crédito.

Efectivamente, los inversores han estado comprando francos suizos, una moneda atractiva para quienes manejan grandes sumas de dinero.

“El problema es que como Suiza es una economía pequeña, abierta y orientada a las exportaciones, un franco suizo estructuralmente fuerte es una carga para el crecimiento”, le dice a BBC Mundo Verónica Weisser, economista del banco suizo UBS.

Además, explica, cuando el franco suizo se aprecia, los precios de las importaciones bajan, disminuyendo la inflación.

Y Suiza necesita exactamente lo contrario: más inflación para dinamizar la economía.

Por eso, para evitar un franco demasiado alto, una inflación muy baja y un crecimiento lento, Suiza tiene la tasa de interés más baja del mundo.

Lo que le preocupa a los expertos es que cuando los gobiernos tienen las tasas de interés muy bajas, queda claro que la economía mundial no está creciendo con fuerza y que los bancos centrales tienen que salir a actuar para activarla.

El riesgo es que si bajan demasiado, quedará cada vez menos espacio de maniobra a futuro en caso de que las cosas se pongan mal y llegue una recesión.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=SZY7ugs_DvI

https://www.youtube.com/watch?v=o6uE-XS3O4w

https://www.youtube.com/watch?v=0imLxAHjGjA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.