ONG critican Guardia Nacional de AMLO: En 12 años, la militarización no redujo la violencia, dicen
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Equipo de prensa de López Obrador

ONG critican Guardia Nacional de AMLO: En 12 años, la militarización no redujo la violencia, dicen

Académicos y activistas reconocen que el nuevo plan de seguridad de López Obrador busca ubicar y atacar las causas de la violencia, pero critican que la Guardia Nacional tenga un carácter eminentemente militar y no civil.
Foto: Equipo de prensa de López Obrador
30 de noviembre, 2018
Comparte

Luego de que el 15 de noviembre el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, presentó su Plan Nacional de Paz y Seguridad, que incluye la creación de una nueva fuerza de corte y formación militar, la Guardia Nacional, este jueves un grupo de organizaciones civiles criticó este plan por considerarlo una “continuación” de la estrategia de seguridad de los dos últimos sexenios, en los que las Fuerzas Armadas militares asumieron buena parte del combate a la delincuencia.

En una mesa de discusión celebrada en el Centro de Exploración y Pensamiento Crítico, de la Universidad Iberoamericana, organizaciones como el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro (CentroPro), Causa en Común, y especialistas en seguridad como Ernesto López Portillo, coordinador del Programa de Seguridad de la Ibero, recordaron que el uso de las fuerzas armadas en labores policiacas no redujo los niveles de violencia en México.

Al contrario, según datos oficiales, el último año del sexenio del presidente Enrique Peña Nieto será el más violento del que haya registro oficial en México: 28 mil 500 víctimas, casi la misma cantidad de homicidios que se registró en todo 2017, que hasta ahora había sido el año más violento, por delante incluso de 2011 y 2012, los años con más asesinatos del sexenio de Felipe Calderón.

“La estrategia de militarización del país no ha servido para reducir la violencia”, subrayó Mario Patrón, director del Centro Pro, quien añadió que, a la fecha, no hay datos empíricos que respalden una propuesta de seguridad basada en el uso de fuerzas castrenses.

Y, precisamente, ese es uno de los puntos que el Centro Pro critica del nuevo Plan Nacional de Seguridad.

Si bien la organización civil reconoció que en el Plan hay una “perspectiva integral” del problema de inseguridad, que busca ubicar las causas y consecuencias de la violencia, establecer medidas de respeto a los derechos humanos, y mejorar la salud, educación, y los ingresos de las familias, por otro lado, mostró su preocupación por el poco pesode las policías civiles en la nueva Guardia Nacional, y el predominio en ésta de las fuerzas militares para hacerse cargo de preservar la seguridad pública.

“Los grandes ausentes en el Plan son las policías civiles”, remarcó Patrón, quien además criticó que en el caso de la nueva Guardia Nacional aún no se conozca a profundidad “cuál será su diseño real y su alcance”.

“¿En qué va a consistir la Guardia Nacional? –preguntó el activista durante la mesa de debate-. Aun no lo sabemos a ciencia cierta. Solo conocemos declaraciones de distintos actores que, además, varían según si las hace Alfonso Durazo (próximo titular de Seguridad Pública) o la ministra Olga Sánchez Cordero (próximo titular de la Segob). Hasta ahora, solo tenemos conjeturas, cosas inconcretas”.

Mario Patrón también señaló que desde la sociedad civil se ha planteado en varias ocasiones la necesidad de cambiar un modelo de seguridad de corte militarizado por uno de corte civil, puesto que en 12 años de guerra contra el crimen organizado no hay datos comprobables que puedan argumentar el éxito del uso de las fuerzas castrenses en labores de seguridad. Incluso, dijo, hay una “coincidencia” del inicio de la llamada ‘guerra contra el narco’ y el aumento de los índices de violencia.

Además, agregó Patrón, la militarización también ha provocado otro “efecto perverso”.

“El incentivo perverso para que las policías municipales y estatales no se profesionalicen es, justamente, la militarización del país, ya que esto es algo a lo que recurren los gobernadores para no fortalecer a sus policías. Y una Guardia Nacional no va a acabar con ese incentivo perverso”, apuntó el activista, quien dijo que es necesario “debatir el nuevo modelo de seguridad que requiere el país”.

Ejército no rinde cuentas

Durante su intervención, Catalina Pérez Correa, investigadora de Estudios Jurídicos del CIDE, expuso que en los dos últimos sexenios no ha habido rendición de cuentas, ni transparencia, ni un sistema de control en la operación de las fuerzas militares en el combate al crimen.

“Por ejemplo, llevamos casi cinco años sin que el Ejército responda a cuántas personas ha matado en enfrentamientos armados en este país. Y, a pesar de este dato, ahora le estamos dando a la policía militar y a la policía naval enormes facultades y atribuciones en seguridad pública”, apuntó la investigadora, que criticó que ninguna autoridad vigila el uso de la fuerza letal por parte de los militares en los enfrentamientos con civiles.

“Tenemos un contexto en el que hay numerosos enfrentamientos entre militares y civiles, pero nadie está investigando las razones de esos enfrentamientos, ni qué sucede en ellos. Y esto incentiva que el uso de la fuerza letal se aplique, porque no hay un control interno ni externo”, agregó.

Pérez Correa dijo que otro de los problemas del nuevo Plan de Seguridad es que está centrado en combatir el crimen organizado, y no en la delincuencia común, a pesar de que muchos de los delitos que se registran en el país tienen que ver con asaltos a transeúntes, robos a casa habitación, y violencia intrafamiliar, entre otros.

“Estamos generando una estrategia de seguridad para enfrentar un fenómeno específico (el narcotráfico y el crimen organizado), y el problema es que esa presencia militar está generando más violencia, y está afectando negativamente a que en los estados no se cuente con instituciones de seguridad sustentables, duraderas, y que realmente atienda los problemas cotidianos de la gente”, concluyó la investigadora.

“Preocupa cambio de discurso de AMLO”

Daira Arana, investigadora de Causa en Común, recordó que, durante muchos años, López Obrador manifestó públicamente que las Fuerzas Armadas no debían cumplir funciones de seguridad pública y que la estrategia de militarización no había dado buenos resultados.

“Preocupa mucho el cambio radical de discurso de López Obrador sobre seguridad. Y ese cambio coincide con la reunión que tuvo (el 29 de octubre) con el próximo titular de la Sedena (general Luis Crescencio Sandoval). Por eso, la pregunta es: ¿Qué se discutió en esa junta?”, planteó Arana.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Tonga: los dos biólogos mexicanos que tratan de sacar de la incomunicada tras la erupción y posterior tsunami

Lesli Elisa Nava Flores y David Olaf Santillán González están entre las decenas de miles de personas atrapadas en la nación insular del Pacífico.
18 de enero, 2022
Comparte

Los familiares de dos biólogos mexicanos atrapados en Tonga vivieron horas de angustia al desconocer su situación tras el tsunami del sábado.

Lesli Elisa Nava Flores y David Olaf Santillán González están entre las decenas de miles de personas atrapadas en la nación insular del Pacífico que quedó incomunicada tras la masiva erupción de un volcán y posterior tsunami.

“El sábado la embajada británica en Tonga le prestó un teléfono satelital a mi hermana para poderse comunicar con mi mamá”, le dijo a BBC Mundo Amelia Nava, hermana de Lesli Elisa.

“Mi mamá contó que fue una llamada muy muy breve. Le dijo que estaban bien, que estaban resguardados en una zona segura, pero que estaban incomunicados y pedían que por favor los apoyáramos para que pudieran salir de la isla”, agrega.

Lesli Elisa y David Olaf viven desde hace dos años en Nukuʻalofa, la capital e isla principal de Tonga.

Tras la erupción del volcán submarino y posterior tsunami, la electricidad, internet y las comunicaciones telefónicas quedaron suspendidas y se desconoce cuál es la magnitud de los daños.

Amelia Nava afirma que se comunicó con su hermana por última vez el viernes por la tarde.

“Ella me dijo que les habían advertido que probablemente habría un tsunami, que no se acercaran a las playas. Ellos fueron por comida y víveres”, le dice a BBC Mundo.

“Después de eso yo ya no hablé con mi hermana, pero David le escribió a su cuñado diciendo que estaban lloviendo piedritas volcánicas cerca de donde ellos estaban, que posiblemente se iban a quedar incomunicados, pero que estaban bien”.

Inundaciones en Tonga tras las olas de tsunami.

BBC

Amelia cuenta que su hermana y David se refugiaron en un hotel cerca del aeropuerto, en una zona alejada del área que quedó inundada por el tsunami.

“Se ve que el tsunami ocurrió en una de las orillas de la isla donde todo quedó inundado. Ellos estaban en el aeropuerto, que está un poco más alejado de esa zona”, señala.

En efecto, la Alta Comisión de Nueva Zelanda en Tonga publicó en Facebook que se tienen informes de “daños significativos en los centros turísticos y la zona costera del norte de Nuku’alofa”.

Este lunes, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México informó que ha iniciado la búsqueda de alternativas para facilitar el regreso a México de los biólogos, quienbes se encuentran fuera de peligro, aunque incomunicados debido a las condiciones en las que quedó el país tras la eurupción y el tsunami.

Aunque las autoridades mexicanas no han establecido contacto con ambos desde el sábado.

Su trabajo en Tonga

Los biólogos egresados de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) viven en Tonga desde hace dos años trabajando en el mantenimiento de peces y arrecifes de coral.

“De hecho su contrato laboral era por un año, pero a raíz de la pandemia tuvieron que quedarse allí porque debido a covid cerraron el aeropuerto en Tonga y ya no pudieron salir”, señala Amelia Nava.

Incluso antes del tsunami, por la pandemia, el aeropuerto de Tonga solo llevaba a cabo un número de vuelos muy restringido.

Y Lesli y David tuvieron que permanecer en la isla el año pasado debido a estas restricciones.

BBC

BBC

Miles de afectados

Se cree que hasta 80.000 personas pueden haber resultado afectadas por el evento, le dijo a la BBC la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC).

Jacinda Ardern, primera ministra de Nueva Zelanda, dijo que el tsunami causó “daños significativos”, arrastrando barcos por tierra y golpeando tiendas junto a la orilla.

En particular, hay mucha preocupación sobre la situación en las islas exteriores más remotas de Tonga.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=zMZ5xY0Gn44

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.