La Guardia Nacional no es un tema resuelto, dice Encinas ante la crítica de la ONU

El próximo subsecretario de Derechos Humanos vaticina que el tema será debatido no solo en el Congreso, donde obtener una mayoría para su aprobación, dice, no será fácil, sino también en la sociedad.

La Guardia Nacional no es un tema resuelto, dice Encinas ante la crítica de la ONU
López Obrador ha prometido que empleará al Ejército y la Marina en una nueva estrategia de "pacificación" del país. Getty Images

Ante las críticas de un integrante del Comité de la ONU Contra la Desaparición Forzada por una posible militarización de la seguridad pública de México, el próximo subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, consideró que la creación de la Guardia Nacional todavía “no es un tema resuelto” y que “no va a ser sencillo” lograr la mayoría que hace falta en el Congreso para la reforma constitucional necesaria.

En la presentación de las observaciones de dicho Comité hacia México, Rainer Huehle mencionó que antes de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declarara inconstitucional la Ley de Seguridad Interior, ellos habían señalado que la militarización de la seguridad no es el camino y en ningún caso en el mundo se han visto resultados, ya que cuando se mezclan competencias policiales y militares, casi siempre termina en “catástrofes”.

Al ser cuestionado específicamente sobre el Plan de Seguridad del próximo gobierno, que pretende crear un cuerpo policial con soldados y marinos y mando militar, Huhle dijo que aunque el Comité de la ONU aún no se ha pronunciado al respecto, él personalmente, como miembro de ese órgano, lo ve como un peligro.

“En la prevención de las desapariciones forzadas, no creo que la experiencia, hasta ahora, en México, nos podría dar argumentos en el sentido de que los militares lo harían mejor que la policía. Los militares son entrenados para matar, ese es su oficio, para eso van a la guerra. Los militares no tienen la formación que hay que darle a la policía de cómo hacer un interrogatorio, no tienen esa función. ¿Entonces por qué darle funciones que ingresan en el territorio de la policía y no mejorar los comportamientos, la formación, los conocimientos de las policías? No sólo enseñarles a respetar los derechos humanos, sino también cómo hacer un buen interrogatorio, una buena investigación que realmente sirva”, sugirió.

—Ya son muchas voces de organismos multilaterales incluso, y de organismos internacionales que hablan de no militarizar la seguridad, de cara a la creación de la Guardia Nacional. ¿Qué decir al respecto, el gobierno entrante va a repensar la creación de este cuerpo? —, se le preguntó a Encinas.

“La Guardia Nacional… Bueno, ustedes conocen cuál es mi posición al respecto de la participación de las Fuerzas Armadas en materia de seguridad pública, y no va a cambiar. Yo fui uno de los principales promotores de la acción de inconstitucionalidad contra la Ley de Seguridad Interior y, por supuesto, voy a seguir defendiendo esta convicción personal”, dijo el futuro funcionario.

Agregó que hay que analizar la estrategia completa, que incluye tener a los derechos humanos en el centro, dar garantías de justicia y no repetición del daño. También dijo que es necesario repensar a las Fuerzas Armadas en México, si realmente este país necesita un Ejército para exterminar, y no más bien que en lugar de una militarización de la seguridad, se dé una policialización de los militares.

“Y lo tercero: hay que debatir esto. Yo no creo que sea un asunto resuelto. Yo creo que esto es un tema que se va a debatir, o se tiene que debatir profundamente, y no en la Cámara de Diputados o en el Senado: tiene que ser en la sociedad. Y en lo personal creo que construir una mayoría calificada (para cambiar la Constitución) no va a ser sencillo.

”Yo creo que hay que ir a debatir esto al Congreso, que se debata abiertamente. Yo para empezar pienso que este no es un tema resuelto y el gobierno entrante escucha, está en la disposición de escuchar y creo que vale la pena alentar este esfuerzo. Y por eso lo digo yo desde mi posición personal, de forma tan abierta. Yo creo que es uno de los grandes temas de inicio de gobierno que va a ser un momento de inflexión de lo que van a ser los próximos seis años”, expresó.

Ante el representante del Comité de la ONU Contra la Desaparición Forzada y de algunos familiares de personas desaparecidas que acudieron al acto, Encinas hizo una serie de compromisos que asumirá el nuevo gobierno, empezando por atender las más de dos mil recomendaciones que la administración saliente ha recibido de distintos órganos internacionales y a las que no siempre ha dado respuesta.

Anunció como primera acción, el próximo lunes, la creación de una comisión especial para investigar el caso Ayotzinapa.

Corresponderá al gobierno entrante la implementación de la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, ya que pese a llevar un año de su aprobación, no está operando. Por ello, según Encinas, tendrán que empezar de cero, echando a andar el Sistema Nacional de Búsqueda, ya que se creó la Comisión pero no se le dotó de recursos, así que en el Presupuesto 2019 pasará de cero pesos a “varios cientos de millones”, aunque no adelantó todavía cuántos.

También ofreció la creación de un Sistema Nacional Forense, que permita cruzar en todo el país la información de cadáveres, ya que actualmente cada estado tiene sus datos y eso dificulta la identificación de personas. Para ello, anunció que se retomará el proyecto de una Cédula de Identidad para toda la población, ya que no puede ser que el Instituto Nacional Electoral (INE) tenga el monopolio de la identidad, cuando además deja fuera a todos los menores de edad, y prometió que en tres años ya habrá avances.

Por último, crear un protocolo de acompañamiento a las familias que buscan cuerpos en fosas clandestinas por su cuenta, y revisar el mecanismo de protección a periodistas y defensores de derechos humanos para que sea más eficiente.

Close
Comentarios