¿La marcha 11-11-11 es a favor del NAIM o en contra de la consulta? Esto dicen sus organizadores
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

¿La marcha 11-11-11 es a favor del NAIM o en contra de la consulta? Esto dicen sus organizadores

Las organizaciones que participarán explican que el movimiento es contra la consulta hecha por el presidente electo para cancelar las obras de Texcoco, la califican de antidemocrática.
Cuartoscuro
Por César Reveles
7 de noviembre, 2018
Comparte

El próximo domingo se llevará a cabo la marcha “11-11-11 No más consultas a modo” convocada por al menos 11 organizaciones civiles que se dicen en contra de la consulta mediante la cual el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, decidió cancelar las obras del Nuevo Aeropuerto de Texcoco en cuanto asuma el cargo.

La marcha se llevará a cabo el próximo domingo 11 de noviembre a las 11 de la mañana. Partirá del Ángel de la Independencia y culminará en el Zócalo capitalino.

Las organizaciones que apoyan o participarán en la marcha son:

Alto al Secuestro, de Isabel Miranda de Wallace; Cadena Ciudadana A.C; Ciudadanos por México; Coordinadora Ciudadana, agrupación política nacional registrada ante el INE; Fundación Tomás Moro; In-Justicia; Movimiento Pro Vecino; la red de Abogados por la Justicia; Salvemos las dos vidas; Asume A.C, y Táctica Social A.C.

Los organizadores esperan la asistencia de al menos 10 mil personas en la marcha toda vez que la invitación se difundió hace unos días y ha sido ampliamente compartido en redes sociales.

Hasta el momento la invitación en Facebook tiene la confirmación de 11 mil personas que asistirán y otras 32 mil interesadas.

¿Cuál es el objetivo de la marcha?

Esta movilización fue llamada inicialmente “Marcha a favor del NAIM” y se ganó el calificativo en redes sociales de “marcha fifí” que consideraban que el movimiento surgía de intereses personales para favorecer a los empresarios e inversionistas del proyecto de Texcoco.

Sus organizadores aseguran que su intención es manifestarse en contra de la forma “antidemocrática” utilizada por el presidente electo para tomar la decisión de cancelar la obra.

En entrevista para Animal Político, Laura Herrejón, presidenta de la organización Movimiento Pro Vecino e iniciadora del movimiento 11-11-11, explica que cierto sector de la población ha desvirtuado la verdadera intención de la marcha.

“Nuestra manifestación no va para nada a favor del NAIM, ese tiene que ser defendido por especialistas y técnicos, nuestro asunto va más de fondo y es porque la consulta que realizaron López Obrador y Morena fue una burla para los mexicanos y para la democracia. Ellos hicieron las preguntas, las boletas y su personal contó los resultados. Llevaron los resultados a donde les convenía”, comenta Laura.

Aunque se considera inexperta en el tema aeronáutico para comparar ambos proyectos (Texcoco y Santa Lucía), desde su punto de vista, la construcción del NAIM era la mejor opción económica a futuro para los mexicanos y el país, a diferencia de Santa Lucía, cuyo proyecto aún no esta claro “y por ello creemos que no va a funcionar”.

Laura califica de preocupante la manera en la que se tomó la decisión de cancelar el NAIM siendo esa la razón principal para convocar a la marcha.

“El quedarnos callados ante una encuesta hecha a modo y mandar al diablo a las instituciones es inaceptable y peligroso. Queremos demostrar que estamos en desacuerdo con esta forma de gobernar y tomar decisiones pues se trata de una violación a la democracia”, añade.

Sobre las declaraciones de López Obrador de modificar la ley para hacer uso de las consultas en un futuro, Laura considera que sería un gran error pues “lo que intentan hacer no es democracia sino cambiar las leyes a su modo para favorecer su acciones”.

La presidenta de movimiento Pro Vecino argumenta que el presidente electo, con los 30 millones de votos que consiguió, tenía el respaldo suficiente para tomar la decisión de cancelar el NAIM sin necesidad de hacer una consulta ciudadana en la que pudieron participar todas las personas aunque no fueran especialistas en el tema.

“En lugar de decir fue promesa de campaña, lo cancelo y asumo los riesgos, involucró al pueblo para blindarse de posibles denuncias. La forma de manipulación que enfrentamos  es preocupante; queremos avances y no retrocesos, y este cambio no precisamente está siendo para mejorar”, agrega Laura.

Por su parte, Raúl Vázquez, presidente de Coordinación Ciudadana, otra de las organizaciones que participarán en la marcha, coincide en que la consulta, lejos de ser un proceso transparente, fue algo “totalmente antidemocrático” cuyo resultado no es creíble.

“Nunca supimos como fue el manejo de las boletas ni el proceso de conteo. Nos merecemos cosas hechas con respeto a la ley y transparentes, estamos a favor de la participación ciudadana, pero no así, porque ahora resulta que la única verdad es la que ellos dicen y no se puede cuestionar”.

“No es una marcha fifí”

Ambos organizadores lamentan que usuarios de redes sociales etiqueten el movimiento con un  calificativo frecuentemente utilizado por el presidente electo.

“Nosotros no peleamos por los empresarios o por intereses personales, sino por la democracia hecha a modo de una persona, y ahora resulta que somos “fifís”, por ir en contra de ciertos modos. No lo somos, aquí cabemos todos, es una marcha para todos ciudadanos e incluso políticos. La marcha es por México y no solo por un grupo”, comenta Laura.

Consideran lamentable que López Obrador utilice el término “fifí” para el sector que lo critica porque “propicia la polarización, el enojo y el encono entre la población”.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

El misterio de cómo en Sudáfrica los casos de COVID-19 dejaron de crecer de forma abrupta

Durante las últimas dos semanas, Sudáfrica ha experimentado una situación excepcional que los médicos todavía no logran explicar: una caída dramática e inesperada en la tasa diaria de contagios por coronavirus.
Getty Images
13 de abril, 2020
Comparte

Durante las últimas dos semanas, Sudáfrica ha experimentado una situación excepcional que los médicos todavía no logran explicar: una caída dramática e inesperada en la tasa diaria de contagios por coronavirus.

Las camas en los hospitales están listas, se han preparado salas enteras, las operaciones no urgentes han sido reprogramadas y las ambulancias, equipadas.

Mientras, los equipos médicos han estado ensayando sin parar los protocolos durante semanas y las autoridades de salud se han pasado largas horas en reuniones en línea elaborando y ajustando sus planes de emergencia.

Pero hasta ahora, y contra la mayoría de las predicciones, los hospitales de Sudáfrica permanecen calmados: el “tsunami” de infecciones que muchos expertos auguraron no se ha materializado. Al menos, no todavía.

“Es un poco extraño, misterioso. Nadie está seguro de qué está pasando”, cuenta el doctor Evan Shoul, especialista en enfermedades infecciosas en Johannesburgo.

Tom Boyles, otro médico especialista en enfermedades infecciosas en el Hospital Helen Joseph, uno de los centros de salud públicos más grandes de Johannesburgo, también aseguran que están “un poco perplejos”.

“Lo hemos estado llamando la calma antes de la tormenta durante aproximadamente tres semanas. Estábamos preparando todo aquí. Y simplemente no ha llegado. Es extraño“.

Sudafrica

EPA
Sudáfrica implantó el confinamiento desde marzo pasado.

Los expertos en salud advierten, sin embargo, que es demasiado pronto para ver esto como un avance significativo y les preocupa que incluso pueda desencadenar una peligrosa sensación de complacencia.

El presidente Cyril Ramaphosa ha sugerido que las dos semanas de confinamiento son las responsables y ha extendido las restricciones a nivel nacional, que estaban programadas para finalizar dentro de una semana, hasta fin de mes.

Sin embargo, pese a que otros países también han impuesto confinamientos severos, no han obtenido resultados semejantes.

Así, a medida que el país y el continente continúan preparándose para el impacto potencialmente devastador de la pandemia, los médicos luchan por explicar lo que está sucediendo en Sudáfrica.

Rastreo agresivo de contactos

Han pasado casi cinco semanas desde el primer caso confirmado de covid-19 en Sudáfrica, y hasta el 28 de marzo, el gráfico diario que rastrea el número de nuevas infecciones siguió una curva ascendente acelerada.

Hasta ese momento, todo era similar a lo que ocurría en la mayoría de los países donde también se habían detectado casos por iguales fechas.

Pero ese sábado, la curva repentinamente cayó bruscamente: de 243 casos nuevos en un día, bajó a solo 17.

Desde entonces, el promedio diario se ha establecido en alrededor de 50 casos nuevos.

¿Podría ser que el confinamiento temprano y estricto de Sudáfrica y su agresivo trabajo de rastreo realmente estén funcionando?

Síntomas de la covid-19

BBC

¿O es solo una pequeña pausa ante una debacle?

A finales de la pasada semana, el presidente Ramaphosa dijo que era “demasiado pronto para hacer un análisis definitivo”, pero consideró que desde que se introdujo la cuarentena, el aumento diario de infecciones se redujo del 42% a “alrededor del 4%“.

“Creo que a cuantas más personas les hagamos las pruebas, más revelaremos si es una aberración o si es real. Las cifras aún no están ahí”, advirtió Precious Matotso, un funcionario de salud pública que está monitoreando la pandemia en Sudáfrica en nombre de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Temores de complacencia

En Sudáfrica es un criterio compartido el argumento de que es peligrosamente temprano para tratar de llegar a conclusiones firmes sobre la propagación del virus.

“Es difícil predecir qué camino vamos a tomar: una tasa de infección alta, media o baja. No tenemos pruebas generalizadas”, indica Stavros Nicolaou, un ejecutivo de atención médica que ahora coordina elementos de la respuesta del sector privado.

sudafrica

Getty Images
En Sudáfrica, hasta el 11 de abril, se habían reportado 2,028 casos y 25 muertes de coronavirus.

“Puede haber signos tempranos que sean positivos, pero mi temor es que las personas comiencen a sentirse complacidos (y bajen la guardia), en base a datos limitados”, agrega.

La sensación de vacío causada por esta pausa prolongada, la “calma potencial antes de una tormenta devastadora”, como lo describió el ministro de Salud Zweli Mkhize la semana pasada, se está llenando inevitablemente de especulaciones.

Anticipación nerviosa

La suposición generalizada ha sido que el virus, introducido en Sudáfrica y en muchos otros países africanos en gran parte por viajeros más ricos y visitantes extranjeros, inevitablemente se trasladaría a barrios más pobres y abarrotados y se extendería rápidamente.

Según los expertos, esa sigue siendo la próxima etapa más probable del brote y ya se han confirmado varias infecciones en varios municipios.

Pero los médicos aquí y en algunos países vecinos han notado que los hospitales públicos aún no han visto ningún indicio de un aumento en los ingresos por infecciones respiratorias, la indicación más probable de que, a pesar de las pruebas limitadas, el virus se está propagando rápidamente.

Una teoría es que los sudafricanos podrían tener una protección adicional contra el virus.

Algunos alegan que podría deberse a una variedad de posibles factores médicos, que van desde la vacuna contra la tuberculosis, que es obligatoria y todos los ciudadanos la reciben al nacer, hasta el impacto potencial de tratamientos antirretrovirales o el posible papel de diferentes enzimas en diferentes grupos de población.

Pero estas suposiciones no han sido verificadas.

“Estas ideas han estado ahí por un tiempo. Me sorprendería si fuera resultado de una vacuna… eso son teorías. Probablemente no sean ciertas”, indica Boyles.

sudafrica

Getty Images
Sudáfrica envió al Ejército a la calle para reforzar la cuarentena.

El profesor Salim Karim, principal experto en VIH de Sudáfrica cree que se tratan de “hipótesis interesantes”, pero nada más que eso.

“No creo que nadie en el planeta tenga las respuestas”, indicó.

Shoul, por su parte, afirmó que el país aún está “planeando como si se acercara un tsunami”.

“La sensación sigue siendo de gran anticipación nerviosa”, comentó.

La incertidumbre

Lo cierto es que esta situación, ajena a lo que pasa en la mayor parte del mundo, ha llevado a los expertos a plantearse si se trata de una pausa menor antes de lo que un médico consideró “un aumento intergaláctico” de los casos.

Varios críticos han señalado la preocupación de que el sistema de salud estatal ha tardado en implementar un régimen de pruebas agresivo y actualmente depende demasiado de clínicas privadas.

sudafrica

Getty Images
Se desconoce el motivo de que los casos hayan disminuido.

Documentos internos del Departamento de Salud al que tuvo acceso la BBC apuntan a las crecientes preocupaciones sobre la mala gestión y la disfunción dentro del sistema estatal, en particular con respecto a la lenta tasa de pruebas.

Pero esas preocupaciones se equilibran con la creciente confianza en que el enfoque “basado en evidencia” del gobierno para la pandemia pueda también estar dando resultado.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial



Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=B_Gzc2Z7uQY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.