¿La marcha 11-11-11 es a favor del NAIM o en contra de la consulta? Esto dicen sus organizadores
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

¿La marcha 11-11-11 es a favor del NAIM o en contra de la consulta? Esto dicen sus organizadores

Las organizaciones que participarán explican que el movimiento es contra la consulta hecha por el presidente electo para cancelar las obras de Texcoco, la califican de antidemocrática.
Cuartoscuro
Por César Reveles
7 de noviembre, 2018
Comparte

El próximo domingo se llevará a cabo la marcha “11-11-11 No más consultas a modo” convocada por al menos 11 organizaciones civiles que se dicen en contra de la consulta mediante la cual el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, decidió cancelar las obras del Nuevo Aeropuerto de Texcoco en cuanto asuma el cargo.

La marcha se llevará a cabo el próximo domingo 11 de noviembre a las 11 de la mañana. Partirá del Ángel de la Independencia y culminará en el Zócalo capitalino.

Las organizaciones que apoyan o participarán en la marcha son:

Alto al Secuestro, de Isabel Miranda de Wallace; Cadena Ciudadana A.C; Ciudadanos por México; Coordinadora Ciudadana, agrupación política nacional registrada ante el INE; Fundación Tomás Moro; In-Justicia; Movimiento Pro Vecino; la red de Abogados por la Justicia; Salvemos las dos vidas; Asume A.C, y Táctica Social A.C.

Los organizadores esperan la asistencia de al menos 10 mil personas en la marcha toda vez que la invitación se difundió hace unos días y ha sido ampliamente compartido en redes sociales.

Hasta el momento la invitación en Facebook tiene la confirmación de 11 mil personas que asistirán y otras 32 mil interesadas.

¿Cuál es el objetivo de la marcha?

Esta movilización fue llamada inicialmente “Marcha a favor del NAIM” y se ganó el calificativo en redes sociales de “marcha fifí” que consideraban que el movimiento surgía de intereses personales para favorecer a los empresarios e inversionistas del proyecto de Texcoco.

Sus organizadores aseguran que su intención es manifestarse en contra de la forma “antidemocrática” utilizada por el presidente electo para tomar la decisión de cancelar la obra.

En entrevista para Animal Político, Laura Herrejón, presidenta de la organización Movimiento Pro Vecino e iniciadora del movimiento 11-11-11, explica que cierto sector de la población ha desvirtuado la verdadera intención de la marcha.

“Nuestra manifestación no va para nada a favor del NAIM, ese tiene que ser defendido por especialistas y técnicos, nuestro asunto va más de fondo y es porque la consulta que realizaron López Obrador y Morena fue una burla para los mexicanos y para la democracia. Ellos hicieron las preguntas, las boletas y su personal contó los resultados. Llevaron los resultados a donde les convenía”, comenta Laura.

Aunque se considera inexperta en el tema aeronáutico para comparar ambos proyectos (Texcoco y Santa Lucía), desde su punto de vista, la construcción del NAIM era la mejor opción económica a futuro para los mexicanos y el país, a diferencia de Santa Lucía, cuyo proyecto aún no esta claro “y por ello creemos que no va a funcionar”.

Laura califica de preocupante la manera en la que se tomó la decisión de cancelar el NAIM siendo esa la razón principal para convocar a la marcha.

“El quedarnos callados ante una encuesta hecha a modo y mandar al diablo a las instituciones es inaceptable y peligroso. Queremos demostrar que estamos en desacuerdo con esta forma de gobernar y tomar decisiones pues se trata de una violación a la democracia”, añade.

Sobre las declaraciones de López Obrador de modificar la ley para hacer uso de las consultas en un futuro, Laura considera que sería un gran error pues “lo que intentan hacer no es democracia sino cambiar las leyes a su modo para favorecer su acciones”.

La presidenta de movimiento Pro Vecino argumenta que el presidente electo, con los 30 millones de votos que consiguió, tenía el respaldo suficiente para tomar la decisión de cancelar el NAIM sin necesidad de hacer una consulta ciudadana en la que pudieron participar todas las personas aunque no fueran especialistas en el tema.

“En lugar de decir fue promesa de campaña, lo cancelo y asumo los riesgos, involucró al pueblo para blindarse de posibles denuncias. La forma de manipulación que enfrentamos  es preocupante; queremos avances y no retrocesos, y este cambio no precisamente está siendo para mejorar”, agrega Laura.

Por su parte, Raúl Vázquez, presidente de Coordinación Ciudadana, otra de las organizaciones que participarán en la marcha, coincide en que la consulta, lejos de ser un proceso transparente, fue algo “totalmente antidemocrático” cuyo resultado no es creíble.

“Nunca supimos como fue el manejo de las boletas ni el proceso de conteo. Nos merecemos cosas hechas con respeto a la ley y transparentes, estamos a favor de la participación ciudadana, pero no así, porque ahora resulta que la única verdad es la que ellos dicen y no se puede cuestionar”.

“No es una marcha fifí”

Ambos organizadores lamentan que usuarios de redes sociales etiqueten el movimiento con un  calificativo frecuentemente utilizado por el presidente electo.

“Nosotros no peleamos por los empresarios o por intereses personales, sino por la democracia hecha a modo de una persona, y ahora resulta que somos “fifís”, por ir en contra de ciertos modos. No lo somos, aquí cabemos todos, es una marcha para todos ciudadanos e incluso políticos. La marcha es por México y no solo por un grupo”, comenta Laura.

Consideran lamentable que López Obrador utilice el término “fifí” para el sector que lo critica porque “propicia la polarización, el enojo y el encono entre la población”.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Muere Ruth Bader Ginsburg: quién fue y por qué es pionera de la igualdad de género

Conocida por sus iniciales, RGB, la jueza Ruth Bader Ginsburg falleció a los 87 años luego de dos décadas de padecer cáncer. Su vida y decisiones la convirtieron en un pilar de la política liberal de Estados Unidos.
18 de septiembre, 2020
Comparte

La segunda mujer en ocupar el cargo de jueza de la Corte Suprema de Estados Unidos falleció este viernes.

Ruth Bader Ginsburg murió a la edad 87 años en su casa de Washington D. C. luego de una batalla de dos décadas contra el cáncer.

Para el ala más liberal del país, la noticia es devastadora, pues RGB, como era conocida, era un ícono del pensamiento más progresista de Estados Unidos.

Y su fallecimiento abre la posibilidad al presidente Donald Trump de nombrar un reemplazo y reforzar la mayoría conservadora de 5 a 4 que hasta ahora había en la Corte Suprema.

Los miembros de la Corte Suprema de EE.UU.

Reuters
En la Corte Suprema hay una mayoría de jueces conservadores en la actualidad.

Sobre Ginsburg se han hecho libros y películas biográficas y su imagen aparece en camisetas y tazas de café hasta disfraces de Halloween.

“Creo que personas de todas las edades están emocionadas de ver a una mujer en la vida pública que ha demostrado que, incluso a los 85 años, puede ser inquebrantable en su compromiso con la igualdad y la justicia”, dijo hace un par de años Irin Carmon, una de las autoras de Notorious RBG, un libro sobre la vida de la jueza.

Famosa por su diminuta estatura, su actitud seria y sus largas pausas en las conversaciones, de ella se decía que no tenía paciencia para hablar de tonterías.

Pero ¿cómo pasó RBG a convertirse en un símbolo?

Feminismo y leyes

Joan Ruth Bader nació en el barrio de Flatbush en Brooklyn, Nueva York, en 1933, de padres inmigrantes judíos.

Después de graduarse de la Universidad de Cornell en 1954, se casó con Marty Ginsburg y poco después, tuvo su primer hijo.

Mientras Ginsburg estaba embarazada, fue “descendida” en su trabajo en una oficina de seguridad social (la discriminación contra las mujeres embarazadas aún era legal en la década de 1950) y esa experiencia la llevó a ocultar su segundo embarazo años más tarde.

Ginsburg in 1977

Bettmann
Ginsburg en 1977.

En 1956, se convirtió en una de las nueve mujeres que se inscribieron en la Escuela de Derecho de Harvard, en la que el decano obligó a sus estudiantes a decirle cómo podían justificar que ocuparan el lugar de un hombre en su escuela.

Más tarde se trasladó a la Escuela de Derecho de Columbia, en Nueva York, y se convirtió en la primera mujer en trabajar en las revisiones de leyes de ambos colegios.

Sin embargo, pese a haberse graduado en esas universidades, Ginsburg batalló por encontrar trabajo.

Finalmente, se convirtió en profesora en la Universidad Rutgers en 1963, donde enseñó algunas de las primeras clases de mujeres y Derecho, y fue cofundadora del Proyecto de Derechos de la Mujer en la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos.

RBG

AFP
Los guantes de seda eran uno de los elementos distintivos de RBG.

En 1973, se convirtió en la asesora general de esa última organización, lo que dio inicio a una era prolífica para argumentar casos de discriminación de género, seis de los cuales la llevaron ante el Tribunal Supremo de Estados Unidos.

Ganó cinco de ellos, incluido el de un hombre que reclamaba la pensión de su esposa fallecida después del parto.

También fue durante este tiempo cuando discutió en nombre de una capitana de la Fuerza Aérea que había quedado embarazada y a quien le pedían que abortara al bebé para que no perdiera su trabajo.

rbg

Getty Images
RBG con una bolsa con su imagen.

En 1973, el caso Roe vs. Wade decidió la legalización del aborto, pero Ginsburg notó que, dado que el fallo dependía del derecho a la privacidad y no del de la protección igualitaria, estaba abierto a un ataque legal.

“La Corte se aventuró demasiado lejos en el cambio que ordenó y presentó una justificación incompleta de su acción”, contó en una conferencia de 1984.

La segunda mujer en la Corte Suprema

En 1980, el presidente Jimmy Carter nominó a Ginsburg a la Corte de Apelaciones de Estados Unidos para el Distrito de Columbia.

Se ganó una reputación de centrista, votando con los conservadores muchas veces.

Por ejemplo, cuando rechazó de escuchar el caso de discriminación de un soldado que dijo que había sido dado de baja de la Armada por ser gay.

Justice Ginsburg is sworn in, with her husband Martin holding the bible

Mark Reinstein
Clinton la nominó a la Corte Suprema en 1993.

El presidente Bill Clinton la nominó a la Corte Suprema en 1993, después de una prolongada búsqueda.

Ginsburg se convirtió en la segunda mujer en ser juez del más alto tribunal de Estados Unidos.

La disidente ardiente

Uno de sus casos más importantes y tempranos en la Corte fue el llamado Estados Unidos vs. Virginia, que anuló la política de admisión de solo hombres en el Instituto Militar de Virginia.

Al explicar su decisión, Ginsburg alegó que ninguna ley o política debería negar a las mujeres “la plena ciudadanía, la misma oportunidad de aspirar, lograr, participar y contribuir a la sociedad en función de sus talentos y capacidades individuales”.

Ruth Bader Ginsburg

AFP
RBG se negó reiteradamente al retiro.

A medida que la Corte se ha vuelto más conservadora, Ginsburg movió cada vez más hacia la izquierda y se hizo famosa por sus ardientes disensiones del resto de los jueces.

Ha sido una posición que la volvió tan conocida que una joven estudiante de Derecho llamada Shana Knizhnik creó una cuenta en Tumblr dedicada a Ginsburg llamada Notorious RBG, una referencia al difunto rapero The Notorious BIG.

La cuenta reintrodujo a Ginsburg a una nueva generación de jóvenes feministas y se hizo tan popular que Knizhnik y su coautora Carmon convirtieron el blog en un libro del mismo nombre, que devino un éxito de ventas.

“Creo que en realidad es algo que Ginsburg realmente ha disfrutado en estos últimos años”, opinó Schiff Berman, quien trabajara para la jueza.

“Para ella es muy emocionante sentir que su legado puede inspirar a una nueva generación de mujeres, jóvenes en particular “, agregó.

Un icono pop

Muchos aspectos de la vida de Ginsburg se han convertido en un tema de fascinación en internet. RGB ha sido celebrada por su estilo de moda, desde su afición por los guantes de encaje hasta sus elaborados jabots, los cuellos que lleva sobre sus túnicas, o su famoso “collar disidente”.

Sin embargo, la jueza no fue inmune a la crítica… ni al error.

RBG

AFP
Los jabots sobre la túnica fueron otro de los elementos que popularizó RBG.

Durante las elecciones de 2016, llamó “farsante” al entonces candidato Donald Trump y dijo que no podía imaginar un mundo con él como presidente de Estados Unidos.

“Dice lo que se le ocurra en el momento. Realmente es un egocéntrico”, le dijo a CNN.

Sus declaraciones fueron criticadas tanto por la derecha como por la izquierda, que alegaron que esos comentarios podrían socavar su imparcialidad y autoridad de la corte.

RGB finalmente se disculpó.

Negativa de retiro

Durante los dos mandatos del presidente Barack Obama, algunos expertos se preguntaron en voz alta si no era hora de que Ginsburg se retirara en ese momento, con un demócrata en el cargo, lo que permitiría el paso de otro juez liberal para la corte.

Pero esos llamados fueron recibidos por Ginsburg con cierta irritación.

“Muchas personas me han preguntado: ‘¿Cuándo va a renunciar?’, pero mientras pueda seguir haciendo mi trabajo a todo vapor, seguiré aquí”, dijo en una entrevista.

Su muerte abre la posibilidad al presidente Trump de nombrar a un conservador más en el máximo tribunal de Estados Unidos.

*Este artículo es una versión de un perfil publicado originalmente en BBC Mundo en noviembre de 2018 y fue actualizado con la noticia su fallecimiento.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.