Mecanismos de protección a periodistas y defensores no funcionan en América Latina: RSF
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Mecanismos de protección a periodistas y defensores no funcionan en América Latina: RSF

Los mecanismos tienen fallas como falta de personal, recursos. Que los gobiernos impulsen su creación es un paso importante, pero solo el primero para consolidarlos, señaló el director del despacho Américas de Reporteros sin Fronteras.
Cuartoscuro
Por Lizbeth Padilla @liz_pf / Quito, Ecuador
15 de noviembre, 2018
Comparte

Los cuatro mecanismos de protección a periodistas y defensores de derechos existentes América Latina no funcionan. En ellos hay falta de recursos humanos y financieros, señaló Emmanuel Colombié, director del despacho Américas de Reporteros sin Fronteras.

Aunque dijo, su existencia “es una señal positiva de que el gobierno considera el problema (de los ataques a la prensa y defensores) como importante y central”.

Colombié señala que los mecanismos de México, Colombia, Honduras y Guatemala funcionan mal.

“Entrando en detalles, hay muchos problemas porque los equipos de los mecanismos no tienen capacitación suficientes para trabajar y proponer medidas, hay falta de recursos humanos y financieros”, explicó el representante de Reporteros sin Fronteras durante el encuentro Periodismo en Debate 2018, organizado por la Universidad de San Francisco de Quito.

El mecanismo colombiano es el más viejo del continente. Éste nació en agosto de 2000 y es el modelo en el cual se basa el de México.

Sin embargo, tiene fallas, pues hubo casos de corrupción, en que escoltas de periodistas protegidos eran infiltrados que daban información sobre los protegidos, recordó Colombié.

En el caso de México, el representante de RSF señaló que hay ineficiencia, pues periodistas y defensores que estaban dentro del mecanismo fueron asesinados.

El consejo del mecanismo mexicano fue notificado en octubre pasado que 727 defensores de derechos humanos y periodistas quedarán sin medidas de protección por falta de presupuesto.

En el pasado Examen Periódico Universal (EPU) de Derechos Humanos, que se llevó a cabo en Ginebra, Suiza, las naciones pidieron a México reforzar el mecanismo de protección a periodistas y defensores de derechos humanos, y terminar con la impunidad de sus asesinados.

En lo que va del sexenio, más de 40 periodistas y al menos 110 defensores de derechos humanos han sido asesinados.

Desde Ginebra, el subsecretario de Derechos Humanos, Rafael Avante, explicó que en los últimos seis años, el mecanismo había dado protección a 1,030 periodistas.

Sin embargo, dijo, “pese a estos esfuerzos, debemos reconocer y lamentar los homicidios que se han cometido en contra de estas personas, tres de las cuales, eran beneficiarias de este mecanismo”.

Colombié señala que si bien la iniciativa de crear mecanismos para proteger a periodistas y defensores de derechos humanos debe venir del gobierno, también se deben trabajar con la sociedad civil y los periodistas “para tener el mejor mecanismo posible”.

“No existe el sistema perfecto, pero hay que promover que exista”, añadió. Este dijo es el caso de Ecuador, donde en enero pasado dos periodistas del diario El Comercio y un conductor del medio fueron secuestrados y asesinados por disidentes de las FARC, en la frontera con Colombia.

Tras este hecho, organizaciones de periodistas impulsan la creación de un mecanismo de protección para Ecuador.

Qué falla en los mecanismos

En su reporte, América: Situación de los Mecanismos de Protección para los Defensores y Defensoras de los Derechos Humanos, Amnistía Internacional señala las fallas de estas figuras.

Sobre el mecanismo colombiano señala que si bien “ha salvado vidas y tras años de aplicación, ha hecho avances en relación con la adopción de un protocolo para implementar un plan de protección colectiva”, sus medidas previstas “siguen siendo principalmente policiales”.

Lo que ha sido criticado por organizaciones de la sociedad civil, pues algunas medidas de emergencia tienen repercusiones negativas en los derechos humanos de las personas protegidas.

Uno de los retos que afronta, dice AI, es la impunidad sobre los ataques contra defensores y defensoras de los derechos humanos.

Honduras comenzó con su mecanismo en 2015. A tres años de su implementación, Amnistía señala entre sus fallas que no se ha superado el enfoque policial de las medidas de protección, de debe también garantizar la participación de la sociedad civil en la toma de decisiones.

Al igual que Colombia, debe luchar contra la impunidad en los ataques en la adopción de medidas para luchar contra la impunidad en los casos de ataques contra ellos.

En Guatemala, dice AI, “no existe ningún enfoque sistemático o coordinado de las autoridades de la protección de las defensoras y defensores”. La impunidad también es un reto para las autoridades cuando proporcionan protección: “la adopción de medidas efectivas para contrarrestar el uso indebido del sistema de justicia contra defensores y defensoras, y la estigmatización de éstos”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COP25: 3 claves del polémico nuevo acuerdo por el clima (y por qué dicen que fracasó)

La presidenta de la COP25, Carolina Schmidt, aseguró que no están "satisfechos" con el resultado de la cumbre e instó a dar "una respuesta más solida, urgente y ambiciosa" para enfrentar la crisis climática.
15 de diciembre, 2019
Comparte
cumbre de las naciones unidas

Getty Images
Con dos días de retraso finalizó la COP25 presidida por la ministra chilena Carolina Schmidt (primera a la izquierda).

Fue la cumbre sobre el cambio climático de las Naciones Unidas más larga de la historia.

La versión 25 de la Conferencia de las Partes (COP) terminó con dos días de retraso y dejó con un sabor amargo a varias de las autoridades, científicos y organizaciones activistas que miraban de cerca esta reunión de casi 200 países realizada en Madrid.

Tras una jornada de maratónicas negociaciones -e incluso luego de la exclusión de un primer borrador calificado de “insuficiente”-, la madrugada de este domingo se llegó finalmente a un acuerdo, denominado “Chile-Madrid. Tiempo de Actuar”.

En él, se pide aumentar la “ambición climática” en 2020 y cumplir el Acuerdo de París para evitar que el aumento la temperatura supere 1,5 grados este siglo.

Sin embargo, sus críticos aseguran que es un consenso “débil” pues, entre otras cosas, no se incluyó el apartado sobre la regulación de los mercados de carbono, debido a que los países no lograron sellar un compromiso común al respecto.

Pero, más allá de los cuestionamientos, ¿de qué se trata realmente el documento?

¿Qué se acordó?

El primer gran acuerdo tiene que ver con un compromiso al año 2020 para que los países presenten planes de reducción de emisiones de carbono “más ambiciosos” con el fin de responder de mejor manera a la emergencia climática.

La presentación de este compromiso debe hacerse en la versión número 26 de la COP, que se realizará el próximo año en la ciudad de Glasgow, Escocia.

Las partes deberán abordar la brecha entre la recomendación de la ciencia para evitar el peligro del cambio climático y el estado actual de sus propias emisiones.

El problema, no obstante, es que no todos los países se plegaron a este compromiso. Entre ellos, Estados Unidos, China e India, grandes emisores de gases de efecto invernadero.

manifestantes afuera de la COP

Getty Images
Mientras se realizaba la cumbre en Madrid, diversos manifestantes presionaron por alcanzar acuerdos más sólidos respecto a la crisis climática.

El segundo punto importante del documento está relacionado con el rol de la ciencia. El acuerdo reconoce que cualquier política climática debe ser permanentemente actualizada en base a los avances de la ciencia.

Así, se habla de que el conocimiento científico será el “eje principal” para focalizar las decisiones climáticas de los países.

El océano y el uso del suelo fue un tercer punto clave de este consenso, reconociendo la importancia de mantener su equilibro para el buen funcionamiento del sistema climático.

Este tema fue uno de los más debatidos durante la cumbre y no estuvo exento de polémicas: Brasil, de hecho, estuvo a punto de no sumarse al acuerdo pues tenía diferencias con dos de los párrafos relativos a este tópico.

“No estamos satisfechos”

En el cierre de la COP25, la presidenta de la cumbre y ministra del medio ambiente de Chile, Carolina Schmidt, reconoció que está con “sensaciones encontradas” respecto al resultado de la conferencia.

Si bien aseguró que los acuerdos alcanzados son importantes, también afirmó que no son “suficientes”. “El mundo nos está mirando y espera soluciones concretas más ambiciosas. Por lo tanto, no estamos satisfechos”, dijo.

Schmidt advirtió que las nuevas generaciones esperan “más de nosotros”, respuestas “sólidas, urgentes y ambiciosas”.

La ministra también abordó la falta de acuerdo respecto a la regulación de los futuros mercados de emisiones de carbono, discusión que se postergó para el próximo año.

“Queríamos cerrar el Artículo 6 para implementar un mercado de carbono robusto con integridad ambiental, enfocado en generar recursos para transitar hacia un desarrollo sustentable, basado en bajas emisiones y resiliente al clima. Es triste no haber podido llegar al acuerdo final, estuvimos tan cerca”, dijo.

Greta Thunberg en la COP25.

Getty Images
Greta Thunberg aseguró que la ciencia “está siendo ignorada”.

Por su parte, el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, afirmó que está “decepcionado con los resultados”.

“La comunidad internacional ha perdido una oportunidad importante de mostrar una mayor ambición en mitigación, adaptación y finanzas para afrontar la crisis climática”, dijo.

En la misma línea, Laurence Tubiana, de la Fundación Europea del Clima y arquitecto del acuerdo de París, señaló a la BBC que el resultado de este COP “está muy lejos de lo que la ciencia nos dice que se necesita”.

“Los principales actores no cumplieron con las expectativas, pero gracias a una alianza progresiva de pequeños estados insulares, países europeos, africanos y latinoamericanos, obtuvimos el mejor resultado posible contra la voluntad de los grandes contaminadores”, agregó.

La joven Greta Thunberg, en tanto, indicó que “la ciencia está siendo ignorada” y que parecía que la COP25 se estaba “desmoronando”. “Pase lo que pase, nunca nos rendiremos. Sólo acabamos de empezar”, agregó en su cuenta de Twitter.


https://www.youtube.com/watch?v=gN-LCGigRIQ&t=25s

https://www.youtube.com/watch?v=x_-KV-ydCvA

https://www.youtube.com/watch?v=uUGQmcaAGcc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.