2 mil 200 migrantes son atendidos en albergue de CDMX; se espera el doble esta semana
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

2 mil 200 migrantes son atendidos en albergue de CDMX; se espera el doble esta semana

Un primer grupo de migrantes se encuentra en el albergue que el gobierno capitalino instaló en el Estadio Jesús Martínez ‘Palillo’, en la alcaldía Iztacalco.
Cuartoscuro
4 de noviembre, 2018
Comparte

Alternando largas caminatas con tramos carreteros a bordo de autobuses, o en coches particulares que ofrecieron ‘aventones’, un primer contingente de aproximadamente 2 mil 200 personas de la Caravana Migrante arribó desde este domingo procedente de Veracruz a Ciudad de México, donde se instalaron en el estadio Jesús Martínez ‘Palillo’.

En este recinto, ubicado junto a la Ciudad Deportiva, en la alcaldía de Iztacalco, el gobierno capitalino instaló un albergue para atender a todos los migrantes que lleguen.

La CDHDF estima que para el jueves la cifra de migrantes atendidos sea de al menos 5 mil 500.

Este lunes se sumaron a la atención de los migrantes que han llegado a la capital del país la Comisión Nacional de Derechos Humanos, la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (Copred) y la Cruz Roja.

Hasta la noche de este domingo, en el deportivo se instaló una carpa y se preparan dos más. Personal del DIF capitalino que participa en las labores de apoyo a la población migrante, dijo a Animal Político que la prioridad para las carpas son las familias completas, madres y padres que viajen con menores, así como personas enfermas; el resto se quedará en las gradas del estadio.

Previo a la entrada al recinto deportivo, los migrantes formaron largas filas para recibir cobijas, ropa de abrigo, y calzado. Sin embargo, Carlos Roberto Martínez, integrante de la Comisión de Derechos Humanos de Ciudad de México (CDHDF), dijo en entrevista que se requiere el apoyo de la ciudadanía capitalina para poder seguir atendiendo a los miles de migrantes que se espera que lleguen en las próximas horas.

“Debido a las bajas temperaturas que estamos teniendo en la ciudad, lo más urgente que se necesita son cobijas en buen estado y ropa de abrigo para adulto, pero, sobre todo, para niños, porque casi no tenemos ropa para los menores”, expuso el integrante de la CDHDF, que señaló que la ciudadanía que quiera donar puede hacerlo yendo directamente al albergue ubicado en el estadio, muy cerca del metro Ciudad Deportiva, o trasladándose al zócalo capitalino, donde se instalará un centro de acopio de comida y enseres.

Otra de las cosas que más demandan los migrantes es calzado, debido que, ante las largas caminatas tras dos semanas de Caravana, muchos llegaron a Ciudad de México con los zapatos destrozados, o incluso descalzos.

“También serán bienvenidos productos de higiene personal, como toallas sanitarias, papel de baño, jabón, shampoo, o pasta de dientes”, añadió Carlos Roberto Martínez.

El doctor Emilio Mora, jefe de los servicios de Salud de la delegación Iztacalco, informó por su parte que, hasta las 5 de la tarde de este domingo, en los tres módulos que se instalaron con doctores en el albergue, atendieron a 30 personas con infección en las vías respiratorias, cinco de ellos menores de edad.

Por lo que, dijo, la prioridad es recibir antibióticos, analgésicos para el dolor, ibuprofeno, y antiparasitarios. “Hemos tenido bastantes casos de personas que llegan con diarrea y gastrointeritis”, apuntó el médico, quien agregó que también se recibirán vendas, gasas sanitarias, y guantes de látex.

Además, el personal médico y de enfermería que quiera prestar voluntariamente sus servicios puede hacerlo presentándose en el albergue.

Alma Orozco, subdirectora de Grupos Sociales de la alcaldía Iztacalco, apuntó que este domingo se repartieron más de 300 comidas, aunque para los próximos días la cifra se multiplicará al mismo ritmo que vayan llegando más migrantes.

“La gente que quiera puede colaborar trayendo latas de atún, comida preparada, café, pan, y, sobre todo, agua embotellada”, indicó Orozco.

Además de cobijas, alimentación, y atención sanitaria, el gobierno capitalino instaló módulos de servicios psicológicos y atención jurídica, y un fuerte operativo policiaco y de tránsito en la entrada y en los alrededores del estadio-albergue Jesús Martínez ‘Palillo’.

“Yendo en caravana nos sentimos más seguros”

Alejandro tiene 20 años y es de Guatemala. Acaba de salir del túnel de vestuarios del estadio, cargado con una cobija y una playera colocada sobre el hombro que le proporcionó personal del gobierno capitalino.

Con un ritmo de plática melodioso y pausado, el joven explica que ante la negativa del gobierno de Veracruz de proporcionar a la caravana 150 autobuses para que se trasladaran todos juntos –el gobernador Yunes primero les ofreció el transporte, y luego se los quitó alegando el corte de agua que afecta a la capital desde el miércoles pasado-, decidió emprender el camino junto a otros tres compañeros.

“Hemos llegado hasta aquí gracias a que mucha gente nos ha dado ‘aventón’ de pueblo en pueblo, y también caminando muchos kilómetros”, dice el joven centroamericano, que se queja del frío que soportó durante el trayecto, especialmente en la zona de Puebla.

“La verdad, estoy muy agradecido con el pueblo de México –añade-. Desde que entramos al país, la gente de acá nos ha apoyado mucho con comida, agua, y hasta con doctores. Es un gran apoyo, y ahora les queremos responder de la misma manera, portándonos bien y haciendo bien las cosas”.

Cuestionado por el motivo por el que se unió a la Caravana Migrante, Alejandro cuenta que en Guatemala se licenció en contabilidad, pero que, tras años de intentarlo, no ha encontrado empleo más que trabajos esporádicos y mal remunerados en la albañilería.

“Por mucho que uno sea estudiado, en Guatemala no hay trabajo. Y si lo encuentras, no se gana mucho. Además, allá hay también mucha delincuencia y no lo dejan a uno prosperar, te extorsionan a cada rato. Por eso aproveché esta caravana y me uní a ella, porque yendo todos juntos nos sentimos más seguros que por separado. Ahora mi meta es llegar a Estados Unidos”.

-Pero el presidente Donald Trump ya ha dicho que la Caravana no va a ser bien recibida –le plantea el reportero-. Incluso, amenaza con enviar tropas a la frontera.

Pero Alejandro encoge los hombros y con una sonrisa aniñada se aferra a la cobija que trae doblada bajo el brazo.

-Sé que va a estar difícil entrar a Estados Unidos. Pero dicen que Trump ya está cediendo y que sí nos va a dar permiso de entrar a su país a pedir refugio –responde el guatemalteco, que no sabe precisar, sin embargo, quién le dijo que Trump les abriría la frontera.

El hondureño Samuel Briseño, de 28 años de edad, dice que también salió de su país por la pobreza, pero, sobre todo, por las pandillas que lo extorsionaban a diario con cuotas.

Y como él, la mayoría de hondureños entrevistados en el albergue, alegan precisamente la violencia de las maras, como Barrio 18 o la MS 13, como el principal motivo por el que salieron huyendo de Honduras en busca de asilo en Estados Unidos.

“En Honduras el problema de las maras ya nos rebasó. Es demasiada la violencia y ni el gobierno de mi país, ni nadie, hace nada para ayudarnos. Y es por eso que estamos aquí. No es por gusto, créame. Nadie sale huyendo de su casa, cargado con niños, y con toda la familia”, expone Gladys, también hondureña, que viaja hacia la frontera norte acompañada de su hija de siete años.

“No somos polleros”

Por su parte, el activista Alejandro Solalinde descartó ayer la posibilidad de que los migrantes centroamericanos que han llegado, y los que seguirán llegando a Ciudad de México, sean trasladados en autobuses a Tijuana, Baja California, porque “no somos polleros”.

Ninguna autoridad, subrayó, lo va a hacer: “Nosotros estamos actuando como una ayuda humanitaria del sur al centro de la capital del país, aquí les podemos dar ayuda humanitaria, pero no somos polleros, no podemos llevar a nadie allá, si quieren ir es por su cuenta y riesgo”.

Otros integrantes de la caravana se reagruparon en la ciudad de Puebla, a unos 120 kilómetros de la capital.

El contingente más grande de migrantes provenientes de El Salvador, Honduras y Guatemala, salió la madrugada de este domingo de Ciudad Isla y se dirige a Córdoba, Veracruz.

Comentó que en el transcurso de esta noche y mañana lunes estarán llegando los migrantes centroamericanos y señaló que se harán dos grupos de interés, uno, la mayoría, los que quieran ir al vecino país del norte y los que necesiten ir a Estados Unidos por reunificación familiar o alguna otra razón, a quienes se les informará que situación prevalece en esa nación.

Las personas que decidan quedarse en la capital, porque tienen familiares en alguna ciudad, se quedarán y los que no tienen ningún conocido en la nación mexicana pero se quieren quedar, también lo podrán hacer, porque “ya hay ofertas concretas de empleo”, sobre todo a mujeres con niños, subrayó.

Ellas, enfatizó, van a poderse quedar no como esclavas sino como socias, pues, indicó, con los donativos del Congreso capitalino para el éxodo, que serán administrados por Hermanos en el Camino, se generarán proyectos productivos y “ya tenemos hasta cosas concretas en las que ellas pueden ser patronas”.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Escasez de autos y precios altos, así afecta la industria automotriz a las economías del mundo

Los problemas de la industria automotriz generan un "efector multiplicador" que afecta el empleo y el crecimiento económico.
11 de noviembre, 2021
Comparte

Cuando la cadena de fabricación y suministro de autos funcionaba como un engranaje perfectamente engrasado, antes de la pandemia de covid-19, los consumidores podían elegir la marca y el modelo que querían.

Ahora, que hay una inédita escasez de autos a nivel mundial, los compradores se están anotando en listas de espera y pueden pasar meses antes de que puedan conseguirlos.

Esa escasez ha provocado un aumento de precios en algunos modelos de carros nuevos y ha disparado los precios de los autos usados.

Las grandes compañías están fabricando menos automóviles porque no hay suficientes semiconductores en el mercado, una pieza esencial en su producción.

A eso se suma el hambre de chips que tienen las empresas tecnológicas que fabrican desde electrodomésticos, computadores y celulares hasta consolas de videojuegos.

“La industria de los semiconductores está tratando de ponerse al día con la demanda, pero simplemente no puede”, dice Susan Golicic, profesora de la Facultad de Negocios de la Universidad Estatal de Colorado, en Estados Unidos.

Ante la falta de chips, los fabricantes de vehículos han tenido que seleccionar qué modelos seiguen en la línea de producción y qué modelos no, explica la experta.

chip

Getty Images
Las empresas que fabrican semiconductores no logran abastecer la demanda.

“Muchas de las empresas solo están produciendo los vehículos que les generan mayores ganancias“, como coches utilitarios deportivos (SUV, por sus siglas en inglés), camiones o autos de lujo.

“La situación es bastante seria”.

Willy Shih, profesor de la Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard, le dice a BBC Mundo que la escasez afecta a toda la cadena de fabricación en la industria automotriz. Es decir, a todas las empresas que fabrican partes.

“Esto tiene un efecto en el empleo que generan todos los negocios asociados a la fabricación de un automóvil. Entonces, las consecuencias se han extendido rápidamente”.

En Japón, país de marcas como Toyota y Nissan, la escasez de partes hizo que las exportaciones del sector bajaran un 46% en septiembre, en comparación con el año anterior, una clara demostración de la importancia de la industria automotriz para su economía.

Trabajador en fábrica de autos

Getty Images

“Se calcula que la fabricación de automóviles genera cerca del 3% del Producto Interno Bruto (PIB) global”, señala David Menachof, profesor del Departamento de Gestión de Operaciones y Tecnología de la Información de la Escuela de Negocios de la Florida Atlantic University (FAU).

En el último año, según explica en conversación con BBC Mundo, cerca de 8 millones de vehículos dejaron de ser producidos. Esta situación se traduce en una pérdida de ingresos cercana a los US$200.000 millones para la industria automotriz.

Sube el precio de los autos usados y nuevos

“En Estados Unidos los autos se están vendiendo incluso a valores más altos que el precio de venta porque hay gente dispuesta a ofrecer más que el precio normal”, le dice a BBC Mundo Menachof.

Y como no hay suficientes productos nuevos disponibles en el mercado, ha subido la demanda de vehículos usados, elevando el costo promedio de un auto de segunda mano en EE.UU. a más de US$25.000.

De hecho, apunta Susan Golicic, el valor promedio de un vehículo ha venido subiendo cerca de US$200 cada mes.

Lo mismo está ocurriendo en otras partes del mundo. México, por ejemplo, es el cuarto exportador mundial de autos y el séptimo productor.

Fábrica automotriz en México

Getty Images

Este país, que exporta un 80% de su producción y tiene el liderazgo en la industria automotriz de América Latina, está viviendo los efectos de la escasez mundial en la fabricación de carros.

Guillermo Prieto, presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), comenta que el precio de los autos nuevos ha subido un 9%, mientras que el mercado de los seminuevos (con una antigüedad no superior a los cinco años) también ha visto un incremento en su costo.

“Hay más demanda, menos coches y los clientes a veces tienen que esperar cinco o seis meses para comprar lo que están buscando”, le dice a BBC Mundo.

“Es una escasez enorme”, apunta, que ha tenido un fuerte impacto en el mercado laboral, dado que genera dos millones de empleos directos, y muchos otros indirectos al sumar todas las empresas que proveen partes y servicios.

A la escasez de automóviles, se ha sumado un factor adicional: el aumento en la entrada ilegal de los llamados “autos basura” desde EE.UU.: vehículos en mal estado que no encuentran compradores en la mayor economía del mundo, pero sí tienen demanda al otro lado de la frontera.

Efectos laborales y económicos

Aunque los autos se producen en distintas regiones del mundo, gran parte de la fabricación está concentrada en países como EE.UU. y China.

Pero también participan en la cadena otros más pequeños como, por ejemplo, Eslovaquia.

Este último país, que apenas tiene poco más de 5.6 millones de habitantes, alberga grandes fábricas de Volkswagen, Peugeot y Kia, y produce un millón de automóviles al año, lo que lo convierte en la nación con la mayor producción per cápita del mundo.

Fábrica en Eslovaquia

Getty Images

Eso hace que los problemas en la industria automotriz tengan un fuerte efecto en su economía.

En el contexto global, debido al tamaño de la industria automotriz, se produce un “efecto multiplicador”, dice David Menachof.

“Una compañía que emplea a 100 personas, genera efectos en la contratación de hasta 500 trabajadores”, por todas las empresas asociadas que giran en torno a ella.

Y cuando todas las personas que intervienen en la cadena de fabricación de un auto se ven afectadas, se resiente la economía local, especialmente cuando se cierran temporalmente algunas plantas.

“Todas las estimaciones apuntan a que la escasez se extenderá hacia 2022, incluso hasta 2023, antes de volver realmente a una situación de mercado normal”, apunta Menachof.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=4QEW0DHWIlg&t=17s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.