close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Moriremos esperando: migrantes inician largo trámite de solicitar asilo en EU desde México

Ante las dificultades para cruzar hacia Estados Unidos, los migrantes no tienen otra opción que solicitar asilo a Estados Unidos desde México, un proceso largo y complicado que parece imposible de lograr.
Cuartoscuro
Por AFP
27 de noviembre, 2018
Comparte

La caravana de migrantes centroamericanos ha jugado sus cartas más audaces para llegar a Estados Unidos: derrumbar la frontera en una masiva e inesperada estampida o escabullirse a cuenta gotas por el peligroso desierto. Ante su fracaso, deberá someterse al extenuante proceso de pedir asilo desde México.

Tras recorrer más de 4.000 km desde Honduras durante más de un mes en busca del sueño americano, el hartazgo y la desesperación se han apoderado de los cerca de 5.000 migrantes centroamericanos que se han estancado en Tijuana, una ciudad del noroeste de México fronteriza con Estados Unidos.

Ahí viven hacinados en un improvisado albergue con escasos servicios sanitarios, dos raciones de comida al día y diversas epidemias.

En su apremio por buscar mejor vida en Estados Unidos, estos migrantes -mayoritariamente familias hondureñas con niños- han arriesgado el pellejo intentando cruzar a la fuerza la frontera.

El momento más crítico ocurrió el domingo, cuando unos 500 migrantes embistieron en horda contra el muro de metal oxidado que divide a Tijuana de la ciudad estadounidense de San Diego, escalando incluso una segunda valla coronada por alambre de púas.

Los gases lacrimógenos y balas de goma que las fuerzas estadounidenses descargaron contra ellos para frenarlos infundieron terror entre la caravana y enfriaron su ánimo.

“Nunca nos esperamos eso, creímos que iban a matarnos. Está muy difícil cruzar al otro lado así”, dijo a la AFP Brayan Casas, un hondureño de 28 años que terminó con varios hematomas en el cuerpo tras participar de la estampida con su esposa e hijo.

“Leyes racistas”

“Aprendieron la lección. Ya vieron que no podrán pasar fácilmente. Amanecieron menos rebeldes”, dijo bajo el anonimato un agente BETA, una fracción del Instituto Nacional de Migración en México destinado a dar atención humanitaria a los indocumentados.

Esta crudeza no desanima a los más fuertes, que han empezado a escabullirse por debajo del muro, en solitario y por las noches, para adentrarse en el vasto desierto estadounidense.

“Ya van cinco veces que intento pasarme yo solo. Pensé que si no había luz no me verían pero están bien perros (implacables)” los agentes de la patrulla fronteriza, cuenta Danilo Mejía, un delgado hondureño de 26 años que viaja solo, vestido con una chamarra de piel que le queda grande.

Ante esta encrucijada, los migrantes no tienen otra opción que solicitar asilo a Estados Unidos desde México, un proceso tan largo y complicado que parece igual de imposible de lograr.

“Estados Unidos tiene leyes de asilo que son totalmente injustas, racistas. Deniegan la mayoría de los casos, especialmente si no tienen representación legal”, denuncia Arturo Viscarra, un abogado estadounidense-salvadoreño.

Es un “sistema de justicia hostil. (Los migrantes) no logran el asilo aunque deberían calificar”, asegura este miembro del estadounidense Gremio Nacional de Abogados, que se instaló frente al albergue donde enseñan a los solicitantes sobre sus derechos.

“Moriremos esperando”

“La gran mayoría de la caravana quiere pedir asilo”, y aunque es gente que “está huyendo de la violencia, los han amenazado las maras (pandilleros)”, eso no basta porque “Estados Unidos no aplica la ley de asilo de una manera tan amplia”, dice Viscarra.

Esta noticia desalienta a los centroamericanos, que se han inscrito en una lista de espera de más de 5.000 personas para presentar sus documentos.

“Tenemos que esperar más de tres meses para que nos llamen, y quién sabe cuánto para que resuelvan”, dice Arlín Gutiérrez, una hondureña de 40 años que viaja con sus tres hijos pequeños.

Gutiérrez no sabe qué es peor: cruzar el desierto donde incontables migrantes han muerto de deshidratación, hipotermia y mordeduras de serpientes, o pelear el asilo.

“Nos moriremos esperando, no se puede aguantar tanto tiempo viviendo como animales” en el albergue, “pasando frío, lluvias, enfermedades”, dice desesperada mientras sacude el pañal plástico de su bebé para reutilizarlo.

El presidente Donald Trump, quien estima que la caravana busca perpetrar una “invasión” a Estados Unidos, insiste en que “todos permanecerán en México” mientras sus solicitudes de asilo son “aprobadas de manera individual en la corte”.

Pero un juez federal de California suspendió recientemente un decreto firmado por Trump que establecía que los migrantes que cruzaran clandestinamente no podrían pedir asilo.

Así, la represión contra los centroamericanos que saltaron el muro fronterizo en masa “está violando este decreto, porque deberían poder pedir asilo”, argumenta Viscarra.

Entre este doble filo, los agentes de la patrulla fronteriza parecen surfear en un juego del gato y el ratón. No ofrece asilo a los migrantes clandestinos pero tampoco los deporta.

“No me hicieron nada, nomás me regresan por donde vine”, asegura Mejía, quien se aventura solo en el desierto por no tener cómo costear los 10.000 dólares que le cobra un traficante de personas experimentado.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Eka Wulandari

"Esto no es Marte": las imágenes del cielo rojo en Indonesia por los incendios forestales

Las fotos y videos de este extraño fenómeno se hicieron virales en las redes sociales durante el fin de semana. Los incendios llevan semanas generando una densa bruma y las autoridades locales han instado a los residentes a usar máscaras.
Eka Wulandari
23 de septiembre, 2019
Comparte

El cielo de Indonesia se tiñó de rojo durante el fin de semana por efecto de los incendios forestales que se extienden por grandes áreas del país.

Una residente de la provincia de Jambi, en la parte oriental de la isla de Sumatra, capturó al mediodía del sábado unas impresionantes imágenes del cielo completamente rojo.

Eka Wulandari, la autora de las fotos, dijo que ese día la bruma había sido “especialmente densa” y que “le hirió los ojos y la garganta”.

Cada año, los incendios en Indonesia crean una neblina tóxica que puede terminar cubriendo toda la región del Sudeste Asiático.

Un experto en meteorología le contó a la BBC que este inusual aspecto del cielo es causado por un fenómeno llamado dispersión de Rayleigh.

Pueblo de Mekar Sari, en Jambi

Eka Wulandari
Ese día la bruma era especialmente densa, dijo la mujer que tomó las fotos.

Wulandari, de 21 años, publicó las fotos en Facebook. Desde entonces han sido compartidas más de 34.000 veces.

En declaraciones al servicio indonesio de la BBC dijo que muchos en internet dudaban de la autenticidad de las imágenes.

“Pero es cierto. La foto y el video son reales, los tomé con mi celular“, explicó, añadiendo que el humo seguía denso este lunes.

Pueblo de Mekar Sari, en Jambi

Eka Wulandari
El pueblo de Mekar Sari se tiñó de un rojo profundo.

En Twitter, otra persona publicó un video mostrando el cielo del mismo tono rojizo.

“Esto no es Marte. Es Jambi”, dijo Zuni Shofi Yatun Nisa. “Los humanos necesitamos aire limpio, no humo”.

https://twitter.com/zunishofiyn/status/1175361000062607360


¿Qué es la dispersión de Rayleigh?

La agencia meteorológica de Indonesia, BMKG, dijo que las imágenes satelitales revelaron numerosos puntos calientes y una “distribución de humo espeso” en la zona de la región de Jambi.

El catedrático Koh Tieh Yong, de la Universidad de Ciencias Sociales de Singapur, dice que el fenómeno -la dispersión de Rayleigh- tiene que ver con ciertos tipos de partículas que están presentes durante el periodo de neblina.

“Durante los periodos de brumas, las partículas más abundantes tienen el tamaño aproximado de un micrómetro (una milésima de milímetro), pero estas partículas no cambian el color de la luz que vemos”, le contó a la BBC.

“También hay partículas más pequeñas, de unos 0,05 micrómetros o menos, que no generan mucha neblina, pero que son de cierto modo más abundantes durante un periodo de brumas (que cuando no las hay). Eso basta para que se dé una tendencia mayor a dispersar más la luz roja que la luz azul hacia adelante y hacia atrás, y por eso ves más rojo que azul”.

incendios en Indonesia, 9 de septiembre

WAHYUDI/Getty Images
Esta imagen de los incendios en Indonesia fue tomada el 9 de septiembre.

También dijo que el hecho de que las fotos se hubieran tomado a mediodía pudo haber hecho que el cielo se viera más rojo.

“Si el Sol está sobre tu cabeza y miras hacia arriba en su dirección, parecerá (aun) más que el cielo está rojo”.

El profesor Koh dice que este fenómeno no modifica la temperatura del aire.

Este año los niveles de humo son peores que los de otros años.

¿A quién se culpa?

La neblina es causada por los fuegos, que se extienden (en menor medida) hasta algunas partes de Malasia.

Normalmente, alcanzan su punto máximo entre julio y octubre, durante la temporada seca de Indonesia.

Según la agencia de desastres nacionales del país, 328.724 hectáreas se quemaron en los primeros ocho meses del año.

Parte de la responsabilidad se atribuye a grandes corporaciones y a pequeños agricultores, que se aprovechan de las condiciones secas para limpiar la vegetación de las plantaciones de aceite de palma, pulpa y papel con talas y quemas.

Tala en Sumatra, 2006

Getty Images
La tala y quema de bosques explica la situación.

Esta técnica es usada en muchas regiones y es la forma más fácil de los agricultores para librarse de muchas enfermedades que afectan a sus cultivos.

Sin embargo, estos fuegos a menudo se descontrolan, extendiéndose a áreas forestales protegidas.

La tala y quema es ilegal en Indonesia pero lleva años permitiéndose. Algunos expertos lo atribuyen a la corrupción y a una gobernanza ineficiente.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=hBN2H-E3KAc

https://www.youtube.com/watch?v=24JaHawe-RM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.